Finalmente el ayuntamiento de Barcelona, retira las estatuas franquistas del Born

Noticias de Barcelona

Gerardo Pisarello reconoce que el consistorio no fue capaz de explicar ‘suficientemente bien’ la exposición: ‘Franco, Victoria, República. Impunidad y espacio urbano ‘

En rueda de prensa esta mañana el vice-intendente, Gerardo Pisarello, informó que el ayuntamiento de Barcelona retirará también la estatua franquista de la Victoria del Born. La decisión llega después de que esta madrugada un grupo de jóvenes derribara la estatua ecuestre del dictador (sin cabeza), el último de los ataques ‘que recibió durante los cuatro días en los que estuvo expuesta.

Pisarello explicó en una entrevista en Rac1 que ‘la estatua ecuestre de Franco ha quedado muy deteriorada’ y se ha afianzado en la decisión del consistorio barcelonés de exponer símbolos franquistas. ‘Había que romper un silencio, por eso la exposición era necesaria’, dijo. La acción final -que se tirara la estatua en el suelo- no estaba prevista, reconoció Pisarello, pero aseguró que no se puede condenar la acción ‘en la medida en que entiende que hay una herida abierta con este tema’.

El gobierno municipal no se arrepiente de la instalación de las estatuas franquistas en la explanada del Born. ‘La exposición ha sido un acierto’ porque ‘se ha producido una reflexión pública en torno a la impunidad del franquismo’. Sin embargo, vice-intendente  hizo autocrítica y reconoció que desde el ayuntamiento no han logrado explicar suficientemente bien la exposición. ‘El objetivo era reflexionar sobre la impunidad de los símbolos franquistas también durante la democracia’, recordó Pisarello. En este sentido, cree que faltó diálogo.

El Ayuntamiento mantendrá la exposición ‘Franco, Victoria, República. Impunidad y espacio urbano’ hasta enero tal como estaba previsto, e incorporará una reflexión sobre las acciones de rechazo contra la figura ecuestre decapitada de Franco. En cuanto a la ubicación, que también generó mucha polémica, Pisarello afirmó que era ‘legítimo’ hacerlo en el Born. Un espacio, dijo, que es ‘el epicentro de la memoria de 1714 y lo seguirá siendo, pero también es adecuado para recordar otras memorias de la represión por causas políticas’.

La exposición fue el ojo del huracán desde que se supo que se haría en verano. Cuando se inauguró, el lunes, ya había recibido el impacto de huevos. El primero de los numerosos ataques que recibió la estatua franquista. Finalmente, después de pintura, huevos, grafittis, muñecas de plástico, banderas independentistas  y la bandera gay, ayer la estatua del ecuestre dictador fue tirada al suelo. Y hoy fueron retiradas del Born. Durando solo cuatro días

Opinión de Juan Pablo Catalano sobre la estatua ecuestre de Franco colocada esta semana por el ayuntamiento de Ada Colau y Gerardo Pisarello.

Pues una mala suerte para un símbolo que, no me malinterpretéis, pero es una desgracia para el mundo españolista! Después de verlo con la bandera gay, y todos los omelettes que se podría haber hecho el generalísimo Francisco Franco, con la bandera estelada catalana, todas estas cosas esperables… Una muy mala noticia para el ayuntamiento de Colau! Toda una derrota! Lo cual, creo que, ‘ojalá’! tomen mucha nota de estos sucesos de la caída de Franco, y si así ha sido el resultado, aunque se haya roto bastante un brazo, si lo analizamos en frío, y nos lo hayan hecho con alguna simbología del catalanismo o del independentismo, si nos ponemos en la piel de los demás, el cual es un ejercicio muy prudente y político, no nos hubiera gustado lo más mínimo y creo que nos deberíamos puesto a movilizarnos y seguro arrasaríamos con un movimiento popular espectacular contra este gesto. Pues hay bastantes ejemplos y probadas manifestaciones a lo largo de los últimos 5 años que lo podríamos volver a hacer si esto todavía fuera más allá …

Con esto quiero decir que no aplaudo la quebradiza ni mutilación de las esculturas (pienso que deberían estar en un museo). Soy un antifranquista y un anti-monarquías absolutistas acérrimo, pero esto ya va más lejos y no creo que se haya manejado bien el uso de un arte para llevarlo a una pelea camorrera de calle e incendiar una batalla de CiU y ERC (independentismo) contra la coalición de Barcelona en Común (COLAU y PICHARELLO). Soy de la idea de que estas cosas deben tener un consenso no por 2 o 3 gatos que quieren levantarse en rebeldía y además manchar de una intransigencia y arbitrariedad propias de una dictadura las políticas municipales de un ayuntamiento que nos han robado y la han convertido en una porquería … Sí, no más que eso, una porquería porque han llevado todo el partido de la Ada Colau que es toda una fauna y encima se querían pronunciar como antifranquistas y con esta polémica que ya estaba anunciada y servida desde hace 2 meses, ahora hoy no quieren reconocer su fracaso en esta batalla ideológica. Recordemos que en Gerardo Pisarello es un argentino, nacido en Tucumán, y que le mataron a su padre en la dictadura argentina, en la época de Videla. Y a sus 25 años, o sea hace unos 20 años más o menos descubrió la verdad de los hechos y la causa de la desaparición y asesinato de su padre. Una persona así quieren hacer actos como estos como colocar una estatua de un dictador en donde no toca ii joder polémica entre gente catalana cuando él ni siquiera la vivió aquí no puede decirse que hace justicia ni reparación de las víctimas de esta parte de la historia, en todo caso, ha sido un GRAN ERROR hacerlo y huele más a rencor y venganza. Todo lo contrario de lo que dice él mismo, pues que el chico este se desvía y desvaría…

En todo caso, y para ratificar lo que digo sobre el que pienso que deberían haber hecho yo visité países que fueron ocupados por la URSS después de la Segunda Guerra Mundial, y todos los monumentos soviéticos, y todos los elementos que estaban en la vía pública estaban felizmente colocados en un museo de temática soviética como es el caso de países de la Europa Central, Hungría, Polonia, República Checa … en todo caso, esto no es querer ni olvidar la historia ni borrarla como pretenden algunos …
Y para más inri, como dice un amigo mío, hago mis estas palabras las que suscribo todas: «El Born es un lugar que representa la Guerra de Sucesión ya que muchos hechos ocurrieron allí. Barcelona tiene muchos otros museos» cubiertos «donde se pueden hacer muchas exposiciones. el Born no creo que sea un emblema de la Guerra Civil. Es como si a las ruinas romanas de Empúries se hiciera una exposición sobre la Guerra del francés. ¿Verdad que no tendría mucho sentido? ¡Pues es lo mismo!  Es un tema de no mezclar guerras e ir confundiendo al personal. Parece como que se quiera dar más importancia a la Guerra Civil que en la de Sucesión, y las dos fueron igual de importantes.»

Y por otra parte, apoya y animo mucho este rechazo y mezcla de hechos históricos en la puerta del mausoleo del independentismo y animo mucho a la gente que se manifieste contra esta lucha ideológica que no debería salir tan caro a los barceloneses. ..

Lo que intento decir con lo que he dicho más arriba, es que el que ahora si los grupos independentistas en el ayuntamiento que somos muy contrarios a estas exposiciones de una dictadura española en la vía pública, es tener el coraje de decir que esto aunque que lo ha hecho caer algunos ciudadanos, esto nunca hubiera pasado si no lo hubieran sacado del almacén donde estaba muy bien tranquilo, quietecito y entero … Por lo tanto, lo que quiero decir, es que ahora no me parecería nada mal que alguien abriera la puerta crear una mal ambiente contra la Colau y el PICHARELLO para que sean multados de alguna manera y los adjudiquen CULPA.

