El PS en el Foro del Transporte

En la última reunión del “Foro de Transporte”, el Partido Socialista se integró al mismo adhiriendo a todas las actividades y propuestas que se están desarrollando. Por el PS participaron los compañeros Pablo Zelaya Blanco, Secretario General local, y Francisco Montanelli, miembro de la Junta Provincial, quienes expresaron la necesidad de concretar en el Partido de Gral. Pueyrredón un transporte público de pasajeros que contemple las necesidades de la población, ya sean laborales, educativas, de salud o recreativas.

No podemos seguir con un servicio público adecuado a los requerimientos de las empresas prestatarias, que provoca constantes aumentos de boleto, sobre cálculos de costo siempre muy cuestionables. Con permanentes reclamos de cumplimientos de frecuencia, limpieza, con falta de integración territorial. El sistema de trasporte urbano de pasajeros se encuentra en un estado terminal y solo se persigue recaudar lo más posible mientras dure.

             Pablo Zelaya Blanco                                     Francisco Montanelli

Por otra parte, y encontrándonos próximos al vencimiento de los contratos de las licitaciones del servicio de Transporte Público de Pasajeros, el actual gobierno municipal encabezado por el Intendente Arroyo no tomó -en casi tres años de gestión- alguna medida que permitiera prever otra alternativa que no sea la prórroga de los contratos tal y como están, para que continúen los empresarios que están investigados por la justicia, acusados de maniobras fraudulentas al falsear la contratación de más de 350 choferes, ni realizó acciones tendientes a concretar la modificación de fondo del sistema.

 Desde el Partido Socialista instamos al Intendente a Arroyo efectúe urgentemente medidas tendientes a la puesta en marcha de la Ordenanza 6979/87 que crea la Sociedad “Transporte Colectivo de Pasajeros Mar del Plata Sociedad de Estado”, que posibilitará un servicio de transporte gestionado por el estado municipal pudiendo cumplir con las políticas de inclusión social e integración territorial de todo el Partido de Gral. Pueyrredon.

Con más de tres mil firmas, buscan la recategorización en la tarifa de gas para Mar del Plata

Desde el Partido Socialista destacaron el grado de adhesión de los vecinos a la página web www.cuantopagariamdp.com, que permite calcular a los usuarios la tarifa de gas, y además observar el monto de ella si la ciudad accediere a una recategorización tarifaria.

En el marco de la presentación de la web  www.cuantopagariamdp.com, que permite calcular a los usuarios la tarifa de gas, y además observar el monto de ella si la ciudad accediere a una recategorización tarifaria, desde el Partido Socialista se presentó formalmente ante el Concejo Deliberante el planteo de recategorización tarifaria.

En tal sentido, Pablo Zelaya Blanco, Secretario General del PS local, manifestó: “Luego de la importante repercusión de la presentación de nuestra web, donde más de 15.000 marplatenses y batanenses ingresaron a calcular el monto de su tarifa, y más de 3.000 acompañaron con su firma nuestro pedido, es momento de insistir de manera formal con el pedido de recategorización tarifaria. Le solicitamos al Concejo Deliberante que trabaje junto al Intendente en este pedido tan importante para nuestra ciudad.”

Asimismo, el joven socialista expresó: “Realizamos un pedido formal de revisión de la categoría tarifaria de gas, en función de volver a dejar claro que Mar del Plata tiene las mismas o menores temperaturas que algunas ciudades del sur de nuestro país que cuentan con una tarifa menor, además de subsidios que en nuestra ciudad no existen. Estamos ante una situación injusta que queremos modificar.”

Por último, Zelaya Blanco afirmó: “En momentos donde el Gobierno Nacional anuncia suspensiones en obras públicas y paralización de gastos, más que nunca necesitamos de la presencia de un Intendente que defienda a la ciudad y a sus habitantes. Pagar tarifas adecuadas a nuestra realidad climática es evitar márgenes abusivos de ganancia para las empresas, en desmedro de marplatenses y batanenses. Esperamos una rápida respuesta del Intendente Arroyo.

Se formalizó el acuerdo electoral

Estuvieron presentes por el Partido Socialista: Alberto Fallacara, Julio Carrizo, Beatriz Vázquez y María del Carmen Viñas; por el Frente Popular: Facundo Villalba y Matías Maciel y por el Partido Socialista Auténtico: Pablo Aceto.

En la conferencia de prensa, llevada a cabo en el Hotel Bologna se dio a conocer la declaración que se transcribe a continuación:

Declaración de Mar del Plata: el espacio de la Izquierda Popular, Patriótica y Democrática

El Partido Socialista, el Frente Popular y el Partido Socialista Auténtico, reafirmamos la voluntad política de construir una alternativa electoral en la ciudad de Mar del Plata, como ya se ha definido en todo el ámbito de la Provincia de Buenos Aires.

Mar del Plata, con la actual administración municipal, no ha podido avanzar para revertir la caótica herencia recibida por parte del kirchnerismo y su satélite local Acción Marplatense. Todo lo contrario la situación se ha agravado.

La crisis siempre golpea con mayor crudeza a los sectores más desprotegidos que son aquellos que sólo cuentan con su fuerza de trabajo. Somos, desde hace mucho tiempo, el conglomerado urbano con los mayores índices de desocupación (10,6%) y subocupación (13,8%) del país. Y esto provoca que más de 70.000 hogares tengan graves problemas para autosustentarse. Allí viven la mayoría de las niñas y niños de nuestra ciudad.

Según datos oficiales 150 mil personas, el 24% de los marplatenses y batanenses, no tienen ninguna cobertura médica. Y quienes más lo padecen son los niños menores de 10 años, porque 4 de cada 10 están totalmente desprotegidos. Aquí es donde arrecia la desnutrición y malnutrición infantil.

Los barrios más alejados del centro no gozan tampoco de los servicios urbanos con que cuentan las áreas más céntricas: agua corriente, cloacas, alumbrado público. Muchos viven en el barro. Y 40 mil hogares no tienen red de gas natural, dependen del envasado en tubo o garrafa, pagándolo más caro que los demás.

No necesitamos una ciudad cinco estrellas. Necesitamos una ciudad para todos. Una Mar del Plata con más igualdad y más democracia.

Por ello vamos a trabajar para erradicar el hambre y la enfermedad, especialmente de nuestros niños. Vamos a trabajar para que la obra pública se centre en urbanizar los barrios más carenciados. Para que todos tengan agua, cloacas, iluminación y gas natural. Para que todos podamos contar, de la misma manera, con los servicios públicos esenciales. Vamos a trabajar para erradicar cualquier tipo de violencia, especialmente contra las mujeres.

Y lo vamos a hacer con una profunda reforma del Estado Municipal que posibilitará la descentralización y desburocratización de sus servicios, junto a la creación de espacios de participación de los vecinos y las organizaciones de la sociedad civil, que intervendrán en la planificación y el control de cada una de las políticas públicas municipales.

Este es nuestro compromiso.

Por último, llamamos a todos los que profesan los principios de la libertad, la igualdad y la solidaridad, a todos los que creen en el valor de la ética y la honestidad a sumarse a esta convocatoria. A no caer en el pragmatismo de aquellos pseudo progresistas que privilegian la obtención de cargos legislativos, concurriendo a las próximas elecciones en alianzas de centro derecha.

La edificación del espacio de la izquierda democrática señala el camino hacia una sociedad más justa e igualitaria.

Acción Marplatense junto a otras fuerzas rubricaron “Primero Mar del Plata”

Durante la mañana de este 25 de mayo se firmó el documento “Primero Mar del Plata. Convocatoria a los marplatenses y batanenses para una ciudad de pie”.

El mismo fue rubricado por miembros de Acción Marplatense, Partido Socialista, Partido Solidario, representantes del peronismo local, gremios – tales como Supetax, Empleados de Comercio y el Sindicato de la Carne- vecinalistas, Jóvenes Solidarios, La Hora de los Pueblos, Centro Cultural Libertad y ONGs, entre otros.

La actividad se realizó en la sede de Acción Marplatense con una gran participación de vecinos. Uno de los momentos más emotivos de la jornada se vivió al interpretarse el Himno Nacional Argentino en el marco de la fecha patria.

La lectura del documento estuvo a cargo de los jóvenes Pablo Zelaya, del Partido Socialista, y Victoria Marcón, de Acción Marplatense.

El Congreso rechaza definitivamente a Rajoy, ¿qué va a suceder a partir de ahora?

Noticias de España

La posición de los diputados ha permanecido inalterable frente a la primera votación: 170 votos a favor y 180 en contra. Se abren diferentes posibilidades antes de la convocatoria de elecciones generales.

Síguenos en Facebook

El Congreso de los Diputados ha rechazado este viernes por segunda vez la investidura del candidato del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, a la Presidencia del Gobierno, al no haber conseguido la mayoría simple: más votos a favor que en contra.

Así, el voto de los diputados ha permanecido inalterable frente a la primera votación, celebrada el miércoles. El presidente del Gobierno en funciones ha conseguidos 170 apoyos (los 137 de su partido, 32 de Ciudadanos y 1 de Coalición Canaria) y, de nuevo, el resto de formaciones con representación en la Cámara han votado en contra, sumando 180 «noes»: PSOE (85), Unidos Podemos (71), ERC (9), CDC (8), EAJ-PNV (5) y EH Bildu (2).

 

Para esta segunda votación, Rajoy ya no necesitaba mayoría absoluta (176 votos), como requiere la primera, sino que le bastaba con reunir más votos a favor que en contra. Por tanto, podría haber sido investido presidente con mayoría simple (11 abstenciones) pero, finalmente, no ha habido sorpresas y los grupos parlamentarios han tumbado la propuesta de Rajoy.

¿Qué va a suceder a partir de ahora?

Comienzan a correr los plazos que marca la Constitución española, que establece en el artículo 99.4 que si un candidato no logra la confianza del Congreso tras la segunda votación, «se tramitarán sucesivas propuestas» aplicando el mismo procedimiento. Es decir, el rey Felipe VI tendrá que volver a consultar a los representantes designados por los partidos políticos con representación parlamentaria y propondrá, en caso de que lo haya, un candidato a la Presidencia del Gobierno, que deberá someterse a un nuevo proceso de investidura en la Cámara.

Sin embargo, la Constitución establece que si transcurridos dos meses a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiese obtenido la confianza del Congreso, el Rey tendrá que disolver ambas Cámaras – Congreso y Senado – y convocar nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso.

En otras palabras, el 31 de octubre concluye el plazo que marca la ley para que los partidos políticos se pongan de acuerdo para formar Gobierno. Si para esa fecha no hay un nuevo Ejecutivo, las elecciones quedarán automáticamente convocadas para el día de Navidad, el 25 de diciembre.

Posibilidades para evitar unas terceras elecciones

Un cambio en la posición del PSOE

Pedro Sánchez ha mantenido su «no» a Rajoy pese a todas las presiones internas y externas que le han pedido en reiteradas ocasiones que se abstuviera en la segunda votación para permitir la investidura del candidato popular.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el líder del partido socialista, Pedro Sánchez, llegando a una reunión en el CongresoAndrea ComasReuters

Sin embargo, la estrategia de sus rivales internos -que tienen como máximo representante al ex presidente Felipe González- , apoyados por cierta prensa -entre la que destaca El País, periódico afín al Partido Socialista-, probablemente consistirá a partir de hoy en conseguir echarle de la secretaría general del partido.

En este sentido, no podemos perder de vista las elecciones autonómicas en Galicia y País Vasco, que se celebrarán el próximo 25 de septiembre. Si el PSOE obtiene un buen resultado, Pedro Sánchez saldrá fortalecido. Sin embargo, un fracaso en las urnas podría suponer la cabeza del líder socialista. No obstante, sus rivales internos todavía tendrían que conseguir que los militantes del PSOE apoyasen su propuesta en las primarias que celebraría el partido.

