Continúa la tensión entre el socialismo catalán y la dirección general del PSOE por la postura frente a Rajoy

Noticias de Cataluña y España

El presidente del PSC, Àngel Ros, cree que apartarlos del partido sería “un error político”

Sigue la guerra entre el sector catalán del PSOE y la dirección general del partido, luego de que los diputados catalanes desoyeran la decisión del comité general y votaran en contra de la investidura de Mariano Rajoy.

El presidente del PSC, Àngel Ros, dijo que no debería apartarte al PSC de los órganos de dirección del PSOE como sanción.

“Si se hicieran actuaciones de este tipo sería un error político importante”, señaló el dirigente en una entrevista con la emisora Catalunya Râdio y agregó que “Ahora hay que coser y sumar, y los socialistas catalanes somos imprescindibles para el proyecto de progreso de toda España”.

El también alcalde de Lleida recordó que los siete diputados del PSC en el Congreso votaron acorde a lo que decidió el Consell Nacional de los socialistas catalanes, por lo que no se les puede sancionar.

Congreso de los socialistas catalanes: Iceta llama al PSC a “pasar a la ofensiva”

El dirigente pide un “nuevo Reagrupament” que represente el “catalanismo que no quiere aventuras”

“El PSC no es un partido hecho para resistir, es para combatir y ganar, debe pasar a la ofensiva”.

Esta fue la orden que emitió el reelegido como primer secretario del PSC, Miquel Iceta, en su intervención ante el plenario del congreso que la formación celebra en Barcelona este fin de semana.

“Es muy triste tener fugas de compañeros, pero nos tiene que preocupar más la pérdida de votos”, advirtió Iceta. “Hemos de crecer en cantidad y calidad, hemos de encontrar aquello aquello que nos falta, y eso no crece en los árboles, sino en pueblos y ciudades, empresas, universidades, colegios”, señaló.

En cuanto a las posibles alianzas con los comunes, Iceta no ha escondido la cabeza. “Si hablamos de un nuevo espacio, colaborar siempre, y competir también y construir un proyecto con la marca de la socialdemocracia catalanista federalista, PSC-PSOE”, aseguró.

 

Barcelona. (INCAT-Agencias).-

Barcelona: los bloques opositores a Ada Colau ya operan abiertamente para desplazarla

Noticias de Barcelona

Sobre un plan que resulta difícil pero tentador, Convergencia busca un tripartito con ERC y PSC, porque sumados los concejales doblegarían a la alcaldesa (y algo más)

                            

Ya es vox populi que el gobierno municipal de Barcelona que conduce Ada Colau tendría las semanas contadas, a juzgar por los intensos conciliábulos que están llevando a cabo los concejales (regidors) de una oposición que parece empecinada en ponerle las cosas muy difíciles. La efervescencia se advierte con claridad entre los partidos que no integran la coalición que administra la ciudad capital de Cataluña ya que, más allá de la desaprobación de la gestión comunal votada el viernes pasado y el rechazo de las ordenanzas fiscales, sus miembros están operando abiertamente para sacarla de la jefatura del ayuntamiento.

Además de ponerle trabas a la gestión, se habrían sucedido reuniones tras el objetivo de explorar un acuerdo alternativo formado por CiU, ERC y PSC, aún cuando estos últimos son actualmente socios de Ada Colau. El apoyo de los socialistas es considerado clave –ya hilando fino en la trama política– porque de otra manera CiU debería conseguir el apoyo  en el PP y en Ciudadanos para sumarlos al grupo que procura el desplazamiento de Ada Colau. Y si bien estos acuerdos multipartidarios son muy comunes en los ayuntamientos catalanes, el hecho de sumarse independentistas acérrimos con españolistas juramentados nada menos que en Barcelona, no parece ser un camino fácil.

Joaquim Forn, concejal de CiU, tuvo que salir a aclarar que una alianza –cuanto menos extraña– “no es algo que ocurrirá de un día para otro, pero debemos buscar ya mismo puntos en común”. El balance de las bancas del Consistorio indica que CiU tiene 10 concejales; ERC, 5; y el PSC, 4, por lo que si lograran el mencionado acuerdo, estarían en condiciones de expulsar a la coalición Barcelona en Común, que lidera la alcaldesa, sin la participación del PP y de Ciudadanos. Todo esto, claro está, en el terreno de las conjeturas; pero cuando el río suena…

La otra intención más o menos encubierta que conlleva esta operación, es el golpe maestro que significaría para los independentistas catalanes alcanzar un acuerdo con los socialistas locales, aprovechando la pésima relación que el PSC mantiene con el PSOE, a raíz de la decisión adoptada por la otrora orgullosa izquierda española, al ordenar a sus diputados abstenerse para permitir la investidura de Mariano Rajoy. Y dentro de los legisladores del PSC que se negaron a obedecer y votaron negativamente, algunos de éstos se ven cada días más tentados de sumarse a la oleada soberanista.-

Barcelona (INCAT, por Carlos Rubén Capdevila).-

Pedro Sánchez ahora propone reconocer a Cataluña como nación en la Constitución Española

Noticias de España y Cataluña

El destituido líder del PSOE participó en el popular programa de TV “Salvados”, de Jordi Évole, y habló sobre el proceso catalán

El ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, defendió que los socialistas deben negociar con los independentistas catalanes y propuso una reforma de la Constitución que busque que Cataluña “como nación que se sienta integrada dentro de España”.

El dirigente hizo esta propuesta durante una entrevista en el último programa “Salvados” de La Sexta, conducido por Jordi Évole y emitido ayer domingo por la noche.

Sánchez aseguró que él siempre cumplió con el mandato del Comité Federal y que, por eso, no negoció con los independentistas, pero sí reconoció que “hubo conversaciones”. Y dijo que la crisis con Cataluña “sólo se va a poder resolver votando” siempre que no se plantee una ruptura sino un acuerdo.

Para Pedro Sánchez, la clave está en una reforma de la Constitución, propuesta que fue el caballito de batalla durante su gestión al mando del PSOE y que sigue sosteniendo ahora que está fuera.

España es una nación de naciones. Cataluña es una nación dentro de otra nación que es España, como lo es también el País Vasco, y esto es algo de lo que tenemos que hablar y reconocer”, añadió Sánchez e insistió con su propuesta de una nueva Carta Magna que incluya este concepto.

Madrid. (INCAT-Agencias).-

Con la nueva presidencia de Mariano Rajoy, el proceso catalán se instalará en el Congreso

Noticias de Cataluña  y España

El líder del Partido Popular buscaría dar respuesta al conflicto desde el Gobierno, desde el partido y desde el Congreso de los Diputados de Madrid – Mapa político para armar

Hay que abordar el problema y “es oportuno hacerlo ahora”. La cuestión catalana se ha instalado en el Congreso y se erige en una de las claves de la legislatura incierta que afrontará Mariano Rajoy. Por primera vez, el líder del PP da muestras en público y en privado no sólo de predisposición a un diálogo aunque condicionado, sino de asumir la necesidad, y la urgencia, de solucionar un problema político que hasta ahora había soslayado remitiéndolo exclusivamente a los juzgados.

No se vislumbra en el imaginario de Rajoy la posibilidad de consensuar con la Generalitat un referéndum de independencia pero sí la asunción de que el proceso catalán condicionará el tramo inicial de su nuevo mandato tanto en el Ejecutivo, como en el partido y en el grupo parlamentario. El jueves en el Congreso, el presidente en funciones admitió que no tiene “suficientemente claro cuál es el procedimiento ni cuál es el foro” en que enmarcar el diálogo con el gobierno catalán pero sí que su obligación es “hacer algo que sea operativo, útil y que sirva para resolver este problema”.

El Gobierno catalán sostiene que la alianza tripartita de PP, Ciudadanos que completó ahora el PSOE con su abstención a la candidatura de Rajoy se forja para “prevenir” la cuestión catalana, no para resolverla, por lo que se mantiene absolutamente escéptico.

La próxima semana Rajoy tendrá sobre la mesa una petición de reunión del presidente Carles Puigdemont, quien le expondrá el calendario de la hoja de ruta independentista, que incluye la aprobación de las leyes de desconexión, un referéndum en julio de 2017 y elecciones en marzo de 2018. También insistirá en el documento de 46 demandas que le trasladó el pasado abril en su única reunión en la Moncloa y en el que el Ejecutivo catalán sostiene que no ha habido avances.

Por el momento, Puigdemont ya descartó participar en la conferencia de presidentes autonómicos en la que Rajoy pretende comenzar a abordar la reforma del sistema de financiación y el vicepresidente económico, Oriol Junqueras, sostiene que no participarán de la negociación en primera fila. La oferta de Rajoy de “buscar fórmulas que acomoden mejor la necesaria solidaridad interterritorial” pasa por asumir el principio de ordinalidad.

El PP está atado al acuerdo con Ciudadanos por el que se compromete a impulsar un “pacto por la unidad de España” pero eso no impide trabajar en todos los “elementos de distensión posibles”. Y el abanico en el Congreso va a ser variado. Los populares no quieren verse inmersos en un debate constitucional sin límites pero Rivera presiona con poner en marcha la reforma para cerrar el modelo autonómico, aunque su acuerdo sólo compromete un estudio de la actualización del texto realizado por expertos. El PSOE defiende la creación de una subcomisión parlamentaria para abordar la vertebración territorial del Estado y recuperar la normalidad institucional con Catalunya, mientras se espera una propuesta de Podemos, que defiende abiertamente el derecho a decidir de los catalanes. La apuesta marcará el terreno de juego de Xavier Domènech y los comunes en el escenario político catalán, que se abrirá en los próximos meses con el lanzamiento del nuevo proyecto político de la confluencia de izquierdas.

La crisis en las filas socialistas y el enfrentamiento abierto de los últimos días con los podemitas dificulta la interlocución en este terreno en busca de una propuesta conjunta, más aún cuando el PSC está en el punto de mira de la gestora del PSOE por su negativa a abstenerse en la investidura. Por ahora, los socialistas renunciaron a la vía canadiense como alternativa en el caso que la reforma constitucional termine en un referéndum en Cataluña.

El convencimiento de todos los grupos en el Congreso es que no habrá oferta suficiente para los independentistas pero crear un espacio de diálogo permitirá crear un clima menos beligerante. Resulta cuanto menos sorprendente que desde algunos sectores del PP se admita que limitar la respuesta al independentismo a la vía judicial, con los encausados en aumento, “no ayuda nada” y que existe un problema de interlocución no sólo entre gobierno, sino también entre partidos.

Una de las carpetas pendientes de la actual dirección del PP es rearmar el partido en Cataluña, pendiente del congreso regional que previsiblemente confirmará a Xavier García Albiol como líder, y se pondrá en marcha una operación con más presencia de dirigentes populares con el objetivo de recuperar espacios perdidos en favor de Ciudadanos. ­Paralelamente, Rajoy podría recuperar el ministerio de Administraciones Públicas, para mejorar la interlocución en corto circuito con Cristóbal Montoro desde el ministerio de Hacienda, y la presencia catalana en su gabinete podría ser más extensa que la actual, limitada a Jorge Fernández Díaz. En el frente parlamentario tampoco se descartan movimientos en torno a la antigua Conver­gencia.

