Clínicas y sanatorios cerca de la quiebra por bajos aranceles del PAMI

El representante de ADECRA (Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina), Jorge Cherro, explicó la grave situación que atraviesa el sector: “Prestamos el mejor servicio a más de 5 millones y medio de beneficiarios de PAMI, pero es una vergüenza que con la devaluación de los últimos meses sólo hayan aumentado los aranceles de las prestaciones un 4%, que aún no cobramos”.

“Como está planteada la situación, será imposible evitar el quebranto de muchas clínicas y sanatorios privados”, remarcó Cherro y enfatizó: “Las clínicas cada vez se endeudan más y les cuesta retener personal”.

Cabe destacar que lo que paga el Pami por aranceles prestacionales es muy inferior a lo que abona, por ejemplo, una Obra Social Provincial: mientras que por una neumonía el Pami paga 1/3 del valor de una obra social provincial, o en el caso de una práctica quirúrgica como una RTU de próstata el Pami, abona menos de la mitad que una obra social provincial.

“Los números son elocuentes las diferencias son enormes y así no podemos continuar”, exclamó Jorge Cherro y agregó: “De esta manera, no podemos cubrir los costos que la atención de los pacientes demanda. Las propias autoridades de Pami han reconocido que lo que pagan a las clínicas está muy por debajo del mercado, pero hasta el momento no han modificado la situación”.

En ese sentido, Carlos Regazzoni, director ejecutivo del PAMI, dio a conocer las irregularidades encontradas desde que asumió al frente del organismo, “pero ya pasaron 5 meses y las clínicas y sanatorios agonizan y sólo hay promesas en los medios de comunicación pero soluciones concretas ninguna”, sentenció Cherro.

“Según comunicó el mismo PAMI, la situación sería mucho más grave que lo que se da a conocer y las dificultades recientes en la provisión de medicamentos sólo es una primera manifestación de las dificultades que atraviesa ese Instituto”, dijo.

Asimismo, existen problemas en la entrega de prótesis que debe suministrar el instituto. Los proveedores dicen que no lo proveen porque el instituto no ha cumplido con los pagos.

Hay muchas prácticas que por normativa del propio PAMI se facturan por fuera del modelo PCA como cirugía de caderas o medicamentos especiales, rehabilitación y las mismas no se están pagando.

“De a poco, clínicas y sanatorios van perdiendo la capacidad de atender a los enfermos del instituto de jubilados. Basta señalar que el PAMI paga por una consulta médica sólo 65 pesos. Y con el comienzo del invierno, nadie sabe quien atenderá la demanda que se incrementa en esa época”, dijo Cherro.

“El panorama sigue siendo desalentador, y solicitamos a las nuevas autoridades que de una vez por todas se pongan al frente de esta situación y actúen rápidamente porque el cierre de clínicas y sanatorios está cada vez más cerca, pero lo más grave es que está en riesgo las salud de nuestros abuelos”, finalizó Cherro.

“PAMI viene pagando todos los meses sus prestaciones”

El director ejecutivo del PAMI Mar del Plata, Fernando Ali, salió al cruce de las críticas por parte de distintos sectores políticos y sindicales contra ese organismo, en el marco del conflicto que atraviesan los trabajadores de los sanatorios privados EMHSA y Belgrano.

Cabe recordar que desde el intendente Gustavo Pulti, hasta los referentes del gremio de la Sanidad, e incluso el dirigente gastronómico Luis Barrionuevo, apuntaron contra el PAMI por supuestas deudas con esos sanatorios.

En la sede de la obra social de los jubilados y pensionados, ubicada en Balcarce y Salta, Alí brindó una conferencia de prensa donde brindó una serie de lineamientos relacionados con la postura que el PAMI adoptó para garantizar las prestaciones médicas a sus afiliados.

“Ante la disminución de los servicios médicos del sanatorio EMHSA y el conflicto gremial que paraliza por estos días la atención del sanatorio Belgrano pusimos en marcha un plan de contingencia, que está dando respuesta a la coyuntura actual, no sin dificultades”, reconoció.

Ali pretendió llevar tranquilidad a los afiliados al señalar que “con la capacidad de pago de nuestra institución va a encontrar respuesta para sus afiliados en otros prestadores de ser necesario, pero la ciudad se va a quedar con dos clínicas menos si se confunde a las personas diciendo que este tema es un tema de PAMI solamente”.

Más adelante, cuestionó las expresiones del Intendente Pulti y del dirigente gastronómico Luis Barrionuevo, que recientemente adquirió el edificio donde funciona el EMHSA.

“En relación a los dichos coincidentes del Intendente Pulti y el sindicalista Barrionuevo sobre Pami, uno esta desinformado y roza lo irresponsable; al otro, ya lo conocen”, remarcó.

El funcionario sostuvo que “PAMI viene pagando todos los meses sus prestaciones. A manera de ejemplo mencionamos imágenes en la Clínica Colon, hemodinámica en la Clínica 25 de Mayo, al Sanatorio Español, el Colegio de Bioquímicos, los 335 médicos de cabecera o los 128 odontólogos”.

“A los trabajadores con quienes somos solidarios y nos sentimos parte de ese movimiento, les expresamos que PAMI ha pagado y continúa pagando las prestaciones y que por necesidad de sus reclamos legítimos están siendo utilizados por algunos para intereses que están absolutamente evidenciados, toda vez que los llevan a reclamar a un lugar que no provocó la actual situación generando unos vivos maniobras distractoras, mientras cocinan los negocios en otro lado”, fustigó.

Salud en crisis: apuntan contra el PAMI por deudas a sanatorios

Los trabajadores de los sanatorios Belgrano y EMHSA cumplieron con otra jornada de protesta ante la delicada situación laboral por la que atraviesan.

Mientras que en el caso del EMHSA se aguarda que la semana próxima se declare la quiebra, en el sanatorio Belgrano apuntaron contra el PAMI por las deudas que mantienen con ese establecimiento.

La secretaria general del gremio de la Sanidad en Mar del Plata, Laura del Pir, señaló que si las autoridades del PAMI se encuentran tan preocupadas por la falta de camas, “que gestionen los pagos al sanatorio Belgrano para que se reactive la actividad y se pueda brindar servicios a sus afiliados”.

El poder para destrabar este conflicto lo tiene el PAMI, ya que estuvieron mirando el techo durante tanto tiempo, que asuman su compromiso y acerquen una solución”, agregó la dirigente en declaraciones a Radio La Red (FM 91.3).

Cabe destacar que un grupo de trabajadores de la Belgrano se movilizaron hasta la sede del PAMI, en Balcarce y Salta, para reclamar que liberen fondos para pagar las deudas que mantienen con ese sanatorio.

Del Pir le pidió al director del PAMI en Mar del Plata, Fernando Alí, “que se deje de hacer payasadas pidiendo audiencia con el Intendente o acudiendo al Concejo Deliberante y se ponga a trabajar”.

La relación con el PAMI también fue analizada por el secretario de Salud municipal, Alejandro Cristaldi.

“Que estas clínicas hayan cerrado le impacta duro a PAMI. Hay que ver por qué motivo pocos establecimientos están absorbiendo esas plazas. Creo que es un tema de financiamiento. Lo que debe hacer el titular Fernando Alí, es gestionar el pago a las clínicas y a los hospitales de lo que se les debe”, aseveró.

Peligra la atención para afiliados a PAMI en clínicas y sanatorios

Más de ciento cincuenta prestadores del PAMI de todo el país, padecen la falta de financiamiento del instituto, de acuerdo a lo manifestado en una multitudinaria asamblea organizada por ADECRA (Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados de la República Argentina) y CONFECLISA (Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales).

«Las clínicas que hoy atendemos a los afiliados del PAMI, queremos seguir siendo una opción del instituto. Pero con honda preocupación vemos que el modelo actual tiende a la expulsión de los prestadores», afirmó Jorge Cherro presidente de ADECRA.

Por su parte el Dr. Eduardo Cardus, secretario general de CONFECLISA, remarcó que «el PAMI destina menos del 25% de su presupuesto a gastos de salud, los valores que paga por las internaciones y las cirugías son los más bajos del sistema. Asimismo los pagos que realiza el PAMI son siempre parciales y no coinciden con el cálculo que realizamos desde las clínicas».

Por último los presentes fustigaron el manejo «autoritario» del director del PAMI, Luciano Di Cesare, quien a pesar de haber sido invitado especialmente a esta asamblea, omitió concurrir, ni envió un colaborador en su lugar.

«Lamentablemente esto sigue siendo un monólogo de los prestadores, y cada vez es más grande la preocupación por la supervivencia de las clínicas», enfatizó Jorge Cherro.