El vicepresidente catalán Oriol Junqueras también trabajó el 12 de octubre y demás sucesos en Cataluña por un día supuestamente festivo.

Quema de estaladas

Noticias de Cataluña

El también líder de Esquerra Republicana de Catalunya sostuvo que “los cargos públicos tienen que atender los ciudadanos todas los días del año”

                   

Líder de ERC, Oriol Junquera

Tal como informáramos, el Ayuntamiento de Badalona ha sido el protagonista del día al abrir sus puertas y desacatar una resolución judicial que le impedía hacerlo este miércoles 12 de octubre, Fiesta Nacional de España. A pesar de que este es el caso que ha hecho más ruido a los medios de comunicación, Badalona no es el único Ayuntamiento del país que ha tomado esta decisión.

En el mismo sentido, Oriol Junqueras, vicepresidente del Gobierno y presidente de ERC, manifestó que él también trabaja hoy y que “los cargos públicos tienen que atender los ciudadanos todas los días del año”. En este sentido, el alcalde de Sant Vicenç dels Horts explicó que él mismo y el consejero de Salud, Toni Comín, han presentado los objetivos de la ley de acceso universal a la sanidad catalana y lo han hecho en el Hospital de Sant Pau de Barcelona. “Me parece que lo que estamos haciendo hoy aquí es una demostración de nuestro compromiso con los ciudadanos. Estamos donde toca en el día que toca, porque cada día es importante”, enfatizó Oriol Junqueras.-

 

 

Quema de esteladas e insultos a Colau en la manifestación ultra del 12 de octubre

 

Grupos neonazis y franquistas se manifestaron en Barcelona e intimidaron a periodistas que estaban cubriendo la marcha

Nueve periodistas que estaban cubriendo los discursos de los líderes del Movimiento (Ultra) Católico Español, Falange Española y Democracia Nacional, tuvieron que abandonar la zona apresuradamente luego de la intimidación de un grupo de los asistentes.

Esto sucedió mientras Manuel Canduela, presidente de Democracia Nacional, cargaba verbalmente contra el fotoperiodista Jordi Borràs, blanco habitual de movimientos ultraderechistas.

Mientras algunos asistentes buscaban entre el grupo de periodistas al denominado por Canduela, los manifestantes reconocieron entre el grupo de periodistas al hermano de Jordi Borras, Enric, redactor del diario ‘Ara’.

Tras amenazas e insultos reiterados de los ultras, la prensa se vio obligada a marcharse de la zona de la plaza Sant Jordi, donde estaba concluyendo el acto.

Durante la marcha, bien custodiada en todo momento por un dispositivo de seguridad de los Mossos d’Esquadra, los manifestantes lanzaron gritos contra los refugiados tachándolos de “invasores” y Manuel Andrino, líder de la Falange Española, dijo que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, es una “retrasadilla” por querer acoger a los refugiados, a los que se ha referido como “delincuentes”. Antes de comenzar los discursos, los asistentes quemaron cuatro o cinco banderas independentistas.

 

 

 Badalona desobedece al juez y abre las puertas de su Ayuntamiento

Lo mismo hacen unos 40 ayuntamientos catalanes, la mayoría gobernados por la CUP y Esquerra Republicana, argumentando que no tienen nada que celebrar el 12 de octubre

El juzgado contencioso-administrativo número 14 de Barcelona dictaminó ayer que el Ayuntamiento de Badalona estaba obligado a cerrar los locales y dependencias públicas con motivo de la festividad del 12 de octubre.

Pero el tercer teniente de alcalde, Josep Téllez, ingresó esta mañana en el edificio para trabajar y, delante de la prensa, destrozó la orden judicial que impedía la apertura.

Tras este acto, seis ediles de Badalona ingresaron en el consistorio para atender a unos 200 ciudadanos. “Ayer lo definimos como un golpe de Estado contra la soberanía municipal y esta mañana el gobierno local nos hemos reunido para ver cómo damos salida a tanta gente que nos ha pedido poder entrar y hemos decidido esto”, dijo Téllez.

Por su parte, el ex alcalde de Badalona y actual líder del PP catalán, Xavier García Albiol, espera que haya una respuesta por parte de la justicia ante la “chulería y desafío” de los ediles. Para él se trata de un “disparate” previsible.

Imitando la actitud de algunos funcionarios de Badalona, hoy unos 40 ayuntamientos catalanes decidieron también abrir sus puertas porque “no tienen nada que celebrar”. Se trata de Berga, Celrà (Girona), Linyola (Pla d’Urgell), Argentona (Maresme) y la Vilella Alta (Priorat), entre otros, la mayoría gobernados por la CUP y ERC.

 

Badalona. (INCAT-Agencias).-

Barcelona (INCAT).-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *