Un vecino denuncia que calles con “granza” afectan la salud de la población

Decidió instalar un pasacalles e la cuadra de su casa para trata de mitigar el impacto negativo del polvo que levantan los autos.

Un vecino denuncia que calles con "granza" afectan la salud de la población

Roberto Sama tiene 75 años y cansado de la falta de respuesta por parte de las autoridades municipales decidió colocar pasacalles en la zona de calle Sagastizabal al 5600 para pedirle a los automovilistas que aminoren la velocidad.

Detrás de esta decisión hay una finalidad que persigue el frentista y es el de tratar de generar conciencia sobre el nivel de contaminación que existe con las calles engranzadas que mantiene el municipio.

En diálogo con PuntoClub (FM 96.3ClubRadio), Roberto indicó que “hace casi dos años que estoy advirtiendo que el relleno que se usa para las calles está compuesto de un material que denominan granza, palabra mal utilizada, porque es un residuo carbónico y no el cuarzo con un 80,5 por ciento de sílice que se coloca en las casi 10 mil calles que Mar del Plata tiene sin asfaltar“.

“Es un material tan peligroso porque es sílice y cuarzo amarillo triturado, el segundo más peligroso después del cuarzo blanco, que afecta la salud de las personas y de la vida en general”, agregó.

El vecino que hace muchos años vive en Mar del Plata afirmó que “nadie tiene conciencia de ello e incluso envié notas al EMVIAL alertando de que estamos viviendo en un medio absolutamente contaminado y que afecta principalmente a los ojos y jamás tuve una respuesta directa”.

Más adelante, indicó que “cuando vi que esto estaba afectando a mi salud hice analizar este polvo, a través de la Facultad de Ingeniería, donde el profesor Pablo Botta, miembro del Conicet tomó una muestra, la analizó y encontró entre otros minerales una alta presencia de sílice del cuarzo triturado que se extrae de las canteras de Batán”.

Mientras espera que el municipio brinde alguna solución, Roberto decidió instalar estos pasacalles en su cuadra, ya que los vehículos que circulan por ese sector lo hacen a alta velocidad causando nubes de polvo de este material contaminante.

“Tengo experiencia sobre lo que hablo porque provengo de la Patagonia donde en 1991 se me murieron cinco mil ovejas en Puerto Julián por la ceniza del volcán Hudson que tiene los mismos componentes”, resaltó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *