El turno de las Fotomultas

El mismo día que se puso en marcha el sistema de infracciones por cámaras, el intendente Arroyo anunció la firma del convenio para la implementación de este dispositivo para detectar los excesos de velocidad.

El intendente Carlos Fernando Arroyo firmó un Convenio Marco de Cooperación Técnico Institucional entre General Pueyrredon y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Facultad Regional La Plata para implementar y desarrollar un sistema de prevención vial de reducción de la siniestralidad y detección de infracciones de tránsito.

El Intendente manifestó que en el transcurso de un viaje a La Plata “firmamos el contrato para las fotomultas. Van a comenzar a aplicarse rápidamente con sistemas de control. Habrá un período de prueba, después otro para calibrar los aparatos tecnologías. La persona que exceda los límites de velocidad va a ser sancionado. Con esto, se terminaron las ‘picadas’ en Mar del Plata”.

Contamos con un padrón con todos los vehículos del país, de Jujuy a Ushuaia. Durante estos dos años hemos firmado convenios con todas las provincias para tener toda la información Y hoy la tenemos. Por lo tanto, tiemblen infractores”, agregó el jefe comunal.

Esta propuesta está enmarcada dentro del Programa Integral de Seguridad Vial y Movilidad Urbana Sustentable el cual tiene por objetivo generar sentido de pertenencia, facilitar la convivencia urbana, llevar a respetar el patrimonio común, promover el respeto por los deberes y derechos de los ciudadanos y disminuir sensiblemente la accidentología urbana.

Por su parte, Alejandro Vicente, secretario de Gobierno de la comuna, informó que “este convenio fue aprobado por el Concejo Deliberante en una sesión de diciembre del año pasado. Se avanzó en la firma del convenio, se van a llevar a cabo dos meses de señalización y –simultáneamente- de pruebas en las cuales todas aquellas infracciones que se puedan labrar solo recibirán un apercibimiento. En este período no se van a aplicar sanciones de tipo económico”.

Además, el funcionario remarcó que “se van a instalar cinemómetros o radares fijos en distintos lugares de la ciudadque van a estar establecidos de acuerdo al estudio que ha realizado el Observatorio Vial y que está trabajando con la UTN para determinar a ciencia cierta los lugares más ‘caliente’ de siniestralidad vial”.

Asimismo, Vicente explicó que el objetivo de esta iniciativa es “sancionar y desalentar los excesos de velocidad y los cruces de semáforos en rojo. También habrá radares móviles que serán cambiados de lugar de acuerdo a la necesidad del momento. Creemos que este convenio será de gran utilidad porque, de acuerdo a la experiencia que hemos tenido en relaciones con otros municipios, ha servido muchísimo para la baja de la siniestralidad vial y para el reordenamiento del tránsito”.

Por medio de la Ordenanza establecida por el Concejo Deliberante, se convino que el 50 % del monto de la recaudación por infracciones de tránsito será destinado al Municipio; mientras que el porcentaje restante será distribuido entre la UTN y el gobierno de la Provincia de Buenos Aires. A su vez, un 10% de los ingresos correspondientes a la comuna, serán destinados al mejoramiento de la seguridad vial.

Operativos de control vehicular en Pinamar

En el marco del Operativo Sol 2017, la Policía de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Superintendencia de Seguridad Vial a cargo del Comisario General Julio Coradazi, realizó una serie de operativos de control vehicular y exceso de velocidad en la Ruta 11 a la altura de Pinamar, a fin de prevenir  y de intervenir en caso de irregularidades y/o infracciones.

El operativo estuvo dispuesto en el kilómetro 392 de la mencionada carretera, tramo en el que la velocidad máxima permitida es de 80 km/h, y contó con la colaboración de  personal de la Agencia de Seguridad Nacional.

Según explicaron las autoridades, a la altura del kilómetro 391 hay una señalización que establece la velocidad permitida. La Policía dispuso a cien metros de allí, un cartel donde informaba que la zona estaba siendo controlada por radares.

Para detectar la velocidad en las rutas, los efectivos utilizaron un radar Doppler que emite una señal hacia los vehículos y  determina a cuantos kilómetros por hora pasó el automóvil, al tiempo que lo registra con una foto de la patente.

En caso de cometer alguna infracción, los vehículos, ya identificados, eran detenidos un kilómetro más adelante.

Una vez constatados los datos, se labraba la multa correspondiente  y se procedía a la retención del registro de conducir a los infractores, quienes en los siguientes 30 días debían ir a regularizar su situación al Juzgado de Faltas de Dolores.

A su vez, el personal policial realizó controles con el móvil TRASA (Terminal de Reconocimiento Automático de Secuestro Automotor) , dependiente de la Superintendencia de Comunicaciones, que detecta irregularidades en los vehículos a través de la identificación de la patente, procedimiento que permite saber si el rodado posee pedido de captura.

Solicitan instalar reductores de velocidad en Barrio Estrada

El concejal Cristian Azcona generó una Comunicación dirigida al Poder Ejecutivo local para que proceda a colocar “reductores de velocidad en la intersección de las calles Marcos Sastre y Avenida Acevedo; como así también en la calle Marcos Sastre entre Alice y Alfonsina Storni” y a disponer “las medidas de control necesarias a través del Departamento de Transporte y Tránsito.”

La solicitud se efectuó a raíz de “los reiterados reclamos de vecinos que viven en la zona de Marcos Sastre entre Avenida Constitución y Avenida Estrada de esta ciudad, dado la inexistencia de semáforos y el gran tránsito vehicular en dicho sector”.

Asimismo, solicita “la colocación de carteles que adviertan la necesidad de aminorar o detener la marcha al llegar a las intersecciones de las arterias antes mencionadas.”

Para reforzar su petición, Azcona además señala «que los vehículos que por allí transitan se desplazan a gran velocidad, dado que en dicho trayecto – desde Avenida Constitución a Avenida Estrada – solo existe un semáforo en la esquina de la primera de las avenidas referidas».

Y agrega «que esta zona ha sido recientemente intervenida con instalación de reductores de velocidad y señalética como consecuencia de accidente de tránsito ocurrido en la intersección de las calles Avenida Acevedo y Ortega y Gasset en el mes de Enero del corriente año donde lamentablemente falleciera una niña de 10 años y su abuela».

Rápido, furioso y alcoholizado en un auto robado

Un hombre en avanzado estado de ebriedad causó un siniestro de tránsito en la avenida Colón entre Misiones e Italia.

El hecho ocurrió alrededor de las 6 de la mañana. El conductor de unos 40 años venía a gran velocidad (el velocímetro marcó al momento del choque 203 kilómetros por hora) por la avenida.

Al llegar al cruce con Misiones perdió el control del rodado, marca BMW color negro, se subió a la vereda, arrancó un árbol y colisionó violentamente contra una pared.

Las primeras informaciones dan cuenta que el vehículo tenía pedido de secuestro activo desde 2015 por el Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Hasta el lugar llegó personal policial que intentó socorrer al sujeto, este se resistió y finalmente fue aprehendido y trasladado al Hospital Interzonal.

También se hizo presente el intendente Carlos Arroyo para interiorizarse de lo sucedido y supervisar las actuaciones de los agentes de Tránsito.

Controlan exceso de velocidad con radares móviles

La Municipalidad de General Pueyrredon, por medio de la Subsecretaría de Control a cargo de Adrián Alveolite, comenzó el control de exceso de velocidad de vehículos mediante el uso de radares móviles.

Estos equipamientos se distribuirán en distintos puntos de la ciudad de acuerdo con las directivas del Plan Maestro de Transporte y Tránsito, como por ejemplo, avenidas o calles con altos flujos vehicular y peatonal.

Asimismo, Alveolite confirmó que las multas serán remitidas a los domicilios de los conductores infraccionados.

El funcionario municipal explicó que “en conjunto con la Agencia de Seguridad Vial, estamos comenzando a instrumentar, en diferentes puntos de la ciudad, los controles con equipamiento de radarización para detectar excesos de velocidad. Ésta es una medida que apunta al cuidado de la vida y evitar siniestros viales”, aclaró.

En este mismo contexto, el Subsecretario de Control precisó que “este equipamiento nos permite detectar la infracción, emitir el acta pertinente y remitirla al domicilio del infractor para que después se presente en el Juzgado de Faltas a fin de regularizar su situación”.

Las multas son de 300 unidades fijas; cada unidad equivale a un litro de nafta premium. Esto se va actualizando permanentemente”, añadió.

En cuanto a la incorporación de nuevos radares, Alveolite comentó que “estamos terminando el nuevo pliego. En los próximos días estaremos haciendo el llamado a licitación pública para que las empresas puedan presentarse a fin de proveer el equipamiento, instalación y mantenimiento de nuevas tecnologías apostadas a la seguridad vial”.