Tras la casa arrasada en Mar del Tuyú, Agrimensores debatirán la interacción del hombre con los recursos hídricos

La Federación Argentina de Agrimensores (FADA) realizará desde este viernes tres jornadas virtuales de “divulgación y debate” sobre Línea de Ribera y Riesgo Hídrico, con acceso libre y gratuito

De manera coincidente con la casa devorada por el agua en Mar del Tuyú días atrás, la Federación Argentina de Agrimensores (FADA) realizará desde este viernes tres jornadas virtuales de “divulgación y debate” sobre Línea de Ribera y Riesgo Hídrico, con acceso libre y gratuito, “para poner en valor la necesidad de regular y reglamentar de manera ajustada al interés común la interacción del hombre con los recursos hídricos”.

“Se trata de tres viernes consecutivos de trabajo en los cuales se avanzará en lo que será la IV Jornada Nacional sobre el tema, que estaba prevista realizarse en octubre del año pasado en Santa Fe, más allá de esta azarosa coincidencia con lo que sucedió en la costa bonaerense y también del derrumbe de las barrancas del río Paraná, en Rosario y en la zona de islas, hace poco tiempo”, aclaró el titular de la FADA, el rionegrino Marcelo Lupiano, quien agregó: “esperamos que todos los profesionales interesados puedan participar ahora de estos tres ciclos”.

“Existe la necesidad de ordenar territorialmente las costas de los ríos, mares, lagos, arroyos y lagunas, además de acompañar el paso de los ingentes valores monetarios de la tierra en esos sectores y la creciente importancia estratégica del agua que contienen y transportan los cursos que se pretende deslindar, cuestiones que obligaron ya a algunas jurisdicciones provinciales para tomar el tema de la delimitación del dominio público hídrico como una cuestión de Estado y actuar en consecuencia”, explicó el dirigente.

En ese marco, en un comunicado, se explicó que la línea de ribera es un límite territorial, y es aquel que divide el dominio privado del dominio público hídrico; es decir, la línea que divide un río, arroyo, lago, laguna o el mar del territorio continental adyacente. Está definido en el Código Civil y Comercial como el promedio de las máximas crecidas ordinarias y como la más alta marea ordinaria, sin tomar aquellas extraordinarias debidas a tormentas.

Además, desde esa línea se proyectan otras dos, que son las denominadas de riesgo hídrico, o sea franjas paralelas a la costa sobre las cuales, desde los propios Estados, se plantean distintas restricciones en función del riesgo hídrico que contienen por su ubicación.

“Para medir el riesgo de una determinada situación se deben tener en cuenta dos factores: uno es la amenaza concreta que produce la misma, por ejemplo inundación, o derrumbe ante crecidas y bajantes extremas, o ante tormentas furiosas, etc.; y sobre esto es poco lo que el humano puede hacer, más que tomar nota y aprender con la historia de cada caso, ya que la naturaleza es, en la mayoría de esas ocasiones, inmanejable. El otro aspecto es la vulnerabilidad, que es la predisposición o susceptibilidad que una comunidad tiene de recibir un daño si esa amenaza se concreta, y sobre eso sí se puede actuar, y trabajar para mitigar el riesgo”, explicó el presidente de la Federación Argentina de Agrimensores.

“La normativa jurídica debe, entonces, transformarse y evolucionar para responder a las nuevas condiciones dadas en los casos de la instalación definitiva de novedosos usos y costumbres, tratando con ello de arribar a una lógica armonía entre lo anteriormente utilizado y la situación actual”, añadió Lupiano.

“Entonces, muchas veces, quienes pueden y deben llamar la atención sobre esos asuntos, son aquellos cuya formación profesional y consiguiente responsabilidad social los distingue, en este caso para el manejo de la gestión territorial, así como para lograr una correcta administración de los bienes públicos y, en dicho carácter, los obliga a mantenerse atentos, sirviendo de oteadores de la realidad para beneficio de la sociedad que constituyen o representan”, finalizó al presidente de la FADA, quien invitó a los interesados en participar en estas jornadas a que visiten la web y las redes sociales de la entidad para informarse sobre las mismas, que serán de libre acceso y gratuitas para todos los profesionales.

11 opiniones en “Tras la casa arrasada en Mar del Tuyú, Agrimensores debatirán la interacción del hombre con los recursos hídricos”

  1. Y hablando de playa me gustaria saber q es lo q quieren hacer en mar de ajo norte desde av. Sarmiento hasta el muelle tirando basura «para construir medanos» en una zona donde los medanos son altisimos y hasta hace unos años las mejores en extension del partido. Ahora son un asco

  2. Hay que contener el mar, con rompeolas o alguna obra seria, no correr las casas, sino van a ir corriendo hasta llegar a la ruta y que desaparezca la localidad.

  3. Desde. La prefectura asta la 58 arrasaron con todo se chorean caamionadas de arena sacaron los médanos . Cráneos como no va a avanzar el mar ??? Le hechan la culpa a la ecología . Son unos corruptos municipio

  4. Y llamar geólogos que sí comprenden de la temática no? Desde la década del ’90 que se viene advirtiendo sobre los riesgos de la edificar sobre el médano costero.

  5. Son 10 cuadras de Mar del Tuyu que sufren estas grandes sudestada, después algo de Santa Teresita y Las Toninas, la arena ( no es que se la lleva la.gente ) fue a parar toda a San Clemente, el muelle de San Clemente no tiene casi nada de profundidad al mar hoy en día.
    Es una tema naturaleza.

    1. Hay camiones filmados y carreros llevándose la arena, más allá de la causa naturaleza. San Clemente desde que me acuerdo siempre tuvo playas enormes…

  6. Venden los terrenos q le sacan los medanos y la gente los compra. Sin control Municipal etc.etc…y despues vienen los problemas…La naturaleza los puso alli…para impedir q el Mar ingrese al Continente x las Mareas Altas..etc.etc…pueda ser q en los nuevos Barrios del Partido de la Costa, Pinamar, Gesell etc. no se lleve el mar puestos los mismos, tanto desde la orilla a la Ruta…Gracias ¡ Exitos¡

  7. El titular de la FADA, Marcelo Lupiano, podrá hablar de agrimensura y delimitar lo público de lo privado, pero sería interesante que en principio supiera dónde suceden los hechos.
    Y más inmanejable que la naturaleza es el hombre, el cuál es quien la destruye.
    Cordiales saludos.

  8. El hecho no fué en Mar de Ajó, esto ocurrió en Mar del Tuyú y es en esas cositas, Mar del Tuyú, Santa Teresita y Las Toninas dónde las costas sufren el avance del mar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *