Solicitan informes sobre pasos a nivel en la zona Norte

Las obras de recambios de vías por parte de la Empresa Trenes Argentinos, Ramal Roca, llevaron a que la presidente de la comisión de Obras del Concejo Deliberante, concejal Cristina Coria, presentara un proyecto de comunicación sobre los pasos a nivel afectados por estos trabajos.

La edil solicitó al Ejecutivo que informe sobre las previsiones realizadas por la empresa para el debido mantenimiento de los pasos peatonales y vehiculares en la intersección de dichas vías con las calles Strobel, Rizzuto y Bradley, e informe en igual sentido las previsiones respecto a la continuidad y eficacia de los desagües pluviales del sector.

Coria destacó la importancia de las obras, cuyo objetivo es “consolidar y renovar las vías pertenecientes a la empresa Trenes Argentinos, en el acceso a la ciudad que permitirán, transitar con seguridad y velocidad a las formaciones de máquinas y vagones”.

Al referirse al proyecto, la concejal de la UCR explicó que “teniendo en cuenta que está en vigencia una ordenanza que establece que los pasos a nivel de la zona comprendida por las calles Strobel, Rizzuto y Bradley, están sujetos a la donación del espacio por parte de la empresa, es por ello que se solicita información relativa a las tareas y a la velocidad de las mismas”.

Además se recogieron planteos de los vecinos que manifiestan que aunque las obras son realizadas en tierras fiscales, deben contar con un estudio de Impacto Ambiental, respetar los retiros de vías y tener en cuenta entre otras cuestiones, como las vibraciones y la construcción de alcantarillados, muros medianeros y desagües.

“En el proyecto se aclara que de subsistir esta ausencia de pasos y no ser reemplazados por otros se complicará el acceso a diversas zonas, lo que obligará a extensos recorridos tanto a vehículos particulares, como de transporte colectivo y servicios públicos en general”, fundamentó Coria.

Por último, consideró necesario que el Ejecutivo trabaje con la autoridad de Trenes Argentinos, para dejar resueltas las objeciones planteadas y otras que pudieran surgir, ya que a veces la premura por llevar a cabo obras de envergadura necesarias, pero con algunos aspectos no resueltos en profundidad, pueden ocasionar desajustes, aislamiento y en definitiva trastornos en la vida ciudadana.