Llegaron 210 argentinos desde Estados Unidos y anuncian nuevos vuelos de repatriación

Aerolíneas confirmó además que realizará cinco nuevos vuelos especiales desde Miami, San Pablo y Santiago de Chile.

Un grupo de 210 argentinos arribó este lunes al país procedente de Estados Unidos en un vuelo humanitario de Latam, mientras que Aerolíneas Argentinas confirmó cinco nuevos vuelos especiales desde Miami, San Pablo y Santiago de Chile.

   La empresa de bandera informó que el 22 de mayo próximo se realizará un nuevo vuelo entre Buenos Aires y San Pablo para más de 250 pasajeros y en su tramo de ida trasladará residentes brasileños.

   A Santiago de Chile se hará un vuelo el 26 de mayo con 170 asientos y en el viaje de ida llevará de regreso a su país a residentes chilenos.

  En el caso de Miami, los vuelos saldrán del aeropuerto internacional de Ezeiza los días 31 de mayo, 2 y 4 de junio y regresarán al día siguiente con 250 argentinos varados en cada uno de ellos.

   Aerolíneas informó además la llegada este lunes de un nuevo vuelo desde Cancún con otros 250 argentinos varados, como así también el undécimo vuelo desde Shanghái que la empresa programó con el objetivo de traer al país insumos sanitarios para la lucha contra el COVID-19.

 «En total, 87 vuelos especiales han sido programados por Aerolíneas Argentinas desde el 18 de marzo, momento en el cual se suspendieron las operaciones regulares internacionales. En dichas operaciones, la compañía ha traído de regreso al país unos 23.000 argentinos de regreso a la Argentina», se indicó en un comunicado. 

   Por su parte, Latam concretó hoy un nuevo vuelo humanitario procedente de Estados Unidos con 210 argentinos, «gracias al trabajo conjunto con el Consulado argentino en Miami, Los Ángeles, y Nueva York».

   «Este vuelo, el décimo quinto autorizado por las autoridades locales luego de la medida de suspensión del retorno de pasajeros al país, se suma a los 81 vuelos que lograron repatriar a más de 15.100 argentinos provenientes de Ecuador (110), Lima (215), Costa Rica (163), Bogotá (700), Punta Cana (310), Cancún (740), La Habana (115), México (276), Montego Bay (200), EEUU (New York, Los Ángeles y Miami), Europa (Barcelona, Madrid, Londres y Frankfurt), Australia, Nueva Zelanda, Chile y Brasil (12.349). Así como a los 73 vuelos que contribuyeron con el egreso de más de 5.800 extranjeros a sus destinos de origen», informó la compañía.

   Latam señaló además que en su web se encuentra disponible el formulario para que los pasajeros varados en el exterior puedan registrarse. (NA)

Los Juegos Bonaerenses y los Evita, en duda

El flamante subsecretario de Deportes, Javier Lovera, tendrá que decidir qué sucederá con estas actividades. Desde su equipo, dejaron en claro que están “estudiando con los actores del sector la factibilidad o no de su realización”.

La pandemia de COVID-19 trajo consigo una serie de incertidumbres. Una de ellas es el desarrollo de competencias deportivas a nivel provincial.

Tales son los casos de los Juegos Bonaerenses 2020 y los Evita, competiciones que se han visto afectadas por el aislamiento y el no dictado de clases presenciales. Hoy parecen difíciles de concretarse.

El flamante subsecretario de Deportes, Javier Lovera, tendrá que decidir qué sucederá con estas actividades. Desde su equipo, dejaron en claro que están “estudiando con los actores del sector la factibilidad o no de su realización”.

Hace tan solo unos días, Andrés Larroque -ministro de Desarrollo de la Comunidad de la Provincia- presentó a través de sus rede sociales a Lovera, destacando que es “médico egresado de la UBA. Reconocido en el ámbito de las Ciencias del Deporte con amplia experiencia en el trabajo con federaciones deportivas y referente médico del CeNARD».

Sector Ferretero pide ser incluido en programas de ayuda económica

La Comisión Directiva de CAFAMAR analizó cómo se desenvuelve el sector durante la pandemia.

