El Tribunal Supremo español cita a declarar Rita Barberá por blanqueo de capitales

Noticias de España: Valencia

La declaración ante el juez de la ex-alcaldesa de Valencia será el próximo 21 de noviembre

El Tribunal Supremo español ha llamado a declarar el ex-alcaldesa de Valencia y senadora del PP Rita Barberá, investigada por un presunto caso de blanqueo de capitales. La declaración será el próximo 21 de noviembre por la mañana. El PSOE formará parte de la acusación popular contra Barberá, y por ello tendrá que pagar una fianza de 3.000 euros; el juez avisa del ‘serio riesgo de judicialización de la política’ que supone que un partido político ejerza de acusación en una causa penal contra una persona que ha militado en un partido contrario.

En una declaración hecha pública hoy, el juez instructor, Cándido Conde-Pumpido, cita Barberá en calidad de investigada por recibir declaración voluntaria tal como establece el artículo 118 bis de la Ley de enjuiciamiento criminal debido a su aforo.

El 13 de septiembre la sala penal del tribunal abrió una investigación sobre estos hechos, siguiendo el criterio de la fiscalía. El Supremo destaca en su resolución que los hechos descritos por el juez de instrucción número 18 de Valencia, Víctor Gómez -encargado de la investigación y que envió en abril al Supremo la parte que afecta a la senadora- – son suficientes para proceder a la apertura de investigación para determinar si son delictivos.

En el escrito, el magistrado implica Barberá en el caso de blanqueo de dinero por haber sido una más de las personas que reconocidamente efectuaron la aportación de 1.000 euros ‘por la que son encausados todos los concejales del PP valenciano (excepto Eusebio Monzó, actual vocero), ex-concejales, asesores y ex-asesores también hicieron el pago de este dinero antes de las elecciones de 2015.

En esta pieza separada, con 47 personas encausadas más el PP como persona jurídica, se están investigando las donaciones de 1.000 euros efectuadas por concejales y asesores, cantidad que presuntamente les era devuelta por el partido en dos billetes de 500 euros para blanquear dinero en efectivo de supuesta procedencia ilícita.

València (INCAT-Vilaweb).

En España actualmente se sustancian 30 procesos por corrupción que involucran al PP

Noticias de España

Responderán ante la Justicia 4 ex ministros, 4 ex presidentes autonómicos, 11 ex diputados, 10 alcaldes, 4 tesoreros y decenas de cargos regionales y municipales

   

“¡Rita, eres la mejor!” Mariano Rajoy, un hombre de emociones controladas, no paraba de repetir esa frase. Su discurso, entre ovaciones, era una oda a Rita Barberá, entonces alcaldesa de Valencia, que agradecía de pie. Un año más tarde el presidente español quisiera quemar ese video.

A Barberá, actual senadora, el Tribunal Supremo la imputó esta semana por maniobras de lavado de dinero cometidas durante los 24 años que gobernó la tercera ciudad del país. Presionada por el gobierno, se dio de baja del Partido Popular (PP), pero se niega a renunciar a su banca y a los fueros que la protegen. Rajoy tiembla. En medio del tortuoso proceso para formar gobierno, el lastre de la corrupción en el PP dinamita los últimos puentes para alcanzar un acuerdo de investidura que evite otras elecciones.

El caso Barberá, de enorme simbolismo, es apenas una muestra de lo que se le viene encima a Rajoy. Juicios, procesamientos, confesiones, denuncias: la política se traslada a los tribunales en un momento decisivo del bloqueo institucional que lleva ya nueve meses. Este lunes 19 empieza el juicio oral por el escandaloso uso de tarjetas corporativas por parte de los directivos de Bankia, la entidad financiera cuya crisis casi lleva a la quiebra a España en 2012. En el banquillo estará Rodrigo Rato, ex ministro de Economía de los conservadores del PP. La semana siguiente se abre el juicio por el caso Gürtel, en el que se investiga a una red de empresarios y funcionarios del PP que durante años amañó contratos públicos y ocultó sobornos.

Un verdadero dream team de la era Rajoy desfilará por la sala de audiencias. Las cámaras apuntarán al ex tesorero Luis Bárcenas, hombre de confianza del presidente hasta que la Justicia descubrió que escondía cuentas en Suiza con más de 40 millones de euros. El mismo que llevaba una contabilidad negra donde anotaba los sobresueldos que según él pagaba a la cúpula del PP, Rajoy incluido.

Por si no fuera suficiente, esta semana Jaume Matas, ex presidente por el PP de las Islas Baleares, negoció un pacto con la Fiscalía que lo investiga por corrupción que implica confesarse culpable y entregar datos de otros dirigentes del partido a cambio de una pena que lo libre de prisión. Rajoy evita los micrófonos. Barberá, Matas, los juicios… y encima le tocó lidiar con un costoso error propio al designar en el Banco Mundial a su amigo y ex ministro José Manuel Soria, que en abril debió dejar el gobierno cuando los Panamá Papers revelaron que tuvo empresas ocultas en paraísos fiscales. Y aunque al final dio marcha atrás, no pudo evitar el martes una interpelación a su ministro de Economía, Luis de Guindos, en la que la oposición lo puso contra las cuerdas.

“No podemos pactar con Rajoy si ampara a Barberá o trata de «enchufar» a Soria”, advirtió el liberal Albert Rivera, líder de Ciudadanos, el partido con el que el PP firmó en agosto un acuerdo para formar gobierno. Aquel intento fue insuficiente: Rajoy perdió por seis votos en la sesión de investidura del día 2, vetado por el socialismo, la izquierda radical y los partidos nacionalistas. Pero el apoyo de Rivera es vital si pretende ser reelegido en algún momento. Hasta el 31 de octubre hay tiempo para que el Congreso elija por mayoría a un presidente. En caso contrario, se llamará a nuevas elecciones para diciembre, las terceras en un año.

Los juicios que devolverán a la primera plana el financiamiento ilegal del PP caen en los días finales de las negociaciones y se extenderán durante una eventual campaña. El costo de pactar será alto para Rivera, pero más aún para el socialismo si decidiera permitir gobernar a Rajoy. La corrupción figura en todas las encuestas como la segunda preocupación de los españoles, detrás del desempleo.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, aprovechó la avalancha judicial para reafirmarse. “No vamos a indultar a Rajoy”, dijo ayer. Es la excusa perfecta para resguardarse de los poderosos sectores internos que le piden ceder para que España pueda al fin tener un gobierno estable. “¿Quién puede dar la cara por el PP después de esta semana?”, admitía ayer un dirigente del sector crítico del socialismo.

En estos momentos hay 30 procesos por corrupción que involucran al PP, incluidos cinco en los que el partido en sí es acusado. Tienen que responder ante la Justicia cuatro ex ministros, tres ex presidentes autonómicos, 11 ex diputados, 10 alcaldes, cuatro tesoreros y decenas de cargos regionales y municipales.

Madrid (INCAT-La Nación, por Martín Rodríguez Yebra).-

Ultimátum del PP a Rita Barberá: tiene 24 horas para renunciar a su banca en el Senado

Noticias de España

El Tribunal Supremo abre una causa penal contra la ex-alcaldesa de Valencia por blanqueo de dinero

A pesar de que el Partido Popular sigue confiando en la inocencia de Rita Barberá, la cúpula del PP la obligó a renunciar a su banca en el Senado.  Según fuentes cercanas al partido, tiene un plazo de 24 horas para presentar su dimisión.

Luego de conocerse la decisión del Tribunal Supremo de abrir una investigación penal contra ella por un presunto delito de blanqueo de capitales durante su etapa de alcaldesa de Valencia, la dirección nacional del PP entiende que  se está jugando el futuro no sólo de Barberá sino también del PP y el de Mariano Rajoy.

En caso de que la ex alcaldesa valenciana no renuncie, el PP hará lo mismo que con los demás concejales del PP en Valencia: abrirle expediente informativo y suspender su militancia. Si Barberá abandonara su escaño, la dirección del PP renunciaría a abrirle expediente y no la suspendería en su militancia, por entender que se habría asumido la responsabilidad política.

Rita Barberá está investigada por el caso Taula,  que indaga sobre las donaciones que concejales, asesores y trabajadores del Ayuntamiento de Valencia realizaron en blanco de 1.000 euros que les fueron devueltas en negro en billetes de 500 euros. Una dinámica conocida como “pitufeo”, por el color azul de los personajes de estos dibujos animados, como los billetes de 500.

Madrid. (INCAT-Agencias).-

Comenzará en octubre el desfile de dirigentes en los juicios por corrupciones dentro del PP

Noticias de España

Por el Caso Gürtel, el de las tarjetas black, el Caso Bárcenas y los desfalcos de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, jerarcas del PP pasarán por los juzgados en el otoño europeo 

El calendario está muy ajustado porque la sesión de investidura del presidente del Gobierno español en la última semana de agosto o la primera de septiembre exigiría plena garantía de éxito para evitar, no sólo unas terceras elecciones, sino que éstas hubieran de celebrarse –dados los plazos establecidos– el domingo de Navidad o el de Año Nuevo.

Además, aplazar las sesiones para la segunda semana de septiembre tendría el inconveniente de hacerlas coincidir con la campaña de las autonómicas de Galicia y del País Vasco, donde el mapa de posibles pactos condiciona a los partidos. Pero esperar hasta después de esos dos comicios, ambos el día 25 de ese mes, puede ser para el Partido Popular aún peor.

El 23 de septiembre, en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, el ex ministro Rodrigo Rato, acusado de apropiación indebida entre otros delitos punibles con más de cuatro años de prisión, competirá en protagonismo con el ex presidente de Cajamadrid, Miguel Blesa, en su día hombre de confianza de José María Aznar. Podrán los populares esgrimir que entre los otros 64 ocupantes del banquillo hay ex consejeros de la entidad procedentes de todo el arco político y sindical, pero la inmensa mayoría de las fotos a los acusados de haber gastado más de 15 millones de euros de las tarjetas black en gastos personales serán sin duda para Rato y Blesa.

En todo caso, el 4 de octubre siguiente los populares sí que tendrán para ellos solos todos los focos de telediario, pues en esa fecha empieza el juicio por el caso Gürtel, “Época I” (1999-2005). A partir de ese martes, la sección segunda de la Audiencia juzgará a cuarenta acusados de corrupción entre los que sobresalen el empresario Francisco Correa, jefe de la red y para quien el fiscal pide 125 años de cárcel; el ex tesorero y ex senador del PP Luis Bárcenas (petición de 42 años), y un grupo de antiguos consejeros, alcaldes y diputados de la comunidad de Madrid. El propio PP y la ex ministra Ana Mato estarán en el banquillo como “partícipes a título lucrativo” de los beneficios ilícitos cosechados por la red.

Sin acusaciones en su contra pero con mucho para explicar acudirán como testigos del juicio Gürtel la presidenta del PP de Madrid y en el momento de los hechos jefa del Ejecutivo autonómicos, Esperanza Aguirre, y los destacados dirigentes y ex dirigentes del mismo partido Javier Arenas, Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes, Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja.

El principal testigo de cargo será sin embargo el ex concejal de Majadahonda José Luis Peñas, que entre otras cosas ratificaría su declaración que sostiene que Mariano Rajoy supo que Correa iba a recaudar 25 millones de euros en comisiones ilegales con un pelotazo urbanístico en Arganda del Rey (municipio del PP), y no hizo nada al respecto.

Para unos días antes de la vista del caso Gürtel está previsto que se confirme o revoque el procesamiento de la misma formación política por la destrucción de los ordenadores del ex tesorero mencionado: una derivada del caso Bárcenas que podría enjuiciarse el próximo año. La matriz del caso, es decir el sumario sobre los papeles de la caja B (o en negro) del PP, lo juzgará el mismo tribunal del caso Gürtel hacia el 2018.

Por si fuera poco, el Tribunal Supremo puede no tardar en citar como investigada a la senadora y ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá, tal como ha propuesto el fiscal. Y también a partir de setiembre se verán avances sustantivos en el complejo caso Púnica, que tiene entre rejas al ex secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados.