El PP entiende que el terreno está abonado para cerrar acuerdos con los nacionalistas vascos pero quiere mantener abiertas las vías de comunicación con los diputados del PDECat, sin descartar incluso darles más visibilidad dentro del Grupo Mixto del Congreso. “Existen vías y puede llegar el momento”, sostienen desde las filas populares con la figura de la agrupación parlamentaria que prevé el Reglamento del Congreso en mente.

La actitud de los dos partidos independentistas en la Cámara dependerá también de la batalla preelectoral en Cataluña. El republicano Joan Tardà marcó distancias con Francesc Homs más allá del tono en el debate del jueves. Homs estaría dispuesto a participar en cualquier foro que se cree en el Congreso, pero sin tomar la iniciativa. En el cajón queda su propuesta de “Subcomisión Cataluña” para apoyar una hipotética investidura de Pedro Sánchez y se optará por un papel de denuncia. Ahora pesa el suplicatorio del Tribunal Supremo, que lo investiga por la consulta del 9-N y la estrategia pasa por hacer del debate de ese suplicatorio en el Congreso un monográfico sobre el proceso independentista y reclamar la creación de una comisión de investigación por la denominada “operación Cataluña”. El papel de ERC es aún más diáfano y la desconexión de los republicanos ya se ha hecho efectiva en el Congreso.-

 

“Es cínico ofrecer como concesión un acuerdo de financiación caducado desde hace tres años”

 

Lo sostuvo el presidente Carles Puigdemont al evaluar el discurso de investidura del jefe del gobierno español en funciones, del que dijo que “no augura nada bueno”

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, evaluó, en declaraciones a los medios, el discurso de investidura del presidente en funciones, Mariano Rajoy, y, en relación con su oferta de una mejor financiación, criticó su “cinismo por ofrecer como una especie de gran concesión lo que es una obligación suya desde hace casi tres años”, y agregó que “esto no es ni siquiera un acuerdo político, sino una obligación que tenía el sistema político español de haber cambiado el modelo de financiación, que el 1º de enero del año próximo hará tres años que está caducado, lo que no augura nada bueno”.

Preguntado sobre el acuerdo para hacer posible la investidura de Mariano Rajoy, el presidente afirmó que “hoy está más acompañado que ayer en la falta absoluta de respuesta política a la demanda de los catalanes, así como en la negación unilateral de la realidad de Cataluña”. De las palabras tanto de Mariano Rajoy como del portavoz socialista Antonio Hernando, el presidente dijo que “nada hace pensar que estén entendiendo lo que pasa en Cataluña, ni que estén dispuestos a entenderlo”.

El jefe del Ejecutivo continuó diciendo que “si, como dice Rajoy, la situación de Cataluña es el desafío político más grande que tiene el Estado, debería proponer soluciones a la altura de esa trascendencia que le otorga”. También recordó unas palabras del propio presidente español en funciones quien sostuvo que hay que respetar la voluntad de la gente y le respondió que “lo que decidan los catalanes se merece el mismo respeto que el que deciden los españoles cuando se trata de elecciones generales”.

En esta misma línea, Puigdemont advirtió que la legislatura “no empieza con buen pie, primero, porque el partido que la facilita está roto y cargado de contradicciones; segundo, porque se recupera un acuerdo con Ciudadanos, que ya habían dado por muerto los mismos que lo firmaron; y tercero, porque todos los que hemos podido escuchar, de momento, dijeron que confiarían en alguien en quien no confían”. Por ello, auguró un periodo de “bloqueo y colapso institucional, que hará imposible muchas políticas”.-

Gabriel Rufián enciende el congreso español calificando de “traidores” a los socialistas

El portavoz adjunto de ERC despertó polémicas en diferentes sectores por su intervención, en la que criticó con dureza al PSOE, PP y Ciudadanos

 El portavoz adjunto de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián, brindó un incendiario discurso durante la sesión de ayer en el congreso español, donde se confirmó la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Estado.

El diputado independentista, que nombró al PSOE como el “PSOE Iscariote”, calificó de “traidores” a los socialistas tras anunciar su abstención para permitir la gobernabilidad de Rajoy. Ofendidos por sus palabras, dos diputados del PSOE se marcharon en plena intervención de Rufián.

Después de asegurar que los fundadores del partido “se revuelven en sus tumbas”, el discurso tomó rumbo hacia Ciudadanos. “Les aviso que el mercado de marcas blancas está saturado, sobre todo por los cínicos naranjas y su escisión Foro Coches”, señaló el dirigente.

La abstención parcial del PSOE permitió que, finalmente, asumiera Mariano Rajoy (PP)

 

El presidente fue reelegido en la segunda votación en el Congreso con 170 votos a favor, 111 en contra y 68 abstenciones – Anunció que nombrará a los nuevos ministros el jueves

                           Mariano Rajoy seguirá siendo presidente del gobierno español.

Finalmente, tras diez meses de idas y venidas y dos elecciones generales, Mariano Rajoy fue elegido este sábado 29 de octubre presidente en la segunda votación del debate de investidura. La abstención del PSOE –que no se produjo en bloque, tal como se esperaba– permitió al desgastado dirigente popular iniciar su segundo mandato gracias a los votos de 170 diputados del PP, Ciudadanos y Coalición Canaria. De los 84 legisladores del PSOE, 68 se abstuvieron, con lo que posibilitaron la investidura. En contra se pronunciaron los 111 diputados de Podemos-En Común-En Marea, ERC, PDECat, PNV, Compromiso, Bildu, y 15 socialistas, entre ellos los siete del socialismo catalán.

Los observadores destacaron que si bien el primer mandato de Rajoy fue el de los recortes y el de negar cualquier salida dialogada al proceso catalán, disfrutando de la amplísima mayoría absoluta que le daban sus 186 escaños, éste aparenta ser diferente. La gestión de la crisis, los casos de corrupción y la fragmentación del mapa político han pasado factura al Partido Popular por que Rajoy, en minoría, deberá negociar cada semana los apoyos para no perder votaciones. En el breve debate previo a la votación de esta tarde ha evidenciado ser consciente del problema mientras que Podemos, ERC, PDECAT, Compromiso y Bildu se ensañaron con la postura colaboracionista del PSOE.

Tras ser elegido, Rajoy anunció que nombrará el jueves a los miembros de su futuro gobierno y que los ministros tomarán posesión el viernes. “Gobernaré para todos los españoles, me hayan votado o no”, apuntó, a la vez que pidió “compromiso responsable ante las cuestiones nacionales” más allá de los colores partidarios. No obstante, no le resultará fácil ya que el PSOE, dividido y traumatizado, arranca la legislatura pendiente de su rivalidad con Podemos para liderar la oposición, por lo que puede suceder que ponga un precio muy alto a su ayuda. El portavoz del socialismo, Antonio Hernando, advirtió que interpondrá iniciativas legales para evidenciar la minoría del PP.

Cabe señalar que el próximo jueves, Rajoy prestará juramento ante Felipe VI, oportunidad en la que dará a conocer los nombres de los integrantes del nuevo gabinete. Mientras tanto, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, reaccionó a través de Twitter ante la nueva investidura, al sostener que “el socialismo español se ha convertido hoy en la muleta necesaria de la coalición Partido Popular-Ciudadanos, y ratificó plenamente política de confrontación”.-

Montilla se mostró “decepcionado” por la decisión del PSOE de facilitar la investidura de Rajoy

El ex presidente de la Generalitat manifestó su desagrado por el “espectáculo gratuito” de los socialistas y la abstención a Rajoy

 El ex presidente de la Generalitat, José Montilla, aseguró que está “más enfadado de lo que puede parecer” porque, más allá de la posición de fondo del PSOE y del PSC en la votación en la investidura de Mariano Rajoy este sábado Congreso, el socialismo protagoniza “un espectáculo gratuito”.

“Me refiero a otras cosas que tienen más que ver con declaraciones y contradeclaraciones amparadas en el anonimato, muy poco edificantes”, aseguró en una entrevista a la emisora catalana RAC1 y sin especificar nombres.

Además, el dirigente confesó que está “un poco decepcionado” porque “tendremos a Rajoy de presidente y a un partido implicado en temas de corrupción”. El ex presidente del Govern se mostró siempre a favor de mantener el no a Rajoy, una postura en la que coincidían la mayoría de los miembros del PSC, la versión catalana del PSOE.

En este contexto, lamentó que el socialismo esté “dividido y debilitado” y recordó que un eventual cambio de relaciones entre PSOE y PSC debe ser “de mutuo acuerdo” y discutido en los congresos.

Rodríguez Zapatero habló de “encaje con Cataluña”, pero rechazó todo referéndum

El ex presidente español (PSOE) exhortó a todos los partidos políticos del país a “poner en marcha un amplio diálogo” para abordar el tema del independentismo catalán

El ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero instó a las diferentes fuerzas políticas del reino a “poner en marcha un amplio diálogo para abordar el encaje de Cataluña”, a la vez que advirtió que “a las acciones previstas por las instituciones catalanas que desafían las pautas estatales costará mucho recuperarlas”.

Estas declaraciones fueron formuladas en el curso de un acto organizado por el diario El Español en la Universidad Camilo José Cela en Madrid, donde Rodríguez Zapatero consideró que ese acuerdo que defiende deberá incluir al PP y a la mayoría de las fuerzas políticas nacionalistas. También expresó que, a su criterio, la solución no pasa por un plebiscito ya que “los referéndums simplifican el debate entre el sí y el no y porque no siempre los ciudadanos responden a lo que se les pregunta en realidad.

Además, para que no quedaran dudas acerca de su posición, advirtió que “los que pierden, normalmente quieren la revancha”, con lo que desestimó absolutamente que los pueblos ejerzan el derecho a decidir su destino, circunstancia que la misma Constitución de España contempla.-

 

Barcelona, Madrid (INCAT-LV por Isabel García Pagan-Per Catalunya).-

España: semana de investidura de Rajoy ‘in extremis’

Noticias de España

 

El líder del PP será previsiblemente investido como presidente el próximo fin de semana gracias a la abstención del PSOE: ¿apoyarán también las medidas del futuro Gobierno?, ¿tendrá algún coste político?

Tras la ronda de consultas con los líderes de las formaciones políticas con representación en el Congreso de los Diputados, el rey Felipe VI ha propuesto como candidato a la presidencia del Gobierno a Mariano Rajoy, quien tendrá que someterse esta semana a un nuevo proceso de investidura en la Cámara, casi al límite de plazo que marca la Constitución para convocar elecciones.

Sin embargo, esta vez y a diferencia de la anterior, el líder del Partido Popular (PP) cuenta de antemano con los apoyos necesarios para conseguir la confianza de la Cámara, tras la decisión tomada el pasado domingo por el Comité Federal del Partido Socialista (PSOE) de abstenerse en la segunda votación de investidura.

Proceso de investidura ‘in extremis’

Tal y como ha anunciado la presidenta del Congreso, Ana Pastor, el debate de investidura comenzó el miércoles, con la intervención del candidato a la presidencia del Gobierno a las 18:00 horas. El jueves, se reanudó el pleno y comenzarán las intervenciones de las formaciones políticas presentes en la Cámara.