La Cámara de Ferreteros y Afines de Mar del Plata y Zona realizó una reunión virtual de su Comisión Directiva. Se analizó el desarrollo de sus actividades y la asistencia social en el marco de ayuda con donaciones al sistema de sanidad de la comunidad marplatense. Además, se resaltó el elevado sentido de solidaridad de los asociados.

Durante la reunión se consideró el impacto de la cuarentena en el desarrollo comercial del sector ferretero y el comercio minorista de proximidad, logrando al final del encuentro una serie de problemas detectados y sus posibles situaciones.

1. A pesar de que las ferreterías tienen permitidas su atención al público durante la cuarentena, las ventas de mostrador se vieron afectadas por el cierre de talleres y fábricas que debieron mantenerse son producción. Si bien se notó una leve recuperación en las ventas durante el proceso de habilitación de distintos rubros, no ha sido suficiente sumado a los aumentos de precios que acompañan la emisión monetaria y los bolsillos debilitados de los clientes.

2 – Quienes más sienten está situación, son aquellos comerciantes que no son propietarios y están sujetos al pago de un alquiler, que sumado al pago de sueldos y los demás obligaciones, están severamente comprometidos en su giro comercial. Muchos de ellos reconocieron que analizan la posibilidad de cerrar sus puertas.

3 – Las ayudas económicas comprometidas por el Gobierno Nacional, Provincial y Municipal, no son suficientes y en muchos casos no llegan al sector, precisamente, por considerar que tuvo sus puertas abiertas durante ese proceso.

Por todo lo expuesto, se resolvió solicitar, a las Autoridades del Gobierno Municipal, Provincial y Nacional:

1. Que se incluya al Sector Ferretero, en el alcance de sus considerandos para la ayuda económica, tanto para afrontar sus obligaciones comerciales, como laborales.

2 – Que se dicten normas sobre los alcances de la Ley de Alquileres, ajustadas la proporcionalidad del daño económico provocado por la política de contención de la Pandemia del COVID-19.

3 – Apelar a la consideración de los propietarios de los locales y viviendas alquilados a comerciantes del sector y sus empleados, para que flexibilicen el cumplimiento de sus contratos, condonando una parte y otorgando facilidades para su pago.

4 – Llamar a la reflexión de esos mismos propietarios, para que consideren la dificultad en lograr un nuevo inquilino, si ante las dificultades expuestas, sus locales y viviendas se desocupan y engrosan la cadena de locales vacíos de nuestra comunidad.

Desde CAFAMAR remarcaron que Mar del Plata puede y quiere regresar lo más pronto posible a la normalidad  comercial. Su comunidad ya se encuentra comprometida y participa activamente de las medidas de prevención social, para circular y evitar el contagio irresponsable del COVID-19. Está en manos de nuestros gobernantes la decisión de que Mar del Plata salga adelante de la manera que lo merece.

América supera a Europa y es la región del mundo con más infectados con coronavirus

Es por el creciente número de casos registrados en la última semana en países como Estados Unidos, Brasil, Canadá y Perú.

El continente americano superó en las últimas 24 horas a Europa en cantidad de infectados de coronavirus, con 1,74 millones frente a los 1,73 millones del Viejo Continente, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Europa, que venía siendo el epicentro de la pandemia desde mediados de febrero, fue desplazada como la región con más infectados por la Covid-19 por el creciente número de casos registrados en la última semana en países como Estados Unidos, Brasil, Canadá y Perú.

Según las cifras de las autoridades sanitarias nacionales, un poco más altas que las de la OMS, Estados Unidos está a la cabeza del listado mundial con 1,3 millones de enfermos de coronavirus mientras que Brasil, con 169.000 casos, se ubica octavo por delate de Canadá, decimotercero con 70.000 contagios.

Pese al alto número de contagios, los fallecidos por coronavirus en el continente americano son menos que en Europa, donde ya murieron 160.000 personas, muy por encima de los 100.000 que fallecieron en América.

Estados Unidos, con más de 80.000 muertos, encabeza el listado de víctimas fatales, seguido por Brasil con 11.000, Canadá con casi 5.000 y México, con más de 3.500 muertes.

