La nueva Convergencia se define como “independentista” y defiende la república para Cataluña

Noticias de Cataluña

El Partido Demócrata Catalán aprueba el texto fundacional: será “demócrata, catalanista, independentista, europeísta y humanista” – Reagrupament mostró una estelada

Con buena parte de los objetivos situados en la elección del nombre y en la definición de la nueva estructura, el debate sobre el manifiesto fundacional de la nueva Convergencia se desarrolló con cierta tranquilidad. “En la planta de arriba se está más calmado”, señalaba un miembro de la cúpula en los pasillos del Centro de Convenciones Internacional de Barcelona. Artur Mas y Carles Puigdemont siguieron el debate sobre el documento, que apuesta por un “estado independiente en forma de república” como futuro nacional para Cataluña. Una definición calcada a la de la declaración de ruptura del 9-N, pactada entre Juntos por el Sí y la CUP. El partido, en parte, se define como “demócrata, catalanista, independentista, europeísta y humanista“.

“Esta definición aparece en el modelo de país que queremos”, puntualizaban la tarde asistentes a esta comisión, que tenía 801 miembros apuntados. El texto hace más explícita la apuesta por la independencia, teniendo en cuenta que el texto propuesto por la dirección –calcado del ideario que Mas fue desarrollando durante la legislatura pasada y en otros documentos internos de Convergència– evitaba definir la nueva formación como independentista.

El coordinador de régimen interno de CDC, Francisco Sánchez, aseguró que se había tumbado una enmienda que proponía apostar por la declaración unilateral de independencia (DUI). “Queremos que sea un texto sin fecha de caducidad”, señaló en rueda de prensa. Sin embargo, una enmienda de Reagrupament –que instaló una bandera estelada– ha permitido tener en cuenta la “unilateralidad” en caso de que el Estado bloquee todas las vías legales posibles hacia la plena soberanía.

El documento fundacional busca ser una síntesis entre la rama más socialdemócrata y la más liberal. La formación impulsada por Artur Mas, al que los dirigentes de CDC quieren presentar como “promotor del nuevo partido”ahora ya no es presidente de CDC, cargo que recae en Jacint Borràs, que se encarga de gestionar la hibernación–, mantiene que el objetivo es la “centralidad social”. La nueva herramienta celebrará durante los próximos meses una convención para ampliar los principios programáticos de cara a las futuras elecciones catalanas. Uno de los encargos internos que ha hecho Mas es el de construir un partido ideológicamente más fuerte que permita influir en la Constitución catalana.-

Barcelona (INCAT-ARA).-

Junts per Catalunya, Partit Nacional Català y Partit Demòcrata Català, los nombres más votados para la nueva CDC

Noticias de Cataluña

 La elección del nombre de la nueva Convergència Democràtica sigue siendo el dolor de cabeza del Congreso para fundar el nuevo partido oficialista. Después de que el viernes se tuvo que aplazar la votación para elegir el nombre por las discrepancias internas, este sábado se ha constituido una comisión para estudiar nuevas propuestas. La formación espera poder votar el nombre mañana.

Francesc Sánchez ha explicado que es la tercera comisión extraordinaria por el nombre. Trabajan 294 personas que han valorado unos 400 nombres. Hay muchos que ya se han descartado, pero todavía no queda claro cuántos llegarán al plenario del domingo, donde todos los asociados podrán votar.

Hay tres que han pasado el corte: Junts per Catalunya ha sido la opción más votada por los asociados asistentes a la comisión sobre el nombre de la nueva CDC. También se han planteado las opciones Partit Nacional Català, que sería la segunda más votada, Partit Demòcrata Català.

Los que han quedado descartados son Més Catalunya y Catalans Convergents, propuestos viernes. Sobre la mesa había muchas propuestas. Por ejemplo, el sector de Reagrupament ha propuesto Catalunya Estat.

Más allá del nombre, el Congreso sigue adelante para definir el partido. Los congresistas analizan este sábado cuál será la estructura de la formación y cuál será el marco ideológico.

Barcelona (INCAT-TVC).

En las elecciones generales de España no hay “sorpasso” y el PP se consolida como primera fuerza

Noticias de Barcelona

El partido de Mariano Rajoy obtiene una victoria contundente y el PSOE se mantiene como segunda fuerza. Fracaso de Unidos Podemos y franco retroceso de Ciudadanos

Barcelona. (INCAT-Agencias).- Una de cal y una de arena para las encuestas. La de cal: acertaron con el triunfo del PP. La lista encabezada por Mariano Rajoy se lleva 137 diputados (14 más que el 20D) y se consolida como primera fuerza.

La de arena: el pronosticado “sorpasso” de Unidos Podemos no se produjo y el PSOE continúa como segunda fuerza, obteniendo 85 escaños (5 menos que en la última elección). La lista encabezada por Pablo Iglesias queda como tercera fuerza con 71 diputados, significando un duro golpe para quienes pretendían mucho más en estas elecciones.

Los nuevos partidos fueron los más golpeados. El que más, sin duda, es Ciudadanos, que sigue retrocediendo y en esta oportunidad obtuvo 32 diputados. Su candidato, Albert Rivera, fue el único que se refirió en su discurso a las posibles alianzas que se pueden tejer en las próximas semanas para formar gobierno. El dirigente convocó al PSOE y al PP para lograr un gobierno de consenso, dejando afuera a la coalición de Podemos e Izquierda Unida.

Ahora habrá que esperar a ver qué fisonomía toman las posibles alianzas. Los números del Estado español y los de Cataluña demuestran votaciones antagónicas y asimétricas, que aumentan aún más la brecha existente.

 

En Comú Podem revalida la victoria en Cataluña y ERC consolida la segunda posición

Barcelona (INCAT-Ara). En Comú Podem volvió a ganar las elecciones generales en Cataluña. Con el 99, 39% de los votos escrutados, la candidatura encabezada por Xavier Domènech mantiene los 12 escaños en el Congreso obtenidos el 20-D. En Comú fue la fuerza más votada con el 24,50% de los votos. Sin embargo, perdió más de 86.000 votantes.

ERC consolida la segunda posición con 9 diputados, el mismo resultado que el 20-D, y el 18,23% de los votos. Los republicanos, sin embargo, consiguieron el apoyo de más de 23.000 personas con la repetición electoral.

El PSC cede el tercer puesto a CDC al perder un diputado y quedarse con 7 (16,12%). Los convergentes, que el 20-D se presentó con Reagrupament bajo la denominación de Democràcia i Llibertat, mantienen los 8 diputados que obtuvieron en diciembre, con el 13,96% de los votos, pero pierden más de 88.000 votantes.

El caso Fernández Díaz no pasó factura al PP de Cataluña, que ganó un escaño y se queda con 6 diputados (13,32%); y Ciudadanos se queda con los 5 diputados (10,91%) que obtuvo el 20-D.

En todo el Estado español, se habla de una caída general de 7 puntos con respecto al 20D.