Detención por contaminar: “La propuesta de Arroyo es ilegítima e ilegal”

desde el FPV local se mostraron preocupados y generaron un rechazo ante el Concejo Deliberante.

Desde el bloque de concejales del Frente Para la Victoria Mar del Plata-Batán, elevaron un proyecto de resolución mediante el cual expresaron repudio y preocupación ante la decisión política del Intendente de que personal policial de civil detenga a personas que produzcan contaminación del medio ambiente.

“Nos preocupa la tendencia de Arroyo de solucionar los problemas sociales y culturales con acciones policiales”, cuestionaron.

Ante el comunicado del pasado miércoles 28, en el que Carlos Arroyo advirtió que quienes arrojen basura en la vía pública, serán detenidos por policías de civil, desde el FPV local se mostraron preocupados y generaron un rechazo ante el Concejo Deliberante.

Diversas fuentes judiciales advirtieron la ilegitimidad de lo propuesto por el jefe comunal, ya que este hecho que intenta penar no está inscrito como delito en el Código Penal”, describió la edil Marina Santoro (FPV).

“No es una cuestión menor que, en su paso por Mar del Plata, el ministro de Justicia de la Provincia, Gustavo Ferrari, señalara la ilegalidad de la insólita propuesta de Arroyo, al asegurar que no está contemplado en el Código Penal que haya detenciones por arrojar basura a la calle”, puntualizó Santoro.

En esa ocasión, Ferrari sostuvo que “si Arroyo avanza con su idea, la Justicia intervendrá y tendrá que evitar esa posibilidad porque no se puede detener si no existe un código que lo determine”.

Desde el Frente Para la Victoria se mostraron de acuerdo con un mayor control para la protección del medio ambiente, pero indicaron que esta función es del Estado Municipal, que cuenta con herramientas y áreas especificas para dicha tarea.

De ‘Ciudad Maravillosa’ a ‘infierno’: así recibe Río de Janeiro los juegos olímpicos 2016

 

Noticias de Juegos Olímpicos de Brasil

La ciudad enfrenta una severa crisis de inseguridad que ensombrece la celebración de la magna cita del deporte mundial

Los manifestantes recibieron así a los viajeros AFP

 

— RT en Español (@ActualidadRT).  Conocida mundialmente como la ‘Ciudad Maravillosa’ por sus famosas playas y parajes exóticos, los turistas que llegan a Río de Janeiro son recibidos con una frase que evoca un escenario totalmente distinto, aunque igual de caluroso: ‘Bienvenidos al infierno’ reza el cartel con el que la Policía Civil da la bienvenida a la urbe sede de la edición de 2016 de los juegos olímpicos.

La frase, reseñada en una nota de El Confidencial, resume el clamor de las fuerzas policiales de la ciudad carioca, que desde hace varios días desarrollan protestas en diferentes puntos de la ciudad exigiendo el pago de sus salarios y otras reivindicaciones laborales.

 

La demanda de la Policía al gobernador de Río de Janeiro, Francisco Dornelles, político afín al actual Gobierno interino de Michel Temer, va dirigida a la falta de recursos para el buen funcionamiento del cuerpo policial en labores de custodia y protección, y añaden que los mismos trabajadores han tenido que sufragar reparaciones en unidades y en sus propias comisarias.

La autoridad regional ha pedido al Gobierno central un aparte especial mediante un “decreto de emergencia financiera” para poder saldar la deuda con los policías, así como garantizar la seguridad durante la realización del evento deportivo en agosto.

Sin embargo, más allá del impacto mediático del cartel con la frase infernal colocado por los policías, para muchos la criminalidad desatada en Río hace temer lo peor de cara a los juegos.

Combatir la inseguridad: una carrera de obstáculos

Los altos índices de criminalidad en Río de Janeiro no son nada nuevo y tienen implicaciones sociales complejas, pero el repunte que han experimentado en los últimos tiempos hace pensar en el impacto negativo que pueden tener en los primeros juegos olímpicos que se realizarán en Brasil.

Los números hablan por sí solos. Según datos oficiales, los índices de robos callejeros se ubican en un 43% en lo que va de 2016. Los muertos en operativos policiales también se han elevado en comparación con 2015. Esto sin contar la delincuencia organizada que tiene su base de operaciones en muchas ocasiones en los espacios de las llamadas favelas.

Hay quienes opinan que este aspecto podría impactar negativamente en la celebración de los juegos en Brasil.

Hace pocos días se encontraron partes de un cadáver humano flotando en las inmediaciones del recinto, aún en construcción, que albergará el torneo de vóley playa durante las olimpiadas.

Estos hecho, sumado a los recientes robos que han sufridos dos equipos internacionales de transmisión para los juegos, uno alemán y otro mexicano, hacen pensar seriamente en el manejo de la seguridad en un evento de tanto importancia y complejidad logística.

Se reporta que las autoridades han declarado que tienen preparado un esquema de seguridad “blindado”, con participación de 85.000 agentes del orden, entre policías, militares y cooperación extranjera por mar, aire y tierra, para la protección de los juegos en un país que no ha escapado de los imprevistos.

Paralelamente a los deportistas, Brasil se medirá en una competencia en la que pretende salir airoso: terminar con éxito los primeros juegos olímpicos en territorio suramericano.

 

Policía de civil mata a delincuente de 16 años durante un robo

El barrio Peralta Ramos Oeste volvió a ser noticia a causa de la inseguridad por segunda vez en el día.

A la detención de dos motochorros tras una persecución en Florencio Sánchez y Solís, que dejó como saldo a dos policías y a uno de los malvivientes heridos de bala, se sumó un asalto con saldo fatal en una ferretería ubicada en la calle Talcahuano al 900.

Alredeodr de las 16, un delincuente de 16 años ingresó armado al comercio e intentó alzarse con la recaudación y los objetos personales de los ocasionales clientes.

Entre las víctimas del robo se encontraba un policía de civil que forcejeó con el malhechor en su intento por reducirlo.

En tales circunstancias, el menor recibió un disparo mortal y falleció minutos después en el Hospital Interzonal de Agudos.

El dramático desenlace se produjo en el interior del comercio y el malviviente tendría antecedentes de conflictos con la ley penal juvenil e incluso estaría involucrado en un reciente hecho donde una joven resultó herida.

Intervino en el caso la fiscal María Isabel Sánchez que dispuso la aprehensión del efectivo policial que recuperó la libertad horas más tarde.

En tanto, no se descarta que haya participado del hecho un cómplice, ya que se observó una moto dirigirse hacia la zona de la villa ubicada en calle Vértiz y a los pocos minutos llegaron hasta el comercio familiares del menor abatido que protagonizaron incidentes con la policía.