La lucha de Thiago no cesa y surgen nuevas complicaciones

El nene que sufrió hace casi seis años graves secuelas neurológicas a raiz del siniestro vial causado por el ex piloto Eduardo Ramos, está internado en el Instituto FLENI y podría necesitar un trasplante de médula.

La salud de Thiago Joel Franco vuelve a ser noticia esta semana tras confirmarse nuevas complicaciones y ser trasladado al Instituto FLENI de Buenos Aires.

A fines de enero le descubrieron una Leucopenia: una enfermedad de la sangre producida por la baja producción de leucocitos o glóbulos blancos. “Los estudios de rutina cada vez nos dan menos esperanzas de evolución porque siguen apareciendo secuelas. Ahora el diagnóstico de una leucopenia, que por el momento es moderada, nos preocupa porque si sigue empeorando lo llevaría a necesitar un trasplante de médula que Thiago no podría resistir”, escribió su mamá, Rocío Dusek, en el grupo de Facebook “Todos por Thiago Joel Franco”.

Rocío Dusek lleva adelante a lo largo de todo este tiempo una tenaz lucha por mejorar la calidad de su hijo, así como en todo momento intentó que se hiciera justicia.

El 29 de marzo de 2014 Ramos embistió con su vehículo marca Mercedes Benz al Chevrolet Corsa en el que iba el pequeño con su familia, en el kilómetro 19 de la ruta 226, a la altura del paraje La Gloria de la Peregrina, cerca de Sierra de los Padres.

A raíz del impacto, Thiago-que en ese entonces tenía 5 años- sufrió triple fractura de cráneo y debió ser internado en el Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil (Hiemi).

Como consecuencia de esa lesión, el niño padece hemiplejía, síndrome postconcusional, epilepsia y síndromes epilépticos sintomáticos relacionados con localizaciones y trastorno de la conducta sociable, que se traduce en inestabilidad emocional, ansiedad, falta de concentración, crisis de furia e irritación.

Por el hecho, Eduardo “Lalo” Ramos fue condenado en 2017 a dos años y seis meses de prisión en suspenso y quedó inhabilitado para manejar por cuatro años.

El juicio contra Lalo Ramos comenzará el 26 de junio

El ex campeón de Turismo Carretera Eduardo “Lalo” Ramos, irá a juicio oral y público el próximo 26 de junio por causarle graves lesiones de por vida al niño Thiago Joel Franco, de 4 años, en un siniestro vial ocurrido en marzo de 2014 en la ruta 226, por donde el corredor conducía alcoholizado y con exceso de velocidad, informaron fuentes judiciales.

El hecho ocurrió el sábado 29 de marzo de 2014, cuando el ex piloto conducía alcoholizado su Mercedes Benz por la ruta 226 y al llegar a la altura del kilómetro 19, en el paraje La Gloria de la Peregrina, cerca de Sierra de los Padres, chocó desde atrás con un Chevrolet Corsa en el que viajaba el menor.

Como consecuencia del impacto, Thiago Joel Franco, que en esa época tenía 4 años, sufrió triple fractura de cráneo y debió ser internado en el Hospital Materno Infantil.

Pese a que sobrevivió, el menor padece actualmente hemiplejía, síndrome postconcusional, epilepsia y síndromes epilépticos sintomáticos relacionados con localizaciones y trastorno de la conducta sociable, que se traduce en inestabilidad emocional, ansiedad, falta de concentración, crisis de furia e irritación, todo producto del accidente.

Red Solidaria continúa con su colecta solidaria para ayudar a Thiago

A casi tres años del siniestro vial ocurrido en la autovía 226 que protagonizó Eduardo “Lalo” Ramos, el pequeño Thiago Joel y su familia deben seguir luchando con las graves lesiones neurológicas que padece.

Mientras que el ex piloto de TC está al borde del juicio oral, el niño de 7 años debe continuar con una serie de estudios y tratamientos en el Instituto Fleni de la Ciudad de Buenos Aires.

Todo esto tiene un costo elevado que la familia no puede afrontar, entre otras cuestiones porque IOMA no realiza los reintegros en tiempo y forma.

Por esta razón, desde la Red Solidaria Mar del Plata continúan con una colecta solidaria a través de la red de pagos RIPSA.

“Tenemos que recurrir nuevamente a la buena voluntad de la gente para que pueda seguir su tratamiento para mejorar un poco su calidad de vida”, destacaron desde la ong que lleva casi cinco años trabajando de manera ininterrumpida en la ciudad.

Necesitamos 7500 amigos que nos ayuden con solo 10 pesos por mes para poder sostener los gastos médicos y terapias que está afrontando la familia”, destacaron.

Aquellos interesados en dar una mano deberán acercarse a cualquier local RIPSA. “Entre todos podemos cambiar la realidad de Thiago”, subrayaron.

También se habilitó una cuenta en el Banco Nación a nombre de Rocío Dusek: sucursal 1185 número 1481427685 CBU 01101481 – 30014814276851.