Reunión del Comité Federal del PSOE para decidir la abstención a la candidatura de RajoyAndrea ComasReuters

Así, previsiblemente, la primera votación de investidura se celebró el jueves a última hora de la tarde. En este primer intento, tal y como anunció el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, el grupo socialista votará “no” a Rajoy. Por tanto, el líder del PP no contará con la mayoría absoluta de la Cámara, establecida en 176 votos, y se convocará una segunda votación, que se celebrará 48 horas más tarde, el sábado.

En este segundo intento, en el que Rajoy solo necesita mayoría simple – obtener más ‘sies’ que ‘noes’ -, los disputados socialistas se abstendrán para facilitar la investidura de Rajoy como presidente del Gobierno, tal y como decidieron en el Comité Federal del partido, celebrado el pasado domingo.

Guerra total en el PSOE: ¿golpe a la democracia?

La abstención de los socialistas

La decisión de los socialistas de favorecer un Gobierno de los populares es histórica y todavía es pronto para medir cuáles serán las consecuencias y el coste político para el partido, completamente fracturado tras provocar la dimisión de su secretario general, Pedro Sánchez, por mantenerse firme en su “no” a Rajoy.

De hecho, aunque la investidura del líder del PP ya es un hecho – solo necesita 11 abstenciones -, la única incógnita que queda por despejar ahora es cómo el PSOE, actualmente en manos de una gestora, va articular esta abstención, ya que algunos diputados  socialistas y líderes territoriales han manifestado públicamente que mantendrán su “no” al actual presidente en funciones.

Convocan manifestaciones contra la abstención del PSOE

Tras forzar la dimisión de Sánchez y conseguir un cambio de postura en las filas socialistas, la Coordinadora 25-S, organizadora de las protestas que en 2012 rodearon el Congreso de los Diputados para reclamar la apertura de un proceso constituyente, han convocado una manifestación para el día de la investidura con el lema “ante el Golpe de la mafia, Democracia”.


La decisión del PSOE ha sido duramente criticada por sectores de la izquierda y Unidos Podemos, que ya han anunciado que apoyan la protesta, mientras ha recibido el aplauso de las formaciones conservadoras, PP y Ciudadanos, por desbloquear la situación política del país, que desde hace más de 300 días tiene un Gobierno en funciones.

La estabilidad del futuro Gobierno

Sin embargo, Mariano Rajoy tendrá desde el próximo fin de semana el reto de sacar un Gobierno adelante sin contar con una mayoría suficiente en el Congreso: actualmente tiene 137 diputados, una cifra muy alejada de los 176 en los que está establecida la mayoría absoluta.

Pablo Iglesias, líder de Podemos, durante una intervenciónSusana VeraReuters

“Lo importante es ver qué posición va a adoptar el PSOE en relación con los temas importantes, como el techo de gasto, los presupuestos”, explica en una entrevista a RT Arnau Pérez, analista político. Para Arnau, el PP podría contar con el apoyo de Ciudadanos e incluso otros partidos para sacar adelante algunas medidas, “pero no es suficiente para alcanzar la mayoría absoluta que requieren la mayoría de reformas importantes que tiene que afrontar este país”.

De ello, dependerá precisamente la oposición que haga el grupo socialista en el Congreso. “El tema es que si el partido socialista adopta la misma actitud que con la investidura, podemos prever que la legislatura puede ser más o menos estable”, afirma Arnau, quien explica, por el contrario, que “si el partido socialista opta por otra opción, es muy probable que en menos de un año tengamos elecciones”.

 

“Ante el Golpe de la Mafia, Democracia”, movilización contra la investidura de Rajoy

RT entrevista a Elena Martínez, portavoz de la Coordinadora 25-S, organizadora de la protesta.

 

“La democracia solo es real si parte de abajo, organizada por la sociedad en su conjunto y no por una clase política al servicio del poder económico”. Este es el lema de la Coordinadora del 25-S desde que en 2012 organizaron las protestas que rodearon el Congreso de los Diputados para reclamar la reapertura de un proceso constituyente.

Ahora, llaman a la movilización ciudadana el próximo sábado para protestar contra lo que consideran un “golpe del régimen” para investir a Mariano Rajoy. Elena Martínez es una de las portavoces de la Coordinadora. Charlamos con ella sobre el origen y el contexto de esta nueva convocatoria, así como de las reacciones que ha provocado.

 

RT: Desde la Coordinadora 25-S habéis llamado a la movilización coincidiendo con la investidura de Rajoy bajo el lema “Ante el Golpe de la Mafia, Democracia”. ¿Quienes son la mafia de la que habláis? ¿Que reivindicáis con esta nueva convocatoria?

E.M.: Nos preguntan mucho por qué elegimos los términos golpe y mafia, y nos llama mucho la atención porque nunca nos preguntan por el término democracia, como si diésemos por hecho que no hay democracia y que hay que pedirla, aunque entendemos perfectamente lo oportuno de la pregunta: golpe y mafia.

Con el término mafia apuntamos a que el tipo de carencias democráticas, de casos de corrupción, de recortes, no es algo puntual o aislado, sino que está totalmente estructurado. Apela un poco a la idea de organización criminal. Sabemos que la palabra criminal puede sonar muy fuerte, pero entendemos que desde que se constituye el régimen del 78 lo que ha habido ha sido una minoría que, ahora mismo, mediante este golpe, trata de perpetuarse en las instituciones sin tener ningún tipo de proyecto digno, democrático o de justicia para la mayoría social.

 

“La propia monarquía, la cabeza del régimen, está vinculada en casos de corrupción, que también atraviesa al resto de instituciones del Estado”

Los últimos acontecimientos no hacen sino dar más sentido a esto, ya que incluso, a uno de los propios pilares de ese régimen del 78 no han tenido ningún problema en darle un golpe dentro de sí mismo. Nos estamos refiriendo, por supuesto, a lo ha sucedido en el Partido Socialista.

