Verano 2020: con subas de 30 a 50 por ciento se proyecta «una temporada difícil»

Los alquileres temporarios comienzan a moverse y, por ahora, con un incremento del 30% sobre las tarifas que rigieron el último verano. En los balnearios, iniciaron la preventa con aumentos que llegan al 50 por ciento.

A tres meses para el comienzo de la temporada de verano, los empresarios del sector turístico fijaron valores con incrementos que van del 30% al 50% en relación a los del año pasado.

El panorama de cara a la temporada es incierto. El dólar alto hace competitivos a los destinos locales; Brasil, Uruguay, Chile quedarán más lejos el próximo verano. Pero el empresario del sector sabe, porque la padece al mismo tiempo, que la situación para el mismo turista fronteras adentro también es complicada: “El poder adquisitivo se redujo, en verdad no sabemos cómo será el comportamiento del turista. Creemos que será una temporada difícil”, es la coincidencia. 

“El panorama es complicado”, define Oscar Gonnet, agente inmobiliario de Mar del Plata con cartera especializada en alquileres de temporada, y sostiene que “lamentablemente no hay motivos favorables para que la temporada sea muy distinta a la última”, que no fue buena. 

De todos modos, los alquileres temporarios comienzan a moverse y, por ahora, con un incremento del 30% sobre las tarifas que rigieron el último verano. “El precio tiene que ser acorde para que no ocurra lo que otras veces, como el año pasado que de 60 días que se lo puso en alquiler un departamento sólo estuvo ocupado 20, sumando distintos períodos de alquiler”.

En Mar del Plata ya comenzaron a cerrar operaciones para congelar el precio.

Gonnet sostiene que el para el propietario “el negocio es tener el departamento alquilado y la mayoría de ellos está dispuesto a recaudar para poder pagar impuestos, para cubrir las expensas del año”.

Recién la semana que viene el Colegio de Martilleros de Mar del Plata dará a conocer el tarifario sugerido para la temporada: cuánto recomiendan cobrar por departamentos de uno, dos o tres ambientes, o un chalé. Miguel Angel Donsini, presidente de la entidad, dice que intentarán que los asociados convengan que la suba “acompañe paritarias, el ritmo de los aumentos que ha recibido la gente, y no lo que ha sido la inflación”, adelantó. 

“Mar del Plata tiene una buena oferta, nosotros esperamos ser competitivos”, dijo a este diario. Contó que las inmobiliarias comenzaron a recibir consultas, “pero en general aún no hay valores, los tendremos definidos en los próximos días”.

Aun antes de la sugerencia oficial, las propiedades ofrecidas en estos días van de los 15 a 20 mil pesos por un departamento de un ambiente una quincena de enero, en el centro, equipado y con impuestos incluidos por una quincena de enero, y de los 20 a los 25 mil pesos por uno de dos ambientes.

“Es de lo que se parte. Luego, con cochera, vista al mar, amenities, etcétera, los valores son otros. Por ejemplo, por día, un departamento de estas características estará -asegura un vendedor-, desde los 3 mil pesos». Quienes congelaron esos valores anticiparon un 30 ó 40% del total; el resto se paga al momento de la posesión, en efectivo, en cuotas con tarjeta de crédito -hay que tener en cuenta el interés- o como se haya convenido previamente. 

En cuanto a los servicios de playa, los balnearios de Mar del Plata han registrado incrementos de un año a otro que van de un 40% a un 50%. Desde la cámara que los nuclea este año no darán a conocer valores de referencia. “Cada balneario ofrece servicios muy diferentes, es difícil establecer una tarifa que contemple a todos”, explicó Esteban Ramos, tesorero de la Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines (Cebra). Con público local, algunos prevén abrir desde el 1° de octubre.

Por toda la temporada, en La Perla una carpa cuesta 75 mil pesos; en Punta Mogotes, 50 mil; y en Playa Grande, 95 mil. Se trata de valores que sólo rigen para quien reserve hasta el 30 de septiembre. “Quienes comenzaron a pagar en la preventa, inmediatamente después de la temporada pasada, congelaron con una suba del 40%, un anticipo y 6 cuotas fijas. Pero después de las PASO debí subir un 10% más, aunque siempre con ayuda para que el cliente se quede”, explicó el propietario de un balneario del sur.

Por el mes de enero, una carpa en La Perla cuesta 45 mil pesos; y una sombrilla, 38 mil. En Playa Grande, cobran 61 mil por la carpa y 48 mil por la sombrilla. Lo que nadie sabe de momento es cuánto costará una carpa por día en esos días calientes del verano para los que no falta tanto tiempo, pero con elecciones en medio que tienen en vilo el panorama económico.

Fuente: Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *