Obama: Del ‘sí se puede’ a la completa desesperanza, que puede servir EE.UU. en bandeja a Trump

Noticias de EE.UU.

Elecciones presidenciales en EE.UU.

 

Imposible olvidar el año 2008, estaba de viaje con mi esposa en EE.UU. y algo comenzaba a cambiar, se notaba en el ambiente. En Washington la clase trabajadora albergaba la esperanza de que por fin alguien fuera digno de representarlos en la Casa Blanca. Ahora esas mismas personas se debaten entre el «cáncer o el sida», que diría Vargas Llosa, a saber, entre más de lo mismo con Hillary Clinton o cualquier cosa con Donald Trump. La respuesta, en las elecciones del martes 8 de noviembre.

Volviendo al 2008, recuerdo las palabras del barman salvadoreño que me atendió en el hotel que me hospedé en Washington antes de las primarias de Nuevo Hampshire: «La elección va a estar reñida, casi que cualquiera lo hará mejor que George W. Bush, ese precandidato de Chicago (en referencia a Barack Obama), si llega, puede hacer historia«.

Estaba fascinado por estar esa noche (8 de enero) en la capital, con el ambiente preelectoral reinante y entonces sucedió: Obama quedó segundo (36,5%), perdió por un estrecho margen con la gran favorita, Hillary Clinton (39,1%), y dio el discurso que lo convirtió en leyenda. ‘Yes we can’ (‘Sí se puede’) y tanto que se pudo, hasta el punto de que muchos nos sentimos especiales por vivir ese momento, lo más parecido a estar en la época de Jesús y encontrarse en Jerusalén el día que el hijo de Dios echó a los mercaderes del templo, según reza la Biblia.

 

El discurso

Escuchando el mítico discurso, dan ganas de volver a estar en enero del 2008… de creérnoslo otra vez, pero en lugar de ello vivimos en un mundo más inseguro, más inhumano y donde reina la desesperanza. Obama es en parte el gran responsable de traernos hasta aquí a trompicones y ahora, 8 años después, señaló con el dedo a Hillary Clintonresponsable del desastre de Libia y de dar cobijo al Estado Islámico, alguien que más que preocuparse del bienestar del pueblo y dando la espalda a lo que predicaba Obama en su campaña, se dedicó más bien a lucrarse junto a su marido.

Recordemos que Obama ganó el Premio Nobel de la Paz en el 2009, y con el galardón bajo el brazo, en política internacional alentó y permitió las tropelías en LibiaUcrania y luego Siria. Para ser honestos, entre lo poco que se puede salvar de su presidencia en política exterior está el acuerdo nuclear con Irán -en el que el resto de países del sexteto jugaron un papel importante- y el deshielo con Cuba.

Como colofón

Todos recordamos a George W. Bush como el ‘presidente líder en deportaciones’ y Trump es ‘el enemigo de los inmigrantes ilegales’ y en particular de los latinos. Pues bien, en su discurso de Nuevo Hampshire Obama hizo referencia a los latinos, asiáticos e inmigrantes:

«Algo está sucediendo cuando las personas no votan sólo por un partido al que pertenecen, sino por las esperanzas que tienen en común. Y tanto si somos ricos o pobres; blancos o negros, latinos o asiáticos, tanto si procedemos de Iowa o New Hampshire, de Nevada o de Carolina del Sur, nosotros estamos listos para llevar a este país en una nueva dirección. Eso es lo que está sucediendo en América justo ahora. El cambio es lo que está sucediendo en América.

Lo cantaron (el ‘sí se puede’) los inmigrantes que llegaron de costas lejanas y pioneros que se abrieron camino hacia el Oeste por el implacable desierto. ¡Sí se puede!«.

Sin embargo, Obama entregará su presidencia en enero del 2017 con más de 2,8 millones de deportados, mientras que bajo las administraciones de George W. Bush se expulsaron a 2,01 millones de personas. De hecho Obama  es el líder entre todos los presidentes en esta materia, no en vano se ha ganado el mote de ‘deportador en jefe’, (‘Deporter in Chief’).

