El Gobierno mantendrá el cupo de 600 pasajeros que podrán ingresar por día al país

También el viernes próximo vencerá la prórroga del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 287/2021 que faculta a gobernadores y al jefe de Gobierno porteño a adoptar medidas ante la verificación de determinados parámetros, a través del denominado «semáforo epidemiológico».

El Gobierno nacional mantendrá el cupo de 600 pasajeros diarios que podrán ingresar al país en el marco de la emergencia sanitaria que rige a causa de la pandemia de coronavirus, según dijeron fuentes oficiales luego de una reunión de ministros donde se analizó este asunto.

Los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Salud, Carla Vizzotti; y de Transporte, Alexis Guerrera; mantuvieron junto a otros funcionarios nacionales un encuentro por zoom para analizar el cupo de ingreso de argentinos que están en el exterior, que de acuerdo a la Decisión Administrativa (DA) 643/2021 que vence este viernes es de 600 pasajeros diarios, en lugar de las 2.000 plazas por jornada que se permitió hasta el 25 del mes pasado.

El presidente Alberto Fernández se mostró «muy conforme» con esa medida, indicaron las fuentes, que fue dispuesta para bajar el riesgo de contagios de coronavirus e impedir el ingreso de variantes que no registran circulación comunitaria en el país, como la Delta, cuya respuesta ante «la efectividad de las vacunas se desconoce», según se indicó los considerandos de esa DA.

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) dispone ese cupo en vuelos de pasajeros para el ingreso al territorio nacional de argentinos y residentes que se encuentren en el exterior, y no contempla turistas.

También el viernes próximo vencerá la prórroga del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 287/2021 que faculta a gobernadores y al jefe de Gobierno porteño a adoptar medidas ante la verificación de determinados parámetros, a través del denominado «semáforo epidemiológico», que se divide en bajo, mediano y alto riesgo según la evolución de la pandemia en cada distrito del país.

El Presidente prorrogará ese DNU por un lapso a definirse, dijeron las fuentes. En la última oportunidad se extendió por dos semanas.

El reporte de hoy del Ministerio de Salud constató 19.423 nuevos contagios de coronavirus y 457 muertes en las últimas 24 horas, por lo que asciende a 4.593.763 los infectados y 97.439 los fallecidos desde el inicio de la pandemia.

Además, en el marco Plan Nacional de Vacunación, la cartera sanitaria indicó que llevan distribuidas 26.232.143 dosis, de las cuales se aplicaron 23.608.836. De esa cantidad, 18.775.765 personas recibieron una dosis y 4.833.071 el esquema completo.

Restricciones a los vuelos: hay 1.400 nuevos varados en el exterior

El Gobierno dispuso un ingreso limitado de personas provenientes del exterior, por lo menos hasta el 9 de julio próximo, lo que generó una especie de embudo, ya que solo unas 600 podrán hacerlo.

Un total de 1.400 nuevos varados en el exterior se sumaron en las últimas horas, debido a las restricciones que se mantienen a los vuelos por la pandemia de coronavirus, y en total se estima que son más de 40 mil.

El Gobierno dispuso un ingreso limitado de personas provenientes del exterior, por lo menos hasta el 9 de julio próximo, lo que generó una especie de embudo, ya que solo unas 600 podrán hacerlo.

Esa es la cantidad de personas que se calcula entrarían en tres vuelos diarios a la Argentina, aunque podría haber más si son aviones que no parten llenos desde las ciudades de origen.

En la madrugada del lunes se conoció que decenas de pasajeros argentinos estaban en el aeropuerto de Tocumen, en Panamá, porque no habían podido abordar un avión que arribaría a la Argentina solo 20 minutos después de que entrara en vigencia la nueva norma.

El Gobierno, finalmente, autorizó el regreso por «razones humanitarias».

De hecho, los actores Nicolás Vázquez y Gimena Accardi tuvieron que volver a la Argentina en un avión privado por gestiones que hizo el hermano del productor y empresario Adrián Suar, ya que su vuelo fue reprogramado ante esta situación.

Aerolíneas Argentinas publicó el domingo por la noche en su página web su nuevo cronograma de vuelos, luego de cancelar 59 de los 90 vuelos que tenía programados hasta el 11 de julio.

Hay vuelos cancelados a Miami, Santiago de Chile, Asunción, Madrid, entre otros destinos internacionales.

En tanto, Latam, la compañía solo recibió la aprobación para el vuelo Buenos Aires Lima -con fecha del 1º de julio- y con una limitación de 150 pasajeros.

Por eso, la empresa se vio obligada a cancelar el resto del itinerario entre Buenos Aires y Lima desde el 1 hasta el 12 de julio inclusive.

Desde la empresa detallaron que aun esperan información sobre el itinerario de Brasil y Chile.

En tanto, la alemana Lufthansa tiene vuelos aprobados para el 30 de junio y el 7 de julio con salida de Frankfurt y llegada a Ezeiza.

Y para el 3 y 10 de julio, con salida de Ezeiza y llegada a Frankfurt, pero la empresa preveía dos vuelos semanales.

La directora de Migraciones, Florencia Carignano, ratificó este martes que «no van a haber vuelos de repatriación» para pasajeros argentinos que estén en el exterior, a la vez que indicó que al menos 40 mil personas se encuentran fuera del país por turismo.

«No van a haber vuelos de repatriación como en marzo porque la situación ha cambiado muchísimo. Hace un año y medio que estamos en pandemia y la gente cuando se va, firma una declaración jurada asumiendo las consecuencias económicas sanitarias y legales para salir en pandemia donde asume que el Estado puede decidir reducción de vuelos y donde da el ´okey´ para que a su regreso el Estado ponga sus condiciones; todo esto lo firmaron todas las personas que se fueron», aseveró. (NA)

Ratifican que se encuentran suspendidos nuevos destinos y se redujeron vuelos con Europa

El Gobierno nacional suspendió nuevos destinos, como Turquía y países del continente africano, y mantuvo la política de frecuencias mínimas en los vuelos con el continente europeo.

El Gobierno recordó que desde el sábado se encuentran suspendidos los vuelos desde destinos como Turquía y países del continente africano y que se continúa con la política de frecuencias mínimas en los vuelos con Europa, para tratar de evitar el ingreso de nuevas y más peligrosas variantes de coronavirus, en el marco de la segunda ola que atraviesa el país.

Asimismo, remarcó que los testeos siguen estando a cargo de los pasajeros que llegan a la Argentina y que continúa vigente la cuarentena obligatoria de siete días.

Mediante la decisión administrativa 589/2021, publicada el pasado sábado 12 de junio en el Boletín Oficial, el Gobierno nacional suspendió nuevos destinos, como Turquía y países del continente africano, y mantuvo la política de frecuencias mínimas en los vuelos con el continente europeo.

En un comunicado, la Jefatura de Gabinete indicó que «el objetivo de la decisión es reducir el tránsito internacional y evitar que lleguen a la Argentina nuevas cepas de coronavirus que circulan en otros países» y con mayor tasa de contagio que la originada en China.

La medida hace hincapié en las «variantes Beta originada en Sudáfrica y Delta en la India, la cual es considerada Variante de Preocupación (VOC) por la OMS desde el 11 de mayo de 2021».

“De acuerdo a varios estudios ha demostrado un aumento en la transmisibilidad así como una reducción en la neutralización de anticuerpos”, advierte la norma.

La decisión administrativa, que lleva la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; del ministro del Interior, Eduardo de Pedro y de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, determina que «la autoridad sanitaria nacional entiende necesaria la prórroga y ampliación de las medidas preventivas adoptadas a través de la Decisión Administrativa N° 2252/20 y sus normas complementarias, en resguardo de la salud pública».

En ese marco, se prorrogan hasta el 25 de junio inclusive las decisiones vinculadas a «autorizaciones y permisos» relativos a «operaciones de transporte aéreo de pasajeros y pasajeras en vuelos directos que tengan como origen o destino el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Turquía, países del continente africano, y los que tengan como origen Brasil, Chile o India, debido a los nuevos linajes del coronavirus.

En paralelo, la norma establece que el Ministerio de Transporte continuará con la política de frecuencias mínimas en los vuelos de pasajeros que tengan como origen o destino a países de Europa.

La Jefatura de Gabinete recordó que el ingreso de extranjeros al territorio nacional «está prohibido, salvo en los casos que la Dirección Nacional de Migraciones autorice específicamente por alguna de las siguientes causas: reunificación familiar, trabajo, salud, razones humanitarias».

Asimismo, se recordó que las únicas vías de acceso aéreo son el Aeropuerto de Ezeiza, el Aeropuerto de San Fernando, el Aeroparque Jorge Newbery y por agua la terminal Buquebus del puerto de Buenos Aires ya que las fronteras terrestres se encuentran cerradas, salvo para el comercio internacional.

El comunicado recuerda que en esos pasos «todos deberán completar DDJJ electrónica (48 horas previas al embarque), y un total de tres pruebas para SARS-CoV-2».

«La primera es previa al ingreso al país, luego del ingreso se realizará un nuevo testeo, y otro con posterioridad de siete días al ingreso», se aclara.

Asimismo, se señala respecto de «quienes obtengan resultados negativos de los dos primeros testeos, que al ingresar tendrán un aislamiento domiciliario, el cual será controlado».

«En caso de verificarse el incumplimiento del aislamiento, las autoridades -se precisa- deberán radicar una denuncia penal de acuerdo con los artículos 205 y 239 del Código Penal (por violación a medidas contra epidemias y desobediencia a autoridad pública). Para finalizar su aislamiento domiciliario, deberán tener un resultado negativo en su última prueba de SARS-CoV-2».

Por su parte, aquellos que «resulten positivo en el testeo al ingreso al país anteriormente mencionado deberán realizar a continuación el test de PCR para determinar el tipo de cepa que poseen» y «los costos de cada uno de los testeos serán a cargo del pasajero».

También se consigna que «tanto la persona infectada como sus contactos estrechos deberán cumplir el aislamiento en los lugares dispuestos por las autoridades nacionales correspondientes y destinados a tal fin, hasta tanto se efectúe el traslado seguro hasta su localidad de residencia, si correspondiera».

La norma establece que «la estadía en los citados lugares de aislamiento será a cargo de la persona que ingresa al país, y deberá efectivizarse en la forma que establezcan las autoridades competentes».

Respecto de las «personas extranjeras autorizadas» se indica que «además deberán adjuntar seguro médico Covid y tanto el PCR como el seguro serán requeridos para abordar».

Del mismo modo, «aquellas personas que hayan presentado COVID-19 positivo en los 90 días previos al ingreso al país, confirmado por laboratorio, no deberán presentar la prueba PCR de resultado negativo para su ingreso al territorio nacional.»

Igualmente «tendrán que acreditar los resultados de las pruebas diagnósticas para SARS-CoV-2 y agregar el alta médica luego de haber transcurrido más de diez días de dicho diagnóstico».

La norma determina que «quienes salieron con posterioridad al 24 de diciembre de 2020 cuando se publicó la Decisión Administrativa 2252/20, firmando el consentimiento de conocer la imposibilidad de regresar por un paso terrestre y aún así viajaron, deberán ingresar a través de los aeropuertos o puerto habilitados, con las pruebas de SARS-CoV-2 mencionadas y la cuarentena domiciliaria correspondiente».

Por otra parte, se aclara que «los pasos fronterizos de San Sebastián (en Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur) e Integración Austral (Santa Cruz) quedan exceptuados de la restricción de egresos e ingresos, para garantizar el tránsito con la República de Chile y la conexión con Argentina». (Telam)

Aerolíneas Argentinas anunció sus vuelos internacionales para el verano

Los pasajes incluirán a través de Assist Card, un seguro médico por diagnóstico positivo de Covid-19, por un convenio firmado entre ambas compañías.

Aerolíneas Argentinas anunció su programación internacional para la temporada de verano con el retorno de los vuelos a Roma, Nueva York, Bogotá, Cancún, Punta Cana y Salvador de Bahía, informaron hoy fuentes de la compañia.

Los pasajes incluirán a través de Assist Card, un seguro médico por diagnóstico positivo de Covid-19, por un convenio firmado entre ambas compañías.

El esquema de programación quedó conformado con 2 frecuencias semanales a Nueva York, de enero a marzo; 5 frecuencias semanales a Miami en diciembre; y 6 frecuencias semanales de enero a marzo.

A Roma, Aerolíneas regresará por ahora con 2 frecuencias semanales de enero a marzo, mientras que a Madrid habrá un vuelo semanal en diciembre y 4 vuelos semanales de enero a marzo.

En tanto, a Bogotá está previsto un vuelo semanal en diciembre y 2 frecuencias semanales de enero a marzo; a su vez Lima tendrá 5 de enero a marzo; Cancún, una en diciembre y 3 frecuencias semanales de enero a marzo, al igual que Punta Cana, que también tendrá una frecuencia semanal en diciembre y 3 de enero a marzo.

