El TSJC rechaza el recurso de Mas, Ortega y Rigau y la causa del 9-N continúa su curso

Noticias de Cataluña

Los abogados defensores pedían el archivo de la causa contra los dirigentes políticos

 

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dictó un auto rechazando el recurso de Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau que pedía de archivar la causa abierta contra por la organización de la consulta sobre la independencia del 9 de noviembre de 2014. Los abogados defensores del ex-presidente, la ex-vicepresidenta y la ex-consejera de Enseñanza habían presentado a principios de julio tres solicitudes para archivar el caso una vez concluida la instrucción de la causa.

Las defensas creían que había quedado demostrado que ninguno de los tres cometió ningún delito de desobediencia ni prevaricación. En los escritos aseguraban que en ningún momento el gobierno incumplió la prohibición del Tribunal Constitucional (TC) del 4 de noviembre, ya que no organizó ninguna consulta vinculante con censo de votantes y no llegó ningún requerimiento formal y expreso a los encausados.

En sus escritos los abogados recordaban que el Estatuto de autonomía (norma institucional básica de autogobierno) permite al gobierno catalán organizar procesos participativos y una parte de la Ley de Consultas que no fue suspendida por el TC también insta al Ejecutivo a fomentar la participación ciudadana en decisiones políticas. Así, consideraban que su actuación había sido totalmente política.

Madrid (INCAT-Vilaweb).

Convoca Neus Munté a movilizaciones contundentes si se inhabilita a Carme Forcadell

Noticias de Cataluña

La portavoz del gobierno cree que sería una decisión “tremendamente injusta a los ojos de todo el mundo” y sostiene que la presidenta del Parlamento cumplió con el reglamento

                    

La consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno, Neus Munté, llamó a impulsar movilizaciones “unitarias y contundentes” en caso de que se inhabilite a la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, acusada de no haber impedido la votación de las conclusiones de la comisión de estudio del Proceso Constituyente. “Si llega una decisión así, que espero que no llegue, deberá ir seguida de una respuesta como siempre cívica, pacífica y 100% democrática de la ciudadanía, de los partidos políticos y de las entidades soberanistas”, destacó Munté en una entrevista de Europa Press.

Así, espera que, en caso de inhabilitación, las fuerzas soberanistas envíen un mensaje de unidad y civismo: “Nos miran y nos observan desde afuera y muchas personas seguro que no entienden esta posición del Estado español de muro granítico, incomprensión, cero diálogo y persecución de un proceso democrático; por ello, espero que impere la cordura en las instituciones estatales y no se inhabilite a Forcadell porque sería una decisión tremendamente injusta a los ojos de todo el mundo”, teniendo en cuenta que se trata de una presidenta parlamentaria elegida democráticamente.

De hecho, recordó que “en otras ocasiones, ante la intensidad con la que el Gobierno del PP ha ido llevando una y otra vez normas y leyes catalanas al Tribunal Constitucional (TC)”, los magistrados han optado por desestimar o levantar suspensiones porque, en su opinión, se ha impuesto el análisis coherente de la situación. Si esta coherencia no impera y hay inhabilitación, Munté ha referido al mensaje “potente” de los ex presidentes del Parlamento Joan Rigol, Ernest Benach y Núria de Gispert, que han animado Forcadell a seguir desarrollando sus funciones y arbitrando el pleno en caso que la inhabiliten.

La portavoz del Gobierno se alineó con esta opción pero descartó hablar de desobediencia y apuesta por poner énfasis en la obediencia al mandato democrático del 27-S y al desarrollo de la hoja de ruta independentista: “Me niego a dejarme llevar por lenguaje de desobediencia en sentido negativo cuando lo que estamos haciendo en Cataluña es profundamente en positivo y no va contra nadie”.

