Detienen a delincuentes que asaltaron una parrilla a mano armada

Tres delincuentes, entre ellas una mujer de nacionalidad chilena, acusados de asaltar un restaurante parrilla en el barrio de Constitución de la ciudad de Mar del Plata, fueron aprehendidos tras una serie de allanamientos realizados por la Policía de la Provincia de Buenos Aires en las últimas horas.

Los operativos se llevaron a cabo en varias viviendas ubicadas en esta ciudad, donde los efectivos apresaron a los maleantes y secuestraron una pistola calibre 380, dos revólveres calibre 22 y varios elementos de interés para la causa.

Según se informó, los ahora detenidos están acusados de haber robado a mano armada una parrilla ubicada en la calle Constitución esquina Pasteur, el 3 de marzo pasado.

En esa ocasión, los delincuentes ingresaron en el restaurante y con amenazas de muerte se llevaron toda la recaudación del lugar y las pertenencias de los comensales.

Luego de una amplia investigación realizada por efectivos de la comisaría 7ma. local, dieron con el paradero de los principales sospechosos y previa orden judicial, procedieron a los allanamientos que permitieron las respectivas capturas.

Los dos hombres, de 23 y 60 años, y la mujer de 28, quedaron a disposición de la UFI en turno del Departamento Judicial de Mar del Plata.

Usan el Monumento a Malvinas como una parrilla

Lo denunció el expresidente del Centro de Ex Soldados Combatientes en Malvinas de Mar del Plata, Darío Gleriano, que el pasado viernes advirtió la repudiable escena que se estaba dando en el Monumento que rinde homenaje a los caídos en el conflicto bélico de 1982.

En declaraciones a Radio Brisas (FM 98.5), Gleriano señaló que ese día, en horas de la tarde, observó que en el sector de la llama votiva dos personas estaban haciendo un asado.

Al solicitar una explicación por ese accionar, el ex combatiente recibió como respuesta una serie de improperios.

Gleriano decidió dar intervención a la policía pero los dos sujetos, que no serían de Mar del Plata, lograron escaparse del lugar.

No es la primera vez que se registra este tipo de ultraje contra la memoria de los caídos en Malvinas, y resulta frecuente observar personas durmiendo sobre el monumento o incluso acampando.

En esa plazoleta ubicada en Diagonal Alberdi y Santiago del Estero existe una garita que el propio centro construyó para que se disponga una custodia policial.

Sin embargo, eso no se lleva a cabo y durante la noche ese sector es “tierra de nadie”.

Por esta razón, Gleriano planteó como posibilidad enrejar el monumento y que sólo puedan acceder los familiares de los caídos en Malvinas.