Una de los fallecidos en el vuelco del micro en Chascomús había sido condenada por homicidio

Ese fallecido fue identificado como Martín Mansilla, quién hubiera cumplido 39 años y había sido condenado por el homicidio del herrero Ricardo Arriagada, en 2014, aunque nunca fue detenido a raíz de las sucesivas apelaciones presentadas en la causa.

Una de las personas que murió el pasado martes al volcar un micro de la empresa Plusmar sobre la ruta 2 había sido condenado a cuatro años y medio de prisión por matar a golpes a un hombre, aunque nunca cumplió la pena en la cárcel, informaron fuentes policiales.

Ese fallecido fue identificado como Martín Mansilla, quién hubiera cumplido 39 años y había sido condenado por el homicidio del herrero Ricardo Arriagada, en 2014, aunque nunca fue detenido a raíz de las sucesivas apelaciones presentadas en la causa, agregaron los voceros.

Esta circunstancia se conoció a raíz de un tuit publicado por la hija del herrero, Mónica Katherina, quien escribió un su muro de la red social Facebook: “Y la justicia divina te llegó Martín Mansilla… bien muerto estas hijo de puta… ahora sí mi viejito va a descansar en paz”.

«No estoy en mi mejor momento de salud para expresar lo que siento, No pudimos hacer justicia nosotros pero alguien sí pudo. Gracias dios, gracias por esta paz que necesitábamos», agregó.

La mujer se refirió al crimen de su padre, quien vivía en la localidad balnearia de Santa Clara del Mar y que en 2014 tuvo un incidente de tránsito cuando circulaba por la avenida Carlos Tejedor y la calle Ferre, de Mar del Plata, y atropelló a un perro que se cruzó en su camino, lo que provocó el repudio de quienes observaron la escena.

Según se determinó en la causa, Arriagada quiso asistir al animal, pero en ese momento se acercó un hombre, que resultó ser experto en artes marciales, y que tras una fuerte discusión, lo golpeó, le rompió la mandíbula y lo dejó inconsciente.

El herrero quedó tendido sobre el asfalto y luego fue trasladado al Hospital Interzonal de Mar del Plata, donde una semana después murió debido a las heridas sufridas.

Mansilla fue detenido pero la Cámara de Apelaciones y Garantías le concedió la excarcelación y llegó al juicio en libertad.

En 2016 el Tribunal Oral en lo Criminal 2 consideró que Mansilla no había tenido intención de matar y los jueces Roberto Falcone, Néstor Conti y Alexis Simaz lo condenaron a cuatro años y seis meses de prisión por el delito de “homicidio preterintencional”.

Debido a las sucesivas apelaciones presentadas por la defensa, el condenado nunca cumplió su pena en prisión. (Telam)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *