«Amenaza para la democracia»: miles de alemanes protestan contra los pactos comerciales TTIP y CETA

Noticias de Alemania

 

Un amplio sector de la sociedad considera que estos pactos solo beneficiarán a las grandes corporaciones, ablandando las leyes laborales, de los consumidores y las políticas medioambientales.

Decenas de miles de personas han tomado las calles en varias ciudades de Alemania para repudiar los acuerdos de cooperación comercial entre la Unión Europea, EE.UU. y Canadá, informa la revista ‘Der Spiegel’.

 

Según los cálculos de la Policía, en Berlín se han reunido unas 40.000 personas, 30.000 en Hamburgo, 18.000 en Colonia y 10.000 en Fráncfort. Sin embargo, las estimaciones de los organizadores dan cifras más altas: 70.000 en Berlín, 65.000 en Hamburgo, 55.000 en Colonia y 50.000 en Fráncfort.

Las protestas han sido convocadas por una alianza de sindicatos, organizaciones ambientales y grupos nacionalistas del país. Todos temen que los acuerdos de libre comercio erosionen las normas ambientales y sociales.

Se trata del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés) que está siendo negociado entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos; y el Acuerdo Extensivo Económico y Comercial (CETA, por sus siglas en inglés) entre la UE y Canadá. Dos acuerdos prevén reforzar las relaciones entre las partes involucradas, según indican sus impulsores. No obstante, un amplio sector de la sociedad considera que estos pactos solo beneficiarán a las grandes corporaciones, ablandando las leyes laborales, de los consumidores y las políticas medio ambientales.

 


Tom Kucharz, miembro de Ecologistas en Acción, señala que crece el descontento público por los tratados TTIP y CETA en suelo europeo. El experto ha indicado que más de la mitad de la población en países del bloque comunitario como Alemania, Austria, Luxemburgo y en Francia «rechaza este tipo de tratados porque ve que son una amenaza para sus empleos, una amenaza para los salarios, una amenaza para los servicios públicos, una amenaza para la democracia, y, sobre todo, también para la salud pública y el medioambiente». Kucharz constata que «de cara a las elecciones, que van a tener lugar en Francia y Alemania en el año 2017, hoy aprobar este TTIP sería un suicidio electoral«.

Representantes de EE.UU. y el bloque europeo se encontrarán a comienzos de octubre en Nueva York para avanzar en los puntos del TTIP. Esta semana, 12 Estados dieron su apoyo a las negociaciones.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

Reunidos en Bratislava, los líderes de los 28 países integrantes aprobaron también la hoja de ruta para relanzar la UE sin el Reino Unido, tras el Brexit

Noticias de la Unión Europea

Habrá más controles policiales para los extranjeros en los aeropuertos europeos

El terrorismo yihadista golpeó a Europa en los últimos años y contribuyó a hacer más profunda la crisis del proyecto comunitario. Los atentados con cientos de víctimas –como los últimos de París y Bruselas– han hecho que se dispare la sensación de inseguridad entre la ciudadanía, y ahora los gobiernos europeos quieren reforzar el control de las fronteras externas de la UE para evitar más atentados. La medida también contribuirá a frenar la inmigración irregular.

Los líderes europeos dieron apoyo a las propuestas de la Comisión Europea para blindar las fronteras y aumentar el control de quién entra y quién sale de Schengen, el espacio de libre circulación de personas en Europa. Entre las iniciativas, se destaca el sistema de autorización para viajar al territorio Schengen inspirado en el de los Estados Unidos que se aplicará a los ciudadanos de terceros países que estén exentos de visado.

Los viajeros deberán rellenar un formulario con las fechas de entrada y salida, el lugar donde se alojarán y una serie de datos que permitirán que las autoridades policiales tengan controlados todos los extranjeros que entran en Europa. La policía podrá denegar la entrada de aquellas personas que considere sospechosas de terrorismo o que sean inmigrantes sin los permisos necesarios. “No puede haber tolerancia en detrimento de nuestra seguridad”, aseguraba esta semana Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión.

Los líderes europeos consideran clave aumentar la sensación de seguridad de los ciudadanos como fórmula para devolver su confianza en el proyecto europeo. El Brexit ha provocado una profunda herida que, sumada al terrorismo y al fracaso de la gestión de la crisis de refugiados, ha hecho que se dispare la desconfianza ciudadana en Europa. Aumentar la seguridad en las fronteras externas se ha convertido en una prioridad política. La puesta en marcha de este sistema de autorización se podría hacer en un tiempo récord. Según Bruselas, la propuesta legal se presentará en diciembre y el sistema estará operativo en el verano de 2017.