A pesar de los altos números, muchos países americanos ya comenzaron a ensayar estrategias de desconfinamiento para retomar la actividad económica después del parate impuesto para ralentizarse los contagios.

Telam

Fernández: «Cuando esta situación haya pasado, podremos celebrar los logros que hayamos alcanzado»

El presidente difundió en las redes sociales una carta en la que expresa agradecimiento a la sociedad por el cumplimiento del distanciamiento social.

El presidente Alberto Fernández sostuvo hoy que cuando la pandemia de coronavirus «haya pasado y recuperemos todos los aspectos de nuestra vida, podremos celebrar los logros que hayamos alcanzado como sociedad».

El mandatario expresó agradecimiento a la sociedad por el cumplimiento del distanciamiento social a través de una carta publicada en sus redes sociales con el título «Cuidar lo conseguido».

Queridos argentinos, queridas argentinas

Quiero reiterar mi agradecimiento a cada uno y cada una de ustedes por lo que hemos logrado unidos en estas semanas. Soy muy consciente de que es un esfuerzo colectivo y conozco las dificultades que genera la pandemia en las familias y en cada persona. Todos extrañamos mucho a nuestros seres queridos.

Los argentinos y las argentinas hemos hecho un contrato para cuidarnos. Un contrato para que el impacto de la pandemia sea compatible con nuestro sistema de salud. Ese fue el objetivo que siempre nos propusimos para salvar vidas. Por eso desde el primer día de la cuarentena hemos trabajado para construir nuevos hospitales, preparar camas de aislamiento y contar con los insumos críticos necesarios. Hemos avanzado mucho y seguimos trabajando.

También desde el primer día hemos tomado medidas para mitigar el impacto económico y social de la pandemia. Soy muy consciente de esa realidad y expliqué la situación que teníamos cuando asumí. Y sabemos cómo se agrava ahora la crisis económica en todo el mundo. Por eso hemos tomado medidas económicas dirigidas a apoyar a todas las familias, a los más vulnerables, a los trabajadores, a los monotributistas y también a las pymes. El Estado está presente, acompañando y cuidando a todos los argentinos.

Desde que comenzó la cuarentena, hace más de 50 días, hemos hecho un gran trabajo colectivo y hemos obtenido los primeros logros. El más importante es haber podido reducir la velocidad del contagio. Ahora debemos cuidar esos logros.

Para saber cuál es la situación hay un parámetro muy importante: saber cuántos días demora en duplicarse la cantidad de casos. Cuando iniciamos la cuarentena, la cantidad total de casos en el país se duplicaba cada 3,3 días. Hoy, a nivel nacional, hemos logrado que se dupliquen los casos cada 25 días. Más de dos tercios de los nuevos casos son en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

En los últimos días hemos visto y escuchado a voceros de la apertura económica presionando con cualquier argumento para ponerle fin a la cuarentena, una medida que se ha tomado en muchísimos países del mundo. Pero ninguno ha logrado jamás demostrar que el fin del aislamiento haya servido a la economía. Porque, en realidad, solo ha servido a aumentar el contagio y las muertes, sin evitar el deterioro económico.

Para tomar noción basta con mirar lo que ocurre en el mundo. La pandemia tiene características inusitadas. No hay país capaz de impedir la entrada y la expansión del virus. Ya los contagiados se cuentan en millones y los fallecidos en cientos de miles. Además, se están produciendo consecuencias gigantescas en la economía global. Este año habrá una enorme caída de la producción, muchas empresas pierden valor en días o semanas, se han destruido millones de puestos de trabajo y ha bajado intensamente el consumo.

El mundo ya no será igual. Pero, a pesar de la incertidumbre, tenemos una certeza: sabemos que ha fracasado un modelo basado en la especulación financiera global. Un modelo que desprecia a la producción real, a los seres humanos y al medio ambiente. Sabemos que también ha fracasado el menosprecio por lo público y por estados preparados para proteger a sus ciudadanos. Estamos convencidos de que en el mundo por venir deberán estar en el centro los seres humanos, la justicia y la igualdad.

Un día, cuando esta situación haya pasado y recuperemos todos los aspectos de nuestra vida, podremos celebrar los logros que hayamos alcanzado como sociedad. Y también habremos aprendido nuevos hábitos de cuidado y de salud. En ese momento, recordaremos esta crisis inmensa, quizás más que otras que nos han tocado vivir. Pero atravesar la crisis es el momento más difícil. No solo por las restricciones económicas y de movilidad o por los temores por la salud de nuestra gente. Es el momento más difícil porque cuesta mucho ver que finalmente nos vamos a reponer, vamos a salir, todos juntos y más fuertes que antes.

Ahora entramos en una nueva etapa de nuestro plan. Hay restricciones que continúan vigentes en todo el país, pero podemos iniciar una apertura progresiva, cuidadosa y responsable. Cuidadosa porque iremos paso a paso, de modo paulatino. Cada semana podremos ir sumando algunas actividades comerciales, productivas o de servicios para ir activando la economía. Y es responsable porque las salidas siguen siendo exclusivamente para las actividades autorizadas.

Cuando una persona sale a la calle hoy, sale a una calle donde está presente el virus. Para ser más claro: salir a la calle es salir a buscar el virus. Todo ha cambiado desde inicios de marzo y debemos prepararnos para aprender a convivir con él.

Aprender a convivir con el virus significa que antes de construir una nueva vida cotidiana sin las restricciones actuales, necesitamos fortalecer la prevención para evitar el contagio. Por eso, es clave respetar las normas de distanciamiento social y continuar con el hábito de lavarnos las manos, evitar tocarnos la cara, usar barbijos cuando salimos, ventilar ambientes y comunicarse por teléfono con un médico o una autoridad sanitaria si tenemos síntomas. Esto último es muy importante para no producir aglomeración en los hospitales.

Todos y todas somos responsables del cuidado y cada paso que demos depende de cada uno y cada una. Si cumplimos, podremos seguir avanzando. Si hay incumplimiento, deberemos retroceder.

Cada actividad que se reinicie debe rediseñarse con criterios sanitarios. Cada persona que se reintegre a la actividad laboral o social deberá extremar los cuidados, tanto al salir de su casa como en la calle, en el trabajo y al regresar a su hogar.

Debemos hacer todo lo posible para evitar el transporte público. Todas las personas que deban desplazarse y puedan hacerlo en su propio medio de transporte estarán menos expuestas al virus. Por eso, las grandes empresas tendrán que asegurar por sus propios medios el desplazamiento de sus empleados.

Cada jurisdicción tendrá que habilitar y fiscalizar estos nuevos procesos productivos. Los grandes centros urbanos tendrán que reorganizar los horarios para evitar aglomeraciones.

El Gobierno nacional tiene la capacidad de monitoreo de los casos en todas las provincias y municipios del país, y vamos a fortalecer los mecanismos de control epidemiológico. Allí donde debamos cerrar la actividad, no tendremos dudas en hacerlo.

No será un camino lineal hacia la reapertura. La experiencia internacional indica que en algunas ciudades, establecimientos o instituciones donde hoy no hay contagio, puede haberlo en el futuro. Sabemos que tendremos más casos y que se acerca el invierno, que es cuando crecen las enfermedades respiratorias.

Ante situaciones de contagio, hay que ocuparse rápidamente de cada caso, se trate de una localidad, una institución o un barrio. Hay que seguir las recomendaciones de aislar a las personas contagiadas y a sus contactos.

Nadie quería vivir este tiempo doloroso, pero no nos queda más remedio que convivir con el virus. Por eso, lo que iniciamos es un proceso dinámico donde habrá que reducir y a veces incrementar las medidas de cuarentena.

Este es el nuevo desafío que nos pone a prueba como sociedad.

Es tiempo de cuidados, no de temores infundados. Es tiempo de evidencia científica, no de rumores. Es tiempo de solidaridad, no de estigmas.

Este es un acuerdo que hemos construido los argentinos: cuidar a todos, a todas y a todes.

Nadie se salva solo. De esta situación saldremos juntos.

Cuento con ustedes. Ustedes cuenten conmigo.