Manejaba alcoholizado y chocó un patrullero

El móvil policial estaba detenido en un semáforo y fue impactado en la parte trasera por un Fiat Spazio cuyo conductor tenía 0,86 gramos de alcohol en sangre.

Un joven de 19 años, que manejaba alcoholizado su automóvil Fiat Spazio, colisionó contra un móvil policial en la esquina de Avenida Colon y Uruguay.
El hecho ocurrió este sábado y raíz del violento impacto los dos efectivos policiales que iban en el patrullero debieron ser trasladados a un centro asistencial y el conductor del auto particular quedó demorado, tras comprobarse que tenía 0,82 gramos de alcohol en sangre.
Al momento de registrarse el choque, la unidad policial se encontraba detenida al aguardo que el semáforo habilitara el paso.
Como consecuencia de la colisión, el móvil policial no sufrió daños alguno, mientras que el otro vehículo siniestrado presentó la rotura de su paragolpe delantero.
En tanto, el joven de 19 años no presentó lesiones algunas, aunque luego personal de Tránsito le efectuó el test de alcoholemia y arrojó que tenía 0,86 gramos de alcohol en sangre.
En el lugar se hizo presente una ambulancia del SIES que trasladó a los policías al HPC, para ser evaluados por dolores cervicales que presentaban.
Finalmente, el joven fue demorado y su vehículo secuestrado y trasladado al playón de Tránsito Municipal.

Manejaba ebrio, chocó un patrullero y los agredió

Un hombre de 41 años protagonizó este viernes a la mañana, un siniestro de tránsito en Champagnat y Rivadavia.

El hecho ocurrió cerca de las 9 y lo singular del caso es que colisionó su automóvil Peugeot 504 (TUO011) contra un patrullero de la Policía Bonaerense e intentó agredir a los uniformados.

El conductor del 504 identificado como Guillermo Gordon, impactó de atrás al móvil 19272 perteneciente a la comisaría 12º cuando iban por Rivadavia y se aprestaba a cruzar Champagnat.

Tras el impacto, Gordon bajó de su vehículo y comenzó a insultar al personal policial, por lo que intentaron calmar a este sujeto quien se encontraba en estado de embriaguez.

Sin embargo lejos de apaciguar su ánimo, el conductor ebrio intentó darle un cabezazo en la cara a uno de los policías pero finalmente pudo ser reducido.

Se hizo presente en el lugar personal de Tránsito que realizó el test de alcoholemia, el cual arrojó 1.61 de alcohol en sangre, por tal motivo es que se procedió al secuestro del rodado.

Intervino el titular de la Fiscalía de Flagrancia, Dr. Guillermo Nicora que dispuso que se mantenga comunicación con el Juzgado Correccional.

Un patrullero casi desata una tragedia

Una camioneta del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de Mar del Plata protagonizó un insólito, pero a su vez, grave siniestro de tránsito.

El hecho ocurrió este miércoles a la mañana en la estación de servicio ubicada en avenida Libertad y Alió (ex 180).

El patrullero, en donde iban dos efectivos policiales, transitaba por Libertad y decidió ingresar a alta velocidad y sin las sirenas encendidas por el interior de la estación de servicio para retomar por Alió.

Sin embargo, por razones que no están claras, el uniformado perdió el control de la camioneta y colisionó contra una columna de alumbrado que dejó sin luz esa zona.

Los playeros de esa estación de servicio destacaron que, por suerte, no transitaba ninguna persona por las calles internas al momento de la irrupción del móvil.

La compañera debió ser asistida por una ambulancia debido a que presentaba fuertes dolores en la zona cervical.

Foto: Una Mañana Perfecta

Raid delictivo terminó con un choque con móvil policial

Seis personas resultaron aprehendidas tras una persecución y posterior colisión contra un patrullero del CPC, informaron desde la Secretaría de Seguridad municipal.

Alrededor de las 7 de la mañana, un llamado del encargado del local “Caribean”, ubicado en Entre Ríos entre Colón y Bolívar, alertó al personal del CPC que dentro del negocio se encontraban cinco personas que habían amenazado a algunos de los concurrentes con armas de fuego.

Al llegar el personal policial, los denunciantes informaron que los individuos se estaban escapando en un Auto Bora gris oscuro con vidrios polarizados.

Los oficiales dieron la voz de alto, pero lejos de detenerse, emprendieron la fuga por Bolívar en dirección a Independencia.

Se inició una persecución a la cual se sumaron otros patrulleros y cuando parecía que habían perdido el rastro, uno de los móviles del CPC que se trasladaba por Estrada en búsqueda de los fugados, fue embestido por el Bora al llegar a la cruce con la calle Palma.

El personal del CPC sufrió algunos golpes y contusiones leves. Ambos conductores fueron trasladados a una clínica para su revisión, debiendo permanecer 48 horas de reposo.

Como consecuencia, fueron aprehendidos los seis ocupantes del Bora, cinco hombres de entre 19 y 27 años y una mujer de 19.

No se hallaron armas, pero se secuestraron balas calibre 22 intactas, debajo de la alfombra del acompañante, mientras que en el baúl fue hallada una importante cantidad de prendas de vestir sin uso y varias herramientas.

Fue secuestrado el auto Bora con patente GTS-327. El doctor Arévalo de Flagrancia dispuso la carátula del hecho como “Resistencia a la Autoridad y Secuestro de automotor”.