Foto de Billy The Kid comprada por 2 dólares es valuada en 5 millones

El coleccionista Randy Guijarro compró la fotografía del siglo XIX para su propia compilación, pero resultó ser un documento histórico de Billy the Kid.

En octubre de 2015, Randy Guijarro, un coleccionista estadounidense, fue a una tienda de antigüedades en Fresno (California) y compró allí una fotografía junto a otras por 2 dólares. La imagen parecía ser del siglo XIX y decidió guardarla porque creía que va a quedar bien con el resto de su colección. Poco tiempo después de la compra, los expertos hicieron varias investigaciones y análisis, hasta que llegaron a un descubrimiento realmente sorprendente. Sólo un competente investigador ha sido capaz de confirmarlo. La exploración más cercana reveló que en la fotografía antigua puede encontrarse al famoso pistolero Billy the Kid. La foto es una de las únicas dos existentes en el mundo tomadas de Henry McCarty, conocido como Billy the Kid.

La fotografía comprada por dos dólares, donde se ve a un grupo de personas jugando al croquet

Sin embargo, el hallazgo no es la única razón por la cual el comprador se considera afortunado. Es impresionante cuánta historia puede esconder tan solo una foto. Hoy en día las historias únicas de personajes famosos valen verdaderas fortunas. Randy Guijarro pagó por la imagen 2 dólares y actualmente vale 5 millones de dólares.

Vale la pena presentar más detalles acerca del personaje de Henry McCarty, conocido en el Salvaje Oeste como el prototipo del pistolero. Antes de morir a manos del sheriff, a los 21 años, robaba el ganado y mataba muchos enemigos en los tiroteos: la leyenda le atribuye los 21 víctimas.

Billy the Kid, nunca se separaba de su pistola. No obstante, a veces lo cambiaba por un mazo de croquet. En la segunda, y a la vez la última, foto en la que se logró inmortalizarlo, se lo puede ver jugando a este deporte con los miembros de la banda de los Reguladores en 1878 en Nuevo México.

La autenticidad de la foto fue confirmada por la empresa Kagin´s, con sede en San Francisco, que identificó Billy the Kid y varios miembros de los Reguladores, sus amigos y familiares. La foto fue tomada después de una boda en el verano boreal de 1878.
Como explicó David McCarthy, los expertos de la empresa Kagin’s trataron este descubrimiento con un escepticismo comprensible. Escribió en un comunicado que “la foto original de Billy the Kid es el Santo Grial de América occidental. Hemos tenido que estar seguros, que somos capaz de comprobar dónde, cuándo, cómo y por qué la foto fue tomada. En este caso, una simple similitud no es suficiente. Un equipo de expertos tuvo que determinar todos los detalles de la imagen, para asegurarse, que todo está en su lugar”.

El equipo de expertos tardó un año en la investigación de la fotografía, hasta que encontró el lugar donde fue tomada: el condado de Chaves (ahora la ciudad de Nuevo México). En el mismo lugar descubrieron restos del edificio, como madera podrida o cimientos de piedra.

Detalle de la fotografía inédita de Billy the Kid jugando al croquet

La foto no deja dudas de que las personas fotografiadas jugaron croquet, porque se pueden ver todos los utensilios necesarios para poder jugarlo. En la segunda mitad del siglo XIX, en Inglaterra y los Estados Unidos el croquet se volvió popular debido a que fue el primer deporte en el que las mujeres pudieron jugar en las mismas condiciones que los hombres.

La vida corta de pistolero

Billy the Kid era de Nueva York, pero llegó al Salvaje Oeste por comida y aventuras. Se ganó la vida como vaquero y atracador. Así alcanzó la fama de pistolero que lograba huir de emboscadas. Una vez se expuso a la ira de los agricultores, quienes encargaron la persecución del forajido a su viejo amigo, Pat Garrett, quien ocupó el cargo de sheriff con la esperanza de darle un beneficio más seguro que la vida más allá de los límites de la ley.

Al final de 1880, Garrett capturó a Billy the Kid y lo llevó a los tribunales en Santa Fe, donde sería juzgado por asesinato y robo. Para salvarse, Billy le prometió a Lewis Wallace que a ambio de perdonarle la pena, revelaría todos los delitos de las cuales sabía y indicaría sus responsables. El gobernador aprobó la idea, pero luego daría marcha atrás.

Billy the Kid iba a ser ahorcado en el condado de Lincoln, donde la función de sheriff desempeñaba Patt Garrett. Aprovechando la situación, en ausencia de Garrett, se escapó del arresto. Después de 3 meses de redada, Garrett localizó a su viejo amigo en Fort Sumner y lo mató de un tiro el 14 de julio en 1881.