Thiago: dos años de lucha y una justicia que no llega

La familia de Thiago Joel llevará a cabo, este martes a las 16, un acto en el kilómetro 19,5 de la autovía 226, al cumplirse dos años del fatídico siniestro vial provocado por el ex piloto de TC y actual dirigente político, Eduardo Ramos.

Aquel día, Ramos manejaba con alcohol en sangre y a 200 km por hora. Cerca de las 16,30, a la altura del paraje Santa Paula, su auto Mercedes Benz impactó de lleno contra un Chevrolet Corsa en el que viajaba un matrimonio y dos menores.

El que llevó la peor parte fue el menor que en ese momento tenía 5 años y estuvo sin vida durante algunos minutos, hasta que un vecino (Miguel Barreiro) le realizó RCP y le salvó a vida.

Sin embargo, el pequeño sufrió graves secuelas neurológicas que serán irreversibles. Desde ese día, la vida de Thiago y su familia nunca más volvió a ser normal.

Mientras tanto, se aguarda que la causa llegue a la instancia del juicio oral. El abogado Maximiliano Orsini, representante legal de la familia del menor Thiago Joel, afirmó ser optimista en que Eduardo “Lalo” Ramos llegue a juicio, más allá de las presiones mediáticas y las relaciones que el acusado tiene con el poder político.

El letrado señaló que se produjo un conflicto entre la fiscalía de delitos culposos y la Cámara de Apelaciones, ya que entendía que el juez Pedro Hooft debería haber resuelto favorablemente la probation de Ramos.

“La Cámara en su fallo le indicó, ilegítimamente a mi entender, al juez lo que tiene que hacer, cuando el doctor Hooft y había tomado una resolución al respecto de rechazar la probation. Esto fue apelado a Casación por el fiscal general Fernández Garello que, a su vez, manifestó que el señor Ramos tiene que ir juicio oral”, expresó a Radio La Red (FM 91.3).

Orsini agregó que se encuentran a la espera de la resolución de la Cámara de Casación Penal y en caso que la resolución se favorable, la defensa de Ramos podría apelar a la Suprema Corte de Justicia.

«Ramos es un ciudadano igual a cualquiera que está en Batán y tiene que ir a juicio»

El abogado Maximiliano Orsini, representante legal de la familia del menor Thiago Joel, afirmó ser optimista en que Eduardo «Lalo» Ramos llegue a juicio, más allá de las presiones mediáticas y las relaciones que el acusado tiene con el poder político.

A casi dos años del siniestro vial ocurrido en la autovía 226 que dejó a Thiago con graves e irreversibles secuelas neurológicas, el letrado señaló que se produjo un conflicto entre la fiscalía de delitos culposos y la Cámara de Apelaciones, ya que entendía que el juez Pedro Hooft debería haber resuelto favorablemente la probation de Ramos.

«La Cámara en su fallo le indicó, ilegítimamente a mi entender, al juez lo que tiene que hacer, cuando el doctor Hooft y había tomado una resolución al respecto de rechazar la probation. Esto fue apelado a Casación por el fiscal general Fernández Garello que, a su vez, manifestó que el señor Ramos tiene que ir juicio oral», expresó a Radio La Red (FM 91.3).

Orsini agregó que se encuentran a la espera de la resolución de la Cámara de Casación Penal y en caso que la resolución se favorable, la defensa de Ramos podría apelar a la Suprema Corte de Justicia.

Ante la postura que han tenido algunos tribunales con respecto al caso de Ramos, el abogado de la familia de Thiago reconoció que «es claro que no tenemos igualdad de armas en el caso de ambas familias, donde Ramos tiene posibilidad económica de pagar abogados, aunque no la tiene para ayudar al menor, y seguimos trabajando para lograr que se haga justicia y que este señor vaya a juicio».

«No puede ser que en Argentina ante estos casos nunca pasa nada, donde una persona puede venir y matar con su auto y se va a su casa a los pocos meses. La vida humana pareciera que no tuviese valor para algunos integrantes de la justicia y es un criterio que tiene que cambiar de una vez por todas, así como tiene que cambiar que todos somos iguales ante la justicia, no tiene que influenciar los estratos sociales o si tiene dinero o no», manifestó.

Finalmente, Orsini sostuvo que lo que ha tenido que atravesar con este caso no le sucedió con ningún otro en su carrera. «He sufrido la presión mediática donde algunos medios salieron a injuriarme a través de su abogado defensor y uno tiene que acostumbrarse a esto y aceptar que puede llegar a suceder de acuerdo a la persona que tenga enfrente», señaló.

Sobre si le inquieta el resultado final que pueda tener el caso por las relaciones políticas que Ramos tiene, el abogado indicó que «no me importa que tenga relaciones con el Presidente de la Nación o la Gobernadora, al contrario me da más fuerzas, es un ciudadano común, igual que cualquiera que está en Batán y tiene que ir a juicio oral y trabajo para que eso suceda«.