Mar del Plata se suma a la jornada del “tetazo”

Un grupo de mujeres impulsaron en las redes sociales una convocatoria para organizar un «tetazo» en protesta por la polémica actuación policial contra unas jóvenes que hacían «topless» en una playa hace veinte días atrás en Necochea.

Esta intervención se multiplicará en distintos puntos del país este martes 7 de febrero y en Mar del Plata será a partir de las 17 en la playa ubicada en Río Negro y la costa.

La convocatoria se produce al hilo de la difusión, en los principales medios de comunicación del país, de un vídeo del pasado sábado en el que varios policías intervienen en la playa de la turística localidad de Necochea, en la costa atlántica de la provincia de Buenos Aires, porque un grupo de chicas hacía topless.

“Tras el acoso policial sufrido por un grupo de mujeres en una playa de Necochea por el solo hecho de no llevar corpiño, las mujeres decimos: las tetas no son genitales. Este martes, en todo el país, se realizarán #tetazos en simultáneo contra el abuso policial y porque cada persona pueda decidir si quiere o no cubrir sus tetas, sin discriminación de género”, destacaron las impulsoras de esta movida en Mar del Plata.

Estar con las tetas al descubierto no es delito. Esto fue ratificado por el juez que recibió las actuaciones policiales de lo sucedido, quien además pidió derogar los códigos contravencionales que datan de tiempos de dictadura”, destacaron.

Más adelante, fundamentaron en que en muchos países esta actitud no llama la atención. “Las tetas, en su diversidad (grandes, pequeñas, con mamas o sin, etc) no agravian a nadie en su libertad. Es reflejo de una sociedad hipócrita hipersexualizar los cuerpos de mujeres adolescentes para vender desde baterías de autos hasta desodorantes masculinos, para luego reprimir a mujeres por tomar mate sin remera, en medio de un contexto donde se comete un femicidio cada 26 hs, y la trata de personas con fines de explotación sexual sigue creciendo”, expresaron.

Mar del Plata se suma al “pique – tetazo”

Será el próximo sábado 23 de julio, a las 15, en Plaza San Martín, en solidaridad con una mamá que fue obligada a dejar de alimentar en una plaza de San Isidro.

La indignación y el repudio por lo ocurrido en la localidad de San Isidro, donde dos policías prohibieron a una joven amamantar en público, generó una rápida y contundente reacción que tomó la forma de «teteadas» masivas o «pique-teteadas», convocadas por mujeres en varias ciudades del país, incluida Mar del Plata.

Mujeres autoconvocadas y el colectivo Mumala están llamando a participar de una teteada masiva en Mar del Plata para este sábado a las 15 en la Plaza San Martín.

Constanza Santos publicó en su muro de la red social Facebook, el martes pasado, que fue increpada por la policía cuando amamantaba a su hijo en la plazoleta del Mástil, ubicada en el cruce de 9 de Julio, Belgrano y Acassuso, en pleno centro de San Isidro.

«Estuve una hora en el Banco haciendo un trámite con mi bebé que tiene ocho meses. Estaba muerto de hambre, entonces salí y me crucé a la plazoleta del Mástil, me senté y comencé a darle la teta. En la esquina unos policías me miraban mal», describió a Télam Constanza.

Y continuó: «A los pocos minutos se me acercaron dos policías mujeres y me dijeron que no podía amamantar porque estaba prohibido por ley. Mi bebé se desprendió de la teta y empezó a llorar. No podía creer lo que me estaban diciendo. Les pregunté que número de ley era y no me respondieron, sólo comenzaron a pedirme documentos, los míos y los de mi hijo».

Constanza describió que «todo era de muy mal modo, yo junté las cosas y cuando me intenté parar para irme una de las policías me agarró del brazo y me dijo que me iban a llevar por resistencia a la autoridad; yo me solté y me fui con mi hijo».

La joven se acercó hasta donde estaban los otros policías y pidió el nombre de las efectivos que la habían increpado, pero no tuvo respuesta. «A los días decidí hacer la denuncia, fui a las comisarías, a los juzgados y a las fiscalías de la zona, me terminaron derivando a la Comisaría de la Mujer ubicada en Juncal 46, en Martínez. Cuando llegué allí me dijeron que no podían tomarme la denuncia porque no me habían golpeado ni a mi ni a mi hijo», detalló Constanza.