Trump promete un muro en la frontera con México, que en buena parte ya está construido, y dejar inmiscuirse en los asuntos internos de otros países… pasarán los años y veremos.

Siempre he creído en el valor de las palabras, hacer un buen uso de ellas es la palanca necesaria para mover el mundo. Hay discursos que han movilizado a millones, aquí los mejores.

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de RT.

 

Henry Pinto

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

Trump: «El intento de privar a Rusia de Crimea puede provocar la Tercera Guerra Mundial»

Noticias de EE.UU.

 

«La gente de Crimea, según he oído, prefieren estar con Rusia, en lugar de donde estaban antes. Y hay que tenerlo en cuenta», afirmó también Trump.

El candidato republicano a la presidencia estadounidense, Donald Trump, opina que la idea de hacer que Rusia devuelva la Península de Crimea a Ucrania puede conducir a la Tercera Guerra Mundial, según el periódico ‘Politico’.

Durante un mitin ante sus seguidores en la ciudad de Columbus (estado de Ohio) el pasado uno de agosto Trump dejó claro que domina la realidad internacional y, concretamente, un asunto como la reintegración de Crimea en la Federación de Rusia.

En la víspera los conocimientos del magnate habían sido puestos en duda por un periodista de la cadena ABC, que le preguntó por la Península rusa. «Lo sé todo muy bien. Sucedió hace dos años (en referencia a la reintegración de Crimea con Rusia) aproximadamente. Así que le dije [al periodista]: sí, fue hace dos años. ¿Y ahora desea organizar la Tercera Guerra Mundial para devolvérsela [a Ucrania]?»

«La gente de Crimea, según he oído, prefieren estar con Rusia, en lugar de donde estaban antes. Y hay que tenerlo en cuenta», afirmó Trump en la misma entrevista.

En cuanto a la situación actual en Ucrania, Donald Trump opina que «el país es un desorden». Según dijo, lo que ocurrió en Ucrania pasó bajo la influencia de la Administración de Barack Obama que «tiene fuertes vínculos con la OTAN«.

Trump ahondó en la idea de que EE.UU. tiene que mejorar las relaciones con Rusia y predijo que esto será así, porque «unas buenas relaciones con Rusia son algo bueno, no algo malo».

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

Rusia denuncia a Kiev ante el Tribunal Supremo de Londres por la deuda de 3.000 millones

Noticias de Rusia

Moscú ha presentado finalmente la demanda con la que amenazó a Ucrania si no pagaba la deuda contraída en 2013 por el expresidente Víktor Yanukóvich.

 

Rusia ha presentado este jueves ante el Tribunal Supremo de Reino Unido una denuncia  por el impago de su deuda de 3.000 millones de dólares, señalaron fuentes del Ministerio de Economía ruso, informa Vzglyad.

Los representantes de Rusia apelaron a este tribunal para que anule la revisión que Ucrania solicitó anteriormente, y para que obligue a Kiev a pagar el valor nominal de los bonos, así como los 75 millones de dólares de los cupones de pago y los intereses sobre el monto total de los atrasos, explicó en un comunicado el Ministerio de Finanzas.

Rusia demandará a Ucrania si no salda su deuda de 3.000 millones de dólares

Por su parte, el secretario de prensa del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que este impago por parte de Kiev tendrá consecuencias para las obligaciones financieras de Ucrania.

La liquidación de los eurobonos de Ucrania por un valor de 3.000 millones de dólares, que fueron recomprados  por Rusia a finales del 2013, vence este mes de diciembre. Anteriormente, Rusia expresó su disposición de reestructurar esta deuda, al permitir pagar 1.000 millones de dólares entre los años 2016 y 2018 con la condición de que existiesen garantías por parte de las autoridades de EE.UU., la Unión Europea o alguna de las instituciones financieras internacionales.

EE.UU. se negó a proporcionar dicha garantía y el Consejo de Administración del FMI aprobó este martes una reforma que permite a los deudores dar crédito en caso de impago de la deuda soberana. Esto permitirá a Ucrania recibir fondos de apoyo, incluso si no paga la deuda a Rusia.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).