Por ello, convocamos esta movilización porque defendemos que hace falta democracia y que actualmente no la hay; y que, sobre todo, está en nuestras manos pedirla y ahora es más posible que nunca que la haya. Este régimen del 78 está atravesando una crisis brutal. Hay una percepción de que verdaderamente el problema es el régimen y que no se trata de cosas aisladas. Y también hay una idea de mafia, en el sentido de que la propia monarquía, la cabeza del régimen, está vinculada en casos de corrupción, que también atraviesa al resto de instituciones del Estado.

Manifestación frente al Congreso el 25 de septiembre de 2012 Susana VeraReuters

Consideramos que esa crisis, que no es solo económica, sino también política, social y de legitimidad, nos permite, ahora más que nunca, hacer una ruptura que tenemos pendiente con este régimen. Y esa ruptura va a permitir que realmente haya democracia y justicia social para la mayoría social. 

RT: ¿La abstención del PSOE se enmarca en ese intento de perpetuar el régimen del 78?

E.M.: Sí, es una especie de Saturno devorando a sus hijos: si hace falta cargarnos uno de los pilares del régimen del 78, que era la alternancia y el bipartidismo, de un plumazo, lo barremos, porque lo importante para ellos es que lo que hay detrás, que es lo que verdaderamente manda, se siga manteniendo en las instituciones.

De hecho, hemos visto a representantes políticos desfilar ante un rey que no ha elegido nadie; un partido encabezado por Javier Fernández, a quien no ha votado nadie, va a elegir a una persona que es miembro de un partido que está claramente atravesado por la corrupción… Son temas muy graves.

 

“Utilizar ‘golpe de la mafia’ es también para decir: ‘Vosotros nos acusáis de un golpe cuando el auténtico golpe es que el estáis dando vosotros'”

Hay una sensación, también, por parte de la gente, de que es necesario salir a la calle, ejercer nuestros derechos y manifestar abiertamente las protestas. Esta movilización está teniendo muy buena acogida y creo que va a haber una respuesta importante, que servirá como punto de inflexión en la movilización popular. Así lo hemos definido nosotros y de hecho es uno de nuestros objetivos.

RT: Frente a las protestas de 2012 que rodearon el Congreso, el recorrido de esta manifestación será Neptuno – Cibeles – Sol, ¿a qué responde este cambio?

E.M.: Entendemos que una de las cosas con las que han jugado mucho es con una especie de represión preventiva de meter miedo, e incluso, en ocasiones, han mentido al hablar de convocatorias ilegales cuando ningún juez, que es quien tiene la potestad de decidir si son legales o ilegales, se había pronunciado sobre ellas.

Nuestro carácter, de manera reiterada, siempre ha sido el de convocar movilizaciones pacíficas y democráticas para ejercer un derecho fundamental. Por eso, se va a mandar comunicación administrativa a Delegación de Gobierno.

Manifestación frente al Congreso el 25 de septiembre de 2012 Sergio PerezReuters

Siempre se ha dicho de nosotros que si pretendemos irrumpir violentamente, impedir la sesión plenaria… Pues en esta ocasión la convocatoria es de Neptuno a la Puerta del Sol. Queremos hablar, expresarnos y dar visibilidad al hecho de que mientras hay una falta de democracia dentro del Congreso, hay un inicio de democracia fuera de gente organizándose, que esperamos que sea respetado.

RT: ¿Tendréis con este recorrido la autorización de la Delegación de Gobierno para celebrar la manifestación?

E.M.: Deseamos que así sea. El utilizar ‘golpe de la mafia’ es también un poco para decir: ‘Vosotros nos acusáis de un golpe cuando el auténtico golpe es que el estáis dando vosotros’.

Entendemos que si verdaderamente respetan la propia legalidad, no hay ningún motivo para denegar esta movilización. Y en caso de que la denegasen, sería otro elemento más que escenificaría ese golpe de la mafia y esa ausencia de democracia.

 

“La Coordinadora 25-S surge mucho antes de que surgiera Podemos. Piensan que todos son como ellos, que simplemente obedecen órdenes”

Nosotros, por nuestra parte, lo que haríamos sería recurrir a la justicia, porque entendemos que legal, legítima y democráticamente tenemos el derecho y el deber de salir ese día a la calle. Hemos puesto todos los elementos sobre la mesa reiterando los objetivos de la movilización, el tipo de movilización que es, con el recorrido que hemos planteado, para que no haya objetivamente ningún elemento para que esta sea denegada.

RT: Desde ciertos sectores, principalmente conservadores, se os acusa de actuar como títeres de Podemos, ¿servís a los intereses de esta formación?, ¿está Pablo Iglesias detrás de esta convocatoria?

E.M: Yo respondería con aquel refrán castellano popular de “se cree el ladrón que todos son de su condición”. Nosotros nos manejamos con un concepto de democracia mucho más rica y mucho más sana: la gente se puede organizar y puede tomar decisiones políticas de manera soberana y autónoma.

Manifestación frente al Congreso el 25 de septiembre de 2012Andrea ComasReuters

La Coordinadora 25-S surge mucho antes de que surgiera Podemos. Además, hay muchos colectivos que están tomando parte en todo esto y que son colectivos totalmente soberanos y autónomos. Nos parece que es tratar de reducir, y que incluso eso es lo que les gustaría. De hecho, también trataron de reducir el 15M diciendo “presentaros a las elecciones, haced un partido”. Quizás, lo que pasa, es que piensan que todos son como ellos, que simplemente obedecen órdenes. Por otro lado, también tienen una visión muy reducida del concepto de democracia.

