Ingresaron a la residencia los primeros médicos formados en la ciudad

El 70% de los recientes graduados de Medicina comenzaron la residencia en instituciones de salud públicas y privadas, locales, provinciales y nacionales.

Tras obtener su graduación en 2015 y 2016, los primeros médicos formados en Mar del Plata comenzaron la residencia en importantes instituciones locales, nacionales e internacionales.

Actualmente, son 19 los graduados de la carrera de Medicina de la Universidad FASTA, quienes han ingresado a esta instancia formación profesional.

Si bien en nuestro país la residencia no es obligatoria, el 70% de los médicos formados en la ciudad gracias a las competencias adquiridas y a méritos personales, hoy inician el camino de desarrollo de su profesión especializándose en Mar del Plata, Argentina y el exterior.

La residencia es el período de postgrado que permite la formación de especialistas en las distintas disciplinas médicas. Tiene una duración de cuatro años y consiste en una beca que otorgan las instituciones de salud públicas y privadas, a partir de un sistema remunerado de formación, a tiempo completo y con dedicación exclusiva.

“Su importancia radica en que es un espacio privilegiado de formación en terreno en una especialidad, teniendo acceso a los pacientes y a la tecnología diagnóstica”, expresó la Dra. Julia Elbaba, Decana de la Facultad de Ciencias Médicas de la UFASTA.

Entre las especialidades elegidas por los ahora médicos residentes, se destacan clínica médica, cirugía general, ortopedia y traumatología, diagnóstico por imágenes y pediatría. También han concurrido a residencias como psiquiatría, tocoginecología, terapia intensiva y oftalmología.

Los lugares elegidos son distintos hospitales y clínicas de Mar del Plata, La Plata y Buenos Aires, también una de las médicas se encuentra realizando la especialidad de cirugía en Alemania.

La Escuela de Medicina de UFASTA acompaña y promueve a los médicos graduados para que accedan a las residencias como un espacio privilegiado de formación.

Creo que el país necesita médicos generalistas con una sólida formación humanística y ética, que se compadezcan del sufrimiento de los pacientes, que puedan solucionar el problema de la consulta y con gran capacidad de escucha. Además deben tener las herramientas para acceder a  una educación médica continua que les permita adquirir nuevos conocimientos y ser competentes en el uso adecuado de la tecnología. En definitiva, el desafío es poner en el centro al paciente y su pesar por mínimo que parezca”, sostuvo la decana.

Ingreso a la Residencia

Para poder acceder a una vacante de residencia, es necesario inscribirse y rendir un examen (previa presentación de documentación requerida).

Tras un acto de adjudicación pública de las diferentes vacantes disponibles, se convoca a los postulantes según el orden de mérito, de acuerdo a los puestos con los que se cuente en las instalaciones de salud. Cada residencia tiene sus propias autoridades, en general están supervisadas por los comités de docencia e investigación de cada institución. Las residencias municipales, provinciales y nacionales dependen de los Ministerios de salud.

En tanto, la elección de la especialidad se realiza en el momento de la inscripción, por lo que el postulante concursa solamente para la especialidad que eligió al anotarse al examen. Las inscripciones se realizan en marzo y los exámenes son en abril, mientras que el período de residencia suele empezar en junio.