Se sumaron cien policías al control de calles en Mar del Plata

En el marco de las tareas del gobierno bonaerense para evitar la propagación del coronavirus.

El coordinador operativo de la Zona Atlántica para el COVID-19, Rodolfo Manino Iriart, informo que este lunes, en el marco de las tareas del gobierno provincial para evitar la propagación del coronavirus, en Mar del Plata se sumaron policías a los controles en las calles, por orden del ministro de Seguridad, Sergio Berni.

De acuerdo a lo señalado por el diputado provincial (mandato cumplido) algunos de los agentes llegaron de distintas localidades y a otros se les reasignaron tareas. En total son más de 100 policías que se suman a los controles de calles.

Iriart aclaró que los policías se encuentran hospedados en dos hoteles, quedando villas deportivas como reserva para casos de necesidad. «Son lugares adaptados para cumplir con normas de higiene y distanciamiento. Se dispuso un protocolo ante la posibilidad de casos positivos o sospechosos dentro de la fuerza», agregó.

Además, agradeció la interacción entre el sector público y el privado. «Asimismo hay que destacar que se articula con el Ministerio de Seguridad, el Gobierno municipal y la Jefatura Departamental de policía», precisó.

«Son momentos de excepción. La situación requiere del esfuerzo de todos y todas. En este contexto, no se puede dejar de señalar que la sociedad reconoce a los buenos policías que trabajan para que se cumpla con el aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el presidente de la Nación, Alberto Fernández.

Montenegro participó del acto en reconocimiento a policías caídos en cumplimiento del deber

«La vocación policial es dar la vida por alguien que no conoce y esto hay que reivindicarlo todos los días”, expresó el Intendente.

El intendente Guillermo Montenegro participó este jueves del acto en recordación de los policías de la provincia de Buenos Aires caídos en cumplimiento del deber. “La vocación policial es dar la vida por alguien que no conoce y esto hay que reivindicarlo todos los días”, expresó el Intendente durante su discurso y agregó: “Este tipo de vocación es una que nosotros, el resto de la sociedad, debemos agradecer. Es tarea nuestra acompañar al policía que hace bien su trabajo y, también, a los familiares para estar cerca de ellos”.

Asimismo, el jefe comunal agradeció “desde lo más profundo de mi corazón a la Policía de la Provincia por el esfuerzo que hace todos los días en cuidar a los bonaerenses en general y a los marplatenses en particular. Además, agradezco especialmente a los familiares de todos los policías porque detrás de cada uno de ellos hay alguien que está aguantando y llevando una tarea invisible de sostener a la familia cuando ellos no están”.

El acto estuvo organizado en forma conjunta con las filiales locales del Círculo de Oficiales y del Centro de Oficiales Retirados, del Círculo del Personal Policial y de la Asociación Profesional de Policías de la provincia de Buenos (APROPOBA); todas entidades que nuclean a personal de la Policía de la provincia de Buenos aires y la Jefatura Departamental.

Por último, las autoridades hicieron entrega de ofrendas florales que fueron colocadas al pie del monumento ubicado en Plaza San Martín. Estuvieron presentes el secretario de Seguridad, Darío Oroquieta, el jefe de la Policía Departamental Delegación Mar del Plata Cristian Marcozzi, ex soldados combatientes en Malvinas, familiares e integrantes de la Policía bonaerense, entre otros participantes.

Desafectan a dos policías acusados de apropiarse de bienes de un hombre que murió en la calle

Se trata del ex jefe de la Delegación de Drogas Ilícitas de Mar del Plata, el comisario Diego Gancedo, y de su hermano, el teniente primero José Antonio Gancedo, quien se desempeñaba en la Patrulla Rural.

Dos integrantes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires con funciones en la ciudad de Mar del Plata fueron desafectados tras ser denunciados por la presunta apropiación de al menos tres inmuebles y un vehículo pertenecientes a un relojero fallecido en plena calle en 2016, informaron fuentes judiciales y de la fuerza.

Se trata del ex jefe de la Delegación de Drogas Ilícitas de la localidad balnearia, el comisario Diego Gancedo, quien había sido trasladado el viernes último al mismo cargo en el Partido de Dolores, y de su hermano, el teniente primero José Antonio Gancedo, quien se desempeñaba en la Patrulla Rural.

Ambos son investigados por la justicia departamental, acusados de apropiarse de una vivienda, dos locales comerciales, un garage y un vehículo de colección que pertenecían a Luis Aguado (77), un relojero y joyero que murió el 11 de julio de 2016, luego de sufrir una descompensación en plena calle.