Somos completamente soberanos y autónomos. Por supuesto, todos los apoyos que recibamos son bienvenidos y los agradecemos mucho, pero esto es lo que es: gente saliendo a la calle. Por cierto, gente a la que tienen muy cabreada. Que no les extrañe que salgamos, y que cada vez vayamos a salir más.

RT: Las convocatorias más visibles de la Coordinador 25-S se celebraron en 2012 e incluso 2013. Desde esa fecha, al menos mediáticamente, desaparecisteis de las calles. ¿Qué responderías a aquellos que os acusan de aprovechar el momento para volver 3 años más tarde?

E.M.: Nosotros, como tú bien dices, hemos seguido saliendo a la calle. Hay gente que nos decía que de repente volvíamos, pero más bien es que de repente seguimos.

 

Creo que lo que ocurre es que durante un tiempo ha habido un clima ascendente de movilización, de conciencia y de organización popular que ha salido a la calle. Pero de manera momentánea, ha habido gente que se ha hecho unas ilusiones, que algunos de nosotros interpretamos como que han podido ser más bien ilusorias – siempre en el sentido de la acepción positiva del término ilusión -, confiando en que por la vía institucional se podía dar un cambio real frente a este régimen.

Y ahora, lo que hay, es mucha gente que sigue optando por las vías institucionales, pero que a la vez es consciente de que sin la calle, y sin la organización popular soberana y autónoma, esos cambios no se van a producir.

Nosotros hemos interpretado que en este momento la gente tiene esa conciencia y que es necesario dar una respuesta a un hecho tan flagrante como este. Y bueno, yo creo que, además, será todo un éxito.

María Jesús Vigo Pastur

 

Rajoy abre la sesión del debate de investidura previa a la votación

“Un gobierno estable, capaz de administrar, fiable y previsible, basado en acuerdos porque así lo exigen los resultados electorales”. De esa manera ha descrito Mariano Rajoy el ejecutivo que, según él, necesita España y se ha proclamado capaz de ofrecerlo. Lo ha hecho en su discurso en el debate de investidura en el Congreso de Diputados.


 

Rajoy fracasa en la primera votación de investidura

 

El candidato del Partido Popular (PP) y actual presidente del Gobierno en funciones se someterá a una segunda votación el sábado.

Sin sorpresas en la primera votación de investidura. El candidato del Partido Popular (PP) y actual presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no ha superado el primer intento de investidura en el Congreso de los Diputados, al no conseguir sumar a su propuesta los 176 votos afirmativos que establece la mayoría absoluta.

Así, el popular ha contado con los votos positivos de sus diputados (137), los de Ciudadanos (32) y Coalición Canaria (1), mientras el PSOE (85), Unidos Podemos (71), ERC (9), CDC (8), EAJ-PNV (5) y EH Bildu (2), han votado en contra de su investidura.

Segunda votación en 48 horas

Sin embargo, el actual presidente del Gobierno en funciones revalidará previsiblemente su cargo el sábado, en la segunda votación, en la que solo necesita mayoría simple – obtener más ‘síes’ que ‘noes’-, después de que el Comité Federal del PSOE decidiera el pasado domingo abstenerse en este segundo intento.

Pedro Sánchez, ex secretario general del PSOE, tras anunciar su dimisiónSergio PerezReuters

La decisión de los socialistas de favorecer un Gobierno de los populares es histórica y todavía es pronto para medir cuáles serán las consecuencias y el coste político para el partido, completamente fracturado tras provocar la dimisión de su secretario general, Pedro Sánchez, por mantenerse firme en su “no” a Rajoy.

De hecho, aunque la próxima investidura del líder del PP ya es un hecho – solo necesita 11 abstenciones -, la única incógnita que queda por despejar ahora es cómo el PSOE, actualmente en manos de una gestora, va articular esta abstención, ya que algunos diputados socialistas y líderes territoriales han manifestado públicamente que mantendrán su “no” al actual presidente en funciones.

Rifirrafe entre PP y Podemos por Venezuela

Uno de los momentos más tensos de la jornada se ha producido justo antes de la intervención final de Rajoy, cuando los diputados de Podemos han abandonado el hemiciclo después de que el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, no rectificara unas palabras en las que acusaba al líder de Podemos, Pablo Iglesias de “usar el nombre de España para ponerse a la venta de regímenes de dictadores, como Venezuela o Irán”. “Usted y alguno de sus amigos cobraron de esos regímenes por eso a usted no le gusta que se hable de Venezuela”, añadió Hernando.

Tras esta afirmación, Iglesias ha pedido a la presidenta de la Cámara una rectificación. Ana Pastor ha preguntado al portavoz del PP si retiraba sus palabras de las actas de la sesión, y Hernando ha contestado: “Cuatro millones de dólares”, en alusión a la cantidad supuestamente cobrada por el dirigente de Podemos.

En ese momento, los diputados de Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza, han abandonado sus escaños, aunque minutos más tarde regresaban al hemiciclo para votar.

Lo más destacado del debate 

  • El PSOE defiende su histórica decisión de abstenerse

La jornada se ha iniciado a las 9 de la mañana con la intervención de Antonio Hernando, portavoz de los socialistas, con el difícil papel de justificar la histórica decisión del PSOE de facilitar un Gobierno del PP tras haber abanderado, junto a Sánchez, el ‘no’ a Rajoy. Por ello, Hernando ha comenzado explicando que a los socialistas no les gusta “Rajoy como presidente del Gobierno” porque no confían en él.

Sin embargo, ha defendido que la abstención de los socialistas “es un ejercicio de responsabilidad para que España funcione y las instituciones democráticas no se muestren impotentes ante unos ciudadanos que esperan nuestras respuestas y que expresaron su voluntad en dos ocasiones”. Además, el portavoz de los socialistas ha tenido unas palabras para Unidos Podemos, a quienes ha criticado por no haber apoyado un Gobierno alternativo.

