Alquilar una carpa en La Perla durante la temporada costará unos 75 mil pesos

A partir de esta semana, los principales balnearios de Mar del Plata iniciarán una pre-venta de cara al próximo verano. Dentro de un contexto económico muy complejo, habrá dispersión de precios de acuerdo a los servicios que se brinden.

Tal cual se anticipara desde la Cámara de Balnearios, con la llegada del mes de setiembre los principales balnearios de Mar del Plata comenzarán a publicitar sus precios de alquiler de carpas y sombrillas para la próxima temporada de verano.

Para los empresarios del sector no resulta fácil fijar un precio de referencia dentro del contexto económico actual, al punto que desde la Cámara Empresaria de Balnearios (Cebra) no darán a conocer precios de referencia debido a la gran dispersión existente entre los balnearios, que varían de acuerdo a los servicios que ofrece cada uno.

Dentro de ese contexto, los balnearios ubicados en uno de los sectores de preferencia de las familias marplatenses como es La Perla iniciaron este lunes la pre-venta de espacios de sombra.

De acuerdo a lo que pudo averiguar PUNTONOTICIAS, uno de los balnearios más reconocido como es San Sebastián ofrece una carpa para toda la temporada a un valor de 75.000 pesos y una sombrilla a 62.000 pesos. Esto significa alrededor de un 25 por ciento más caro que el verano pasado.

En tanto, contratar una carpa por una quincena en enero costará 24.000 pesos y 47.000 en caso de hacerlo por todo el mes. Mientras que una sombrilla saldrá 20.000 pesos la quincena y 38.000 pesos todo enero.

Estos valores promocionales tienen vigencia hasta el 30 de setiembre y se aclaró que “los precios podrán sufrir modificaciones sin previo aviso”. Además, se aceptará el pago hasta en tres cuotas.

Esteban Ramos, presidente de CEBRA señaló que “hay balnearios que a partir del 1 de octubre comienzan a brindar servicios y aquellos que comiencen más tarde determinarán sus tarifas más tarde”.

El empresario remarcó que “no es fácil fijar un precio de referencia dentro del contexto económico actual” y lamentó que en la Argentina “uno se encuentra que cada tanto se producen periodos de inflación fuerte, de devaluación y hay que estar expuesto a este tipo de situaciones, uno no quiere acostumbrarse pero sabe que cada determinado tiempo pasa”.

Tras indicar que la inflación “no es beneficiosa para nadie”, Ramos manifestó que “este dólar alto nos beneficia porque nuestra principal competencia es el exterior, las playas de Brasil, Uruguay o de Centroamérica y nos deja mejor posicionados”.