La investigación se inició a partir de una serie de denuncias anónimas, que señalaron que ambos policías se habían apropiado de esos bienes, según informaron a Télam fuentes judiciales.

Según esas denuncias, al producirse la muerte de Aguado, el comisario Gancedo estaba al frente de la Comisaría 2da., con jurisdicción en la zona, y omitió informar del fallecimiento a la fiscalía de turno en ese momento, con la presunta intención de apropiarse de los inmuebles, de un Ford Falcon restaurado, de joyas e importantes sumas de dinero.

Fuentes judiciales señalaron que al descompensarse en la vía pública, Aguado no llevaba documentación personal, pero fue identificado gracias a una boleta que tenía en su poder, en la que constaba la dirección de su domicilio, sobre la avenida Juan B. Justo al 3100, a unas 25 cuadras del centro de la ciudad.

Según la investigación en marcha, desde entonces el hermano del comisario quedó en custodia de la vivienda.

A partir de estos hechos, ambos fueron imputados por los delitos de «omisión de deberes, hurto calamitoso y usurpación de inmueble», en una causa que quedó en manos del fiscal Fernando Berlingeri, con intervención del juez de Garantías Gabriel Bombini.

Además, fuentes del Ministerio de Seguridad provincial informaron que en las últimas horas los dos acusados fueron desafectados de la fuerza por la Dirección de Asuntos Internos.

Durante la toda la jornada se realizaron una serie de allanamientos en los inmuebles involucrados y en los domicilios de los acusados.

Los operativos fueron realizados por personal de Prefectura Naval Argentina y del Cuerpo de Ayudantía Técnica a la Instrucción, dependiente de la Fiscalía General marplatense. (Télam)

Roció con combustible a policías que le secuestraron la moto

El agresor es un hombre de 45 años que carecía de documentación y registro del vehículo. Fue reducido por otros efectivos cuando se aprestaba a activar un encendedor.

Un hombre de 45 años protagonizó un incidente que estuvo a punto de convertirse en tragedia en una comisaría de Mar del Plata.

 

El sujeto había sido interceptado por personal policial el pasado lunes 3 de junio en calle 445 y Colectora cuando se desplazaba en una moto Honda XR125 sin seguro ni registro de conducir, procediendo al secuestro del rodado.

 

En circunstancias de encontrarse en la comisaría 13ra. confeccionando el acta correspondiente, el hombre identificado como Andrés Atilio Pereira comenzó a reaccionar de manera violenta y golpeó su cabeza contra la ventana del sector de Guardia, provocando la rotura del vidrio.

 

Se le dio intervención a la Fiscalía Flagrancia, a cargo del fiscal Amavet que dispuso actuaciones por “Daño”.

 

Sin embargo, este viernes alrededor de las 16  se presentó de manera espontáneamente en la Guardia de la mencionada dependencia policial y sin mediar palabra roció con combustible tanto la oficina como a dos efectivos, accionando un encendedor con el claro fin de prenderlos fuego.

 

No obstante, pudo ser reducido por los restantes policías que se hallaban eventualmente en el lugar, sin llegar a provocar incendio.

 

La fiscal Ana Caro de la Fiscalía de Flagrancia ordenó la inmediata internación del agresor en el área de salud mental del HIGA.

 

En tanto, los efectivos agredidos fueron atendidos en una sala de salud por problemas respiratorios a raíz del combustible.

Poliparteros: Iban a una pericia pero ayudaron a una mujer a dar a luz

Una persona les solicitó ayuda ya que en una vivienda ubicada en la esquina de Tetamanti y Manrique, una mujer estaba por dar a luz.

Dos efectivos de la Delegación de Policía Científica de Mar del Plata, que se trasladaban este martes al mediodía en un móvil para realizar una pericia, acudieron a un pedido de auxilio y ayudaron a dar a luz a una mujer que se encontraba en avanzado trabajo de parto.

  Todo comenzó cuando los sargentos de la Policía de provincia de Buenos Aires, Néstor Mariano Giles y Nicolás Agostino, se dirigían en un móvil de la dependencia donde trabajan para periciar un vehículo que fue hallado abandonado en la vía pública.

  En ese momento, una persona les solicitó ayuda ya que en una vivienda ubicada en la esquina de Tetamanti y Manrique de la ciudad balnearia, una mujer estaba por dar a luz.

  Rápidamente, los numerarios se trasladaron hasta el lugar y colaboraron con la parturienta en el alumbramiento, y luego asistieron a la flamante madre y a la beba recién nacida hasta que fueron trasladadas en una ambulancia al Hospital Materno Infantil, donde quedaron internadas en buen estado de salud.