Otra agresión de patovicas en la noche marplatense

En este caso la víctima era un turista y debió ser hospitalizado. Es el segundo caso que se registra en menos de diez días.

Un empleado de seguridad de un boliche de la zona de Playa Grande, en Mar del Plata, agredió brutalmente a un turista que debió ser hospitalizado.

El hecho se registró anoche, en la puerta del boliche llamado Bruto y se trata del segundo caso en menos de diez días.

El joven golpeado es de San Juan y fue internado en el Hospital Interzonal General de Agudos, producto de las lesiones que sufrió durante el ataque y está en observación.

En el video compartido en redes sociales por un testigo se ve como después de golpear fuertemente a un joven luego le da varias piñas a otro.

En el caso del turista sanjuanino quedó tirado en el piso y fue asistido por médicos del SAME, antes de ser trasladado al nosocomio.

https://twitter.com/pedrosanchezba/status/1214891628579741701?s=20

 

Denuncian que el «patovica» de la brutal agresión no tenía habilitación profesional

SUTCAPRA reclama «un mayor compromiso del Estado» en la lucha contra la violencia en las noches.

El Sindicato Único de Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia (SUTCAPRA) reclamó «un mayor compromiso del Estado y actores involucrados» en la lucha contra la violencia en las noches, ante la reciente agresión a un joven en Mar del Plata por parte de un empleo de seguridad.

La organización que conduce Leandro Nazarre repudió los hechos de violencia que involucraron a un trabajador de la actividad y llamó a la reflexión a los encargados de controlar la contratación de personal de seguridad en bares y boliches.

SUTCAPRA se refirió al ataque que sufrió un joven en la localidad marplatense durante una pelea en uno de los estacionamientos del complejo de Playa Grande y que ganó relevancia nacional en las últimas horas.

Sobre el caso puntual, el gremio se puso en contacto y a disposición del joven agredido, y anticipó que elevará las presentaciones correspondientes para que la empresa de seguridad y el establecimiento tomen las acciones necesarias para garantizar el cumplimiento de las legislaciones que regulan la actividad.

El trabajador involucrado no contaba con la habilitación profesional correspondiente por no haber realizado el Curso de Controlador de Admisión y Permanencia que exige la Ley Nacional 26.370.

«Bajo ningún punto de vista vamos a avalar acciones violentas que atentan, no sólo contra la víctima, sino también contra lucha que venimos dando junto a la conducción nacional del sindicato para profesionalizar la actividad y erradicar la violencia en las noches», destacaron desde la Delegación Mar del Plata del SUTCAPRA.

Al mismo tiempo, se solicitó a los organismos de control y actores involucrados -ministerio de Trabajo, ministerio de Seguridad, RECAP, empresarios y propietarios de boliches- «el mismo nivel de compromiso que tiene nuestra organización para garantizar y hacer cumplir las normas de seguridad contratando empresa CAP habilitadas y personal con carnet habilitante».

Mar del Plata es una de las sedes del Centro de Formación Profesional 420, entidad conveniada con SUTCAPRA a cargo del curso gratuito de Controlador de Admisión y Permanencia, uno de los requisitos obligatorios para desempeñarse en la actividad.

A lo largo de su historia, el CFP 420 y el sindicato capacitaron a más de 2.000 trabajadores, cumplimentando uno de los pasos requeridos para inscribirse luego en el Registro de Empresas y Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia – RENCAP.

«Nuestra lucha contra la violencia es constante y no vamos a bajar los brazos. Pero erradicar la violencia de la noche, requiere el compromiso de todos», concluyeron desde el sindicato que lidera Nazarre.

Brutal agresión de un patovica: «me pudo haber matado»

Sucedió a la salida de un boliche en Playa Grande durante los festejos de Año Nuevo. La víctima se encuentra bien.

La fiscalía de turno de Mar del Plata abrió una investigación de oficio tras la difusión en las últimas horas en redes sociales de un video en el que se observa a un patovica de un local nocturno situado en la zona de Playa Grande levantar por el aire a un joven y arrojarlo sobre el asfalto, informaron hoy fuentes judiciales.

El ataque comenzó a divulgarse en la noche de ayer a través de un video grabado con un teléfono celular y luego subido a las redes sociales por uno de los jóvenes que acuden durante el fin de semana o en días festivos a esa zona de bares y discotecas de Mar del Plata conocida como La Normandina.

En el video puede escucharse a los presentes incriminar a un grupo de empleados de seguridad de alguno de los locales bailables situados en el complejo ubicado en Playa Grande.

 

En las últimas horas, habló el joven agredido brutalmente. Se llama Joaquín Arras que en declaraciones a Teleocho Informa sostuvo que “gracias a Dios caí bien y no me pasó nada, podría haber sido otra persona y me pudo haber matado. Es una lastima que una persona así esté para cuidarnos”, comentó.

Asimismo, indicó que “sinceramente es muy poco lo que me acuerdo. Caigo al piso y sinceramente no me acuerdo más nada. Es algo inentendible. Esa persona es un animal”.

“Eran los únicos responsables que son la seguridad del mismo boliche. Se han comunicado conmigo personas de la empresa para ver cómo estaba”, agregó Joaquín.

“Si ves el video claramente se ve que me podría haber matado. Mínimamente pido que me diga mira me equivoqué”, comentó

La fiscal Andrea Gómez y el personal policial de la comisaría novena -con jurisdicción en el lugar- buscaban identificar primero al joven herido para conocer su estado de salud y tomarle declaración con el objetivo de llegar al agresor, indicó una fuente judicial.

Asimismo se trata de identificar al hombre que por lo que se ve en el video trabaja en un local nocturno de esa área de la ciudad balnearia.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 1 de enero durante los festejos por el Año Nuevo. (Télam)

Procesan a policías y un patovica por golpiza a un joven

El intendente municipal Gustavo Pulti se refirió a los hechos ocurridos durante la madrugada del pasado lunes en avenida Luro al 4100 donde un joven fue brutalmente golpeado por un empleado de un boliche y  luego por personal uniformado de la Policía Bonaerense, y a la denuncia penal formulada por el municipio.

La misma alcanza tanto a un agresor vestido de civil, de los comúnmente denominados “patovicas” y a siete efectivos policiales que más tarde participaron de la golpiza que se le continuó aplicando a esa persona totalmente indefensa en las adyacencias del centro de nocturnidad.

Desde la fiscalía que entiende la causa, a cargo del doctor Mariano Moyano, confirmó el procesamiento de los policías y el controlador del local nocturno.

“Este tipo de bestia que suelen estar contratadas por comerciantes inescrupulosos de la noche, son personas verdaderamente peligrosas que cuando provocan estos desmanes tienes que ser llevados ante la justicia”, dijo el intendente.

Con respecto al abuso de autoridad de los efectivos policiales, Pulti señaló que “estos no son los policías que queremos. Queremos policías predispuestos a prevenir la violencia y no a ejercerla”.

“Por medio de la Dirección de Derechos Humanos de la Municipalidad –continuó – hemos realizado las denuncias correspondientes en la justicia y también en Asuntos internos de las Policía», agrego el jefe comunal.

En esa línea, Pulti manifestó: “Mantuvimos una conversación con el Ministro Granados y pusimos en conocimiento al Gobernador, quienes acompañaron la decisión de dar intervención a todos los órganos correspondientes para que se tomen medidas.”