Presentan la primera planta – escuela de formación de mano de obra calificada en procesamiento de pescado

Es iniciativa del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata con apoyo de los gobiernos nacional y provincial, gremios y cámaras empresarias. Allí capacitarán obreros y canalizarán materia prima para alimentar a más de 40000 chicos de comedores escolares del distrito.

Funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y concejales acompañaron el proyecto del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata para la creación de la primera planta procesadora-escuela que se habilitaría en la ciudad con un triple objetivo: capacitar mano de obra calificada para el desempeño en la industria pesquera, apuntalar la inclusión laboral y asegurar la presencia periódica de pescados y otros frutos de mar en el menú de comedores escolares del distrito y la región.

La iniciativa prevé disponer de instalaciones en jurisdicción del puerto local donde, de manera simultánea, coincidirán la formación de recurso humano y el procesamiento de la materia prima que luego quedará destinada para el consumo en el mercado interno, con prioridad para más de 40000 niños que se alimentan en escuelas de General Pueyrredon y proyección de llegar a otros de la provincia de Buenos Aires.

“El objetivo es disponer de un establecimiento innovador y de vanguardia para capacitar más mano de obra en oficios portuarios, abastecer de ese recurso humano calificado a las empresas del rubro que operan en la ciudad y proveer pescado fresco a un sector de la comunidad que necesita una dieta más saludable”, explicó el presidente del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata, Gabriel Felizia.

De la reunión realizada en la Escuela Nacional de Pesca para avanzar con esta iniciativa participaron el jefe regional de Anses-Mar del Plata, Pablo Obeid; los concejales Virginia Sívori y Ariel Ciano y las secretarías de Articulación de Políticas Sociales, Érika Roffler, y de Abordaje Integral, Alicia Soraire; las directoras de Articulación Productiva, María Victoria Vozza; de Centros de Articulación Regional, María Eugenia Meana, y de Planificación Social, María Mercedes Palma, y Diego García, articulador del Centro de Referencia (CDR), todos del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación

La planta procesadora-escuela estará coordinada por el Centro de Estudios Portuarios (CEPor). Contará con un órgano de gestión operativa que tendrá a su cargo las decisiones operativas, de comercialización y administración del establecimiento, y dispondrá de un plantel de instructores y coordinadores que formará a unos 200 alumnos por cuatrimestre.

La oferta educativa contempla enseñanza de procesamiento de pescado; envasado, etiquetado y calibrado; limpieza de plantas y equipos, conservas, congelado/camaristas y preformado. También reparación de redes de pesca, manejo de cargas, administración de producción, mantenimiento de cámaras frigoríficas, soldador básico, tornero y electricista naval.

Del proyecto también participan los ministerios de Trabajo y de Educación de provincia y Nación; el Ministerio de Producción, Ciencias e Innovación Tecnológica bonaerense; el Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa), la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, la Universidad Nacional de Mar del Plata, la Universidad Tecnológica Nacional y sindicatos vinculados a la actividad portuaria.

“Es importante tener una mirada estratégica para impulsar la creación de puestos de trabajo, y el puerto es una de las claves en la generación de empleo en nuestra ciudad”, afirmó la concejal Sívori, y resaltó que “el trabajo y la industria son pilares claves para el crecimiento económico de nuestra ciudad y la formación y la capacitación resultan fundamentales para habilitar más oportunidades de inserción laboral”.

Durante este encuentro, desarrollado en la sede del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata, se destacó que con esta propuesta se generará un circuito socio-productivo que además de la capacitación de mano de obra permitirá el abastecimiento de pescado procesado en el mercado interno, con prioridad en el circuito de comedores escolares que solo en el distrito de General Pueyrredon alcanza a más de 41500 niños y niñas.

Felizia destacó que la planta-escuela “fortalecerá la empleabilidad y la autosuficiencia productiva de un sector en riesgo social, generará mano de obra calificada y se la insertará en el mercado laboral a partir de una interacción directa con las cámaras empresarias del sector en la ciudad”.

Mar del Plata es el principal puerto pesquero del país pero el consumo de pescado, a pesar de sus beneficios nutricionales, tiene una muy baja participación de la mesa cotidiana de los hogares del distrito y la región. A nivel nacional, según estadísticas, se calcula 4,8 kilos por habitante al año. Es la mitad del promedio de otros países de Latinoamérica y la cuarta parte de la presencia que tiene en la dieta del resto del mundo.

La planta procesadora-escuela tendría capacidad para procesar casi 58000 kilos de pescado por semana que dejarían más de 30000 kilos de filet, suficientes para atender la demanda de los comedores escolares de General Pueyrredon. 

Se destaca como beneficio adicional que el plan de capacitación en este establecimiento también permitiría procesar y aprovechar buenas cantidades de otras especies que aún ricas en calidad no son tan conocidas por la población ni tienen una gran demanda en el circuito comercial.

Inauguraron una planta de tratamiento de residuos electrónicos en una de las cárceles de Batán

El emprendimiento se desarrolla en la Unidad 15. Van a trabajar 40 internos, los que fueron capacitados para tal fin. Van a desguazar televisores, computadoras, impresoras y teléfonos, entre otros aparatos. Se trata de una experiencia de cuidado del medio ambiente.

En el marco de las actividades laborales y de cuidado del medio ambiente que se desarrollan en las cárceles bonaerenses, este miércoles se inauguró una planta de tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en la Unidad 15 Batán, que depende del Servicio Penitenciario Bonaerense, en la que van a trabajar unos cuarenta privados de libertad.

Con la presencia de autoridades penitenciarias se puso en marcha una Planta de RAEEs (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) en el Penal más grande de la localidad de Batán.

Previo a la inauguración de la Planta se brindó capacitación para el desarme tecnológico y capacitación en Higiene y Seguridad Laboral, impulsadas por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

Se capacitaron 40 internos, que van a trabajar en dos turnos de 20 cada uno, quienes aprendieron sobre manejo de herramientas, manipulación de elementos, utilización de elementos de seguridad personal y todo lo concerniente en materia de incendios.

Los internos trabajarán con material tecnológico en desuso que donan de varios municipios de la zona, y ya cuentan para empezar con material proveniente de Salto y la semana que viene recibirán del municipio de Necochea.

El Jefe del Departamento de Disposición y Reutilización de Tecnologías en Desuso (DRTD) Claudio Fittipaldi, de la Subdirección General de Trabajo del Servicio Penitenciario Bonaerense, destacó que “con este programa destinado a trabajar con estos residuos tecnológicos las personas privadas de su libertad reciclan este tipo de desechos separando los reutilizables como televisores, computadoras, impresoras y elementos periféricos, entregándolos a distintas instituciones; mientras que los no utilizables como cobre, estaño, distintos metales, baterías, carcasas, son tratados con su debido proceso. El residuo peligroso es procesado y enviado a ‘disposición final’, como la norma lo indica,  y así se evita que se arroje en rellenos sanitarios”.

“Este programa posibilita a los internos adquirir capacidades que le facilitarán su futura reinserción en la sociedad. Asimismo, los materiales que resultan del desguace del equipamiento, como, por ejemplo, el plástico, los metales, cables, chatarra y otros componentes electrónicos, solventan parte de la operación que implica esta actividad. Una parte de los materiales son recuperados y vueltos a poner en funcionamiento, como por ejemplo las computadoras”, señaló el funcionario.

Acompañaron la inauguración de la Planta, el Director de Trabajo Penitenciario, Pablo Jotayan, el Jefe del Departamento de Seguridad e Higiene, Gerardo Vázquez y el director de la Unidad 15, Juan Domingo Montes de Oca, entre otras importantes autoridades.

En la oportunidad se entregaron elementos idóneos para el desenvolvimiento de mano de obra, y de protección personal, cascos y anteojos de seguridad, delantales, guantes aislantes y herramientas.

Cabe destacar que plantas similares funcionan en las Unidades 1 y 26 Olmos, 21 y 57 Campana, 24 Florencio Varela, 2 y 38 Sierra Chica y 3 San Nicolás.

El Municipio clausuró una planta tomada sin habilitación municipal

El Departamento Pesca, dependiente de la Delegación Puerto, detectó y decomisó más de 3000 kg de pescado. En el lugar se elaboraban filets sin contar con las mas mínimas condiciones higiénico sanitarias.

La Municipalidad de General Pueyrredon, a través del departamento Pesca, dependiente de la Delegación Puerto, clausuró una planta tomada sin habilitación municipal por graves falencias sanitarias ubicada en Guanahani al 3300. En este sentido, se detectó y decomisó más de 3000 kg de pescado. En el lugar se elaboraban filets sin contar con las más mínimas condiciones higiénico sanitarias.

Se trata de  una vieja planta usurpada que, según explicaron desde el área “no cumple las más mínimas de las condiciones edilicias, sanitarias y documentales para elaborar alimentos, no existe la higiene y mucho menos la cadena de frío, una condición vital en el procesamiento del pescado”.

Asimismo, desde la Delegación Puerto agregaron que “el producto totalmente indocumentado de dudosa procedencia hizo que fuera inevitable decomisarlo en Su totalidad. Cabe destacar el apoyo de Transito del Municipio y la policía de la Provincia de Buenos Aires”.

Pusieron en marcha una importante planta pesquera en Vivoratá

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, y el intendente Jorge Paredi encabezaron junto al empresario Claudio Nivolett, presidente de la firma Isla de los Estados S.A, la inauguración de una planta de elaboración y congelado de pescados y mariscos en Vivoratá (ubicada en el km 365,5 de la autovía 2), que comenzará a funcionar con 25 trabajadores del Partido de Mar Chiquita y que en su primera etapa procesará y congelará 25 toneladas diarias.

De esta importante inauguración participaron también los ministros bonaerenses Alejandro “Topo” Rodríguez (Asuntos Agrarios), Cristian Breitenstein (Producción), Nora de Lucia (Educación) e Ignacio Crotto (Turismo), además del subsecretario de Asuntos Municipales de la provincia, Marcelo Sosa, funcionarios municipales, concejales y empresarios.

En el marco de la puesta en marcha de esta planta, el empresario Claudio Nivolett agradeció «el acompañamiento recibido por parte del intendente, funcionarios municipales y concejales, que hicieron posible el desarrollo de una zona industrial en esta localidad» y manifestó su gratitud con el gobernador Daniel Scioli «por el apoyo y compromiso que siempre ha mostrado a lo largo de todos estos años con la industria pesquera».

«La puesta en marcha de esta planta generará nuevas fuentes de trabajo que le permitirá a los jóvenes formarse en un oficio, capacitarse y progresar cerca de su lugar de origen. Y la tecnología instalada en esta planta demandará la intervención de profesionales calificados para lograr productos con los estándares de calidad que exige el mercado nacional e internacional», explicó.

El intendente Paredi felicitó a Claudio (Nivolett) «por esta maravillosa obra» y señaló: «Es un empresario joven que junto a su familia y sus socios apuesta al Partido de Mar Chiquita con una inversión de esta naturaleza, incorporando mano de obra local”.

El gobernador Daniel Scioli señaló que «la provincia de Buenos Aires debe consolidarse como una potencia productora de alimentos» y en ese sentido remarcó que en estos seis años de gestión pasó de tener 40 parques industriales a 80. Además, significó que «esta planta de pescado es una ejemplo de la importancia de agregar valor a
la materia prima, nuestro país está necesitando cada vez más generar trabajo a través de la materia prima y genera divisas a través de las exportaciones».

En su visita a Vivoratá (la segunda desde que es Gobernador), Scioli expresó: «Para mi no hay pueblos chicos, son todos grandes e importantes. Esta obra tiene un gran significado para la provincia y el país. La industrialización debe llegar a cada rincón de la provincia y al corazón de cada hogar».

La planta frigorífica cuenta con una gran capacidad (2500 metros cuadrados) para el procesamiento y congelado de las capturas que realizarán los barcos propios de la empresa que operan en el puerto de Mar del Plata y que luego se exportará con valor agregado. Pero además, la fábrica trabajará también como dadora de frío de las industrias radicadas en el Partido de Mar Chiquita. Para ello, cuenta con una cámara de almacenaje para 1500 toneladas de producto manufacturado.