Modelo estadounidense

La UE también pondrá en marcha un sistema complementario para fichar las personas que entran y salen de la UE para periodos cortos, de 90 días como máximo. Los cuerpos policiales registrarán los nombres, números de pasaporte, documentos de viaje y los datos biométricos de los viajeros. El sistema se estrenará en 2020, si se cumple el calendario.

Todo ello cambiará radicalmente el control de las personas que entran en el territorio comunitario. La UE opta cada vez más por copiar el modelo estadounidense, tradicionalmente más estricto que el europeo. El terrorismo y la inmigración están cambiando las reglas del juego.-

Bratislava, Eslovaquia (INCAT-ARA).-

“El Estado español se está desconectando de sus compromisos y obligaciones con Cataluña”

Noticias de Cataluña

Lo sostuvo el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en su primer discurso institucional previo a la conmemoración de la Diada del Once de Setiembre

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aseguró, en el mensaje institucional con motivo de la Diada Nacional de Cataluña, que “el Estado se está desconectando de sus compromisos y obligaciones con Cataluña, desatendiendo los servicios que por ley está obligado a prestar a los ciudadanos, al margen de coyunturas políticas”. El jefe del Ejecutivo lamentó la actitud del Gobierno central para con el momento que vive el país, “ignorando las necesidades de los catalanes”, y remarcó que, en los últimos meses, se ha demostrado que “la desinversión crónica en infraestructuras no sólo afecta a la economía, sino también el día a día de la gente”.

“Junto a esta situación que no cambia, sigue la parálisis institucional y política en España, donde los partidos son incapaces de ponerse de acuerdo para gobernar”, remarcó. Por este motivo, aseguró que “sin política es difícil dialogar, sobre todo con quien no quiere y sólo utiliza la justicia para intentar resolver un problema que es político”. También sentenció que “calla quien debería hablar y habla quien debería callar”.

A pesar de los obstáculos, Puigdemont subrayó que, afortunadamente, “Cataluña es un país que tiene un proyecto de futuro, y lo construiremos con el diálogo y la convivencia que siempre nos han caracterizado. Los catalanes no nos hemos negado al diálogo y se demostró a lo largo de la historia que somos capaces de pactar desde las opciones ideológicas más diversas para sacar adelante el país”, para recordar que, “en los momentos decisivos, desde la transición hasta ahora, hemos sabido crear un clima de confianza para culminar los objetivos que tenemos planteados”.

“Que Cataluña pueda elegir en libertad su camino”

La Fiesta Nacional de este año es importante, dijo Puigdemont, “no sólo para afianzar esta voluntad de ser como pueblo, sino también para encarar un curso político en el que habrá que tomar decisiones que garanticen que Cataluña pueda elegir en libertad su camino”. Y este encargo, remarcó el presidente, se hará, desde el Gobierno y desde el Parlamento, “dialogando, pactando y votando, siempre al lado de la gente”.

En otro momento del mensaje institucional, el presidente del Gobierno hizo referencia al momento actual de la Unión Europea, que calificó de “delicado”, por la crisis de refugiados y el ascenso de los populismos, lo cual, dijo, ” obligará a reafirmar sus principios fundacionales, basados en la libertad, la democracia y los derechos humanos”. Europa, añadió, también se debe replantear su funcionamiento después del referéndum del Brexit y en este sentido apostó por “fortalecer el papel de la UE”. Una Unión, dijo, que “está cambiando y demuestra flexibilidad y pragmatismo cuando le conviene, enterrando los discursos inmovilistas”.

En esta misma línea, el presidente de la Generalitat reivindicó la vocación europeísta de Cataluña, un país que “quiere seguir siendo parte de esta Europa, con sus defectos y sus virtudes, pero que lo quiere ser como actor y no como simple espectador”.

En cuanto a la situación económica que vive el país, el jefe del Gobierno recordó que Cataluña es el territorio que más inversiones extranjeras recibe y el que más exporta, “con una economía dinámica que comienza a salir de la crisis gracias al esfuerzo ingente de la gente, los empresarios, los trabajadores, los autónomos, y de un gobierno, el de la Generalitat, que quiere ayudar al emprendimiento y al mismo tiempo evitar el riesgo de fractura con políticas sociales que garanticen la cohesión de nuestra sociedad”.

