¿Se hará realidad el muro con México? Una empresa israelí se ofrece a realizar el sueño de Trump

Noticias de México y EE.UU.

 

La propuesta de Trump de que el propio México pague el muro fronterizo levantó polvareda en la opinión pública. Una empresa israelí se ofrece a terminarlo. ¿Cuánta fuerza tiene el ‘lobby’ israelí en los asuntos internos de EE.UU.?

Una empresa israelí ha expresado públicamente su deseo de culminar el muro que Estados Unidos ha instalado por partes en su frontera con México, respaldando así el anuncio hecho por el candidato republicano, Donald Trump, durante la campaña electoral, informó El Espectador.

Se trata de la misma empresa que rodeó a la población palestina de Gaza con un cerco que le ha valido el repudio del mundo entero y que mantiene a sus ciudadanos en la -considerada- mayor cárcel a cielo abierto.

La empresa Saar Koursh, agrega el reporte, participó en la edificación de muros en las fronteras egipcias y jordanas. «Actualmente está compitiendo por el contrato para construir una muralla sobre la frontera de Kenia con Somalia (…) Si Donald Trump llega a la Casa Blanca, la de México podría ser la siguiente».

Según la empresa israelí, la aparición del grupo terrorista Estado Islámico ha levantado el negocio de los muros en varios países de Oriente Medio. «El mundo está cambiando y las fronteras vuelven a ser primordiales», cita la nota.

‘Lobby’ israelí

Basem Tajeldine es analista de temas internacionales, especialista en lo concerniente a Oriente Medio. Entrevistado por RT aseguró que es muy normal que una empresa israelí aparezca metiendo sus narices en un tema de América Latina.

«A mí no me llama la atención. No es nada extraño que Donald Trump llegue a un acuerdo estratégico con una empresa israelí que además tiene muchísima experiencia en esto de levantar muros. Además del muro en Gaza ha levantado el de Marruecos, que tiene unos 2.700 kilómetros», aseguró.

 

Recordó que toda la clase política estadounidense, del bipartidismo demócrata-republicano, «mantiene una histórica relación muy cercana con Israel y su Gobierno. Es una relación de subordinación a Israel y a su política exterior. El ‘lobby’ israelí en Estados Unidos es tan poderoso que define las acciones de este país hacia Medio Oriente y en ocasiones hasta asuntos internos».

Para Basem Tajeldine hay un detalle que jamás puede dejarse pasar por alto, y es que todos los candidatos a la Casa Blanca deben pasar por el ‘lobby’ israelí a mostrar sus programas de gobierno, es una especie de juramento de lealtad.

«Israel posee grandes inversiones en la estructura financiera y en el complejo industrial militar» de la nación de Norteamérica, eso determina mucho las decisiones de los Gobiernos de Washington«, estima Tajeldine.

Discurso de campaña

Desde México también se mira con lupa todo lo relacionado a la campaña electoral de sus vecinos estadounidenses.

Beatriz Stolowicz es profesora e investigadora del departamento de política de la Universidad Nacional Autónoma de México; en su opinión, no es extraño que una empresa, además dedicada a fabricar muros, esté interesada en la propuesta de Trump.

Consultada por RT precisó que hay en esa intensión empresarial dos asuntos que observar: «Primero, que la frontera común es muy amplia. de 3.200 kilómetros; y en segundo término, que Trump dice que lo tiene que pagar México. Este segundo asunto es más que dudoso que ocurriera, ya que ningún Gobierno mexicano podría justificar eso frente a la población del país. A mí me parece que mucho de lo que dice Trump es para ganar votos».

Agrega la investigadora que «hay que saber distinguir entre lo que se dice en la campaña electoral y lo que es el funcionamiento del capital que, al final, le impone decisiones a todos los presidentes de Estados Unidos».

Dijo que lo de muro es similar a la idea de deshacer el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, o NAFTA en inglés), para que los empleos sean en Estados Unidos.

«Nadie ha salido más beneficiado que Estados Unidos con el TLCAN, porque sus productores agrícolas venden más del 60 por ciento de lo que se come aquí en nuestro país, vale decir 130 millones de bocas. Y ninguna empresa transnacional con matriz en Estados Unidos aguantaría pagar salarios 10 o 15 veces más altos», estima Stolowicz.

Individualismo

En medio de todo lo que se permite en una campaña electoral, Basem Tajeldine finaliza expresando «lástima» por la presencia de latinos en los actos del Donald Trump.

Su discurso está dirigido a la población blanca de ese país, y se enfoca en levantar miedos sobre la presencia de los latinos en Estados Unidos. Explica el analista que a los latinos se los culpa de la crisis y muchos ciudadanos estadounidenses lo creen, porque no entienden las causas de ella.

«Se trata de personas que rechazan a sus iguales por un interés mezquino de defender su estabilidad individual, pero en esa defensa terminan acusando con los peores calificativos a los latinos que llegan ilegalmente a Estados Unidos buscando lo mismo».

 

Ernesto J. Navarro

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

¿Qué pasará con México si Trump llega a la presidencia de EE.UU.?

Noticias de México y EE.UU.

 

Algunos analistas económicos señalan que la posible victoria del magnate estadounidense el próximo mes de noviembre tendría un importante impacto negativo en las finanzas mexicanas.

En el caso de que el candidato republicano, Donald Trump, llegue a la presidencia de Estados Unidos, la economía mexicana sufriría una caída del 3,4% del producto interno bruto (PIB) y el país se sumiría en una crisis económica similar a la ocurrida en 1994, presagia un estudio mexicano.

De acuerdo con la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, Gabriela Siller, hay «una altísima probabilidad de que Trump sea presidente», lo que crearía un panorama desolador para México.

Henry RomeroReuters

El modelo matemático empleado por la casa de análisis contempla que si el magnate inmobiliario cumple su promesa de implementar un arancel del 35% a las exportaciones mexicanas automotrices, generaría un retroceso de 11,6% en las exportaciones no petroleras, lo que se traduciría en una caída de 2,9% del PIB.

Además, la detención de las remesas hacia México causaría una baja de un 1% en el consumo, lo que representaría un golpe adicional de 0,5% al PIB.

«El mayor riesgo para México es que Donald Trump gane las elecciones», dijo Siller.

¿Es Trump un agente de Putin? Rusia se convierte en ‘arma arrojadiza’ en las elecciones en EE.UU.

La economista explicó que técnicamente es posible que Trump saque a Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, NAFTA por sus siglas en inglés).

«Una parte [firmante] puede salir del acuerdo seis meses después de dar aviso a otras partes». En ese caso, el tratado seguiría vigente entre México y Canadá, «pero el 33% de nuestras exportaciones tiene como destino Estados Unidos», indicó Siller.

Uno de los impactos económicos mencionados por Trump ocurriría si decide quitar el arancel del 35% a las importaciones automotrices mexicanas, la cual tendría como consecuencia una caída del 11,6% en las exportaciones no petroleras de México hacia Estados Unidos, lo cual implicaría una contracción del PIB del 2,9%.

Además, respecto al tipo de cambio peso-dólar, Banco Base estimó que una victoria del republicano llevaría al tipo de cambio hasta los 22 pesos, frente a los 19 actuales, pese a un aumento de tasas de interés por parte del Banco de México que podría llegar hasta el 8%.

En caso de que cumpla sus compromisos de campaña, «no sería una locura pensar en un tipo de cambio por encima de 25 pesos por dólar».

Jonathan DrakeReuters

Finalmente, la especialista estimó la posibilidad de un incremento en la inflación mezclada con una recesión, lo que incrementaría los riesgos sociales debido a la subida de precios de la canasta básica.

«Creemos que vendría una época de recesión económica bastante fuerte para México en donde además los estados manufactureros y los que reciben remesas serían los más afectados», concluyó.

La moneda reaccionaría mal

Por su parte, un análisis del Banco Nacional de México (Banamex) explica que la moneda mexicana podría reaccionar exageradamente si un eventual gobierno de Trump retira a Estados Unidos del acuerdo de libre comercio de América del Norte, lo que forzaría a las autoridades a tomar medidas para atenuar el impacto.

 

«Posiblemente se traduciría en una ‘sobrerreacción’ del tipo de cambio. Pensamos que las autoridades en México están conscientes de que este escenario podría requerir de respuestas en materia de política económica», indicó el análisis.

En septiembre pasado, el candidato republicano amenazó con renegociar o incluso romper el Tratado de Libre Comercio de América del Norte si llega a la Casa Blanca en 2016.

En tanto, el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) consideró que la victoria del magnate Donald Trump generará más incertidumbre en México por la «virulencia» que ha mostrado al país y frente al Tratado de Libre Comercio.

«De lo que se ha aprovechado Trump es de que hoy por hoy en Estados Unidos atacar a México no tiene ningún costo político», dijo Alejandro Ramírez Magaña, presidente del CMN, quien lamentó que nadie le haya explicado a Trump la importancia del Tratado de Libre Comercio, uno de los temas que Trump utiliza para criticar a México.

David Ordaz

 

— RT en Español (@ActualidadRT).