En un futuro, la segunda etapa abarcará la ampliación progresiva de la capacidad de congelado a 80 toneladas diarias, con la puesta en marcha de tres túneles de congelado. Como consecuencia de ello, se aumentará el plantel de acuerdo a las necesidades, estimando una capacidad de empleo final de 60 personas.

Inaugurarán importante planta de pescado en Vivoratá

El gobernador Daniel Scioli y el intendente Jorge Paredi inaugurarán este viernes 7 de febrero, a las 12, la planta de elaboración y congelado de pescados y mariscos Isla de los Estados SA en Vivoratá (km 367,5 de la autovía 2), que comenzará a funcionar con 25 trabajadores del Partido de Mar Chiquita, teniendo prioridad aquellos despedidos del frigorífico MarFrig, y que en su primera etapa procesará y congelará de 20 a 25 toneladas diarias.

Participarán también importantes autoridades provinciales como el ministro de Asuntos Agrarios Alejandro Rodríguez y el subsecretario de Asuntos Municipales Marcelo Sosa.

La fábrica comenzó a construirse varios años atrás. Es decir, el sueño que hoy se cristaliza, tuvo un largo período de proyección, construcción y solidificación. Se abre una puerta, la de una nueva industria. Pero también se abre una puerta al trabajo en Vivoratá. Una fuente laboral que empleará a vecinos de la localidad y del Partido de Mar Chiquita y que con una inversión millonaria, pretende constituirse en un referente de la industria pesquera sobre la autovía 2.

La planta frigorífica cuenta con una gran capacidad (2500 metros cuadrados) para el procesamiento y congelado de las capturas que realizarán los barcos propios de la empresa que operan en el puerto de Mar del Plata y que luego se exportará con valor agregado. Pero además, la fábrica trabajará también como dadora de frío de las industrias radicadas en el Partido de Mar Chiquita.

Claudio Nivolett, uno de los inversores perteneciente a la firma Isla de los Estados S.A, informó que “esta primera instancia comenzará con el funcionamiento del primer túnel de frío y la cámara de almacenamiento para procesar entre 20 y 25 toneladas de pescado” y que “se suman 25 trabajadores del partido, dándole prioridad a aquellos despedidos del frigorífico MarFrig”. Vale aclarar que 8 personas ya venían desempeñándose en la fábrica en planta permanente.

En un futuro, la segunda etapa abarcará la ampliación progresiva de la capacidad de congelado a 80/100 toneladas diarias, con la puesta en marcha de tres túneles de congelado. Como consecuencia de ello, se aumentará el plantel de acuerdo a las necesidades, estimando una capacidad de empleo final de 60 personas.

La fábrica comenzó a construirse varios años atrás y tiene una capacidad de almacenamiento muy grande: 1500 toneladas de pescado podrán ser depositadas en su cámara. En números más tangibles, algo así como 50 contenedores completos. Una obra magnífica y extraordinaria para el Partido de Mar Chiquita.

“Nosotros tenemos barcos desde 1988 y nos dedicamos exclusivamente a la captura. El salto que quisimos dar fue darle el procesamiento a lo que capturamos. Venimos trabajando desde el 2007 con este proyecto. Lo pondremos en marcha en una escala primaria en el 2014 y ya vislumbramos la perspectiva de ir ampliando con el transcurrir del tiempo”, explicó el marplatense Nivolett, quien se embarcó por primera vez en la pesca allá por el 1977.

El intendente Jorge Paredi, por su parte, destacó: “Desde el estado municipal celebramos esta inversión y sabemos que es una empresa seria que apuesta a un trabajo a largo plazo. El desarrollo de la región es muy importante, es lo que hablamos siempre con el Gobierno nacional y provincial. Que se acerquen empresarios de esta envergadura. Es una gran noticia la mano de obra calificada que se toma de Vivoratá y del Partido de Mar Chiquita. Servirá para aliviar la situación del empleo”.