Una farmacia, un supermercado y un club, víctimas del delito

En un lapso de un par de horas se registraron tres robos donde delincuentes armados actuaron a plena luz del día con total impunidad.

Tres hechos delictivos fueron perpetrados durante este viernes que tuvieron en común la impunidad y audacia de los delincuentes.

El primero de ellos se produjo en una farmacia ubicada en 20 de Setiembre y 25 de Mayo cuando tres delincuentes armados, presuntamente menores de edad, robaron la recaudación y productos de perfumería para luego darse a la fuga.

En tanto, la sucursal de supermercados Toledo de avenida Constitución y Libres del Sud fue blanco de dos delincuentes que se dirigieron al sector de cajas y a punta de pistola se alzaron con dinero.

Las cámaras de seguridad lograron captar el accionar de los malvivientes y se pudo apreciar que en una de las cajas había clientes guardando su mercadería.

El hecho más impactante se produjo en horas del mediodía en el club Once Unidos, ubicado en Falkner y Belisario Roldan, en barrio Parque Luro.

Dos delincuentes irrumpieron en la administración donde redujeron y golpearon a un empleado, para luego alzarse con una importante suma de dinero que estaba destinado al pago de proveedores y salarios.

La víctima es el hijo del concejal de Acción Marplatense y dirigente del club, Horacio Taccone, quien a pesar de los golpes sufridos se encuentra en buen estado de salud.

 

Fraude eléctrico en un supermercado y en local para mascotas

Personal de EDEA constató que mediante conexiones irregulares, consumían energía eléctrica sin que fuese registrada por el medidor.

Personal de EDEA detectó fraude eléctrico en un supermercado y un local de venta de alimentos para mascotas que, mediante conexiones irregulares, consumían energía eléctrica sin que fuese registrada por el medidor. Acto seguido, se informó desde la empresa, se realizaron las denuncias correspondientes para dar inicio a las acciones penales de rigor.

Durante una inspección llevada a cabo en un supermercado ubicado en inmediaciones de las calles Alvarado y Chile, se comprobó que su instalación eléctrica presentaba una conexión clandestina en el interior del caño de bajada, que alimentaban al comercio eludiendo el equipo de medición.

Para ello los autores del ilícito perforaron el caño metálico poniendo en riesgo la seguridad de todas las personas que circulan por el lugar, ante la posible electrificación de la pared que da a la vereda del comercio.

Esta no fue la primera vez que personal de Normalización de Pérdidas de la distribuidora eléctrica detectó en el lugar irregularidades similares en este suministro siempre destinadas a no abonar la energía consumida.

Por otra parte, también se detectó una conexión directa a la red eléctrica en un comercio dedicado a la venta de alimento para mascotas ubicado en cercanías de las calles Bronzini y Alvarado. En este caso el cable partía desde las líneas de baja tensión hacia el interior del comercio sin pasar por el equipo de medición.

Tal como establece el contrato de concesión, las acciones realizadas dieron lugar al cobro de facturas complementarias para el recupero de la energía eléctrica consumida y no facturada, las que incluyen conceptos relativos a la energía tomada ilegalmente, más las penalidades y cargos correspondientes.

Por último, EDEA informa que ante irregularidades o conexiones directas a sus líneas, pueden realizarse las denuncias en el Centro de Atención de EDEA, o en forma totalmente anónima llamando al 499-3332 desde Mar del Plata o Santa Clara del Mar, o al 0800-666-3332, o bien por correo electrónico enviando mensaje a info@edeaweb.com.ar.