Forcadell cumplir con el reglamento

Munté defendió que Carme Forcadell no impidió la votación en el Parlamento porque “cumplió estrictamente con el reglamento” de la Cámara, que dice que se puede incluir una votación en el orden del día si dos grupos lo solicitan: en este caso, lo hicieron Juntos por el Sí y la CUP. “El Gobierno tiene una visión muy diferente de las funciones de un Parlamento, como vemos allí, donde todo está paralizado y ni siquiera hay control al ejecutivo” debido a que está en funciones y los grupos no pueden exigir explicaciones al Congreso, criticó.

La “persecución” a Forcadell y al resto de miembros de la mesa del Parlamento es para Munté una nueva muestra de la judicialización de la política que está llevando a cabo el gobierno español, que, a su juicio, debería abandonar esta estrategia y empezar a dialogar para abordar el proceso soberanista. Preguntada por si los miembros de Juntos por el Sí de la mesa deben presentar las alegaciones que requiere el TC o debe considerarlo un tribunal deslegitimado, Munté opinó que es una decisión que corresponde al grupo parlamentario y que como Gobierno se respetará “100%” lo que escojan”.-

Barcelona (INCAT).-

El PDC se niega a integrarse al grupo de ERC y recurrirá al Tribunal Constitucional

Noticias de Cataluña y España

Es la reacción ante la negativa de tener grupo propio tanto en el Senado como en el Congreso de España.

La coordinadora general del PDC, Marta Pascal, confirmó que su partido no se integrará en el grupo de ERC en el Congreso y en el Senado, tras haberse quedado sin grupo propio.

Así lo anunció en una entrevista en el canal 3/24 de cadena estatal catalana TV3: “Optamos por quedarnos en el mixto. Somos el grupo mayoritario en el grupo mixto e utilizaremos esta fuerza para hacer política desde allí”.

También adelantó que recurrirán ante el Tribunal Constitucional (TC) tanto la decisión del Congreso como la del Senado de dejar al PDC sin grupo propio en ninguna de la dos Cámaras.

El cabeza de lista de los republicanos a las elecciones generales, Gabriel Rufián, defendió el miércoles que es “más eficaz y útil” para el soberanismo catalán que ERC y el PDC estén en grupos separados en el Congreso que no compartir el mismo.

Barcelona. (INCAT-ACN).-

La reacción del Tribunal Constitucional contra la decisión del Parlamento catalán

Noticias de Cataluña

                           

Las previsibles acciones del TC, presionado por el gobierno central, son obvias, pero se aguarda ahora la movida de fichas soberanista

Lo previsible es que el pleno del Tribunal Constitucional (TC) en poco tiempo tome la decisión de suspender la hoja de ruta de desconexión con España aprobada por el Parlamento el miércoles pasado. No cabe imaginar en esta primera fase largos debates porque las decisiones que se deben tomar vienen muy recargadas por todas las normas disponibles aplicables al caso y por la lógica presión que ejerce el gobierno en funciones.

El Gobierno central planteó su impugnación a la votación de la Cámara catalana como un incidente de ejecución de sentencia, y pidió que se suspendan la iniciativa y sus efectos. Si el TC admite a trámite el asunto, la suspensión es automática, por pura previsión legal. Pero ahí no se acabaría la cosa.

Lo más complejo vendrá después, porque todo hace suponer que el TC dará un plazo de dos o tres días al Parlamento para que formule alegaciones, y luego vendrán las decisiones más importantes sobre la anulación del plan soberanista y la posible comunicación a la Fiscalía General del Estado para que actúe penalmente contra la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell.

¿Cómo actuará el TC? ¿Anulará de cabo a rabo las conclusiones de la comisión de estudio sobre el Proceso Constituyente? ¿Habrá esta vez paños calientes o matices? ¿Derribarán los magistrados algunas paredes del plan de desconexión o creerán que llegó el momento de dinamitarlo por entero? Y, por último, ¿llevará el TC a Carme Forcadell a la justicia penal, como le pidió el Gobierno, o le contestará al Ejecutivo que si quiere mover a la Fiscalía debería hacerlo por su cuenta, aplicando los resortes que para ello le da la Constitución.

