Tres femicidios en una semana en Mar del Plata

Dos femicidios ocurridos en menos de seis horas y tres en lo que va de la semana conmocionaron a Mar del Plata que durante este fin de semana largo es sede de un Encuentro Nacional de Mujeres, que tiene la consigna #Niunamenos.

Una de las víctimas fue apuñalada por su ex pareja, dentro de su casa y delante de sus hijos y su madre. La otra mujer fue degollada en el interior de un automóvil que quedó abandonado en la banquina de la ruta 11.

Según fuentes policiales, una de las víctimas habría sido identificada como Rosario del Carmen Salinas, de 38 años, que fue asesinada de once puñaladas. Sus pequeños hijos y su madre fueron testigos del ataque.

«Fue el Panza», señaló la mujer en referencia a la ex pareja de la víctima, que habría sido identificado como Juan Ruiz Díaz y que hasta hace poco más de dos meses vivía con Rosario. El hombre tenía orden de restricción de acercamiento. Ella lo había denunciado porque la amenazaba de muerte constantemente.

A partir de la reconstrucción del violento episodio que llevó adelante la policía, se estableció que el sospechoso llegó a la vivienda a las 10, situada en Juan de Dios Filiberto al 1600. Y en medio de una discusión con Salinas, tomó su bolso y sacó una cuchilla con la que le provocó once heridas.

La fiscal Andrea Gómez ordenó a la policía la detención del ex marido como presunto autor del homicidio. Hasta anoche permanecía prófugo.

Seis horas después, una mujer, de 47 años, que habría sido identificada por fuentes policiales como Claudia Sposetti, fue asesinada en un automóvil.

El cadáver fue hallado en un vehículo que estaba estacionado en la banquina de la ruta 11, entre Mar del Plata y Chapadmalal, en un sector de acantilados. El cuerpo tenía un profundo corte con arma blanca a la altura del cuello. De la mujer se pudo saber que había salido de su casa el jueves y desde entonces no volvió a tener contacto con su familia.

Sposetti trabajaba en la Gruta de Lourdes, donde colaboraba en el cuidado de jubilados. Sus familiares radicaron la denuncia cuando advirtieron que no regresaba y, más preocupados aún, no había concurrido aquel jueves a trabajar.

Fuentes judiciales admitieron que el caso tenía todos los componentes de un femicidio y a partir de esa hipótesis, los investigadores comenzaron a reconstruir el cuadro de relaciones y vínculos de la víctima con actuales o anteriores parejas que pudiera haber tenido.

La tercera víctima

A los casos de Sposetti y Salinas se sumó un tercer femicidio: ocurrió el miércoles pasado.

La víctima fue identificada por fuentes policiales como Elizabeth Constantópulos, de 44 años y madre de tres hijos. Habría sido asesinada a apuñaladas por su última pareja. El ex marido, de 46 años, identificado como Claudio Soto, la habría interceptado y atacado cuando ella caminaba con una amiga por Rivadavia al 1700.

La única testigo aportó una serie de precisiones sobre el atacante. Luego de buscar al sospechoso durante varias horas, los policías recibieron un aviso de los vecinos que alertaron del hallazgo del cuerpo de Soto colgado de un árbol, en el fondo de una vivienda situada en 9 de Julio al 9700.

A partir de los testimonios aportados por los familiares y amigos de la víctima, los investigadores establecieron que la pareja había interrumpido la relación hacía poco tiempo. Según allegados a la víctima, ninguno de los hijos de Constantópulos era fruto de la relación con Soto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *