Causa CNU: “no le tengamos miedo a ningún testigo”

En una nueva audiencia celebrada en el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata en el juicio contra diez civiles y un militar retirado, quienes integraban la agrupación de ultraderecha Concentración Nacional Universitaria (CNU) son juzgados por ocho homicidios cometidos en 1975, el titular de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad Jorge Auat respondió a los planteos realizados por las defensas de los imputados. “Las verdades se van a ventilar en este debate”, señaló.

Uno de los abogados defensores, Horacio Insanti, pidió que una testigo no sea admitida para declarar en el debate oral y habló de “coacción” durante una entrevista periodística. Esto fue calificado por el imputado Gustavo Modesto Demarchi como “una revelación inesperada” y sumó adhesiones en las defensas.

De todas maneras, los abogados oficiales indicaron que ellos mismos pidieron la declaración de la mujer y señalaron que la ausencia en el debate podría afectar el derecho a la defensa en juicio.

Tras un cuarto intermedio, acompañado por la fiscal Laura Mazzaferri y la fiscal ad hoc María Eugenia Montero, Auat subrayó: “Las garantías constitucionales tienen, básicamente, dos caras. Una mira al Estado y lo limita, y otra mira al individuo y lo protege. Entre esas coordenadas es por donde viaja el derecho penal. Cuando uno habla de la violación de una garantía, tiene que producirse y verificarse, para lo cual hay que interpretar las normas de rito”.

El fiscal, en referencia a la cuestión que interpretó como central del planteo de Insanti, en relación a que la testigo habría sido coaccionada, mencionó: “Cuando verificamos, la declaración a la que hace referencia, se hace a los medios de prensa, nada que ver con la coacción para declarar en sede judicial. La segunda cuestión, que me parece fundamental, es que la sana crítica racional exige, imperativamente, que toda la conclusión de la valoración probatoria sea una derivación razonada”.

Inmediatamente, puso en valor la oralidad como un “salto cualitativo” en el mundo del derecho. “Señor presidente, las verdades se van a ventilar aquí, en este debate. Los testigos van a venir aquí y van a ser controlados por los defensores, por los jueces, por los fiscales, por los querellantes, por el público”, manifestó.

“No le tengamos miedo a ningún testimonio en la medida que pueda ser sometido a contralor. Si ese testigo va a mentir, va a estar sometido a un control de las partes, y va a depender de allí el objetivo de conseguir la verdad histórica de lo que pasó”, sumó el representante del Ministerio Público Fiscal.