Un rayo dejó sin luz a barrios de Mar del Plata

El temporal que se desató durante la madrugada de este miércoles sobre Mar del Plata estuvo acompañado de fuertes tormentas eléctricas.

A la torrencial lluvia y el viento, minutos después de la 1 de la madrugada se le sumó un rayo que sacudió la zona sur de Mar del Plata.

Es que varios barrios sufrieron un corte energético que duró algunas horas. Juramento, San Martín, El Martillo y Cerrito Sur fueron algunos de los afectados.

Desde la empresa EDEA también informaron que se produjo un corte del suministro eléctrico en la localidad de Santa Clara del Mar y sus alrededores.

Paulatinamente, con el paso de las horas se fue reestableciendo el servicio en las zonas afectadas.

ÁRBOLES CAIDOS Y SIN EVACUADOS

Desde Defensa Civil municipal comunicaron que no fue necesario evacuar a ninguna persona producto de este fenómeno climático y sólo se registraron episodios de arbolado caído, seis en total.

En ese sentido, el que causó más complicación es un árbol que cayó en la avenida Luro al 10.000, ya que afectó un carril de esa arteria.

Mientras que en la zona del Bosque Peralta Ramos, un árbol cayó sobre una cabina de gas sin causar mayores inconvenientes.

 

 

Un pararrayo mal instalado «puede ser peor que no contar con uno»

Ante los desgraciados acontecimientos producidos como consecuencia de la caída de rayos en distintos puntos de la costa bonaerense y frente a las distintas versiones periodísticas emitidas al respecto, el Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires Distrito 2 aclaró algunos conceptos de importancia sobre el tema.

En primer término se indicó que un sistema de protección contra descargas eléctricas atmosféricas mal proyectado o mal instalado «puede ser peor que no contar con uno».

Además, se aclaró que no existe normativa en nuestro país sobre Sistema e instalaciones de protección contra descargas atmosférica para lugares Abiertos como las playas y balnearios.

Para la entidad colegiada el Proyecto de un Sistema de Protección Contra Rayos (SPCR) es un tema complejo y de competencia solo de la ingeniería.

En tal sentido, explicaron que la instalación de un SPCR deberá realizarse con la contratación de un profesional de la ingeniería quien realizará la confección del Proyecto correspondiente, respaldado por la correspondiente visación del Colegio de Ingenieros, garantizando así la incumbencia del Profesional y el resguardo del comitente.

Además, los Ingenieros mencionaron que las normativas existentes en nuestro país refieren a la de la Asociación Electrotécnica Argentina ( AEA) y bajo la Norma IRAM N° 2184, contemplan solo estructuras de edificios, hospitales y torres o antenas de comunicaciones.

Pero además de un sistema de protección es necesario contar con un sistema de prevención, alarma y detección de rayos, para el cual se deben respetar las siguientes consideraciones:

1- El mejor complemento a un SPCR en lugares públicos de alta concurrencia de público al aire libre como playas, recitales, estadios de futbol, canchas de golf, etc. consiste en la instalación de equipos destinados a establecer una alerta temprana.
2- Los medidores o sensores de campo eléctrico (denominado también “molinos de campo”) son equipos de seguridad pasiva, lo que significa que no evitan las consecuencias que se provoquen donde se presenten descargas atmosféricas, pero que dan la posibilidad de advertir la inminente ocurrencia de rayos, salvando vidas y evitando la posible falla de equipos, procesos y sistemas en general.

Por lo expresado anteriormente, el Colegio de Ingenieros concluyó que «la Prevención, la Alerta Temprana, la Concientización y la intervención de Profesionales competentes en este tipo de eventos es fundamental para evitar daños irreparables».

El Obispo celebró la eucaristía donde cayó el rayo en Gesell

Una gran multitud de personas se congregó ayer en la misa que presidió el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, en el balneario Áfrika, donde hace más de diez días ocurrió la caída de un rayo en la que perdieron la vida cuatro jóvenes turistas y hubo varios heridos; por ellos y sus familiares se rezó especialmente.

Concelebraron el párroco del lugar, presbítero Eduardo Torre y el vicario parroquial, Christian Caballero. También estuvieron presentes el intendente municipal Jorge Rodríguez Erneta, junto a otras autoridades.

Representantes de la Cruz Roja, Defensa Civil, Policía, Bomberos y Scouts también participaron de la eucaristía y fueron espontáneamente aplaudidos por los presentes, en un gesto de reconocimiento a su tarea en el episodio ocurrido días atrás.

