La CTA Autónoma denunció ante la OIT al gobierno de Argentina por su sistemática presión a la Justicia Laboral

El Gobierno desarrolla una política sistemática de presión y descalificación contra jueces, abogados y hasta normas protectorias del trabajo, para quitar derechos a los trabajadores.

La Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo sentenció a principios de 2017 que se cumpliera la negociación colectiva suscripta entre trabajadores y empleadores bancarios (aumento por encima del ilegal tope impuesto por el Ministerio de Trabajo), por ese motivo el mismo Ministerio a fines de febrero de 2017 promovió el juicio politico para la destitución de los jueces E. Arias Gibert y G. Marino que habían firmado la sentencia.

En mayo de 2017 otros jueces del mismo Tribunal, Luis Rafaghelli y Diana Cañal fueron denunciados, mediante el mismo procedimiento, por haber dispuesto la reincorporación a sus puestos de trabajo de empleados estatales que habían sido despedidos de forma manifiestamente discriminatoria.
El Gobierno impulsó a fines de 2016 la modificación parlamentaria de la ley de riesgos del trabajo creando obstáculos inconstitucionales para el reclamo por los trabajadores de las reparaciones por daños sufridos a causa del trabajo. La ley se sancionó en marzo de 2017.
Durante los días que corren del mes de junio de 2017, ya comenzada esta 106 Conferencia, el Presidente de la Nación insistió en expresiones públicas denostando a los abogados que defienden los derechos de los trabajadores, las que se suman a otras anteriores formuladas contra los jueces que fallan de acuerdo al principio Protectorio del Derecho Laboral.
Tales reiteradas conductas del Presidente de la Nación tienen el efecto inmediato de intimidar a los jueces laborales en su conjunto, y desalentar los justos reclamos de quienes ven avasallados sus derechos como trabajadores.
Así resultan violadas la independencia del Poder Judicial, la division de poderes, el principio protectorio del Derecho del Trabajo, todo con grave menoscabo del Estado de Derecho y el orden constitucional argentino.
Los jueces acusados no han hecho otra cosa que aplicar las normas del derecho interno, y especialmente en los casos señalados, los Convenios y Recomendaciones de la OIT.
Todo lo expuesto se produce en el marco de ataques del Gobierno a los sindicatos, los derechos sindicales y en particular el derecho de huelga. Que en Argentina esta garantizado constitucionalmente y también a través de los Convenios 98 y 87 de la OIT.
Dejamos reclamado el cese inmediato de tales conductas contrarias a los derechos de los trabajadores, sin perjucio de proseguir los procedimientos de la OIT para que se pronuncien sus órganos competentes.
Por la Delegación de la CTA A ante la 106 CIT – OIT, Ginebra, Suiza, 8-6-2017

José RIGANE, sec. adjunto de la CTA-A
Hugo BLASCO, sec. Derechos Humanos
Ruben GARRIDO, Director de Relaciones Internacionales
Horacio CATENA, sec. Gral. CTA A Tierra del Fuego
Jaime NUGUER, asesor Juridico Nacional CTA-A

La delegación oficial de la CTA AUTÓNOMA en la OIT

La Delegación Oficial de la CTA Autónoma encabezada por José Rigane, Secretario Adjunto , Hugo Blasco, Secretario de DD HH, Rubén Garrido, Director de Relaciones Internacionales, Jaime Nuguer, Asesor Jurídico de CTA Autónoma y Horacio Catena, Secretario General CTA Autónoma Tierra del Fuego,  comenzó a participar de la 106ª Conferencia Internacional del Trabajo en Ginebra (Suiza).

La reunión de este año contará con la participación de más de 4.000 delegados de todo el mundo, se desarrollará hasta el 17 de Junio y se  debatirán las dificultades más acuciantes del trabajo en el mundo en la actualidad.

En el edificio de la OIT de la sala 2 comenzó la reunión de la CCI a los efectos de analizar del movimiento obrero a nivel mundial. La realidad plasma que, se está viviendo en un mundo entero plagado de inseguridades.

La OIT asegura que si “no hay justicia social, no se sostiene la paz”, y para eso se analizaran las problemáticas y los ataques contra los derechos fundamentales: el aumento  de refugiados en el mundo, la desigualdad social que crece a pasos agigantados y un contexto con el  mayor presupuesto armamentista después de la segunda guerra mundial. La falta de confianza como  productor de la desigualdad.

Como evidencias de estudio dentro de la reunión de la CCI se dejó en claro que el  poder no lo tienen el estado ni los trabajadores, sino,  que el poder está radicado en las corporaciones. Otro de los planteos es el vínculo directo con al salario mínimo vital y móvil ya que en muchos otros países no existe, o es muy bajo.

A su vez  plantearon el derecho y la defensa a las mujeres sobre el trabajo esclavo y un acuerdo que se intentará  llevar con la cadena de suministros, con el objetivo de que 50 países aprueben esta iniciativa de estar adherido a lo que ellos llaman “actitud responsable”

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) está consagrada a la promoción de la justicia social, de los derechos humanos y laborales reconocidos internacionalmente, persiguiendo su misión fundadora: la justicia social es esencial para la paz universal y permanente.

Además, como única agencia ‘tripartita’ de la ONU, la OIT reúne a gobiernos, empleadores y trabajadores de 187 Estados miembros a fin de establecer las normas del trabajo, formular políticas y elaborar programas promoviendo el trabajo decente de todos, mujeres y hombres.

Actualmente, el Programa del Trabajo decente de la OIT contribuye a mejorar la situación económica y las condiciones de trabajo que permiten que todos los trabajadores, empleadores y gobiernos participen en el establecimiento de una paz duradera, de la prosperidad y el progreso.

La delegación oficial de la CTA AUTÓNOMA