Obispo: «Todos estamos en la misma barca de la Patria»

El Obispo de Mar del Plata, Monseñor Gabriel Mestre, presidió este lunes el Te Deum del 25 de Mayo en la Iglesia Catedral sin presencia de público. Destacó que la pandemia se ha globalizado en las cuestiones sanitarias y sociales de forma inesperada.

El Obispo de Mar del Plata, Monseñor Gabriel Mestre, presidió este lunes el Te Deum del 25 de Mayo en la Iglesia Catedral sin presencia de público.

A la ceremonia solo asistieron el Intendente Municipal Guillermo Montenegro, algunos miembros del poder político y representantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

En el inicio de la Homilía, Monseñor Gabriel Mestre recordó la frase del Papa Francisco de hace dos meses atrás en una Plaza San Pedro desierta «nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca» que caló fuerte en los corazones de muchas personas creyentes y no creyentes.

«La pandemia ha tocado, como su nombre lo indica, a todo el pueblo, a toda la humanidad y se ha globalizado en las cuestiones sanitarias y sociales de forma inesperada, al menos para la mayoría de la población mundial», manifestó.

«Hoy, en este contexto de cuarentena, estamos reunidos en la Iglesia Catedral para dar gracias a Dios por el don de la Patria. Por la vida de esta querida tierra argentina que es nuestra Patria, nuestra casa. Celebramos el aniversario 210º de la Revolución de Mayo y del Primer Gobierno Patrio», añadió.

Mestre reconoció que en toda celebración la dinámica propia de la memoria hace que pasado, presente y futuro se amalgamen y se involucren positivamente. Y se preguntó «ante este 2020 marcado por la pandemia: ¿Cuál es nuestro compromiso mirando el futuro de nuestra Patria? Varias podrían ser las respuestas. A la luz del texto evangélico que escuchamos y las palabras del Papa Francisco me concentro en la frase: Todos estamos en la misma barca«.

«La barca es imagen de la Iglesia. Pero no solo de la Iglesia, lo es de cada familia y de cada comunidad. La barca también es imagen de la humanidad como nos lo recordaba el Santo Padre. Hoy aquí, en nuestra celebración por la Patria, la barca es imagen de nuestra querida Argentina. Todos estamos en la misma barca de la Patria, y muchas veces frágiles y desorientados«, manifestó en otro tramo de la homilía.

Mestre sostuvo que «nos toca de forma directa a los que tenemos responsabilidades de conducción religiosa, social y política; a gran escala en la conducción nacional, provincial y municipal. Pero también nos toca a pequeña escala en las actitudes y gestos de cada día en la barca que se actualiza en cada grupo humano con el cual compartimos la vida. Le pedimos a Dios que, como también nos decía el Papa Francisco, en medio de las tormentas de la barca podamos descubrirnos importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente. Siempre en justicia y paz, cuidando y protegiendo a los más pobres, vulnerables, débiles y sufrientes. Todos estamos en la misma barca«.

Mas adelante, el Obispo de Mar del Plata pidió «por los enfermos de covid19, por sus familiares y por el eterno descanso de lo que han partido a la casa del Padre. Estando todos en la misma barca pedimos la fortaleza para el personal sanitario y de seguridad, para los voluntarios de muchas organizaciones y comunidades religiosas que están hoy en primera línea cuidando al Pueblo Argentino. ¡Muchas gracias por entregar la vida para cuidarnos en este tiempo de pandemia!».

Monseñor Mestre presidirá el Te Deum por el 25 de mayo

La ceremonia religiosa forma parte del acto oficial por el 209° aniversario de la Revolución de Mayo.

Este sábado 25 de mayo a las 10.15, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata presidirá en la Catedral de Mar del Plata, el «Te Deum» con motivo del 209° aniversario de la Revolución de Mayo.

 

Esta oración, está enmarcada en el acto oficial organizado por la Municipalidad de General Pueyrredón y participará el intendente municipal Carlos Fernando Arroyo, funcionarios y autoridades políticas y de las fuerzas vivas de la ciudad.

 

El Te Deum -A ti Dios- es un cántico de acción de gracias en el que se alaba y venera a Dios y se le ruega «que vengas en ayuda de tus siervos, a quienes redimiste con tu preciosa sangre. Haz que en la Gloria eterna nos asociemos a tus santos».

Rezarán por una Argentina fraterna y solidaria, pacificada y reconciliada

El mismo será el sábado 9 de julio a las 10 de la mañana, presidido por monseñor Antonio Marino.

El próximo 9 de julio, con ocasión del bicentenario de la Independencia de nuestra patria, la Catedral de Mar del Plata, celebrará y dará gracias a Dios por este importante acontecimiento para la historia Argentina con un Te Deum.

El mismo será el sábado 9 de julio a las 10 de la mañana, presidido por monseñor Antonio Marino y con la participación de sacerdotes de la ciudad y se espera la asistencia de gran cantidad de fieles.

“Daremos siempre gracias por el legado que nos dejaron nuestros mayores, miramos nuestro presente a la luz del Evangelio y trabajamos por una Argentina fraterna y solidaria, pacificada y reconciliada, condiciones capaces de crear una Nación para todos”, manifiesta la convocatoria desde la Iglesia de Mar del Plata.

“El Te Deum -A ti Dios- es un cántico de acción de gracias en el que se alaba y venera a Dios y se le ruega que venga en ayuda de sus siervos a quienes redimió con su preciosa sangre. En este Te Deum que organizamos en conjunto con la municipalidad, están invitados todos los ciudadanos de buena voluntad, habitantes de este suelo patrio, para dar gracias y expresar compromiso con el presente. Los cristianos celebramos el Bicentenario con todo el corazón, porque para nosotros la Patria es un regalo de Dios, un don de su amor que estamos llamados a cuidar y a desarrollar”, explicó el presbítero Walter Pereyra, canciller del obispado de Mar del Plata.

Consultado sobre la invitación desde el Iglesia en este bicentenario de la patria, el sacerdote remarcó “desde el primer gobierno patrio, se celebra el Te Deum todos los 25 de mayo, agradeciendo a Dios por el surgimiento del Estado Argentino que proclamaría su  independencia formal en el año 1816. En su historia, la Iglesia siempre ha acompañado con su trabajo y oración el crecimiento de la Nación argentina promoviendo el desarrollo integral de sus habitantes”.