Rio de Janeiro contará con 7 frecuencias semanales en diciembre y 14 de enero a marzo, y San Pablo tendrá 14 frecuencias semanales de diciembre a marzo.

Para Florianópolis se programaron 4 frecuencias semanales de enero a marzo y 2 de diciembre a marzo a San Salvador Bahía; también 2 en enero y febrero y 3 en marzo a Porto Alegre; y 3 frecuencias semanales en marzo a Curitiba.

A Santiago de Chile habrá 7 frecuencias semanales en diciembre y 14 frecuencias semanales de enero a marzo, a su vez Asunción tendrá 7 frecuencias semanales de enero a marzo y Santa Cruz de la Sierra 2 frecuencias semanales en diciembre y 4 frecuencias semanales de enero a marzo.

Montevideo contará con 3 frecuencias semanales en diciembre y 7 frecuencias semanales de enero a marzo, en tanto que para Punta del Este se programaron 7 frecuencias semanales de enero a marzo.

Todos los pasajes a destinos internacionales comprados entre el 2 de noviembre y hasta el 2 de abril de 2021 incluirán un seguro de Assist Card ante diagnostico positivo de Covid-19 en el extranjero.

Este seguro, es un requisito que muchos países piden como condición obligatoria de ingresos a sus territorios.

«Con estos vuelos tenemos la oportunidad de retomar algunos de los objetivos que nos planteamos al comienzo de la gestión y que tienen que ver con fortalecer la red internacional», señaló Pablo Ceriani, titular de Aerolíneas Argentinas.

Destacó asimismo que «es importante para la empresa y para el país seguir dando pasos hacia la normalización de la actividad».

Desde el 22 de octubre, Aerolíneas Argentinas ha retomado su operación de vuelos domésticos con partidas diarias a los principales aeropuertos del país.

En tanto, desde el 17 de noviembre la empresa comenzará a atender sus partidas internacionales desde la Terminal A del Aeropuerto Internacional de Ezeiza mientras que los vuelos domésticos continuaran saliendo de la terminal C. (Télam)

Aerolíneas Argentinas reanuda, con cuatro vuelos, sus servicios regulares de cabotaje

Aerolíneas Argentinas reanudará este viernes, con cuatro servicios que despegarán desde el aeropuerto Internacional de Ezeiza, los vuelos regulares que habían quedado suspendidos desde el 20 de marzo último debido a las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus.

Aerolíneas Argentinas reanudará este viernes, con cuatro servicios que despegarán desde el aeropuerto Internacional de Ezeiza, los vuelos regulares que habían quedado suspendidos desde el 20 de marzo último debido a las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus.

La semana pasada el ministro de Transporte, Mario Meoni, había anunciado la rehabilitación de la actividad regular, que luego fue reglamentada mediante una resolución publicada en el Boletín Oficial, con la salvedad de que quedaba como potestad de las provincias decidir si aceptaban la llegada de los vuelos y, en caso positivo, las condiciones que impondrían para el ingreso de los pasajeros.

En base a esto, la compañía de bandera avanzó con una programación, a partir de este viernes, sujeta a la posición que al respecto asumiese cada provincia, por lo que quedaron confirmados hasta el momento cuatro vuelos: uno que partirá a las 5 hacia Jujuy, otro a las 6 rumbo a Mendoza, un tercero que despegará a las 9 con destino a Ushuaia y finalmente el cuarto que saldrá hacia Tucumán a las 17.05.

Algunas provincias pusieron como requisito contar con PCR negativo (el test que determina no estar contagiado con Covid-19), con una anticipación de entre 48 y 72 horas, lo que hace inviable la concreción de algunos vuelos de los que estaban programados para mañana y los días subsiguientes.

En principio los vuelos programados eran tres, pero esta tarde se sumó Tucumán, ya que si bien las autoridades de esa provincia solicitan PCR negativo, le dieron la posibilidad a los pasajeros que no se hubieran realizado el test, de hacérselo una vez arribados al destino, con lo cual el vuelo fue habilitado.

Fuentes de Aerolíneas ratificaron a Télam que la programación para octubre es la misma anunciada ayer, con la salvedad que, aquellos vuelos a destinos cuyas autoridades pidieron PCR, fueron postergados por una semana para darle tiempo a los pasajeros a cumplimentar el requisito solicitado por las provincias.

