Puigdemont y Junqueras diseñan la recta final del proceso catalán

Noticias de Cataluña

Durante una cena íntima, presidente y vicepresidente catalán acaban de definir los últimos detalles antes de la moción de confianza

Durante una cena en la Casa dels Canonges el lunes por la noche, el presidente catalán, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, cerraron el último tramo del procés.

Según El Nacional, las líneas acordadas ahí servirán de base a la intervención del presidente en el debate de la cuestión de confianza que empieza hoy a las 4 de la tarde (hora catalana) en el Parlament y en el que Puigdemont deberá concretar su propuesta de referéndum vinculante, que defiende desde el comienzo de este curso político.

Media hora antes de comparecer delante del Parlament, Puigdemont se reunirá con los diputados de su grupo para explicarles los rasgos básicos de la intervención. Por el momento, evitó adelantar a la prensa el contenido exacto de su propuesta.

Pese a las incógnitas sobre la fórmula que presentará el presidente, el voto de la CUP está garantizado. Lo dejó claro la diputada Anna Gabriel, pero lo que no está del todo claro es hasta qué punto este voto garantiza el apoyo a las resoluciones del debate de política general que empezará el miércoles de la próxima semana y a los presupuestos.

 

El Parlamento catalán debatirá entre el miércoles 28 y el jueves 29 la cuestión de confianza

Puigdemont pedirá apoyo a su hoja de ruta como paso que permitirá culminar el proceso y, aunque ya conoce la respuesta, hará una última oferta de referéndum Gobierno español

La llamada “cuestión de confianza” a la que se someterá entre este miércoles y mañana, jueves 29 de setiembre, el presidente Carles Puigdemont ante el Parlamento, marca el inicio de la fase decisiva del proceso soberanista que, dentro del plazo fijado de 18 meses desde la investidura del pasado mes de enero, está previsto que culmine el próximo verano europeo. Será la oportunidad que dispondrá el jefe de gobierno para exponer toda la hoja de ruta con la que piensa pedir que la mayoría independentista le revalide la confianza que quedó quebrada en junio pasado a raíz del insólito rechazo de la CUP a los presupuestos de 2016.

Y para cumplir a rajatabla con los preceptos contenidos en el proceso independentista, Puigdemont ya adelantó en la conmemoración de la última Diada Nacional de Catalunya, que formalizará una última oferta de referéndum pactado al Gobierno español, aunque ya se sabe que Madrid no acepta ni aceptará ningún tipo de negociación. De todas maneras, está en el ánimo del presidente agotar cada una de las instancias democráticas, pacíficas y diplomáticas previstas y luego convocar a un referéndum como la mejor fórmula para culminar el proceso, siempre y cuando sea vinculante y tenga reconocimiento internacional.

Todo indica que Carles Puigdemont llevó a cabo personalmente y con suma discreción la preparación del debate de la cuestión de confianza y, aunque lo comentó el lunes con la dirección del PDC y ayer con los miembros del Govern, se cree que recién hoy lo informó a Juntos por el Sí. Trascendió que, además de la posibilidad de la convocatoria a un referéndum, se contempla la perspectiva de elecciones constituyentes como cierre porque habría consellers que no comparten la idea del referéndum.

Con una fórmula o con otra, el presidente de la Generalitat está decidido a culminar el proceso iniciado el 27-S el próximo verano europeo. Y para ello tiene claro que el Parlamento tendrá que haber aprobado las llamadas leyes de desconexión –transitoriedad jurídica, hacienda propia y seguridad social catalana– antes del 31 de julio y que después él llamará a los ciudadanos a las urnas bien a través de un referéndum bien a través de unas elecciones constituyentes. La cuestión de confianza que empieza a debatirse hoy es el primer paso de todo este camino, en principio el más sencillo, porque quedaría superada gracias al respaldo de la CUP.-

Barcelona. (INCAT-ElNacional).-

Oriol Junqueras viaja al Vaticano para hablar del proceso catalán

Noticias de Cataluña

El próximo viernes, el vicepresident del Govern y conseller d’Economia llegará a Roma con una intensa agenda económica y política.

Este viaje al Vaticano, será una primera incursión en la política internacional del vicepresident. Junqueras, que es católico y se formó en el Liceo italiano de Barcelona, es un buen conocedor de la compleja dinámica vaticana después de que, como historiador, consiguió una autorización para trabajar en los archivos secretos de la Santa Sede.

El eje central del viaje tendrá un peso eminentemente económico. En este sentido, la presencia de Oriol Junqueras será de nexo, ya que participará en un encuentro con agentes económicos catalanes con intereses en Italia y con representantes económicos italianos con intereses en Cataluña.

Por otro lado, tiene previstas entrevistas con algunos medios de comunicación, incluido Il Sole 24 Ore, el principal y prestigioso diario económico italiano.

El viaje a Roma ha sido la razón por la cual el vicepresident no podrá participar en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera que ha convocado el viernes en Madrid el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. En representación del Govern, acudirá el conseller de Exteriores, Relaciones Institucionales y Participación, Raül Romeva, acompañado del secretari d’Economia, Pere Aragonès.

Barcelona. (INCAT-Agencias).-