Rajoy es investido presidente de España mientras miles de personas protestan en las calles

Noticias de España

Madrid se divide en dos escenarios: la segunda votación de investidura en el Congreso y una multitudinaria manifestación bajo el lema «Ante el Golpe de la Mafia, Democracia» en la calle.

Han sido necesarias la celebración de dos elecciones generales, cinco rondas de consultas convocadas por el rey, así como una fractura interna sin precedentes en el Partido Socialista (PSOE), para que Mariano Rajoy haya sido investido este sábado presidente del Gobierno. Concluyen, así, más de 300 días de un Gobierno en funciones.

Por tanto, no ha habido sorpresas, y en la segunda votación de investidura, celebrada este sábado, el líder del Partido Popular (PP) ha obtenido los 170 votos a favor de los diputados de su formación, Ciudadanos y Coalición Canaria, así como 68 abstenciones de los socialistas. Sin embargo, 15 diputados del PSOE han roto finalmente la disciplina de voto y han mantenido su ‘no’ a Rajoy.

Imagen ilustrativa del Congreso de los Diputados JAVIER SORIANOAFP

Los 111 votos en contra del resto de formaciones con representación en el Congreso (Unidos Podemos, ERC, CDC, EAK-PNV y EH Bildu), no han sido suficientes para impedir la investidura de Rajoy, que en este segundo intento solo necesitaba mayoría simple; es decir, recibir más ‘síes’ que ‘noes’.

La fractura de los socialistas

La investidura de Rajoy ha sido posible tras la decisión histórica del PSOE de abstenerse en segunda votación, adoptada el pasado domingo en el Comité Federal. Sin embargo, los 15 diputados socialistas que han votado en contra de un Gobierno del PP, muestran que la celebración de este comité no ha servido para poner fin a la profunda crisis interna del partido, que comenzó a finales de septiembre con la dimisión de 17 miembros de su Ejecutiva para provocar la renuncia de su secretario general, Pedro Sánchez.

De hecho, horas antes de la votación, el exlíder socialista entregó su acta de diputado en el Congreso y justificó así su decisión: «Estoy en profundo desacuerdo con entregar el Gobierno a Rajoy». Sin embargo, todo apunta a que el exsecretario general no abandonará la política ni su firme idea de liderar el PSOE: «A partir del lunes, cojo mi coche para recorrer todos los rincones de España para escuchar a los militantes», afirmó durante su comparecencia ante los medios de comunicación.


Ahora, solo queda por ver cómo articularán los socialistas esta fuerte división interna y qué papel asumirán cómo principal partido de la oposición en el periodo parlamentario que se abre a partir de hoy. El PP gobernará en minoría y tendrá que buscar acuerdos, previsiblemente con el PSOE, para poder aprobar sus medidas. La más inmediata, de hecho, es la que concierne a los presupuestos generales del Estado. La no aprobación de los mismos, significaría la convocatoria de nuevas elecciones generales.

Manifestación en Madrid contra la investidura

Mientras se producía la votación en el Congreso de los Diputados, miles de personas se manifestaban en las calles de Madrid bajo el lema «Ante el Golpe de la Mafia, Democracia», en una movilización convocada por la Coordinadora del 25S para protestar contra la «investidura ilegítima» de Rajoy.

 


«Con el término mafia apuntamos a que el tipo de carencias democráticas, de casos de corrupción, de recortes, no es algo puntual o aislado, sino que está totalmente estructurado», explicó Elena Martínez, portavoz de la Coordinadora 25S, a RT.

«Desde que se constituye el régimen del 78 lo que ha habido ha sido una minoría que, ahora mismo, mediante este golpe – en referencia a la decisión del PSOE – , trata de perpetuarse en las instituciones sin tener ningún tipo de proyecto digno, democrático o de justicia para la mayoría social», explicó.

Balance de más de 10 meses sin Gobierno

Los líderes de las cuatro principales formaciones políticas posan con motivo del debate electoral celebrado antes de las elecciones del 26JJuan MedinaReuters

Concluyen con la investidura de Rajoy más de 300 días de Gobierno en funciones que comenzaron el pasado 20 de diciembre, cuando en las primeras elecciones generales ninguna fuerza política consiguió la mayoría necesaria para gobernar en solitario. Por tanto, la formación de Gobierno quedó supeditada a alcanzar pactos entre las formaciones políticas con representación en el Congreso.

Los posteriores vetos cruzados y la falta de cesiones entre las cuatro principales partidos llevaron a la convocatoria de unas nuevas elecciones generales, celebradas el pasado 26 de junio, y en las que se repitió un Parlamento de similares colores en cuanto a la dificultad para llegar a acuerdos.

 

Más allá de las diferentes lecturas ideológicas que se pueden hacer de estos 10 meses «sin Gobierno», lo que está claro es que la política española, en la que el PP y el PSOE se han ido alternando el Ejecutivo durante los últimos 34 años, no está acostumbrada a la fragmentación política en el Congreso que ha significado la irrupción de Podemos y Ciudadanos.

A partir de hoy, veremos si la dificultad para alcanzar acuerdos, que hemos visto durante estos últimos 10 meses, se traslada también a la hora de aprobar medidas en el Parlamento.

Un activista explica a RT por qué considera ilegítima la investidura de Rajoy

RT entrevista a Alejandro Rodríguez, portavoz de la asamblea «Ante el Golpe de la Mafia, Democracia» sobre la manifestación contra la investidura de Rajoy.


Mariano Rajoy será previsiblemente investido presidente del Gobierno este sábado en la segunda votación en el Congreso. El líder del Partido Popular (PP) y actual presidente del Gobierno en funciones cuenta con los votos afirmativos de los diputados de su formación, Ciudadanos y Coalición Canaria, así como las abstenciones del Partido Socialista (PSOE), que serán decisivas para que Rajoy obtenga mayoría simple – más ‘sies’ que ‘noes’ – en este segundo intento.

No obstante, el líder popular solo necesita 11 abstenciones por lo que, aunque puedan darse discrepancias en el grupo socialista con algún diputado que mantenga el ‘no’ a un Ejecutivo del PP, Rajoy será investidMientras los diputados se encuentren dentro de la Cámara, en las calle de Madrid está convocada una manifestación bajo el lema «Ante el Golpe de la Mafia, Democracia», que pretende reunir a miles de personas para protestar contra lo que consideran una «investidura ilegítima».

En RT, Helena Villar ha entrevistado a Alejandro Rodríguez, portavoz de la Coordinadora 25S, horas antes de celebrarse la manifestación.

RT: ¿Por qué consideráis esta investidura ilegítima?

A.R.: Considerando que el proceso de investidura de Rajoy es un proceso legal, entendemos que desde que el ciudadano deposita su voto en las urnas, con todos los condicionamientos mediáticos, presiones de grupos financieros, empresas, todo el sistema electoral y finalizando con el golpe interno que ha habido en el PSOE, todo destinado a que verdaderamente haya una investidura de Mariano Rajoy, pues se aboca a que al final Rajoy acabe siendo presidente de un Gobierno encargado de aplicar una agenda de recortes sociales, que no creo que haya estado en la mayoría de los ciudadanos que en las pasadas elecciones votaron. No creo que ellos metieran el voto en la urna para que ahora se aplique una agenda de recortes de Mariano Rajoy.

RT: ¿Qué pensáis de las críticas de que IU o En Marea hayan secundado esta protesta y que Podemos vea con buenos ojos esta manifestación?

A.R.: Nosotras recibimos con alegría cualquier tipo de apoyo o simpatía que podamos recibir desde cualquier partido político con presencia en el Parlamento.  En este caso concreto, Podemos no aparece entre los apoyos que recibimos de forma directa, IU sí, pero en cualquier caso, cualquier tipo de respaldo que recibamos sin intentar copar la intención de la manifestación y sin desvirtuarla, se recibe con alegría.

 

314 días sin Gobierno: Memes políticos inundan las redes sociales ante la reelección de Rajoy

El largo periodo de desgobierno era inédito hasta ahora en el país. Repasamos con Betzabé Zumaya algunos datos de este período y las reacciones al debate de investidura.

Pedro Sánchez entrega su acta de diputado para mantener su «no» a Rajoy (VIDEO)

 

«La decisión no ha sido fácil», ha afirmado visiblemente emocionado el exsecretario general del PSOE.

«Estoy en profundo desacuerdo con entregar el Gobierno a Rajoy«. Así ha justificado el exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez, su decisión de entregar su acta de diputado en el Congreso.

«No iré contra mi partido ni iré contra mi compromiso electoral», ha añadido Sánchez, quien ha especificado también que «de las dos opciones que me da la gestora, no escojo ninguna».

«Durante semanas, he tenido que meditar acerca de la defensa de distintos valores y niveles de responsabilidad. Y la decisión no ha sido fácil», ha afirmado el exlíder socialista visiblemente emocionado en su comparecencia ante los medios de comunicación.

A pesar de que Sánchez entrega su acta de diputado, ha querido dejar claro que no abandona el partido: «A partir del lunes, cojo mi coche para recorrer todos los rincones de España para escuchar a los militantes», aunque no ha especificado si va a presentarse a las primarias socialistas que tiene que celebrar el PSOE para elegir al nuevo secretario general.

El exlíder socialista también ha reclamado a la gestora que ponga ya fecha para la celebración del próximo congreso federal: «Los socialistas queremos votar», ha reivindicado. Y ha pedido a la gestora que no expulse a aquellos diputados socialistas que este sábado van a mantenerse fieles en el ‘no’ a Rajoy.

 


Así, con esta decisión, Sánchez se mantiene fiel a su ‘no’ a un Ejecutivo del Partido Popular (PP), mientras a su vez respeta la decisión del Comité Federal del PSOE, el principal órgano del partido entre congresos, de abstenerse en la segunda votación de investidura de Rajoy.

Segunda votación de investidura

Sánchez ha renunciado a su acta de diputado horas antes de que el líder del PP se someta a una segunda votación en el Congreso en la que ya se da por hecho que será investido presidente del Gobierno gracias a las abstenciones del PSOE.

No obstante, todavía se desconoce cómo se articularán estas abstenciones, ya que varios diputados socialistas han anunciado públicamente que no cumplirán la decisión tomada en el Comité Federal, celebrado el pasado domingo.

En cualquier caso, en este segundo intento, Rajoy solo necesita mayoría simple (conseguir más ‘sies’ que ‘noes’), por lo que con 11 abstenciones socialistas (del total de 85 diputados que tiene la formación) revalidará el cargo.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

El gobierno catalán considera “grotesco” que el Tribunal Constitucional español anule también el debate de ideas

Noticias de Cataluña y España

 

Lamentan que “se nos diga que el Parlamento de Cataluña y sus legítimos representantes no pueden llegar a conclusiones, no pueden debatirlas y mucho menos aprobarlas”

 

La portavoz gubernamental Munté confirmó que el Gobierno ha sido notificado oficialmente este martes del auto del Tribunal Constitucional que declara la nulidad de las conclusiones aprobadas en el Parlamento en relación con la comisión de estudio del proceso constituyente. “Consideramos grotesco que se anulen ideas y, en este caso, que se nos diga que el Parlamento de Cataluña y sus legítimos representantes no pueden llegar a conclusiones, no pueden debatirlas y mucho menos aprobarlas” afirmó Munté, quien “ante la judicialización de la política” apostó por continuar con el “debate de ideas, con el funcionamiento ordinario del Parlamento y con más mandatos democráticos”.

En este sentido, Munté lamentó que el Gobierno haya rechazado la propuesta de negociación sobre el referéndum que el presidente Puigdemont expuso el lunes pasado en una conferencia en Madrid: “Es un NO a todo. No al diálogo, no a sentarse en una mesa, no a escuchar la propuesta del Gobierno de Cataluña”, enfatizó.

La portavoz expresó la “decepción” del Gobierno ante la “negativa total” del Estado “a promover una solución política al planteamiento democrático que se hace desde Cataluña”, a pesar de que el presidente Puigdemont volvió a poner sobre la mesa una propuesta de acuerdo que es “prioritaria” para el Gobierno y que se mostró abierto a negociarla “si hay alguien al otro lado, en todos los extremos: fecha, pregunta, mayoría necesaria para validar los resultados y moratoria para convocar un nuevo referéndum”.

Por otra parte, Munté consideró “ridícula” la reacción de la Delegación del Gobierno en Cataluña, que solicitó al juez que impida al Ayuntamiento de Badalona abrir las oficinas municipales el miércoles 12 de octubre, Día de la Hispanidad. Expuso el “respeto” del Gobierno hacia la autonomía municipal y pidió a la delegada María de los Llanos de Luna que “se preocupe un poco más de los ciudadanos, de sus necesidades, de sus problemáticas, y no de decisiones que forman parte de los acuerdos políticos y de la autonomía que tienen nuestros ayuntamientos”.

Concretamente, la portavoz del Gobierno lamentó que Llanos de Luna no se posicionara cuando el Gobierno del Partido Popular recurrió ante el Tribunal Constitucional la ley de pobreza energética y las medidas del Gobierno para luchar contra los desahucios.-

Obsesión por la lengua catalana

 

Si el catalán hubiera sucumbido al genocidio perpetrado por los padres y los abuelos de los actuales “ciudadanos” y “populares”, hoy no estaríamos donde estamos

                           Miquel Riera.

Ciudadanos nació hace diez años con el objetivo nada escondido de poner fin a la inmersión lingüística y de reducir el catalán en lengua de segundo nivel. El Partido Popular (PP) quizás no fue creado con este propósito concreto, pero es innegable que lo lleva en su ADN. He tenido pruebas en Cataluña en los últimos años y, sobre todo, en Valencia y en las Islas Baleares. Una obsesión por la lengua de los dos partidos que sólo se puede calificar de enfermiza, teniendo en cuenta, sobre todo, la clara inferioridad del catalán en ámbitos como la justicia, el etiquetado y el cine, por no mencionar las limitaciones al uso oficial de nuestra lengua en las instituciones europeas, entre otras muchas, por ejemplo.

Ciudadanos y PP negocian un acuerdo de investidura de incierta concreción y una de las primeras cosas que se ha sacado del bolsillo el partido de Albert Rivera es la cuestión del catalán. Ciudadanos quiere dejar claro, en el acuerdo final, que cuando haya gobierno obligue a la Generalitat a cumplir las sentencias judiciales de los últimos meses, consecuencia directa del recorte del Constitucional al Estatut. Eso sí, no olvidan de una mejor financiación y el corredor mediterráneo. ¡Qué generosidad!

Decíamos antes que no nos debería sorprender la obsesión de Ciudadanos y el PP por el catalán. También deberíamos saber que tiene un objetivo superior. Saben perfectamente que laminar la oficialidad del catalán, sacarle importancia en la escuela y reducirlo al mínimo en la vida pública significa atacar la base del país, la esencia, lo que nos diferencia y que nos hace pueblo. De Salsas a Guardamar y de Fraga a Maó.

La lengua no es el todo, ciertamente, pero, si el catalán hubiera sucumbido al genocidio franquista perpetrado por los padres y los abuelos de los actuales ciudadanos y populares, hoy no estaríamos donde estamos. Seguro. Para defender y proteger definitivamente la lengua catalana es, entre otras muchas cosas, por lo que muchos catalanes queremos la independencia. Es decir, para olvidarnos definitivamente de las pesadillas que, periódicamente, nos recetan algunos.-

 

El surrealismo del corrupto gobierno del PP rinde homenaje a George Orwell

Si George Orwell, el autor de 1984, hubiera conocido la España de Rajoy, Bárcenas, Correa, Blesa, Rato e tutti quanti hubiera traído aquí su famosa novela distópica. Le hubiera fascinado la neolengua de Rajoy, su gobierno y su partido. ¿Se recuerda lo de la paz es la guerra y la guerra es la paz o argumento del espejo? Aplíquese a los momentos culminantes de la sobresoldada retórica del gobierno, su presidente y el partido que también preside:

La “Gürtel” no es una trama del PP, sino una trama contra el PP (Rajoy, 2009).

El PP es y debe seguir siendo incompatible con la corrupción (Aznar, 2010).

El PP es el partido de los trabajadores (Cospedal).

El PP colabora en todo momento con la justicia (Floriano).

El PP encabeza la lucha contra la corrupción (Rajoy 2014).

Hemos conservado el poder adquisitivo de las pensiones (Báñez 2016).

No hay duda, ¿verdad? Es el llamado país Potemkin.

Y ¿qué decir de ese todos los españoles son iguales, que no se le cae de la boca a Rajoy? Pues pertenece a otra obra de Orwell, Rebelión en la Granja, que se rige por el principio de que todos los animales son iguales, pero unos son más iguales que otros?

Y ya, para nota, el momento culminante, el que supera la ficción y aterriza en la cruda realidad del estalinismo, cuando se borraba la memoria de los enemigos suprimiéndolos incluso de las fotos: esa persona de la que usted me habla. La crónica de los tribunales parece una mascletá en plena alegría pirotécnica. Aquí no se libra ni Dios, con lo que le gusta el fuego. Por lo que da a entender, Correa cogobernaba el país desde la calle Génova en comandita con Aznar. Luego se abrió al llegar Rajoy, con el que no había química. Pero –según los papeles de Bárcenas– había economía, contabilidad y hasta antropología, en forma de una práctica de intercambio de cuantiosos regalos, un Potlach.

El cuadro que se despliega a ojos de la ciudadanía es una especie de fresco, de mural, de un gobierno y una administración en contubernio con sectores corruptos del empresariado para saquear el país. Y lo de “sectores” tómese por exceso de prudencia pues el mismo Correa asegura que él no hizo nada que no se hiciera normalmente en el sector privado. Eso se llama capitalismo neoliberal.

Es tal la connivencia de la autoridad con la corrupción que hasta cuando actúa por propia iniciativa y siguiendo cauces legales genera situaciones ilegales o, cuando menos, inmorales. Inmoral es que los cuidados del padre de Rajoy, dependiente, se carguen al erario, siendo así que ese mismo Rajoy ha dejado sin subvención alguna a multitud de dependientes que, según son doctrina, son iguales a su padre. Inmoral, cuando menos, es que Cospedal se gastara dos millones de euros en vinos en una cumbre durante su mandato conocido por sus despiadados tijeretazos a todo lo que se movía.

Visto y oído lo visto y oído hasta la fecha y lo que queda por ver y oír, ¿cómo puede la Comisión Gestora del PSOE que derrocó a Pedro Sánchez pedir la abstención del partido? Sobre todo, ¿cómo puede porfiar en su empeño a la vista de la rebelión interna de la militancia del partido que mayoritariamente quiere mantener el NO es NO? (Por cierto, puede firmarse en la campaña de change.org). Abstenerse, en definitiva, significa amnistiar políticamente las tropelías anteriores en este momento en proceso penal. Y, asimismo, aceptar cuatro años más de un gobierno de esta ralea que acabará por hundir España.

“De ningún modo”, clama un joven portavoz de la Junta sediciosa del PSOE llamada Gestora, “todo lo contrario: un gobierno de Rajoy en minoría estará controlado por la oposición y tendrá las manos atadas”. Quien esto afirma no conoce bien de quién está hablando (Rajoy y el PP) o a quién le está hablando (la militancia del PSOE) o a ninguno de los dos, que es lo más probable. Así que el Señor lo perdone porque no tiene la menor idea de lo que dice.-

Por Ramón Cotarelo

 

Madrid (INCAT-Palinuro).-

Barcelona (INCAT-Català Sempre, por Miquel Riera).-

En España actualmente se sustancian 30 procesos por corrupción que involucran al PP

Noticias de España

Responderán ante la Justicia 4 ex ministros, 4 ex presidentes autonómicos, 11 ex diputados, 10 alcaldes, 4 tesoreros y decenas de cargos regionales y municipales

   

“¡Rita, eres la mejor!” Mariano Rajoy, un hombre de emociones controladas, no paraba de repetir esa frase. Su discurso, entre ovaciones, era una oda a Rita Barberá, entonces alcaldesa de Valencia, que agradecía de pie. Un año más tarde el presidente español quisiera quemar ese video.

A Barberá, actual senadora, el Tribunal Supremo la imputó esta semana por maniobras de lavado de dinero cometidas durante los 24 años que gobernó la tercera ciudad del país. Presionada por el gobierno, se dio de baja del Partido Popular (PP), pero se niega a renunciar a su banca y a los fueros que la protegen. Rajoy tiembla. En medio del tortuoso proceso para formar gobierno, el lastre de la corrupción en el PP dinamita los últimos puentes para alcanzar un acuerdo de investidura que evite otras elecciones.

El caso Barberá, de enorme simbolismo, es apenas una muestra de lo que se le viene encima a Rajoy. Juicios, procesamientos, confesiones, denuncias: la política se traslada a los tribunales en un momento decisivo del bloqueo institucional que lleva ya nueve meses. Este lunes 19 empieza el juicio oral por el escandaloso uso de tarjetas corporativas por parte de los directivos de Bankia, la entidad financiera cuya crisis casi lleva a la quiebra a España en 2012. En el banquillo estará Rodrigo Rato, ex ministro de Economía de los conservadores del PP. La semana siguiente se abre el juicio por el caso Gürtel, en el que se investiga a una red de empresarios y funcionarios del PP que durante años amañó contratos públicos y ocultó sobornos.

Un verdadero dream team de la era Rajoy desfilará por la sala de audiencias. Las cámaras apuntarán al ex tesorero Luis Bárcenas, hombre de confianza del presidente hasta que la Justicia descubrió que escondía cuentas en Suiza con más de 40 millones de euros. El mismo que llevaba una contabilidad negra donde anotaba los sobresueldos que según él pagaba a la cúpula del PP, Rajoy incluido.

Por si no fuera suficiente, esta semana Jaume Matas, ex presidente por el PP de las Islas Baleares, negoció un pacto con la Fiscalía que lo investiga por corrupción que implica confesarse culpable y entregar datos de otros dirigentes del partido a cambio de una pena que lo libre de prisión. Rajoy evita los micrófonos. Barberá, Matas, los juicios… y encima le tocó lidiar con un costoso error propio al designar en el Banco Mundial a su amigo y ex ministro José Manuel Soria, que en abril debió dejar el gobierno cuando los Panamá Papers revelaron que tuvo empresas ocultas en paraísos fiscales. Y aunque al final dio marcha atrás, no pudo evitar el martes una interpelación a su ministro de Economía, Luis de Guindos, en la que la oposición lo puso contra las cuerdas.

“No podemos pactar con Rajoy si ampara a Barberá o trata de «enchufar» a Soria”, advirtió el liberal Albert Rivera, líder de Ciudadanos, el partido con el que el PP firmó en agosto un acuerdo para formar gobierno. Aquel intento fue insuficiente: Rajoy perdió por seis votos en la sesión de investidura del día 2, vetado por el socialismo, la izquierda radical y los partidos nacionalistas. Pero el apoyo de Rivera es vital si pretende ser reelegido en algún momento. Hasta el 31 de octubre hay tiempo para que el Congreso elija por mayoría a un presidente. En caso contrario, se llamará a nuevas elecciones para diciembre, las terceras en un año.

Los juicios que devolverán a la primera plana el financiamiento ilegal del PP caen en los días finales de las negociaciones y se extenderán durante una eventual campaña. El costo de pactar será alto para Rivera, pero más aún para el socialismo si decidiera permitir gobernar a Rajoy. La corrupción figura en todas las encuestas como la segunda preocupación de los españoles, detrás del desempleo.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, aprovechó la avalancha judicial para reafirmarse. “No vamos a indultar a Rajoy”, dijo ayer. Es la excusa perfecta para resguardarse de los poderosos sectores internos que le piden ceder para que España pueda al fin tener un gobierno estable. “¿Quién puede dar la cara por el PP después de esta semana?”, admitía ayer un dirigente del sector crítico del socialismo.

En estos momentos hay 30 procesos por corrupción que involucran al PP, incluidos cinco en los que el partido en sí es acusado. Tienen que responder ante la Justicia cuatro ex ministros, tres ex presidentes autonómicos, 11 ex diputados, 10 alcaldes, cuatro tesoreros y decenas de cargos regionales y municipales.

Madrid (INCAT-La Nación, por Martín Rodríguez Yebra).-

Cataluña estuvo presente en el discurso de Mariano Rajoy en la sesión de investidura

Noticias de España

Insistió en apelar a la unidad de España y sostuvo que pretende ser el presidente de los “siete millones de españoles que viven en Cataluña” – Un pasaje de surrealismo

 

Mariano Rajoy apeló insistentemente a la unidad de España para ser investido presidente del Gobierno y centró el tramo final de su discurso en el proceso independentista de Cataluña. “El reto más grande que España sufre es la amenaza explícita contra la unidad territorial, la igualdad de los españoles y la convivencia”, declaró el líder del Partido Popular (PP) en el debate de investidura de este martes en el Congreso de los diputados. Además, aseguró que pretende ser el presidente de los “siete millones de españoles que viven en Cataluña”.

De hecho, el todavía presidente en funciones aseguró que el “desafío soberanista de ninguna manera se puede atribuir a los catalanes en su conjunto porque el Principado es una comunidad heterogénea y plural. Sólo hay que recordar el resultado del 26-J “, reiteró, para añadir: “Cataluña es mucho más que los políticos independentistas que no pueden desarrollar su proyecto sin romper la convivencia”. Y cerrándose tercamente a todo tipo de diálogo enfatizó que “el único pueblo soberano es el pueblo español”, para luego asegurar que su partido “no descarta la independencia porque tenga el apoyo de pocos sino porque el pretexto más fuerte de esta supuesta ansia popular insatisfecha, no tiene fundamento”.

El país que percibe Rajoy

Desde un principio, Rajoy se presentó como la alternativa “respetuosa, conveniente y razonable” a un “gobierno de mil colores, radical e ineficaz” que cuente con el apoyo de los independentistas y permita “desafiar las instituciones democráticas para romper la unidad de España”. También ofreció una supuesta recuperación económica como principal valor del ser proyecto político frente al “aventurerismo económico” de un hipotético gobierno de izquierdas.

En este sentido, reclamó poner fin a la “parálisis política” de España para “no dañar la recuperación porque son varios los avisos que recibimos de fuera de España sobre la necesidad de contar con un gobierno estable”, al tiempo que presumió de algunas magnitudes macroeconómicas que mejoraron durante su mandato. “Hemos pasado de la recuperación al crecimiento, hemos pasado de la destrucción masiva de empleo a la creación de 500.000 puestos de trabajo cada año, de una prima de riesgo desbocada a un tipo de interés mínimo y de incrementos de precios por encima del 3% a una inflación negativa que preserva el poder adquisitivo de los españoles”, detalló.

Y un pasaje surrealista fue cuando advirtió a los dirigentes de la oposición que si querían ejercer, precisamente, su rol de opositores, primero debían apoyarlo para que él sea investido presidente, porque “si yo soy presidente, ustedes podrán ser la oposición”.

Presión al PSOE

Y para mantener esta tendencia, Rajoy hizo hincapié en la necesidad de un gobierno “basado en acuerdos, capaz de inspirar confianza”. Por eso presionó al Partido Socialista (PSOE), de quien como mínimo necesita una abstención para ser presidente, proponiendo un “gobierno de amplia base parlamentaria, consenso y vocación de permanencia” basado en un “acuerdo similar al de las instituciones comunitarias que está haciendo frente al populismo”. Como contrapartida, Rajoy ofreció diálogo a todas las fuerzas políticas y “singularmente” a los de Pedro Sánchez para construir pactos amplios en materias como educación, pensiones o la financiación autonómica.

Justamente, será el líder de los socialistas que abrirá este miércoles el turno de réplica de los diversos grupos parlamentarios de la cámara baja española. Si no hay sorpresas, el PSOE votará “no” a la investidura de Rajoy como Sánchez ya avanzó tras la fugaz reunión con el líder de los populares. Si la investidura fracasa, se abrirá un nuevo plazo de dos meses para que el rey Felipe VI proponga otro candidato.-

 

Pedro Sánchez: Es chantajismo puro amenazar con elecciones el día de Navidad

Duro choque PSOE-PP ante la intransigencia socialista, justificada en que “Rajoy incurrió en asociación ilícita, prevaricación, delito contra la hacienda pública, fraude…”

Mariano Rajoy censura a Sánchez, mientras éste ríe en su banca.

La segunda jornada del debate de investidura se inició con un choque muy áspero entre el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el candidato del PP, Mariano Rajoy. El líder socialista quiso dejar claro que su grupo no facilitará la investidura, ni ahora ni en un intento posterior. Una de las palabras más utilizadas por Sánchez ha sido “chantaje” por entender que accediera a la abstención, esta sería “la legislatura del chantaje”. Y agregó que es chantajismo puro amenazar con elecciones el día de Navidad.

Rajoy mostró visiblemente su irritación durante la intervención de Sánchez y, en su réplica, se fue también duro, pero con el freno de mano para no romper del todo los puentes con el PSOE. Nunca se sabe… El mismo candidato lo ha explicó al inicio, cuando dijo que él busca la ayuda del grupo socialista y, por lo tanto, no podía emplear el mismo tono que Sánchez, aunque le restregó el resultado de las elecciones del 26-J. Dijo que la radiografía que ha hecho Sánchez no es compartida por la mayoría de la gente y que el PP ha pasado de una diferencia de 33 escaños con el PSOE el 20-D a una distancia de 52 después del 26-J. Luego provocó el aplauso de los suyos al sostener que “si yo soy tan malo, usted qué es? Pésimo?”.

170 diputados, “una cifra razonable”

Mariano Rajoy sostuvo que no fue a la investidura tras el 20-D: “Entonces tenía el apoyo de 123 diputados y ahora, después de muchos esfuerzos por parte de todos, tengo 170, que es una cifra razonable de diputados”. Sánchez, que en su intervención inicial había dicho que su partido nació “como alternativa al sistema económico establecido”, refutó haciendo un listado de los supuestos delitos que rodean el PP: “Asociación ilícita, prevaricación, delito contra la hacienda pública, fraude… En fin, todo el código penal”. En ningún momento el líder del PSOE mermó la dureza de su ataque.

“Nadie tiene el derecho a monopolizar el patriotismo”, dijo Sánchez en respuesta a las proclamas de nacionalismo patrio que Rajoy hizo el martes. Luego comparó filosofías e ideologías al recordar que “mientras el PP ha recurrido la ley del matrimonio del mismo sexo o de interrupción del embarazo, el PSOE ha recurrido la reforma laboral o la ley educativa”.

Así, cada puerta que Rajoy intentaba abrir, Sánchez la iba cerrando. La estrategia del líder socialista es clara: en lo que de él dependa, su grupo no modulará su “no”. Es casi inimaginable que el PSOE pueda variar su posición mientras Sánchez siga al frente de su partido. La abstención socialista los aleja cada vez más.-

Madrid (INCAT).-

Madrid (INCAT-Nació Digital).-

«Chúpame la minga, Dominga», el vídeo por el que el PP pide la inhabilitación de un cargo de Podemos

Noticias de España

 

Según el Partido Popular, entonar esta jota «machista» le «inhabilita para ostentar cualquier cargo». El video provoca el cachondeo generalizado en las redes sociales

 

«Chúpame la minga, Dominga, que vengo de Francia. Chúpame la minga, Dominga, que tiene sustancia». Esta fue la jota que entonó el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, durante una cena de altos cargos de la formación tras un acto de precampaña en las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo de 2015. Entonces, Echenique se presentaba a las urnas como candidato a la Presidencia de Aragón.

Tras entonar la letra de esta tradicional danza aragonesa, los acompañantes de Echenique, entre los que se encontraba Pablo Iglesias, le jalean al grito de «presidente, presidente». Así lo muestra un vídeo que pertenece a las conversaciones y archivos compartidos entre miembros de Podemos que el medio digital español conservador ‘OKDiario’ ha ido sacando a la luz en los últimos tiempos.

Las imágenes, que tienen más de un año y que forman parte de una cena privada de la que desconocemos en qué contexto Echenique se lanza a cantar esta jota, han sido aprovechadas por el Partido Popular (PP) para pedir la inhabilitación del secretario de Organización de la formación morada.

 


La portavoz adjunta del Grupo Popular de las Cortes de Aragón, Marián Orós, ha afirmado que esta jota con letra «machista», le «inhabilitan para ostentar cualquier cargo». La popular, quien ha confiado en que «la jota de Echenique no sea la manera que tiene Podemos de dignificar la política», ha asegurado sentir «vergüenza» como ciudadana al ver «cómo aquellos que han repartido carnets de la igualdad disfrutan con semejantes chanzas».

Diferente ha sido la reacción de los usuarios de Twitter, que han recibido la noticia con un cachondeo generalizado.

 


Esta es la letra completa de la jota:

A la jota, jota
que bailan los perros,
levantan la pata
y enseñan los huevos,
y enseñan los huevos,
y enseñan los huevos,
a la jota, jota,
que bailan los perros.

– Espatárrate Genara
que aquí mismo te la clavo,
que cada vez que te veo
me salen chispas del nabo.

– No me jodas en el suelo
como si fuera una perra,
que con esos cojonazos
me llenas el coño’ tierra

Chúpame la minga Dominga
que vengo de Francia,
chúpame la minga Dominga
que llevo sustancia.
Que llevo sustancia,
que llevo sustancia,
chúpame la minga Dominga
que vengo de Francia.

– El polvico que te eché
debajo de la escalera
se lo cuentas a tu madre
y te casa con la abuela.

Doce monjes muy juntos
en un convento.
Veinticuatro pelotas
doce instrumentos
doce instrumentos,
doce instrumentos,
Doce monjes tan juntos
en un convento.

– Esos huevos que tu tienes,
no te los pienso tocar,
que a mi me gustan muy frescos
y los tuyos huelen mal.

– En tu puerta me cagué
pensando que te queria
y ahora que ya no me quieres
dame la mierda, que es mía.

Vienticinco mujeres
cincuenta tetas
si las cuentas tres veces
cientocincuenta,
cientocincuenta,
cientocincuenta,
veinticinco mujeres
cincuenta tetas.

A la jota, jota…

– Si me quieres, dímelo
y si no vete a la mierda,
que otros mejores que tu
he tenido entre las piernas.

– Maña, mañita, maña,
por muy mañica que seas,
no dejarás de mojarte
los pelitos cuando meas.

Chúpame la minga, Dominga….

– Mientras tú estás en la cama
con las teticas calientes
yo estoy bajo tu balcón
con la chorra hasta los dientes.

– Anda y cállate, Nemesio,
que entre las tetas me hablas
me está pegando un bocao
Antoñico el delantal

Veinticinco mujeres….

 

María Jesus Vigo Pastur

 

— RT en Español (@ActualidadRT).