No obstante, casi todas han aceptado el retorno de los vuelos, con excepción de Formosa, que se manifestó en contra de recibirlos, sin especificar hasta cuando mantendrá esta decisión, y Santa Cruz, que pidió que los vuelos regulares se realicen a Río Gallegos y El Calafate desde noviembre.

La aceptación por parte del público del retorno de los servicios regulares quedó reflejada en la cantidad de pasajes vendidos para estos vuelos, con una ocupación de entre un 70 y 80%, según lo informado por las fuentes.

Durante octubre, para abordar un avión de Aerolíneas Argentinas es necesario ser trabajador esencial, según el decreto 927/2020 articulo 11, o tener que asistir a la realización de tratamientos médicos.

También, contar con certificado habilitante de movilidad (Certificado Único Habilitante para Circulación-Emergencia Covid-19, que se deberá completar entre 24 y 3 horas antes de la salida del vuelo).

Todos los pasajeros deberán llevar puesto su tapabocas en todas las etapas del vuelo y no les estará permitido viajar a pasajeros con Covid-19 positivo o que posean síntomas, ni con temperatura mayor a 37,5 sin justificación médica.

Contemplar, además, que al llegar al aeropuerto deberá justificar que posee su ticket comprado o su tarjeta de embarque para el vuelo, a lo que se deberán sumar las restricciones o normativas que impulsarán las autoridades de cada provincia.

Para volar, Aerolíneas implementó protocolos sanitarios y medidas de higiene y prevención en cada una de las etapas de la experiencia de vuelo, siguiendo las recomendaciones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), ACI (Airports Council International), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud.

Entre las recomendaciones se encuentran llegar temprano al aeropuerto, debido a que las medidas preventivas que están adoptando pueden requerir más tiempo para realizar el recorrido dentro del mismo, y sólo podrán ingresar a la estación aérea los pasajeros que tengan vuelos desde esa terminal.

En la puerta de acceso se controlará la temperatura y es obligatorio el uso del barbijo o tapaboca en todo momento.

En vuelos de cabotaje, la recomendación es llegar con un mínimo de 2 horas de anticipación y con el check-in listo, para realizar de forma ordenada todo el proceso de aceptación y traslado dentro de la terminal.

Para validar la identidad, se deberá mostrar el DNI y no hará falta entregar la documentación al personal de tráfico, en tanto que se sugiere viajar únicamente con un artículo personal a bordo cumpliendo con las medidas máximas, lo que agilizará el embarque y desembarque, y minimizará los movimientos dentro del aeropuerto.

Se podrá llevar en el equipaje de mano un alcohol en gel de hasta 100 ml y en todo el proceso de embarque habrá que mantener las distancias mínimas de separación e higienizarse frecuentemente las manos.

El embarque se realizará por grupos reducidos y de las últimas filas hacia adelante, y la validación del boarding pass la realizará el propio pasajero en el lector correspondiente.

Mientras que sea posible, el embarque se realizará por puertas con mangas de acceso, pero de ser necesario el uso de micros se hará en grupos reducidos.

Dentro del avión habrá que limitar al máximo el movimiento y, si es necesario acudir al toilette, se debe verificar que el cartel indicador de disponibilidad se encuentre encendido en color verde antes de levantarse del asiento y no formar fila en los pasillos de la nave.

El material de lectura, mantas, almohadas y auriculares se encuentran suspendidos y también los servicios de comidas y bebidas en los vuelos domésticos, mientras que en vuelos internacionales el servicio a bordo es limitado con un menú de contingencia en bolsas individuales, compuesto por productos frescos e industrializados.

Antes y después de cada vuelo, el personal asignado, provisto de PPE (Personal Protective Equipment), realiza el procedimiento de limpieza y desinfección, tareas que se intensifican en las zonas de alto contacto como asientos, apoyabrazos, mesas rebatibles, cinturones de seguridad, pantallas y controles, mientras que también se realiza un trabajo minucioso en baños, cestos de residuos, galleys y puertas.

Durante el vuelo, el sistema de filtros utilizado por la industria permite la renovación constante del aire de la cabina, eliminando el 99,9% de bacterias y microbios que circulan, y hace del avión un lugar seguro. (Télam)