Avanza proyecto para cambiar teléfonos públicos por cabinas con Wi-Fi

La Comisión de Legislación, Interpretación, Reglamento y Protección Ciudadana del Concejo Deliberante aprobó por unanimidad, una Resolución dirigida al Departamento Ejecutivo para que se arbitren los medios a fin de que las compañías telefónicas propietarias de los teléfonos públicos sustituyan los mismos por cabinas con Wi-Fi.

Además, se propone “realizar los convenios correspondientes con las empresas de telefonía móvil para la instalación de dichas cabinas en distintos puntos de la Ciudad”.

Impulsada por el concejal Cristian Azcona, del Bloque Frente Renovador, esta iniciativa surgió en virtud de la situación actual de abandono en que se encuentran los teléfonos públicos en el Partido de Gral. Pueyrredon y la necesidad de reemplazarlos con dispositivos de comunicación modernos.

El visto bueno de los Concejales integrantes de la mencionada Comisión generó el Dictamen correspondiente para propiciar el tratamiento del proyecto en la próxima reunión plenaria del Cuerpo Deliberativo local.

Buscan sustituir teléfonos públicos por cabinas con Wi-Fi

La propuesta es del concejal Cristian Azcona, del Bloque Frente Renovador.

El edil massista elevó un Proyecto de Resolución encomendando al Poder Ejecutivo “a arbitrar los medios a fin de que las compañías telefónicas propietarias de los teléfonos públicos sustituyan los mismos por cabinas con Wi-Fi”.

En el mismo sentido proceda a “realizar los convenios correspondientes con las empresas de telefonía móvil para la instalación de dichas cabinas en distintos puntos de la Ciudad”.

La propuesta tiene su génesis en la obsolescencia de los antiguos teléfonos públicos o cabinas telefónicas, así como en los cambios que la evolución y masificación de la tecnología han producido en el ámbito de las comunicaciones personales.

Debido al avance tecnológico, los teléfonos públicos han perdido importancia y su utilización por la ciudadanía es cada vez menor” argumenta Azcona.

El edil agrega que “en este mundo globalizado es indiscutible que, posibilitando a las personas la libre accesibilidad a la información y a las comunicaciones, se les abre una puerta a la cultura, a la educación, al desarrollo personal y profesional y al campo laboral” dijo Azcona, fundamentando su iniciativa.

Consultado el autor del Proyecto, explicó que “la idea es que además de proveer Wi-Fi, las cabinas brinden información y servicios para turistas y habitantes del Partido”.

“Además de esto, proponemos que cuenten con características inclusivas, seguramente con el aporte del resto de las fuerzas políticas el proyecto se verá muy enriquecido”, finalizó Azcona.

Adiós a las cabinas de teléfonos públicos

Las cabinas de teléfonos públicos que la empresa Telecom tenía ubicadas en distintos sectores del microcentro marplatense comenzaron a ser retiradas.

El retiro de estos equipos se dio a partir de una serie de reclamos y presentaciones que la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon efectuó a la empresa de telecomunicaciones por el estado de abandono que presentaban la mayoría de las cabinas.

Cabe señalar que, la cantidad de teléfonos públicos fuera de servicio y en mal estado realmente era alta, estimándose a simple vista que entre 150 y 200 módulos de teléfonos públicos se encontraban sin utilidad en las calles del micro y macrocentro de Mar del Plata.

En enero pasado el defensor del Pueblo, Fernando Rizzi, había reclamado por tercera vez a la empresa Telecom el inmediato retiro de los teléfonos públicos abandonados que se encontraban en distintas zonas Mar del Plata.

Rizzi destacó que estas estructuras “obstaculizan la circulación peatonal y el descenso de vehículos, generan suciedad al ser utilizados como depósitos de basura, y a veces como baños públicos”.

El Defensor del Pueblo agregó que en este estado, las cabinas de teléfonos públicos “generan inseguridad porque pueden servir para logística en la comisión de un delito. Y además brindan una imagen de abandono deplorable que es necesario revertir” agregó.

Insisten con el retiro de teléfonos públicos abandonados

La Defensoría del Pueblo reclamó por tercera vez a la empresa Telecom el inmediato retiro de teléfonos públicos abandonados que se encuentran en distintas zonas Mar del Plata.

Así lo hizo saber el defensor del Pueblo, Fernando Rizzi, quien señaló que “en setiembre de 2014, tras el segundo pedido efectuado, recibimos respuesta de la empresa que informó que tenía previsto el retiro de los equipos, durante el último trimestre de 2014 y primer trimestre de este año”.

La cantidad de teléfonos públicos fuera de servicio y en estado de abandono realmente es alta, estimándose a simple vista que entre 150 y 200 módulos de teléfonos públicos se encuentran hoy sin utilidad en las calles del micro y macrocentro de Mar del Plata.

“Obstaculizan la circulación peatonal y el descenso de vehículos, generan suciedad al ser utilizados como depósitos de basura, y a veces como baños públicos. Generan inseguridad porque pueden servir para logística en la comisión de un delito. Y además brindan una imagen de abandono deplorable que es necesario revertir”, señalaron desde la Defensoría.

“Acá evidentemente también falla la autoridad municipal pertinente, que no hace las intimaciones del caso. Esperemos que no haga falta volver a recordar a la empresa el cumplimiento de sus obligaciones y de la palabra acordada“, remarcó.

Piden el retiro de teléfonos públicos fuera de servicio

La Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon solicitó a la empresa Telecom Argentina el retiro de los teléfonos públicos fuera de servicio existentes en el sector céntrico de la ciudad de Mar del Plata.

En la nota remitida se señala que los mismos, además de no  brindar utilidad por no funcionar en su gran mayoría, generan una afectación a la higiene, la seguridad, la estética, y transitabilidad de las calles, generando una barrera para quienes circulan y dando oportunidad a quienes realizan actos vandálicos.

Desde la Defensoría consideraron que, dentro de la necesidad de mejorar los espacios públicos, resulta necesario brindar una mejor imagen, favorecer la circulación de los peatones y retirar cualquier mueble urbano que facilite escondite para la presunta comisión de un ilícito.

Por lo expuesto, el retiro de estos módulos telefónicos resultará un importante aporte, señalaron desde la Defensoría.