Vacaciones a 90 días

vacaciones

Opinina Sebastián Puglisi.

En la edición del día de la fecha de algunos medios digitales leo con sorpresa que la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios, Delegación Mar del Plata, se suma al pedido de distintos actores políticos, institucionales y sociales locales de extender el período de vacaciones a 90 días.

Hace algunos meses, también la Confederación General del Trabajo y distintos sectores políticos, se sumaron a este pedido. Desde APYME, puntualmente, consideran que pensar en una temporada con 90 días, se enmarca en la posibilidad de generar mayor flujo en el consumo interno creando más puestos de trabajos extendidos en un mayor período. Por otro lado sostienen que consideran “estratégico el respeto de los 190 días de clases pero también es fundamental poder tomar medidas pensando en el conjunto de la sociedad”. Hasta aquí, por supuesto que acordamos todos los sectores. Ahora bien, creo que no se pueden pedir las dos cosas.

Si sostenemos 190 días de clase y 90 de temporada como lo solicitó el Sr. Intendente Municipal es demagogia. ¿Es posible pensar en cumplir con lo dispuesto por la ley 25.864 (180 días de clase) y luego por la Recomendación del Consejo Federal de Educación Nº 165 de 2011 (190 días de clase)? La respuesta es NO, pero por la sencilla razón que no podríamos llegar a 190 días hábiles, pensando en 90 jornadas de temporada. Una cuenta simple pensando en el 2015: del 1 de enero al 31 de marzo, tenemos 90 días. Las clases entonces deberían comenzar el miércoles 1 de abril. Descontando feriados y haciendo finalizar el ciclo el 30 de diciembre, contamos 172 días hábiles.

No estaríamos llegando ni siquiera a los 180 días.   ¿y los exámenes?¿y las compensaciones? Necesitaríamos meses más largos, cosa que es imposible. Por otro lado, ¿por qué se asigna el concepto “temporada”, a las vacaciones que realiza el grupo familiar con hijos en edad escolar?¿no se puede pensar en febreros,   marzos, abriles y mayos con ofertas para otros grupos etarios u otras composiciones familiares? En algún momento habrá que dar el debate. Podemos pensar en un modelo distinto para nuestra ciudad, pero debe surgir del consenso y del debate conjunto en el que los docentes y los distintos actores involucrados en la problemática no pueden quedar al margen. O bien 190 días de clase o bien 90 días de temporada. Las dos cosas no se pueden dar. No alcanzan los días.

 

Sebastián Puglisi

Lic. en educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *