Castello busca prohibir los trapitos y limpiavidrios

La iniciativa que fue presentada por los diputados de Cambiemos Guillermo Castello y Matias Ranzini busca prohibir la actividad de “trapitos” y “limpiavidrios”, previendo multas y arrestos.

Un proyecto de ley presentado en la Legislatura bonaerense busca prohibir la actividad de los denominados “cuidacoches” y “limpiavidrios” sin autorización en la provincia de Buenos Aires y prevé multas y arresto para quienes realicen ese tipo de actividades.

 La iniciativa presentada por los diputados de Cambiemos Guillermo Castello y Matias Ranzini  modifica el Código de Contravenciones provincial para sancionar ese tipo de actividades.

A partir de la modificación, los infractores podrían ser sancionados con multas de entre 200 y 1.000 pesos. O con 2 a 10 días de arresto por estar en la vía pública ofreciendo estos servicios.

Estas penas se podrían agravar si quien está en falta “portare armas no convencionales”, como elementos contundentes o similares que sirvan para quebrar alguna voluntad rígida.

“Estas personas asumen una actitud de coerción o de imposición a los propietarios”, evaluó Castello. El diputado de la Coalición Cívica, uno de los anotados para competir por la intendencia dentro de Cambiemos, es el autor de una propuesta legislativa que prevé suspender el pago de planes sociales a los beneficiarios que asistan a piquetes y cortes de tránsito, en protestas callejeras.

   El proyecto define a los cuidacoches o trapitos como las “personas que ofrecen voluntariamente y sin guardar relación alguna con la administración pública, servicio de estacionamiento o cuidado de vehículos que se estacionan a cambio de una retribución voluntaria de quien recibe el servicio”.

   Además, establece que los limpiavidrios son aquellos que “ofrecen voluntariamente y sin autorización la limpieza de vidrios de cualquier tipo de automotor en la vía pública, ya sea en forma onerosa o gratuita”.

  Castello consideró que es necesario “terminar con esta actividad de quienes se apropian del espacio público extorsionando y apretando a los ciudadanos”.

   “Muchas veces, detrás de los cuidacoches, hay mafias que se han organizado para dividirse la ciudad como si fuera un botín, en perjuicio de los vecinos”, concluyó Castello

Fútbol de Verano: no hubo problemas con choripaneros y trapitos

El subsecretario de Inspección General de la Municipalidad, Emilio Sucar Grau, se refirió a las tareas de prevención y control que desplegó la comuna ayer tanto en el recital de Valeria Lynch en Parque Camet, en el marco del programa provincial “Acercarte”, como en el partido del Torneo de Verano entre Gimnasia y Esgrima de La Plata y Banfield.

Sucar Grau destacó que “todo se desarrolló con mucha normalidad tanto en el Estadio como en Parque Camet”.

Al mismo tiempo, el funcionario confirmó que en el Estadio “José María Minella” se secuestraron 25 litros de bebidas alcohólicas (principalmente, latas de cerveza), se labraron las actas correspondientes y se dio traslado del Juez de turno. Esto se realizó con personal policial y con el Departamento Operativo y REBA de Inspección General.

Asimismo, el subsecretario de Inspección General agregó: “Tampoco hubo dificultades con los choripaneros ni con la venta de merchandising. Estuvo muy controlado el tema de los cuidacoches. Esto se realizó con colaboración de la Policía de la provincia de Buenos Aires. Ahora nos estamos preparando para el partido de Racing contra Gimnasia y se espera mayor cantidad de personas”.

 

 

El ministro de Seguridad bonaerense quiere prohibir a los “trapitos”

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, pidió en las últimas horas “unificar los criterios” en todos los distritos para avanzar con una ley provincial que prohíba la actividad de “todos los trapitos y los policías que estén entongados con las mafias” que dirigen a los cuidacoches.

Luego de la agresión de la que fue víctima Leonel Biasutti tras sufrir una fractura de mandíbula en un incidente con una “cuidacoches”, el ministro Ritondo aseguró este martes que erradicarán a “todos los trapitos y los policías que estén entongados con las mafias” que los dirigen.

Propone crear una ley

El titular de la cartera de Seguridad bonaerense reclamó, además, “unificar los criterios” en los distintos distritos y avanzar con una ley provincial que prohíba esa actividad.

Ritondo pidió “unificar criterios en todos los municipios, principalmente en el conurbano”.

Se comprometió a que pedirá en el bloque de legisladores provinciales de Cambiemos que se “empiece a tratar” un proyecto que prohíba la actividad de los “cuidacoches” en la Provincia.

Dice que hay bandas

“Sabemos que detrás de los trapitos no se mueve solamente alguno que necesita, sino que son bandas que operan detrás de todo esto y que tienen vinculación con otro tipo de delitos”, afirmó.

Ritondo se comprometió a “tomar medidas” en caso de que descubra a policías vinculados a estas organizaciones.

Aseguró que “estando la ordenanza”, aquellos efectivos que estén vinculados con la actividad de los trapitos van a “quedar afuera de la fuerza”. (NA)

Estafas con alquileres, trapitos y precios altos, quejas frecuentes del verano

Por segundo día consecutivo, este martes, la Defensoría del Pueblo estuvo orientando e informando a residentes y turistas sobre las funciones del organismo.

Así lo informó el Defensor del Pueblo Fernando Rizzi, quien destacó como “muy positiva la experiencia del contacto directo con la gente” desarrollada en la Peatonal San Martin entre Córdoba y San Luis.

En la ocasión se entregó folletería ilustrativa sobre la Defensoría y se conversó con los vecinos y visitantes que se acercaron.

“Esto responde a la premisa de llevar a la Defensoría tanto a los barrios como a las Delegaciones municipales como a aquellos lugares donde está habitualmente la gente”, sostuvieron.

También se entregó folletería conjunta de las Defensorías del Turista de la ciudad de Mar del Plata y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, producto de un convenio existente entre ambas instituciones que permiten cooperar en la recepción y traslado de quejas por vulneración de derechos entre las dos ciudades.

Se acercó mucha gente planteando distinto tipo de inquietudes, se encaminaron muchos reclamos y más que nada se difundieron las funciones de la Defensoría, que cada vez más la gente va tomando como referencia.

Quejas más comunes

Entre las quejas más planteadas por la gente en esta temporada, figuran las estafas en alquileres por internet, la extorsión de los cuidacoches en distintas zonas, cuestiones vinculadas a higiene urbana, precios altos, frecuencias de transporte público incluída la línea 221, falta de agua en domicilios, etc.

“Un poco se mantienen los mismos reclamos que otras temporadas”, señaló Rizzi.

Trapitos: exigen a las autoridades policiales medidas preventivas

La Comisión de Labor Deliberativa, integrada por la Mesa Directiva y los Presidentes de los bloques políticos del Honorable Concejo Deliberante, analizó, entre otras cuestiones pautadas, la situación de los denominados cuidacoches (ó “trapitos”) llegados de otros lugares a Mar del Plata durante la temporada de verano.

Esto se debió a una serie de sucesos desafortunados –caracterizados por la violencia, la prepotencia, las amenazas y extorsiones a conductores- ocurridos en la vía pública, a la salida o entrada de espectáculos públicos, de recreación, culturales y deportivos, que motivaron las quejas y denuncias de conductores, marplatenses y turistas.

Los ediles que integran la mencionada comisión interna del HCD convocaron al fiscal general de Departamento Judicial Mar del Plata, Dr. Fabián Fernández Garello (que se excusó de asistir mediante nota) y el comisario mayor Rodolfo Romano, titular de la Jefatura Departamental Centro (quien no asistió).

Durante la reunión quedó de manifiesto el consenso unánime de todos los bloques políticos en avanzar hacia la normalización de la situación, solicitando a las autoridades policiales que tomen medidas preventivas que conduzcan a evitar la reiteración de hechos violentos y extorsivos, donde los llamados “trapitos”, que provienen de otros lugares, exigen el pago adelantado de una cifra considerable para “cuidar” el vehículo estacionado en la vía pública.