—————————— & ——————- ——————
Como podréis comprobar, ya desde esta semana decidí decir las cosas por su nombre con el Ayuntamiento de Barcelona, y apartir de ahora, no decirlo nunca más hasta que se vaya esta alcaldesa infumable, y para mí a partir de ahora este ayuntamiento se llama Ayuntamiento de Ada Colau y Picharello, no el de Barcelona.

 
Opinión de Jordi Mas Font, ex regidor del ayuntamiento de Vallgorguina por Convergencia:

Ada Colau decidió poner una estatua de Franco delante del Born, para tener que desaparecer de la vida pública al ver el ridículo espantoso que ha provocado…

A quien se le ocurre? Y porqué?

Nadie se cree la salida de Pisarelo que era para comprobar la reacción de la gente… Más bien se trata de la enésima «pisarela» fora de test.

Hay muchas acciones que hacer antes que dedicarse a molestar al personal con una estatua que genera de todo menos tranquilidad, acciones como las que vendían en su campaña y que parecen haber olvidado… Accione sociales.

Me consta que una familia catalana está atrapada en Guinea Conakry, con dos hijas pequeñas, sin medios para subsistir y sin que nadie se encargue de su repatriación…

Pero no sólo me consta a mí, le consta al gobierno español, al Govern de la Generalitat, y a la señora Colau…. Y, por ahora, nadie ha movido un dedo.

Donde están aquellas ayudas sociales que prometía Colau? Desaparecidas en combate… Es más de lo mismo y peor…

Lo lamentable es que una familia catalana se encuentre sin poder comer en el extranjero y aquí nos preocupemos por conflictos en otro lado del globo … Quizás porque es sólo cara a la galería y la ayuda no existe realmente.

Pero lo más penoso y lo me da realmente repugnancia de la política, es que me he encargado de que todos los partidos supieran el caso de Felipe Martinez y su familia, con teléfono 00224 624 69 84 77….. Y todos han tirado balones fuera…

 

“El daño a la escultura es irreparable”

Los técnicos lamentan la nula protección de la obra de Viladomat en el Born

La estatua de Franco, cubierta de pintura y huevos. MASSIMILIANO MINOCRI

“La escultura de Franco estará protegida como cualquier otra obra de arte público; es un bien patrimonial de la ciudad”. Lo dijo el 27 de septiembre Ricard Vinyes, Comisionado de Memoria de Barcelona, que añadió: “Cuando acabe la exposición ingresará en los fondos del Museo de Historia, donde se le aplicarán todos los procesos de conservación de cualquier pieza”. Después de arrojarle todo tipo de objetos y pintadas, además de colocarle banderas y objetos inimaginables como una muñeca hinchable, a última hora del jueves la escultura fue tumbada y acabó partida en varios trozos, por lo que los objetivos, en el ámbito de conservación, manifestados por Vinyes estaban lejos de cumplirse. El destino ahora de la escultura, una obra realizada por el escultor Josep Viladomat en 1963, es incierto. Una brigada municipal la retiró a la una de la madrugada del viernes llevándola a un lugar lejos de la vista de todos.

ampliar fotoViladomat acabando la escultura ecuestre antes de llevarla a la fundición en una imagen que puede verse en la exposición del Born.

La escultura, como todas las que están en los espacios públicos de Barcelona, pertenece al Área de Ecología, Urbanismo y Movilidad y todas, por el hecho de estar inventariadas, están protegidas por la Ley del Patrimonio Catalán de 1993. Pero en el caso de la escultura de Viladomat no se le ha reconocido ninguna categoría de protección. Por eso, a los que han atentado contra ella, solo se les puede acusar de daños a la propiedad pública, como si se hubiera quemado un contenedor de basura o roto un banco de la calle.