“A diez días del trágico accidente natural en el que perdieron la vida cuatro jóvenes turistas en este mismo lugar, el sentido de mi presencia asume la forma de un gesto de profunda solidaridad con los difuntos y con el dolor de sus familiares, y también con las personas afortunadamente vivas que sufrieron consecuencias”, expresó el obispo en su homilía.

Para finalizar, invitó a todos los turistas y a los habitantes de Villa Gesell presentes, a unirse en oración por los difuntos y familiares y por los heridos en la tragedia, “elevando al cielo”, esta plegaria: “Padre de las misericordias y Dios de todo consuelo, te pedimos por estos hijos tuyos y hermanos nuestros que han sido alcanzados por la desgracia. Algunos han partido, otros se debaten en el dolor. Parientes y amigos lloran una ausencia, o se conmueven por la desdicha. Todos miramos hacia ti, el único que en tu Hijo Jesucristo puedes aportar luz, consuelo y esperanza. Unidos a María, Madre de Jesús y consuelo de los afligidos, imploramos para todos el don de tu paz. Amén”.

Un emotivo momento de la eucaristía, se vivió cuando los dueños del balneario llevaron las ofrendas al altar. La comunidad de Gesell junto a los turistas que se acercaron al balneario, rezaron unidos, como se viene realizando desde el 9 de enero por los jóvenes fallecidos, los heridos y el consuelo de familiares y amigos, y agradecieron al pastor de la Iglesia Católica de Mar del Plata por su cercanía y presencia.

 

Cayeron dos rayos y dejaron siete heridos leves

Dos rayos cayeron en balnearios de la zona sur de Mar del Plata y provocaron heridas leves al menos a siete personas, entre ellos algunos menores, según confirmó el intendente Gustavo Pulti.

Según relató Jesús, guardavidas de playa Alfar, una de las descargas impactó sobre un camino de madera que atraviesa el estacionamiento en momentos en que los veraneantes se retiraban del lugar por la tormenta.

El jefe comunal precisó que ese rayo ocurrió a las 17:45, mientras que 15 minutos después hubo otro en el balneario Waikiki, donde tres personas resultaron heridas.

Pulti aseguró que «no hay heridos de gravedad y sólo tres personas fueron alcanzadas por la onda expansiva» del rayo, pero «se retiraron por sus propios medios tras ser atendidos en el lugar».

La persona que resultó herida en el parador Waikiki «se encuentra bien, sufrió un desvanecimiento, pero ya está recuperado», dijo el intendente.

Además, informó que una madre con su hijo sufrió un ataque de pánico y fueron trasladados al Hospital de la Comunidad.

Pulti agregó que había por esas horas una alerta meteorológica que daba cuenta de la actividad eléctrica y pidió a la sociedad ser más precavida ante esas situaciones. «Es fundamental no exponerse a esas tormentas», dijo.

Los testigos que dialogaron con la prensa señalaron que hubo momentos de pánico entre las personas que estaban en el lugar, con gritos y corridas.

Más temprano también cayó un rayo sobre el mar en Miramar. Guiados por los guardavidas, los turistas tuvieron que salir del agua y refugiarse bajo techo.

Muchos se retiraron del lugar por temor a que se repita la tragedia que ocurrió la semana pasada en Villa Gesell, donde cuatro jóvenes perdieron la vida luego de que un rayo impactara en la playa.

Misa en el lugar de la tragedia de Gesell

Este domingo 19 de enero a las 19, el obispo de la diócesis de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, celebrará la misa en el Balneario Afrika (La Costa y Paseo 123), donde días atrás ocurrió la tragedia del rayo en la cual perdieron la vida cuatro turistas.

Se invita a toda la comunidad a participar de esta eucaristía donde el pastor de la Iglesia Diocesana de Mar del Plata, rezará por los jóvenes fallecidos, heridos y el consuelo de sus familiares y amigos.

El mismo jueves que ocurrió el hecho, monseñor Marino redactó un “mensaje de solidaridad en dolor” en el que hizo llegar su cercanía en la oración por todas las personas afectadas y sus familiares.

“Padre de las misericordias y Dios de todo consuelo, te pedimos por estos hijos tuyos y hermanos nuestros que han sido alcanzados por la desgracia. Algunos han partido, otros se debaten en el dolor. Parientes y amigos lloran una ausencia, o se conmueven por la desdicha. Todos miramos hacia ti, el único que en tu Hijo Jesucristo puedes aportar luz, consuelo y esperanza. Unidos a María, Madre de Jesús y consuelo de los afligidos, imploramos para todos el don de tu paz. Amén.”, rezó el obispo.