Recuperan y ponen en valor el Vivero de Playa Grande

El Ente de Obras y Servicios Urbanos (ENOSUR) comenzó con los trabajos de recuperación y puesta en valor del Vivero Municipal ubicado en Playa Grande. En una primera etapa, se realizan tareas de demarcación de caminos, instalación de red de agua y limpieza de terreno para la plantación de especies que, adaptadas al clima marítimo, provean los espacios verdes costeros.

En ese sentido, el equipo a cargo del Vivero Floral Arbustivo de Laguna de los Padres, encargado también de la administración del de Playa Grande, se encuentran haciendo tareas de puesta en valor del sector como poda de cercos, nivelado de suelo, desmalezamiento y limpieza.

En los próximos treinta días, en tanto, la Dirección de Espacios Públicos e Infraestructura prevé la construcción de senderos internos, instalación de riego y demarcación de sectores de plantación y siembra.

El objetivo es reanudar las funciones de este espacio municipal como vivero productivo de abastecimiento para los espacios verdes de la ciudad, a la vez de convertirlo en un centro educativo y recreativo.

En un principio, se esperan colocar especies autóctonas que se desarrollen en el ambiente costero para obtener semillas resistentes, y que en el futuro puedan adaptarse y abastecer espacios verdes ubicados en el frente marítimo.

El proyecto

En rigor, estas tareas se enmarcan en un proyecto de transformación del espacio en el Paseo Botánico Playa Grande, que prevé, en etapas posteriores, la ejecución mixta de la obra, es decir, con personal municipal y un contrato con terceros, e incluye la construcción de una posta sanitaria con mirador y local para personal del vivero y áreas para el ejercicio físico.

Desde un enfoque educativo, además, se privilegiará la construcción de un espacio anexo para interpretación medioambiental y salón de usos múltiples.

Historia del Vivero

El Vivero Municipal data su creación de mediados de los años 50 dependiendo por esos días de la Dirección de Plazas y Paseos. Éste se encontraba dividido en dos secciones o viveros, uno alojado en donde hoy está ubicada la plaza Pueyrredon -Libertad y Dorrego (reubicado en el corralón municipal de la calle Alvarado y Tres de Arroyos a mediados de los ´60)- y otro en el “Parque Primavesi”.

A partir del Decreto Ordenanza 631 del año 1952, se bautizó al parque con el nombre “Adolfo Primavesi”, en honor al Director de Plazas y Paseos de la Municipalidad.

Entre los años 1978 y 1982 el Ministerio de Asuntos Agrarios provincial, a través de la Junta Militar, y por medio de varios decretos provinciales (7337, 9107, 9203 y 10121), dona al Partido de General Pueyrredón las tierras donde hoy se encuentra ubicada la “Reserva Integral Laguna de los Padres” transfiriéndose allí el vivero que se encontraba en el viejo corralón. A su vez se traslada al sector de Playa Grande, el que se encontraba en el “Parque Primavesi”.

La AFIP denunció penalmente a un vivero de la zona

La Administración Federal de Ingresos Públicos denunció penalmente a Vivero Van Heden SA, por el delito de retención de aportes previsionales, que fueron practicados, declarados y no ingresados al Fisco y procura judicialmente el cobro de importantes sumas adeudadas.

La denuncia fue radicada por ante la Fiscalía N° 2 de Mar del Plata, a cargo del Dr. Pablo Larriera, se encuadra “prima facie” en la prevista y penada por el Art. 9° de ley 24.679, por haber retenido aportes de empleados en relación de dependencia y no haber ingresado los mismos en los plazos previstos.

Esta conducta del contribuyente, fue reiterada en el tiempo, ya que se denunciaron períodos de diciembre 2011 a septiembre de 2014. La causa se encuentra en etapa de instrucción.

La sociedad comercial, integrada por Santiago Felipe Augusto Van Heden como presidente del directorio y Ana María Juana León Steverlynck, también enfrenta juicios de ejecución fiscal iniciados por la AFIP por más de 6.000.000 de pesos a valor histórico, restando su actualización.

Familia inmigrante de Bélgica, los Van Heden se radicaron en el país después de la segunda guerra mundial, con una profesión heredada por varias generaciones determinada a la producción de plantas ornamentales y árboles, aportando variedad de especies y tecnología en el cultivo y especialización en ejemplares de gran porte, llegando a ser uno de los principales proveedores del país.

Con una reconocida trayectoria, mantenida a través de 60 años en el rubro, actualmente cuenta tres centros de producción en San Martín de los Andes, Mar del Plata y San Ignacio (Misiones), un centro de distribución en Gral. Rodríguez y oficinas de venta en Mar del Plata y Pilar.