El País Valenciano sube el tono de la protesta, aprovechando su Día Nacional

Noticias del País Valenciano

Las instituciones y la sociedad civil coinciden en protestar por la discriminación que significa la mala financiación de la Generalitat y la falta de inversiones

Por primera vez en muchos años, las instituciones y la calle coincidieron este Nueve de Octubre (Día Nacional del País Valenciano) en dos reivindicaciones: la mejora de la financiación de la Generalitat y la protesta por la falta de inversiones territorializadas del Estado español. Todos los actos realizdos, principalmente la entrega de las distinciones de la Generalitat, la Procesión Cívica de la senyera (bandera valenciana) por el municipio y la manifestación convocada por la Comisión Nueve de Octubre, fueron actos impregnados de la reivindicación, tanto en los discursos como en las convocatorias.

La Procesión Cívica, organizada por segundo año por el nuevo ayuntamiento progresista de la ciudad, reafirmó el carácter laico, con la negativa que la bandera de la ciudad entrara en la catedral. A diferencia de los años anteriores, la presencia de la extrema derecha en la calle fue prácticamente insignificante.

La presencia del Consell (Ejecutivo valenciano) en la Diada se centró en el acto solemne de entrega de las distinciones de la Generalitat. Los pintores Manolo Boix y Juan Genovés, el antropólogo y escritor Joan Francesc Mira, Celia Amorós, la empresa Chocolates Valor, el investigador Francisco Mójica y el Colectivo Lambda son algunas de las personas y entidades reconocidas por la Generalitat con los premios 9 de Octubre 2016. La entrega de los galardones, la realizó Ximo Puig en el Palau de la Generalitat, con un acto presentado por Mónica Oltra y en el que Joan Francesc Mira hizo un discurso en nombre de todos los premiados.

El presidente de la Generalitat, en su parlamento, dijo: ‘Los valencianos somos gente de paz pero no bajaremos los brazos.’ E insistió en que hay que encontrar una solución para la financiación, ya que la situación actual lleva a un empobrecimiento acelerado de la sociedad valenciana.

Durante el acto, Josep Almudéver, uno de los últimos combatientes vivos de las Brigadas Internacionales, protagonizó un momento especial cuando sonaba el himno español con las autoridades y los premiados arriba una tarima. Almudéver prefirió bajar y apartarse del grupo mientras sonaba la marcha militar impuesta como himno por Franco.

Por la tarde, miles de manifestantes se concentraron en el centro de Valencia para recorrer el espacio entre la plaza de San Agustín y el Parterre. Convocados por la Comisión Nueve de Octubre, partidos y asociaciones se han encontrado en una manifestación que iba ganando asistencia a medida que avanzaba, hasta ocupar completamente la calle de Colón. Al final de la manifestación, en nombre de los convocados, Toni Gisbert, secretario de Acció Cultural del País Valencià, constató el aumento de la participación y dijo: ‘Los valencianos ya nos hemos cansado de ofrecer nuevas glorias a España a cambio de una permanente discriminación económica, política, lingüística y cultural.’

València (INCAT-Vilaweb).