Comedor sufre un nuevo robo

Se trata del comedor Pucará, ubicado en el barrio de San Jacinto.

El comedor Pucará, ubicado en el barrio de San Jacinto y que en la actualidad recibe a más de 300 personas diarias para almorzar, sufrió en horas de la madrugada, un nuevo robo.

Esta vez, los malvivientes se llevaron la bomba sumergible de agua. El comedor quedó sin provisión de agua, con lo cual resulta imposible preparar las viandas para todas las familias que se acercan diariamente.

Se necesita con suma urgencia colaboración económica para comprar una nueva bomba.