CUCAIBA realiza en Mar del Plata actividades por el Día Mundial del Riñón

Se instalará un gazebo en el parque del Hospital Interzonal donde se repartirá folletería, tomarán la presión arterial, se medirá la glucemia e informarán.

Con motivo de conmemorar el Día Mundial del Riñón, que se celebra cada segundo jueves de marzo, el CUCAIBA organizó actividades de difusión e información acerca de prevención de las enfermedades renales crónicas (ERL), en adhesión al lema de la Sociedad Internacional de Nefrología: “Riñones y Salud de la Mujer. Incluir, valorar, empoderar”, al coincidir este año con el Día Internacional de las Mujeres.

Una de las actividades se realizará en Mar del Plata, este miércoles 7, organizada por el Servicio de Nefrología y el CUCAIBA, en el parque del Hospital “Dr. Oscar Alende”, entre las 10 y las 14.

Allí se instalará un gazebo en el que se repartirá folletería, tomarán la presión arterial, se medirá la glucemia e informarán.Estarán presentes la Jefa del Servicio de Nefrología, Miriam Latorre y los nefrólogos, Natalia Martín y Gino Valle.

SOBRE LA CAMPAÑA MUNDIAL

El Día Mundial del Riñón es una campaña orientada a generar conciencia acerca de la importancia de la salud renal en la vida de las personas. El objetivo es generar consciencia sobre los comportamientos preventivos, factores de riesgo y  cómo vivir con una enfermedad renal.

Actualmente hay 195 millones de mujeres viviendo con Enfermedad Renal Crónica (ERC) y es la octava causa de muerte en mujeres, cercana a los 600.000 decesos anuales. Según algunos estudios, la ERC es más probable que se desarrolle más en mujeres que hombres, con una prevalencia promedio del 14% en las mujeres y del 12% en los hombres. Sin embargo, el número de mujeres en diálisis es menor que el número de hombres. Al menos tres razones principales son reconocidas hasta ahora: la progresión de la ERC es más lenta en las mujeres que en los hombres, las barreras psico-socioeconómicas como una menor consciencia de la enfermedad llevan a un inicio tardío o no de diálisis en las mujeres y el acceso desigual a la atención es un problema en países que no tienen cobertura médica universal.

Las enfermedades renales suelen desatenderse por ser asintomáticas hasta una fase tardía. Existen muy pocos tratamientos disponibles para estos casos y las soluciones suelen ser la diálisis y el trasplante. Esto hace que la prevención sea muy importante y adoptar un estilo de vida sano continúa siendo la forma más eficaz de evitar que se produzca una enfermedad renal a largo plazo. Las personas más propensas a padecer ERC (Enfermedad Renal Crónica) son aquellas que presentan hipertensión y diabetes, por lo que resulta muy importante la realización de controles para un diagnóstico precoz.

PREVENCIÓN

Asimismo existen acciones simples de prevención:

Hacer, al menos, 30 minutos de actividad física diaria.

Controlar regularmente le presión arterial y el nivel de azúcar en sangre.

Reducir el consumo de sal, ingerir frutas y verduras variadas diariamente, reducir la ingesta de carnes rojas y blancas a cinco porciones semanales y controlar el peso.

Mantener una ingesta de líquidos regular.

No fumar.

No tomar medicamentos sin receta médica.

¿Están sanos sus riñones?

El “Día Mundial del Riñón” se conmemora el 10 de marzo con el objetivo de promover la concientización, el intercambio de ideas y la educación a la población para mejorar la prevención de las enfermedades renales.

En Argentina la Enfermedad Renal Crónica afecta al 12 % de la población. La sociedad Argentina de Nefrología estima que 4.800.000 personas presentan algún grado de insuficiencia renal.

Este jueves, en coincidencia con la conmemoración, en el CEMA de Mar del Plata se realizará una charla para la población general, a las 10, en el SUM de la mencionada Institución, a cargo de las Dras. Cecilia Resina y Paula Marioli.

Justamente, las profesionales propusieron celebrar éste día mundial del riñón bebiendo e invitando a beber un vaso de agua más al día. Se trata de un hecho simbólico que tiene una finalidad, recordar que los riñones son órganos vitales que deben ser atendidos.

El alarmante aumento del número de pacientes que requieren diálisis o trasplante es debido a la población más añosa (la mitad de las personas mayores de 75 años presentan algún grado de insuficiencia renal) y a la epidemia mundial de las enfermedades crónicas no transmisibles como la Diabetes, la hipertensión y la obesidad que son las principales causas de enfermedad renal crónica.

Es habitual que el diagnóstico se produzca tardíamente porque en la mayoría de los casos la enfermedad progresa sin presentar síntomas hasta estadíos avanzados donde las herramientas de tratamiento son escasas. En cambio si el diagnóstico es precoz se puede enlentecer e incluso revertir la enfermedad.

Los síntomas que genera ésta enfermedad son cansancio, pérdida de apetito, vómitos, nauseas, picazón en el cuerpo, calambres musculares, cambios en la coloración de la piel, edema o hinchazón de piernas, brazos y cara, espuma en la orina, entre otros.

Las recomendaciones para prevenir la aparición de enfermedad renal crónica incluyen:

Ø Hacer ejercicio de forma regular
Ø Mantener un control periódico de su nivel de azúcar si es diabético.
Ø Controlar la presión arterial.
Ø Reducir el consumo de sal, aumentar la ingesta de frutas y verduras e intentar no exceder las 5 porciones de carnes por semana.
Ø Controlar el peso corporal
Ø No fumar
Ø No tomar medicamentos que puedan dañar sus riñones de forma habitual (principalmente antiinflamatorios)
Ø Beber agua.
Ø Realizar una revisión periódica de la función renal (proteínas en orina y creatinina) principalmente si es diabético, hipertenso, obeso, mayor de 60 años o tiene antecedentes familiares de enfermedades renales que son los grupos de alto riesgo para presentar enfermedad renal crónica.

En resumen, es esencial adoptar un estilo de vida saludable ya que es la manera más eficaz de prevenir una enfermedad renal en el largo plazo.