Condiciones del terreno

Las carreras para las apuestas de caballos pueden clasificarse atendiendo a diferentes aspectos. Uno de ellos son las características del terreno. Así, se puede distinguir entre las carreras planas y las que cuentan con obstáculos.

En las primeras, los caballos solo tienen que correr, sin ninguna barrera que deban sobrepasar o saltar. Por lo tanto, están basadas en la velocidad y en la resistencia de cada animal. En las de obstáculos, por el contrario, sí existen dichos impedimentos, y a lo que se presta atención es a la agilidad del caballo y la de su jockey.

A su vez, dentro de las carreras de caballos planas, hay otras clasificaciones. Estas se conocen como Class 1 y Hándicap. Las Class 1 tienen mayor relevancia y en ellas los caballos deben tener todos una condición similar que se valora por el peso.

Sin embargo, también hay otras divisiones, tanto a nivel local y nacional como internacional. Estas serían, por ejemplo, en función de la raza del animal, como los purasangre, que se preparan durante todo un año para disputar un número de carreras limitado. En las Hándicap, se tiene en cuenta la capacidad y la habilidad de los caballos para asignarle pesos distintos. Incluye también varias subcategorías.

Distancia

Las carreras destinadas a las apuestas de caballos pueden clasificarse también por la distancia que recorren. Estas pueden ir desde los 400 metros hasta los 4.000, pero lo más habitual es que sean de una milla, que es la medida que se emplea en Estados Unidos y que equivale a 1.600 metros o 1,6 km. También son habituales las de un kilómetro. Las carreras más comunes que se celebran en dicho país son las de los purasangre, de entre una milla y milla y media, o las del Derby de Kentucky, de dos kilómetros o 1,25 millas.

En Reino Unido, se utiliza una medida diferente para las carreras de caballos: furlongs. Su equivalencia es de 201,168 metros. La distancia en las clasificaciones británicas suele ser de cinco furlongs o de dos millas, que equivaldría entre 1.006 y 3.200 metros.

Otros tipos de carreras

Además de las mencionadas, existen otras clasificaciones de carreras para las apuestas deportivas. Como las llamadas carreras clásicas, que se disputan en Gran Bretaña, y que tienen como participantes a caballos de tres años que no están castrados.

Otra variante son las Nursey, que son carreras Hándicap con caballos de dos años, exclusivamente, o las Maiden, en las que participan los caballos que nunca han logrado clasificar como ganadores. Estos son tan solo algunos ejemplos, ya que hay muchas otras categorías que conviene ir descubriendo progresivamente si se busca el inicio en estas apuestas.

Tipos de apuestas de caballos

Si te atraen las apuestas de caballos, debes saber que también hay variedad en estas y no solo en los tipos de carreras en sí, algo que debes tener en cuenta si quieres participar en ellas. Así, hay apuestas al ganador, al ganador y colocado y por distancia.

Las apuestas al ganador son tal y como su nombre deja entrever. Se elige el que se considerará que ganará la carrera. Si se gana, los beneficios son muy elevados, pero también la probabilidad de hacerlo es bastante más baja que en otros tipos.

En las de ganador y colocado, se apuesta que el caballo favorito quedará entre los primeros puestos. Tanto el riesgo como los beneficios son intermedios. Por último, en las de distancia entre el 1º y el 2º, el funcionamiento es similar a las de Hándicap en carreras de atletas.

Las apuestas deportivas en carreras de caballos son un proceso de cierta complejidad, por lo que te recomendamos continuar informándote al respecto a través de fuentes fiables y asesores expertos.


¿Qué problema hay?

Reparación Pc Computadoras, Notebooks, Laptops. Formateo e Instalación de Windows. Configuraciones y Actualizaciones. ¡ Optimizá y acelerá tu compu !


Wi-Fi más fuerte, negocios más fuertes.

Construimos redes Wi-Fi de alto rendimiento.

Deja un comentario

¿Y vos qué opinas? Cancelar respuesta