UN ENCARGO POR 450.000 PESETAS

  1. Á. M.
  2. El 3 de mayo se firma un contrato por 450.000 pesetas (95.000 euros actuales), para realizar una escultura ecuestre por iniciativa de José María Porcioles “recogiendo el sentir unánime de los barceloneses”. Se quería corresponder a Franco por ceder en 1960 el uso del castillo de Montjuïc, según un expediente del Archivo Municipal de Barcelona de 1961. El escultor sería Josep Viladomat tras desestimar otro que no agradó al capitán general Pablo Martín Alonso. El artista, exiliado en Andorra, tuvo que aceptar coaccionado por Porcioles, tras ser acusado de contrabando.
  3. En enero de ese año la obra se funde en los talleres Codina de Madrid, sin consultárselo a Viladomat. El escultor, alegando fallos, sobre todo la desproporción de las patas del caballo, no firma la obra. El 17 de junio, coincidiendo con la visita de Franco a Barcelona se inaugura el Museo Militar de Montjuïc y la estatua situada en el centro del patio porticado del castillo. Viladomat no acude al acto, alegando que no hablaba bien castellano (era de Manlleu) para no saludar al dictador.
  4. Le lanzan un bote de pintura rosa como protesta.
  5. La escultura es retirada de la plaza y se instala en el interior del Museo Militar.
  6. El 30 de abril el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero cede de forma definitiva el castillo a la ciudad.
  7. El 31 de marzo la escultura se traslada a un almacén municipal de Nou Barris en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.
  8. El 8 de agosto se comprueba que la escultura había sido decapitada tras acceder al almacén sin forzar la puerta y cortarle la cabeza a Franco con una radial.
  9. En agosto se sabe que volverá a la calle dentro de la exposición Franco, Victòria, República en el Born.

“Nos ha perdido que la escultura representa a Franco y no lo que es, un bien patrimonial, y nos guste o no, la función del ayuntamiento era conservarla y evitar las agresiones, como se tiene que hacer con cualquier otra obra que se muestre en una exposición. Se ha hecho muy mal o nada la conservación preventiva que se ha de cumplir en cualquier exposición. ¡Esto no era un happening!”, asegura Pere Rovira, conservador restaurador de bienes culturales del Centre de Restauración de Bienes Muebles de Cataluña, que no acaba de entender cómo la pieza se ha colocado de forma tan accesible a la gente. “Sabiendo la animadversión que iba a provocar, se colocó en una carretilla sobre unos raíles, facilitando lo que ha pasado”, prosigue Rovira, que se pregunta, además, por el daño que podría haber causado si alguien hubiera resultado herido durante el derribo. “Se ha hecho todo muy mal”, mantiene.

En cuanto a la escultura es tajante: “El daño que se le ha hecho es irreparable. El impacto del bronce ha sido tal que será imposible recuperar su forma y devolverle su aspecto al 100%, la agresión será visible para siempre, a no ser que se vuelva a fundir y eso solo es imposible si se conserva el molde, y ya estaríamos hablando de una copia no del original. La pieza se rompió en dos grandes trozos porque se fundiría así, en dos trozos que acabaron soldados”, prosigue el especialista, que considera que la opción de colocar la pieza fuera no ha sido la idónea. “No sé qué es lo que se pretendía. Tampoco pueden decir que no esperaban lo que ha pasado; alguien debería dar explicaciones de por qué no se han tomado las medidas de seguridad y conservación necesarias. Todos estamos en contra del franquismo, pero yo no puedo ir por el mundo cargándome todo lo que no me parece bien”, remacha.

Según Jesús de Andrés, que ha estudiado las estatuas erigidas en honor de Franco, la de Viladomat es una de las mejores ecuestres, por encima de las de Valencia y Santander y que se inauguraron en un segundo periodo de la dictadura, en el que se trataba de rendir homenaje al “salvador de la patria”. No hay que olvidar que Viladomat era un buen escultor que, entre otros méritos, se había impuesto a todos en el concurso para esculpir la escultura de La República.

JOSÉ ÁNGEL MONTAÑÉS


Barcelona (INCAT-Vilaweb-El País).