Vecinos del barrio Chauvín enojados con el dueño de un garage, intervino la policía

vecinos de la zona de la calle Hipólito Yrigoyen al 3700 se vieron alertados por la presencia de camiones cisternas que trasladan diferentes tipos de combustibles y estaban por ser guardados en un garage de esa cuadra.

Todo comenzó cuando vecinos de la zona de la calle Hipólito Yrigoyen al 3700 se vieron alertados por la presencia de camiones cisternas que trasladan diferentes tipos de combustibles y estaban por ser guardados en un garage de esa cuadra.

Atemorizados por el peligro y la situación que puede desencadenarse ante un posible siniestro, decidieron salir a hablar con los encargados del lugar para que no dejen estacionar los camiones.

La respuesta por parte de la gente del garage fue negativa al pedido por los vecinos y es ahí donde la situación se puso peor, hubo forcejeos y tuvo que intervenir la policía bonaerense la cual se hizo presente con varios patrulleros en el lugar.

Policías asistieron a una mujer que dio a luz a una beba en el baño de su casa en Mar del Plata

La sargento Jimena Fernández y el oficial Gabriel Araya, efectivos de la Comisaría 12da. ayudaron a la mujer con las tareas de parto tras un llamado un llamado de emergencia a la línea 911.

Dos agentes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires asistieron a una joven de 25 años que había dado a luz a una beba en el baño de su vivienda en la ciudad de Mar del Plata, informaron fuentes de esa fuerza.

La sargento Jimena Fernández y el oficial Gabriel Araya, efectivos de la Comisaría 12da. ayudaron a la mujer con las tareas de parto tras un llamado un llamado de emergencia a la línea 911.

Fuentes policiales indicaron que al arribar a la vivienda, ubicada en la calle Brasil al 1900, en el barrio Jorge Newbery, encontraron a la joven «en estado de shock», tras haber dado a luz en el baño del lugar a una niña, de manera inesperada.

Ambos efectivos ayudaron a poner a salvo a la mujer y a la beba, y Fernández, que es también enfermera cortó el cordón umbilical.

Tras el arribo de una ambulancia al lugar, la madre y la niña fueron derivadas al Hospital Materno Infantil local, donde permanecían en buen estado de salud. (Telam)

Una policía baleó a un delincuente que intentó robarle en Mar del Plata

El hecho se registró este domingo cerca de las 22, cuando la policía vestida de civil caminaba por la avenida Colón al 4000 y fue abordada por dos delincuentes que la amenazaron con cuchillos con intenciones de robo

Una agente de la Policía Federal Argentina (PFA) baleó a un delincuente de 25 años que la asaltó con un cuchillo en el macrocentro de Mar del Plata, mientras que un cómplice fue detenido, informaron fuentes policiales.

El hecho se registró este domingo cerca de las 22, cuando la policía caminaba por la avenida Colón al 4000 y fue abordada por dos delincuentes que la amenazaron con cuchillos con intenciones de robo.

La mujer que estaba vestida de civil se identificó como policía, pero a pesar de ello los delincuentes no se rindieron, por lo que en medio de un forcejeo la oficial baleó a uno de ellos y el otro se entregó y quedó detenido.

Al lugar arribaron patrullas de la policía bonaerense y derivaron al herido al hospital Interzonal de Mar del Plata con balazo en una pierna, mientras que el otro acusado fue trasladado a la unidad carcelaria 44 de Batan.

De la investigación surgió que la efectivo policial había terminado su servicio adicional en una delegación de la Anses de esa ciudad y ya se encontraba franco.

En el hecho intervino personal de la comisaría segunda y el fiscal de turno Leandro Arévalo, quien le imputó a ambos delincuentes, de 24 y 25 años, el delito de “robo agravado por el empleo de arma blanca en grado de tentativa”. (Telam)

Irá a juicio un policía por un presunto caso de «gatillo fácil» en Mar del Plata

Se trata del subteniente Pedro Arcángel Bogado (36), quien se encuentra en libertad y será juzgado por el homicidio de Brandon Romero (18), ocurrido en la madrugada del 5 de julio último en el ingreso a la localidad balnearia por la Ruta 226.

Un efectivo de la policía bonaerense acusado de matar de siete disparos a un joven durante un presunto intento de robo en las afueras de Mar del Plata deberá enfrentar un juicio oral, luego de que la Justicia de Garantías rechazara un sobreseimiento pedido por la fiscalía, que consideró que se trató de un caso de legítima defensa, informaron fuentes judiciales.

Se trata del subteniente Pedro Arcángel Bogado (36), quien se encuentra en libertad y será juzgado por el homicidio de Brandon Romero (18), ocurrido en la madrugada del 5 de julio último en el ingreso a la localidad balnearia por la Ruta 226.

El titular del Juzgado de Garantías 2 marplatense, Saúl Errandonea, dispuso la elevación a juicio de la causa, en la que Bogado está imputado por el delito de «homicidio agravado por haberse cometido abusando de su función o cargo por ser miembro integrante de las fuerzas policiales y por el empleo de arma de fuego», el cual contempla una pena de prisión perpetua.

La resolución del magistrado hizo lugar a una acusación particular realizada por la familia de Romero, representada por el abogado César Sivo.

Rechazó en tanto el pedido de sobreseimiento para el policía que había pedido el fiscal que llevó adelante la instrucción del caso, Alejandro Pellegrinelli, y que había sido acompañado por la Fiscalía General.

Para Pellegrinelli, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 5, Bogado actuó en defensa propia en el marco de un presunto intento de robo ocurrido mientras circulaba con su scooter y fue abordado por Romero y un amigo en otra moto.