Son decisiones de mucho peso, sin duda, que van a marcar la historia y evolución del vigente modelo de Estado descentralizado y la propia trayectoria del TC, llamado por primera vez a aplicar las normas coercitivas que la reforma legal de hace un año puso en sus manos para garantizar la ejecución de sus sentencias. Al respecto, la pregunta más fácil de contestar es la relativa a la anulación del plan de desconexión. Sin duda, esta vez el TC no se quedará en la declaración de inconstitucionalidad de los planes de ruptura con España, sino que los anulará. No dejará ni una coma en pie. Esta vez, en contra de lo que ha pasado en ocasiones anteriores, no habrá anestesia para la amputación, ni llamamientos al diálogo ni homilías jurídicas. Esta vez el tema parece que será tratado con la sierra eléctrica.

La anulación llegará, por lo tanto, en un nuevo pleno, oídas las alegaciones del Parlamento, el Gobierno y el fiscal, el jueves o viernes próximos. Y con ello la probable comunicación a la Fiscalía para que analice si Carme Forcadell cometió un delito de desobediencia, aunque si el TC da este paso lo hará con poco entusiasmo. El último dato relevante es que no sólo los cargos políticos van a recibir el requerimiento de que se abstengan de promover los planes de dsconexión, sino también el secretario general del Parlamento. Por esta vía indirecta, los funcionarios recibirán también un claro aviso.

Hasta aquí, nada de lo descripto suena como una novedad si tenemos en cuenta los antecedentes en la materia y la absoluta negativa de Madrid a entablar algún tipo de negociaciones con el independentismo catalán, cualquiera sea el signo del gobierno de turno, PP o PSOE. Llegó el momento en que el sector soberanista del Parlamento, el Govern todo y las entidades que trabajan activamente por aplicar a rajatabla el Proceso Constituyente, muevan sus fichas. El volcán venía dejando ver columnas de humo; hoy se perciben temblores y no falta mucho para la primera gran  erupción.-

Madrid (INCAT).-

Una Cataluña acorralada se ve cada día más obligada a cortar por lo sano

Noticias de Cataluña

Por Germán Capdevila

Hasta ahora el proceso catalán hacia la independencia ha sido un poco como el juego del gato y el ratón entre Cataluña y el Estado español. Declaraciones y leyes suspendidas, cambios de nombres de consejerías, tramitaciones parlamentarias llenas de eufemismos para esquivar la persecución judicial, etcétera. El tiempo fijado después de la victoria independentista del 27-S se acorta cada vez más, y esto hace que, poco a poco, nos acercamos a la hora de la verdad.

El legendario general chino Sunzi (Sun Tzu) escribió hace casi 2.500 años que no conviene acorralar al enemigo hasta el punto de dejarlo sin opciones, porque será entonces cuando ya no tendrá nada que perder y su reacción puede ser tremenda. Cataluña se acerca a este punto de inflexión, porque la reforma legislativa española que otorgó al Tribunal Constitucional (TC) la prerrogativa de controlar la ejecución de sus sentencias presenta el riesgo de arrinconar a Cataluña hasta el punto de no retorno de tener que ejercer la autodeterminación de forma explícita y efectiva.

Esta semana, el TC advirtió al Parlamento que no puede tramitar las conclusiones de la Comisión del Proceso Constituyente. Si nos quedamos sin opciones para cumplir el mandato democrático del 27-S –a la vez que vemos cómo se deterioran los servicios básicos por falta de autogobierno real– nos podríamos encontrar muy pronto sin alternativas, sin margen de maniobra para cumplir los pasos previstos en la hoja de ruta, y nos veríamos obligados a cortar por lo sano. Y quien avisa no es traidor.-

Girona (INCAT-El Punt Avui).-