  • Rajoy pide a los socialistas la misma “responsabilidad” para el futuro

Por su parte, Mariano Rajoy, en su turno de réplica ha tendido la mano a los socialistas y ha pedido la misma “responsabilidad” que a su juicio el PSOE va a demostrar con la abstención “para el futuro”: “No hay ningún acuerdo con el PSOE, pero yo haré lo que pueda para gobernar, soy consciente de que la gobernabilidad se trabaja día a día. Esta legislatura será difícil para el Gobierno, lo tengo muy claro, pero somos 350 diputados aquí”.

  • Iglesias critica la “triple alianza” entre PP, PSOE y Ciudadanos

El líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, ha cargado contra la “triple alianza” del PP, Ciudadanos y PSOE: “El orden reina en Madrid. Lo que no consiguieron en las urnas lo han conseguido en los despachos. Esta investidura es un trámite para ustedes, un trámite desagradable para Ciudadanos, y un trámite vergonzoso para el PSOE”.

Además, ha recordado a los socialistas que facilitarán el Gobierno al PP de la Gürtel: “Pero hay una corrupción mayor, la de los consejos de administración. Ahora Borrell se postula para liderar el PSOE. Abengoa contra Gas Natural. Eso es corrupción institucionalizada”.

Sin embargo, otro de los momentos tensos que ha dejado esta jornada, se ha producido cuando Iglesias ha espetado a los diputados: “Hay más delincuentes potenciales en esta Cámara que ahí afuera”, en relación a las manifestaciones convocadas contra la investidura de Rajoy.

  • Ciudadanos recuerda las 150 medidas de su pacto

En su turno del debate, Albert Rivera ha advertido a Rajoy de que “el mayor responsable de que esto vaya bien es usted” y le ha recordado su compromiso adquirido con las 150 medidas contenidas en el pacto firmado entre ambas formaciones.

Además, el líder de Ciudadanos ha defendido el ‘sí’ de su partido: “A nosotros no nos importa ganar, nos importa servir”, y se ha dirigido a Pablo Iglesias para echarle en cara que si no hay un presidente socialista es porque Podemos no se abstuvo ante un posible Gobierno del PSOE con Ciudadanos.

Experto: “La abstención del PSOE permitiría investir a Rajoy como presidente”

El Partido Socialista Obrero Español enfrenta una avalancha de críticas tras la decisión de su Comité Federal de abstenerse en la próxima votación de investidura del conservador Mariano Rajoy, como presidente de Gobierno de España. La abstención del Partido Socialista permitiría desbloquear una atascada situación política y terminar con un periodo de gobierno en funciones, que dura ya más de 300 días.

Cuatro mentiras de Rajoy en su discurso de investidura

El candidato a la Presidencia del Gobierno y líder del PP ofreció datos faltos o inexactos para disfrazar la situación económica y política de España.

No es la primera vez que el presidente del Gobierno en funciones y líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, ofrece datos falsos o inexactos en sus intervenciones. Sucedió durante el debate electoral previo a las elecciones del 26 de junio, en el que ofreció datos falsos sobre la tasa de pobreza y exclusión social, y ha ocurrido de nuevo durante su discurso de investidura.

Sobre la creación de empleo

El líder del PP afirmó durante su intervención que “España es el país que más empleo crea”. Esta información es falsa. Según los últimos datos trimestrales publicados por Eurostat, España es el país europeo número 14 en tasa de creación de empleo, el mismo puesto que ocupa Grecia.

 

Sobre que los españoles han decidido que gobierne el Partido Popular

Rajoy también subrayó en su discurso que “los españoles han mostrado en dos ocasiones, tanto en diciembre como en junio, su clara preferencia por el Partido Popular”. Afirmar que los ciudadanos han decidido en las urnas que la formación liderada por Rajoy gobierne el país es una argumentación falsa y ampliamente utilizada por los medios de comunicación conservadores.

En las elecciones celebradas el pasado 26 de junio, en las que el PP amplió el número de escaños en el Congreso frente a las elecciones del 20 de diciembre, la formación obtuvo un 33% de los votos; es decir, casi 8 millones de personas apoyaron la candidatura de Mariano Rajoy. Sin embargo, significa que el 66% de los votantes, más de 16 millones de personas, optaron por una candidatura diferente. Ni siquiera sumando los votos de PP y Ciudadanos se alcanza la mayoría.

Rajoy fracasa en la primera votación de investidura

Sobre los intereses de la deuda

También aseguró el candidato a la Presidencia del Gobierno que “España es fiable y eso se traduce en los intereses que paga nuestra deuda”. Esta afirmación, aunque no falsa, es inexacta.

España paga menos deuda no porque sea un país fiable, sino por un cambio en las políticas llevadas a cabo por el Banco Central Europeo que autorizaron que comprase deuda pública. Una medida que provocó una bajada generalizada de los intereses en España y en el resto de países europeos.

Sobre que debe gobernar la fuerza más votada

Este es otro de los argumentos defendidos ampliamente por los sectores más conservadores españoles y, entre ellos, Mariano Rajoy, que afirmó durante su intervención: “parece razonable que en una democracia consolidada como la nuestra, gobierne la fuerza política que tenga más apoyos entre los ciudadanos”.

Según ‘eldiario.es’, que hace un análisis de la situación política en otros países de la Unión Europea, “solo en 4 de los 28 países europeos gobierna un solo partido. Y en cinco de ellos – Dinamarca, Bélgica, Luxemburgo, Letonia y Portugal – el primer ministro o presidente no es el candidato más votado”.

 

 

— RT en Español (@ActualidadRT).