En la misma línea, se opusieron al requerimiento de elevación a juicio y pidieron el sobreseimiento los defensores del acusado, Fernando Dasilva y Guillermo Perez Rudnik, quienes consideraron que «se dan los presupuestos de la legítima defensa».

De acuerdo a la acusación impulsada por la familia del joven asesinado, en tanto, en la madrugada del homicidio el policía «coincidió circunstancialmente con un grupo de tres sujetos masculinos que también circulaban» en otras motos en la rotonda del acceso oeste a la ciudad, y mantuvo con ellos «algún tipo de incidente, breve y fugaz, que ni siquiera motivó la detención de su marcha».

Según sostuvo el abogado del los padres de Romero, Bogado «continúo la marcha, desviándose nuevamente por la rotonda e incorporándose en contramano a la Ruta 226 con dirección a Sierra de los Padres» y se detuvo «a la altura del kilómetro 6», donde «descendió, dejando la moto sobre la vera de la ruta, apagada, sin llaves y sin luces y se apostó por detrás» de ella y disparó «la totalidad» del cargador de su pistola 9 milímetros reglamentaria.

La familia del joven asesinado consideró que el efectivo tuvo «la intención deliberada» de matarlo a él y a Kevin Farías, un amigo suyo, quien también recibió un tiro.

De acuerdo a las pericias realizadas en el marco de la causa, Romero recibió siete impactos de bala, y tras caer sobre el pavimento fue arrollado por vehículos que circulaban por la ruta.

El policía acusado declaró que él había sido baleado previamente, pero según indicó el juez en su resolución, «la investigación no ha aportado elemento cierto que dé cuenta de la existencia del arma cuya manipulación se adjudica a Farías, ni vestigios de que esta hubiera sido disparada contra Bogado».

«No obstante ello -agregó el magistrado-, sí parece confirmarse que Romero se encontraba desarmado, por lo que aún si se aceptará que avanzó sobre la persona de Bogado, la defensa emprendida se despega claramente de la racionalidad que exige la causa de justificación».

El juez señaló en ese sentido: «No encuentro justificación alguna a semejante ataque, agotando la provisión de su cargador sobre una persona desarmada y con escasas posibilidades de comprometerlo». (Telam)

Perpetua para una policía por asesinar a un cardiólogo

Una agente de la policía bonaerense fue condenada a la pena de prisión perpetua por el crimen del cardiólogo Roberto Tortorella, ocurrido en las afueras de Mar del Plata en marzo de 2017.

El fallo fue dictado por el Tribunal Oral en lo Criminal 4 de Mar del Plata, que condenó a Rosa Noemí Saino (32) como coautora del delito de «robo agravado por el empleo de arma impropia y por su condición de policía en concurso real con homicidio agravado por haberse perpetrado para procurar la impunidad de otro delito».

Tras casi dos semanas de juicio oral, los magistrados Silvina Darmandrail, Jorge Peralta y Gustavo Fissore condenaron por unanimidad a prisión perpetua a Saino, en línea con el pedido realizado durante los alegatos por parte del fiscal Leandro Arévalo, en tanto que absolvieron a Érica Córdoba (35), quien estaba imputada por el robo.

Para los jueces, quedó acreditado que la agente policial, quien cumplía funciones en la Subcomisaría Casino, entre la mañana del viernes 17 y la madrugada del sábado 18 de marzo de 2017 atacó a culatazos en la cabeza a Tortorella para robarle en la vivienda en la que vivía, en el barrio Colinalegre, a diez kilómetros del centro de Mar del Plata, cerca de Batán, y luego lo asesinó para evitar que la reconociera.

Según los jueces, Saino, presuntamente junto a la otra mujer acusada, Débora Daiana Faijós (31), quien será juzgada próximamente por un jurado ciudadano en otro proceso, ataron y asfixiaron al cardiólogo luego de golpearlo y lo trasladaron inconsciente hasta un descampado, donde fue hallado semienterrado y sin vida horas después.

De acuerdo a la investigación, la policía coordinó el ataque con Faijós, quien mantenía con el médico una relación, que él había intentado terminar por la «inmodificable adicción de la joven a los estupefacientes».

Los múltiples golpes sufridos por el hombre «le ocasionaron fractura de cuatro costillas, infiltración de cara posterior del esternón e infiltración hemática de pulmón derecho traumática», y a continuación las acusadas «le exigieron al nombrado la entrega de dinero en efectivo, y las claves para el uso de sus tarjetas bancarias».

Una vez reducido Tortorella, lo desapoderaron ilegítimamente de diversas pertenencias», y luego lo envolvieron en «una especia de frazada» y lo introdujeron en su propia camioneta, en la que lo trasladaron a un paraje junto al arroyo De Los Padres, donde fue hallado muerto.

En su fallo de casi 50 páginas, los jueces señalaron que la «conexión ideológica» del homicidio con el robo «resulta acreditada» a partir «del vínculo de la víctima con una de las imputadas y su conocimiento reciente de la otra».

Los miembros del tribunal no hicieron lugar al agravante de ensañamiento solicitado por la fiscalía y entendieron que tampoco se acreditó que hubiera participado «una tercera persona, además de Faijós y Saino».

«No puede afirmarse la intervención de Córdoba, como sostuvo el agente fiscal en el juicio, ni la de alguna otra persona no identificada», señalaron en el fallo.

A partir de estos elementos, dispusieron la absolución de Córdoba, quien llegó al debate oral acusada como coautora del «robo agravado», y el fiscal había solicitado para ella una pena de diez años de prisión, y subsidiariamente 7 años y 6 meses en caso de ser considerada «partícipe necesario».

Tras el fallo, fuentes judiciales indicaron que el fiscal pedirá en las próximas horas que sea revocado el arresto domiciliario que cumple Saino y que sea trasladada a una unidad del Servicio Penitenciario Bonaerense. (Télam)