Condenan a un hombre a 20 años de prisión por matar a su novia

Se trata de Pedro Rafael Inglera (27), que fue sentenciado por el crimen de Nancy Anahí Segura (27), quien murió el 19 de junio de 2017 luego de recibir un puntazo de 8 centímetros de profundidad en el abdomen en la zona de Playa Serena.

Un filetero fue condenado a la pena de 20 años de prisión en Mar del Plata, luego de que un jurado popular lo declarara culpable de matar de un cuchillazo a su novia en 2017, en el primer caso de una mujer asesinada que se resuelve en un juicio por jurados en la ciudad balnearia, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Pedro Rafael Inglera (27), que fue sentenciado por el crimen de Nancy Anahí Segura (27), quien murió el 19 de junio de 2017 luego de recibir un puntazo de 8 centímetros de profundidad en el abdomen en la zona de Playa Serena, al sur de la localidad balnearia.

El monto de la pena fue comunicado este mediodía por la jueza Mariana Irianni, integrante del Tribunal Oral en lo Criminal 3, que fue quien condujo el juicio por jurados que el último 15 de agosto declaró culpable a Inglera.

El hombre había sido condenado por el tribunal popular por el delito de «homicidio agravado por el vínculo», pero «mediando circunstancias extraordinarias de atenuación», por lo que la pena en expectativa era de entre 8 y 25 años de cárcel, y quedaba descartada la prisión perpetua.

Si bien el jurado no contempló en su veredicto el agravante de la figura de femicidio, que había sido propuesto por el fiscal Fernando Castro, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 1, se trató del primer asesinato consumado de una mujer que se resuelve bajo este formato en la ciudad.

A partir de la calificación legal fijada, Castro había pedido en una audiencia de cesura que se realizó el lunes último el monto máximo de 25 años, mientras que el defensor, Eduardo Toscano, solicitó la pena mínima.

El fiscal, que fue quien llevó adelante la investigación, había subrayado el «abuso de la fuerza» del hombre sobre la víctima, su «habilidad con el arma utilizada», la hora del crimen y las características de la zona descampada donde se produjo, que impidieron a la joven pedir ayuda.

Tras conocerse la sentencia a 20 años de cárcel fijada por la jueza, la hermana de la víctima, Yesica Segura, quien tiene la tenencia de la hija de 6 años que Nancy tenía con Inglera y de un hijo de 14 de una pareja anterior, dijo que «no era lo que esperaba, pero se hizo justicia».

«Mi hermana va a descansar en paz y sus hijitos van a estar bien. Esperaba la perpetua porque se la merecía, pero estoy tranquila con la pena que le dieron», señaló.

Tras la lectura del fallo, Inglera, quien se encuentra detenido desde la noche del crimen, fue trasladado nuevamente a la Unidad Penal 44 de Batán. (Télam)