Inmigrantes venezolanos piden ayuda para insertarse laboralmente

Durante una jornada de trabajo en el Concejo Deliberante. Piden ayuda para convalidar títulos profesionales y facilitar acceso al campo laboral.

Se llevó a cabo una Jornada “para evaluar la situación del colectivo inmigrante venezolano en Argentina”. Por iniciativa de la concejal Angélica González (CC), el encuentro se desarrolló en el recinto de sesiones del Cocejo Deliberante.

Estuvieron presentes el diputado nacional Guillermo Castello (Cambiemos Buenos Aires); el delegado local de la Dirección Nacional de Migraciones, Gerardo Raschia; el Delegado Episcopal de Migraciones, Presbítero Miguel Caciutto; el subsecretario de Desarrollo Social, Guillermo Schutrumpf; y el defensor del Pueblo, Fernando Rizzi; además del director de Organismos Artísticos, Marcelo Gobello.

Asistieron al recinto inmigrantes venezolanos dispuestos a contar sus historias particulares que, por otra parte, cuentan con aristas en común: la dificultad de convalidar títulos profesionales para ejercer en el país; dificultad de acceso al trabajo formal y a una vivienda por carecer de garantías propietarias, entre otras cuestiones. Más allá de ello, todos expresaron agradecimiento infinito a la ciudad, al país y a sus habitantes por haberles abierto las puertas -como dicen ellos- “de par en par”.

En primer término, la concejal González expresó: “En virtud de algún punto de coincidencia entre todas las experiencias individuales, es probable que gestemos un encuentro con decanos y autoridades de la Universidad, ya que muchos encuentran dificultades para revalidar sus títulos y ejercer sus profesiones en el país; otros quieren estudiar y no pueden presentar los avales de título secundario. Necesitan ayuda para insertarse laboralmente y conseguir viviendas. Estamos acá para darles la posibilidad de un testimonio que cuente este proceso difícil de dejar su país para comenzar la vida en otro”.

El delegado de Migraciones instó a los venezolanos a acercarse a la oficina para informarse sobre los trámites de radicación temporal y definitiva. La predisposición de las autoridades locales garantiza el éxito de la regularización de quienes llegan a Mar del Plata.

El funcionario reveló que en los últimos meses se incrementó la cantidad de solicitudes de radicación de venezolanos en la ciudad. Agregó que los requerimientos para recibir la residencia, provisoria en principio, y definitiva al cabo de dos años, son relativamente sencillos.

Tanto el Presbítero Caciutto, como el diputado provincial Castello y el delegado local de Migraciones Raschia, presentaron datos estadísticos sobre el incremento de solicitudes de radicación en Argentina y en los países limítrofes latinoamericanos, la hiperinflación sostenida, la caída del PBI, el sostenimiento del déficit fiscal, el aumento de la pobreza, la falta de insumos hospitalarios y medicamentos para tratamientos complejos, la falta de alimentos, la caída del poder adquisitivo, entre otros parámetros que reflejan la desesperación de miles de venezolanos por buscar un futuro sostenible para ellos y sus familias.

Estiman en 500 los venezolanos que viven en Mar del Plata

A raíz de la crisis política y económica que se vive en aquel país, decenas de venezolanos han emigrado y muchos eligieron esta ciudad balnearia.

La comunidad de residentes venezolanos en Mar del Plata realizaron el pasado domingo la convocatoria “Justicia para Venezuela” frente a la Catedral, en el marco de una movilización mundial, donde desplegaron una carpa y repartieron volantes informando a los transeúntes sobre la situación que atraviesa su país.

En diálogo con PuntoClub (FM96.3), Elizabeth Suárez reconoció que “es horrible estar lejos y ver lo que está pasando, se siente mucha impotencia pero sentimos que aportamos nuestro grano de arena con la recolección de las firmas digitales que hasta el 8 de junio las personas que estén interesadas en ayudar a la causa humanitaria en Venezuela pueden ingresar al link justiciaparavenezuela.com y con colocar su nombre, correo electrónico, país, código postal y ya nos están ayudando para llevar al gobierno que esta instaurado en el poder de forma ilegitima a una corte penal internacional avalado por La Haya y 54 naciones que nos apoyan”.

Agradecemos la postura de las personas que no reconocen estas elecciones realizadas el pasado domingo porque desde muchos puntos de vista es inconstitucional, con una abstención del mas del 75 por ciento de la población y sabemos por nuestros familiares que los colegios estaban vacíos, no había nadie en las mesas votando”, comento.

Suárez reconoció que “hubo mucha gente que fue amenazada o por una bolsa de comida le dio su voto a esta gobierno porque lamentablemente Venezuela está pasando muchas necesidades y jamas juzgaría a un hermano venezolano que tiene semanas sin comer, que valide lastimosamente con su voto a esta causa porque quiere darle de comer a sus hijos”.

Elizabeth es bioquímica y lleva 4 años viviendo en Mar del Plata. “Una hermosísima ciudad, agradezco mucho como me ha tratado el pueblo argentino. Vine aquí porque mi papá es argentino y tengo familia acá que nos han ayudado mucho en el apoyo psicológico”, señaló.

A la distancia, la profesional de la medicia confesó que “llega a ser físico el dolor por lo que se está pasando, ver el país donde creciste, donde todos los niños estaban bien alimentados, donde la salud pública funcionaba y tuve que ver el deterioro, es muy fuerte estar en un instituto de salud y ver que de nueve partos ocho vengan con problemas y en una sala de recién nacidos casi un 60 por ciento fallecen por problemas de falta de insumos y medicamentos”.

Venezuela es un país hemoso que está pasando por una horrible pesadilla y estoy segura que va a despertar en algún momento de todo esto y por eso necesitamos que nos ayuden”, destacó.

Consultada sobre si tienen certezas de la cantidad de venezolanos que viven en Mar del Plata, Elizabeth estimó que deben ser alrededor de 500 venezolanos, “la gran mayoría llegamos con el propósito de conseguir un empleo digno y tener una vida digna, de poder ayudar a nuestros familiares en Venezuela, casi todos mandamos dinero, alimentos y medicamentos porque es imposible conseguirlos allá”.

Estamos tratando de conectarnos todos, ya que todos los días llega algún hermano venezolano, para tener una idea cabal de cuantos somos y cómo podemos ayudarnos como comunidad”, añadió.