“La crisis todavía está presente en muchos hogares catalanes, pero estamos saliendo con el esfuerzo de todos”, afirmó, e hizo notar que el Gobierno “gobierna para todos los catalanes, sin distinciones de ningún tipo, y velará por el mantenimiento del progreso, el bienestar, la cohesión y la convivencia”.-

Barcelona (INCAT).-

En Austria toman muy en serio el proceso soberanista catalán

Noticias de Cataluña y Europa

Frank Schausberger, ex presidente de la región de Salzburgo: “tengo la convicción de que se alcanzó el punto de no retorno y la independencia de Cataluña parece inevitable”

En Austria se toma muy en serio el proceso soberanista catalán. El evento celebrado en Salzburgo el pasado 25 de mayo bajo el título “el camino de Cataluña en Europa”, organizado por el IRA (Instituto de la regiones de Europa), influyente laboratorio de ideas austríaco, junto con la delegación de la Generalitat en Viena, dirigida por Adam Casals, tuvo un gran impacto en los medios de comunicación de ese país.

Cataluña interesa y cada vez más en los centros sensibles de la opinión internacional. Este viernes por la noche, la televisión regional de Salzburgo emitió un informe que incluye declaraciones de los participantes principales. Uno de ellos, Kai-Olaf Lang, es miembro destacado del Instituto Alemán de Política Internacional y Seguridad, prepara informes para el canciller y el Bundestag alemán. Lang fue muy explícito al considerar que las instituciones y los Estados grandes de la UE recibirían a una Cataluña soberana de manera muy pragmática.

En nombre del Departamento de Asuntos Exteriores que dirige Raül Romeva, presentó la situación en Cataluña Jordi Solé, Secretario de Relaciones Exteriores y UE, quien dejó en claro el compromiso con el proyecto europeo y cuyas declaraciones fueron muy bien recibidas por un público todavía molesto por los resultados de las elecciones presidenciales en Austria, con una muy potente eurofobia de extrema derecha que fue derrotada por la mínima.

El firme compromiso del soberanismo catalán por los valores de la UE sonó muy bien en esos círculos de Austria. Tal vez, quien mejor lo expresó fue Frank Schausberger, ex presidente de la región de Salzburgo, un importante político democrático cristiano, que dijo vislumbrar la independencia de Cataluña en un futuro no muy lejano. Schausberger sostuvo que “literalmente tengo la convicción de que se alcanzó el punto de no retorno y la independencia de Cataluña parece inevitable”.-

Barcelona (INCAT-Nació Digital por Pep Martí).-

“Es demasiado tarde para reformar nada; Cataluña quiere la independencia”

Noticias de Cataluña

Definiciones del secretario de Asuntos Exteriores y de la Unión Europea, Jordi Solé, en una entrevista concedida al diario polaco Dziennik Gazeta Pawn

“Es demasiado tarde para reformar nada; Cataluña quiere la independencia”. Con esta contundencia se manifestó el Secretario de Asuntos Exteriores y de la Unión Europea del gobierno catalán, Jordi Solé, en una entrevista que publica el diario polaco Dziennik Gazeta Pawn, principal medio que habla sobre economía y cuestiones legales de Polonia.

En la entrevista Solé afirma que “el año próximo tendremos elecciones en Cataluña y el nuevo Parlamento deberá preparar la constitución de la República de Cataluña y aprobarla”. Esta es su respuesta a la pregunta si España puede evolucionar en una vía federal con un nuevo gobierno. Solé afirma que las elecciones han demostrado que España no quería cambiar a una vía que podría permitir que Cataluña se sintiera cómodo.

Una ironía sobre la situación escocesa

La entrevista comienza preguntándole como se ve la situación escocesa en Cataluña. “Sobre Escocia, hay algo de ironía, dos años antes uno de los argumentos contra la independencia era la posible salida de la UE, una situación muy diferente a la actual, que es precisamente consecuencia del referéndum del Brexit”. Y sobre esta misma cuestión, la salida de la UE, con referencia a Cataluña, responde: “Es una cuestión de voluntad política, se debe tener en cuenta cuando un nuevo país surge de los valores europeos, en referencia a la democracia. No puedo imaginar la posibilidad de que Cataluña sea expulsada de la UE, especialmente cuando se trata de un país pro-europeo y que tiene una sociedad y una economía con muchas conexiones con Europa”.

También responde cuáles son las prioridades en política exterior de Cataluña: “La UE es la prioridad, pero también la región Mediterránea es importante estratégicamente hablando, debemos fortalecer la estabilidad en ambos lados. Finalmente, considerando que nos encontramos en medio de un proceso de independencia, la hemos de acercar a los demás, contarles que esto que hacemos es legítimo, que es un proceso democrático, que por primera vez en la historia en nuestro parlamento hay una mayoría independentista y que esto no ha sido un hecho espontáneo, hemos llegado a este punto después de haber probado de mejorar nuestra situación en España durante treinta años”.-

Barcelona (INCAT-VilaWeb).-