El calendario judicial de otoño no parece idóneo, en suma, para que Rajoy celebre entonces un debate que, con el sí de Ciudadanos supeditado a medidas de regeneración, tendrá la corrupción como uno de los temas estrella.-

Madrid (INCAT-LV por Fernando García).-

Todos los ‘récords’ electorales del PP en el País Valenciano, en los tribunales

Noticias de Valencia

La justicia investiga la financiación del PP tras su primera mayoría absoluta en 1999, poniendo la lupa sobre Francisco Camps, Rita Barberá y Alfonso Rus

Que el PP ganó elecciones en el País Valenciano “dopado” es una metáfora que han usado numerosos políticos de la izquierda valenciana, incluyendo entre ellos a los hoy máximos representantes del gobierno valenciano, Ximo Puig (PSPV) y Mónica Oltra (Compromís). Pero tras diversas mayorías absolutas en prácticamente todas las principales instituciones públicas valencianas el PP está viendo como los tribunales están mirando con lupa cómo se lograron las mayores cosechas de votos en el País Valenciano.

La última de ellas fue la alcaldesa con más mayorías absolutas y años de gobierno en una capital de provincia en el Estado español: Rita Barberá. Las sospechas de financiación irregular a través de alguna cuenta opaca datan de 2006, cuenta a través de la que se haría la gestión de donaciones al grupo popular y que se habría mantenido hasta las pasadas elecciones de 2015, obteniendo sus mejores resultados en 2007 con 21 concejales (235.158 votos, el 56,67% del total) y en 2011 con 20 ediles.

Ese mismo año 2007 el PP también consiguió su récord de votos en unas elecciones autonómicas con 1.277.458 sufragios (el 52,34% del total). De esta época el PP arrastra el caso ‘Gürtel’ por el cual se investiga la posible financiación irregular a través de ‘Orange Market’, que tiene encausada a toda la cúpula del partido de aquella época (excepto al propio Camps), ya que el PP supuestamente habría recibido más de 3 millones de euros en ‘B’, para financiar de forma presuntamente ilícita estos comicios autonómicos y las generales de 2008, el mayor récord de todos.

No obstante las sospechas de financiación irregular se remontan ya a 1999, después de la primera mayoría absoluta de Eduardo Zaplana con el PP. De esta época datan las investigaciones de la justicia a las  concesiones a José Adolfo Vedri, que habría obtenido un total de 30 millones en contratos tanto de la Generalitat como de las diferentes diputaciones provinciales.

Volviendo a Gürtel el récord absoluto en unas elecciones fueron las elecciones generales de 2008 en las que el PP obtuvo en el País Valenciano 1.415.793 votos (el 51,59%). Sobre estos comicios está la sombra de Álvaro Pérez ‘el Bigotes’ yendo de la mano del constructor Enrique Ortiz que confesó haber financiado ilegalmente al partido en las mismas elecciones, al igual que otros empresarios.

Pero entre las últimas investigaciones que han explotado durante los últimos meses está la ‘operación Taula’ que salpicó al ex-presidente de la Diputación de València, Alfonso Rus. Este resultó elegido jefe de la corporación provincial con elecciones municipales en las que el PP obtuvo dos récords consecutivos casi calcados: 635.321 votos en 2007 y 635.750 en 2011. Rus seria el presunto cabecilla de una trama de cobro de comisiones a empresas que irían a parar tanto a los bolsillos de los presuntos partidos corruptos como a financiar el partido, según las grabaciones del arrepentido Marcos Benavent’.

Tras la explosión de los casos de corrupción el PP obtuvo cierto castigo en las instituciones valencianas, perdiendo en mayo de 2015 la Generalitat, las tres capitales de provincia y la Diputación de València. No obstante, el PP, tras las elecciones del 26J parece empezar a remontar el bache, mientras su presidenta Isabel Bonig intenta desvincularse de esta turbia época y enterrar la herencia de sus antecesores afirmando que todo ello “pertenece al pasado”.

València (INCAT-El Diario.CV, por Toni Cucarella).