Tampoco podemos descartar una solución intermedia, que pasaría por un apoyo de Sánchez al Partido Popular -al menos en forma de abstención- pidiendo a cambio una serie de condiciones, y entre ellas, que el candidato a la presidencia no sea Rajoy. Es difícil, pero no imposible. Además, Sánchez conseguiría esquivar las críticas que lo señalarían como el responsable de la convocatoria de terceras elecciones y, además, sus votantes quedarían (medio) satisfechos. En ese caso, la pelota estaría de nuevo en el tejado de Rajoy, que si rechaza el ofrecimiento, tendría que justificar por qué no facilita la formación de Gobierno para evitar nuevos comicios.

«Hablar es muy fácil»: Los mejores momentos del debate de investidura de Rajoy

Un pacto entre PP y PNV después de las elecciones autonómicas

De nuevo, las elecciones autonómicas cobran importancia. Se podría dar la posibilidad de que el Partido Nacionalista Vasco (PNV) necesite sumar apoyos para conseguir formar Gobierno en el País Vasco. En este caso, ambas formaciones podrían intercambiar apoyos: el Partido Popular facilitaría la investidura del líder de los nacionalistas vascos en el parlamento autonómico y el PNV la de Rajoy en el Congreso.

Sin embargo, el líder popular todavía no tendría apoyos suficientes. Los cinco votos del PNV se sumarían a los 137 de su partido, los 32 de Ciudadanos y 1 de Coalición Canaria. Es decir, Rajoy necesitaría un voto a favor más en la primera votación o una abstención en la segunda.

Si esta situación se diera, las presiones sobre el PSOE para conseguir una abstención cobrarían más fuerza aún, y hay que tener en cuenta que entre los diputados socialistas hay uno, Pedro Quevedo, que procede de otro grupo, Nueva Canaria, que concurrió en coalición con los socialistas a las generales. Llegados a este punto, se convertiría en el diputado más importante de la Cámara.

Una alternativa de izquierdas

El líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, ha manifestado en reiteradas ocasiones que si Rajoy fracasa en su investidura como presidente, el PSOE y su formación deberían plantearse una alternativa de izquierdas.

Aunque no hay que descartar esta posibilidad, es muy difícil de alcanzar. Por un lado, la relación entre ambos partidos no pasa por su mejor momento y, además, entre ambos sumarían 156 votos, lejos de los 176 que establece la mayoría absoluta del Congreso.

El líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesia, ofrece un discurso junto al líder del PSOE, Pedro Sánchez, después de guardar un minuto de silencio por los atentados de Niza Andrea ComasReuters

La solución pasaría por incluir a Ciudadanos o a los nacionalistas en el pacto, sin embargo ninguna de las opciones es muy viable. Unidos Podemos y Ciudadanos mantienen vetos cruzados entre sí, y para el PSOE negociar con los nacionalistas sería traspasar una línea roja del partido, ya que implicaría negociar un referéndum de independencia en Cataluña.

¿Cómo se ha llegado a esta situación?

Mariano Rajoy es el cuarto aspirante a La Moncloa que ha tenido que someter su candidatura a una segunda vuelta (después de Leopoldo Calvo Sotelo en 1981 y José Luis Rodríguez Zapatero en 2008), y hoy se convierte en el segundo candidato que no consigue superar este trámite ni en primera ni en segunda vuelta. Solo Pedro Sánchez había fracasado previamente en las dos votaciones de investidura, celebradas el pasado mes de marzo.

España ha celebrado dos elecciones generales – el 20 de diciembre y el 26 de junio- que han derivado en dos procesos de investidura fallidos en menos de seis meses. Más allá de las diferentes lecturas ideológicas que se puedan hacer de esta investidura, lo que está claro es que la política española, en la que el PP y el PSOE se han ido alternando el Ejecutivo durante los últimos 34 años, no está acostumbrada a la fragmentación política en el Congreso.

Desde la irrupción de Podemos y Ciudadanos en el escenario político, y además no precisamente como fuerzas minoritarias, los colores de la Cámara Baja son muy variados, lo que obliga a que los grupos políticos tengan que alcanzar acuerdos y pactos, algo que hasta ahora nunca ha formado parte de la tradición política española.

María Jesús Vigo Pastur

 

— RT en Español (@ActualidadRT).