Violencia de género: “no va a parar hasta que me mate”

Violencia de género: “no va a parar hasta que me mate”

Hace un año y medio la vida de Anahí cambió por completo. La ruptura de una relación de apenas un par de meses desencadenó en una pesadilla que aún no terminó y que espera que no llegue al capítulo más extremo de todos: el femicidio.

La detención de Eduardo Rodríguez por violar la restricción de acercamiento que la justicia le impuso, trajo cierto alivio a quien viene padeciendo acosos y ataques de todo tipo desde fines de 2013.

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), Anahí detalló que desde que terminó la relación con Rodríguez sufrió el incendio de su casa, del auto de su actual pareja y de la puerta de la casa de una amiga, entre otra serie de daños y actos permanentes de acoso y hostigamiento como efectuar pintadas agraviantes frente al lugar de trabajo.

“Los delitos de violencia de género involucra, no solo a la mujer, sino a todo su entorno familiar porque la idea que este tipo de gente tiene es el de destruirte y que tu vida se torne imposible”, destacó.

Producto de ese permanente tormento decidió irse de Mar del Plata. Pero en los últimos días regresó para estar con su familia y el pasado martes cuando se encontraba en la Terminal de Ómnibus para retornar a la ciudad donde vive, constató que la estaba siguiendo.

“Empecé a gritar, a sacarle fotos y personal de la Terminal llamó a la policía y lograron detenerlo, pero realmente no puedo creer que esta persona con todo lo que me ha hecho siga en libertad y en ningún momento lo hayan llamado a indagatoria”, expresó.

Por esta situación es que decidió hacer público su caso y tratar de que su acosador no dañe a nadie más.

Este tipo intentó matar a la pareja de su ex mujer a la que además lesionó en reiteradas oportunidades. Por ello estuvo preso”, agregó.

Cabe aclarar que se unificaron todas las causas que recaían sobre Rodríguez, pero por estas horas está alojado en la Unidad 44 de Batán pero por haber violado una orden de restricción.

Es una persona que lo único que pretende es el de causarme daño porque, supuestamente, yo le hice daño dejándolo y no puede tolerar que no siga siendo de su propiedad”, subrayó.

Anahí reclamó al Poder Judicial que actúe en consecuencia “porque no va a parar hasta que me mate”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *